Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog A bordo del Argos
Una mirada value al mundo de la inversión

Argos Capital: Carta de Agosto 2018

Queridos Argonautas:

El 16 de Diciembre de 2010 inició su camino el fondo Argos Capital FI (en adelante “Argos”) con un valor liquidativo de 10€ por participación. A 31 de Julio de 2018 su valor liquidativo era de 14,186075€, lo que representa una ganancia del +41,86% sobre el valor inicial y un -1,47% en lo que va de año. El mes de Julio ha sido bastante movidito y no tanto por el mercado en sí, la evolución del Argos en su conjunto ha sido positiva recuperando parte de lo perdido en el año aunque aún seguimos ligeramente en negativo en un ejercicio complicado en general para los value. Al igual que en otras ocasiones los movimientos a corto plazo sólo sirven de distracción. La situación sigue complicada y por ello seguimos concentrados en el margen de seguridad y lo que os pueda insistir en la disciplina sigue siendo fundamental. La siguiente tabla compara el valor liquidativo del Argos con los principales índices:

Si hacemos la comparación viéndola en euros, tenemos que 100.000 euros invertidos en los índices o en Argos serían a esa misma fecha:

Los datos de los índices están ajustados por dividendos y splits. Los datos de Argos Capital FI son después de comisiones y gastos. Datos no auditados. Fuente www.finance.yahoo.com y www.bolsasymercados.es

COMENTARIO GENERAL

“Estoy cansado de decir que los mercados actuales permanecen enormemente caros según los estándares históricos. En una gran parte, es culpa del intervencionismo inusual de los bancos centrales, como lo fue la Gran Crisis de Deuda que explotó en 2007-08.

No creáis mis palabras, sino las de Philip Carret: ´cuando las acciones están elevadas, los tipos de interés subiendo y los negocios prosperando, al menos la mitad de un fondo debería estar posicionado en bonos de corto plazo.` Han emergido algunos pequeños lugares de infravaloración, probablemente los primeros signos de cracs en este maduro mercado alcista, quién sabe. También, en mi opinión, algo de exposición al oro puede ser una garantía. “

Fernando del Pino on Business and Investing in Spain and Beyond Manual of Ideas- May, 2018, pag 2

“Además de dicha asimetría, el efecto FAANG[Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google, nota mía] genera otro efecto perverso consistente en que las estrategias pasivas e indexadas se ven obligadas a comprar más FAANG en la medida en que éstas cada vez pesan más en los índices. Se genera un círculo peligroso de retroalimentación de tal manera que cuanto más grande, más pesa, y cuanto más pesa, más compran, subiendo las valoraciones sin causa justificada aparente.

El segundo punto, el estatus de invulnerabilidad, es interesante y da que pensar especialmente para aquellos que se apresuran a comprar lo “popular”, o como se le suele llamar de forma sofisticada en el argot financiero, “las empresas de calidad”, confundiendo “calidad” por “moda”.

¿Saben cuál era la red social por excelencia hace diez años?

No, no era Facebook. Era MySpace, con 153 millones de usuarios en el mundo, frente a los aproximadamente 50 del primero. MySpace, fundada en 2003, fue el precursor de las redes sociales como las entendemos hoy, con una popularidad tal que fue adquirida dos años después por News Corporation por una valoración de 580 millones de dólares sin apenas generar beneficio positivo, finalmente vendida en 2011 por 35 millones una vez perdida la batalla ante Facebook. Una historia fascinante, ¿no están de acuerdo?

Iván Martín- Magallanes Value Investors- Carta 2º Trimestre 2018

““Aunque ciertamente frustrante, esto no es tan inusual para una cartera compuesta de posiciones oscuras y esotéricas [se refiere a que el mercado vaya bien y él no]. Como he dicho a menudo, los socios deberían esperar periodos de rentabilidades poco inspiradoras en la búsqueda de resultados superiores en el largo plazo. Ahora y en cualquier momento nuestras posiciones subirán cuando el mercado cae o viceversa. No le presto la más mínima atención a los movimientos a corto plazo de los títulos que poseemos, mientras el negocio subyacente esté yendo dentro de lo esperado. A ese respecto, nuestras posiciones lo han hecho de forma totalmente satisfactoria. El mercado eventualmente recompensará a las empresas exitosas.”

Dave Waters- Alluvial Capital Management, Q2-2018

Los inversores deberían, pero rara vez hacen, anticipar la enorme desaceleración del crecimiento que ocurre una vez que diminutas empresas en sectores emergentes alcanzan el tamaño de gigantes en sectores maduros. No puedes simplemente mirar atrás y extrapolar. En los próximos años los inversores deberían esperar que el crecimiento de ingresos del grupo de las FAANG se deteriore hacia una tasa de crecimiento nominal de menos del 10% y, gradualmente hacia el 4%. ……………

Específicamente, las tasas de crecimiento son siempre una función en declive de la penetración del mercado. Más sorprendentemente, las tasas de crecimiento comienzan a recortar fuertemente incluso en el punto en que la tasa de penetración de una compañía alcanza el 20- 30%. Los efectos de red aceleran el crecimiento temprano, pero también causan que el crecimiento choque contra el muro más abruptamente.”

HussmandFunds- Extrapolating Growth- August, 2018

“Independientemente de las cambiantes métricas que determinan el valor de una compañía, los principales conceptos del value investing son los mismos hoy que hace 84 años cuando fue publicado por primera vez Security Analysis:

-Los inversores aún siguen modas, se vuelven emocionales y sobre reaccionan

-Lo que significa que, a veces, los precios se desacoplan del valor intrínseco

-Permitiendo que los inversores pacientes inviertan cuando el precio está por debajo del valor

-Lo que crea un margen de seguridad

Así, ¿cómo pueden los inversores hoy determinar qué fondos de inversión están rigurosamente aplicando un disciplinado proceso de value investing y cuáles están simplemente siguiendo tendencias? Las métricas relevantes para ello han evolucionado también. ………….. En Oakmark dedicamos tiempo a escribir estos memorándums porque queremos ayudar a nuestros accionistas a entender cómo pensamos sobre la inversión. En un mundo donde el valor de una empresa descansa principalmente en valores intangibles, se vuelve cada vez más difícil utilizar una “caja de estilo” [style box en el original, nota mía] para entender el concepto de inversión de un fondo de inversión. Por ello es más importante que nunca dedicar un tiempo a leer los comentarios o escuchar las entrevistas. Ello puede explicar la filosofía de inversión de un fondo de inversión mucho mejor que cualquier ratio de precio sobre valor en libros nunca hará.”

Bill Nygren Market Commentary, 2Q 2018

A lo largo del mes de Julio los mercados han seguido la senda del mes pasado, subiendo y bajando como ya resulta una obviedad pero, en conjunto recuperando parte de los peores momentos… en el caso del Argos la situación ha sido parecida aunque con peor comportamiento relativo en este mes. Otros vendrán en los que el comportamiento relativo será mejor- de hecho como los argonautas ya sabéis, os hice una broma al respecto de que el valor liquidativo que en vez de bajar como “alguien” anda comentando, hubiera subido… lo dicho: una broma- y tampoco le daremos la mayor importancia; si el movimiento a corto plazo nos hubiera importado hace ya casi ocho años desde la creación del fondo, os puedo garantizar que ni estaríamos siendo value investors ni, desde luego, habríamos logrado batir al mercado con dividendos incluidos desde la fecha real de inicio de las operaciones. Tenedlo por seguro, porque yo de trader creo que no tengo ni el blanco de los ojos.

Quiero comenzar esta Carta y estos comentarios generales dándole las gracias a Iván Martín, el magnífico inversor value al frente del equipo de Magallanes Value Investors por su permiso para reproduciros un extracto de su última carta trimestral. Comprobaréis también al leer las citas, que no es la única en el mismo sentido… a veces suceden estas cosas: que varios inversores, incluso de distintos estilos como pueden ser el value de Martín o el de HussmanFunds, llegan a conclusiones similares y casi al mismo tiempo. Un trimestre da para muy poco… así que imaginad que disfrute poder incorporar dos citas (las otras de forma indirecta también lo hacen) con un mensaje complementario.

En otras Cartas, creo que la primera fue incluso hace casi un año, os he comentado básicamente lo mismo que ellos; por un lado, sin negar la excelencia de las empresas que conforman las FAANG u otras por el estilo, siempre os he comentado que el efecto red, tan famoso para justificar la fortaleza del negocio o, en términos value su moat (su ventaja competitiva, para entendernos), que actualmente siguen teniendo de cara y les hace ser tan extremadamente admiradas y vistas por muchos como “inversiones donde hay que estar” (y casi podríamos decir que el precio no les parece importante porque las estimaciones de crecimiento son … paradisíacas: lo dominarán todo), es un efecto que con la misma facilidad puede volverse en su contra.

Al contrario que con los gigantes de antaño cuando su poder se contaba por los millones de metros cuadrados de fábricas que tenían, estos gigantes tecnológicos – no todos ellos, pero sí algunos de los más importantes- básicamente son una gran, una estupenda, una fabulosa idea… que ha alcanzado un éxito sin igual. Y el efecto red del que goza dicha idea ha llevado a sus accionistas a niveles nunca antes alcanzados. Hasta aquí todo fenomenal, pero como os comentaba en una Carta anterior respecto al efecto red, esa misma facilidad de propagación… en un sector como el tecnológico donde el cambio es consustancial, es igual de sencillo (salvo para mí, claro) que aparezca otra idea y consiga financiación y el efecto red la disparará… quizás al punto de desbancar a éstas o como mínimo hacer que las perspectivas idílicas se queden en simplemente “muy buenas”. Y aquí entra el tema del precio en cuestión. En un ejemplo que os he puesto en otras ocasiones… un Rolls Royce es un coche magnífico… y si lo compramos a precio de utilitario además es una inversión fabulosa… pero si lo compramos al precio de un yate de superlujo es un auténtico despilfarro. El precio y el valor, pueden estar alejados durante mucho tiempo… pero cuando termine siendo claro que hemos pagado mucho más por algo que vale menos, perderemos dinero. No estoy diciendo que esto sea lo que vaya a pasar con las famosas FAANG… pero sí creo que es algo que quizás merezca la pena tenerlo en cuenta.

Bien, sigamos con los comentarios generales que en esta ocasión, evidentemente, están marcados por las últimas novedades respecto al Argos y que, lógicamente, os afectan como propietarios auténticos del mismo. Como sabéis (y aquellos argonautas que aún no lo sepan o no se hayan puesto en contacto conmigo, que no duden en hacerlo como siempre os digo; ahí tenéis mi correo electrónico y mi whatsapp) a partir del 30 de Noviembre ya no seguiré en esta nave- no por capricho mío, evidentemente- y los argonautas que me habéis indicado que os vendréis a la nueva (gracias a todos, de verdad) emprenderemos la misma singladura pero con otro navío. No creo necesario explicar más en una Carta mensual cuando, además aún queda bastante tiempo. Sí quisiera dejar bien claro que estos años asesorando al Argos en Renta4 me han permitido conocer a grandes profesionales y estupendas personas en la entidad, de los cuales conservo un recuerdo entrañable. No siento animadversión alguna hacia Renta4, evidentemente me hubiera gustado que las cosas- que se intentaron torcer hace un año y pudo reconducirse- hubiera seguido igual hasta el fin de los tiempos… no ha sido así y por mi parte pienso que es una lástima que un proyecto como el Argos se haya visto truncado de esta manera. Pero la vida sigue y siempre hay nuevas rutas que poder seguir en nuestro viaje al Vellocino.

Sin embargo, algunos de vosotros me habéis pedido que explique algunas de las cosas que, como vosotros me habéis dicho, os han comentado algunos comerciales y dada la confusión e incertidumbre que ha causado en algunos argonautas que les ha animado a salirse del fondo, creo que es adecuado que os haga caso y os explique por aquí también alguno de estos puntos.

Uno de los puntos en cuestión es si un fondo- dejadme que os hable ahora a nivel general, no centrándolo en el Argos… aunque obviamente se le aplica lo mismo- es traspasable si no tiene los 500 partícipes famosos. Bien, vayamos al principio.

La figura jurídica que permite la legislación para gozar de una tributación específica y muy favorable en España es la IIC, esto es: la Institución de Inversión Colectiva. Para ello, para que se considere “colectiva” ha de tener al menos cien partícipes (que en el Argos sois los argonautas). Si no tiene cien partícipes la legislación fuerza dos alternativas: o se incrementa el número de partícipes, mediante la entrada de nuevos inversores o mediante la fusión con otra IIC que, en conjunto, superen el mínimo de los cien partícipes o se cierra la misma y desaparece como tal IIC. ¿Todo bien hasta ahora? Sigamos.

La forma de ser IIC en España es doble, unas son las sicav y otras son los fondos. Ambas, para ser IIC deben tener mínimo esos cien partícipes. Las sicav son IIC con personalidad jurídica y los fondos son IIC sin personalidad jurídica. Esto, que parece que no es importante, lo es y mucho. Veréis, se supone que las sicav son “el vehículo de los ricos para que no paguen impuestos” y aunque hay parte de razón en el mal uso- en el sentido de no seguir el espíritu del vehículo, sólo su letra, favoreciendo sólo a unos pocos- no es totalmente cierto. Para que os hagáis una idea, la inmensa mayoría de lo que comúnmente llamamos “fondos extranjeros o de gestoras extranjeras”, por ejemplo un fondo de Fidelity o de JP Morgan o de…. (no es publicidad, que conste) aunque lo consideremos o lo llamemos “fondo” en realidad están constituidos en Luxemburgo o en Dublín con estructura de sicav… es decir, millones de españoles- no todos ricos- están invirtiendo en sicavs y, por supuesto tributando lo que les corresponda por ello.

Sin embargo, las sicav se dice que necesitan 500 partícipes para ser traspasables… ¿es cierto? Sí, claro que lo es. Hace años, nuestros políticos que siempre están a la que salta, quisieron ser más progres que ninguno y decidieron que para que el ricachón que tenía varios millones de euros en una sicav donde mandaba él y sólo había otros 99 figurantes- los famosos “mariachis”- se fastidiara si quería traspasar su dinero ….iba a tener que pagar impuestos como todo hijo de vecino. El objetivo, dentro de la visión populista e intervencionista de nuestros políticos, era ideal: “a los ricos les tratamos como a los pobres”…. Si quería traspasar su dinero ahora tendría que conseguir 499 mariachis y no sólo cien. Ya estaba: fastidiado como un mortal más. … Ya, y un jamón. Veréis, lo curioso es que uno se marcha de un vehículo de inversión por muchos motivos, pero el principal sería que no le están gestionando bien su patrimonio…¿de acuerdo todos en esto? Sigamos...

El “pobre” rico que no esté contento con cómo le gestionan “su” sicav en tal entidad, según los políticos tendría que verse forzado a tributar si no tenía 500 partícipes con dicho cambio, sin embargo lo bueno de una sicav es que no pertenece a la entidad… al ser una persona jurídica es movible, la puedes traspasar sin problemas… sólo necesitas cambiar al gestor (esta entidad por esta otra) y si quiere también el depositario (éste por aquél)…. Vamos que quien no necesita moverse, trasladar su dinero es el rico… ya que lo que hace es mover la sicav en sí.

Con un fondo esto no ocurre así- como acabamos de ver con el Argos aunque otras entidades gestoras sí han permitido el traslado del fondo correspondiente-, el fondo pertenece a la gestora (hablo del vehículo, no del patrimonio que es de los inversores… y estos son libres), pero al no ser una IIC con personalidad jurídica como la sicav, las cosas que las sicav permiten a los ricos no se permiten en un fondo… por lo que no era necesario cambiar la legislación respecto a los fondos y por tanto a éstos, no se les aplica lo de los 500 partícipes. Con que un fondo tenga cien partícipes es traspasable siempre.

¿Siempre? ¿Y si quedaran menos de cien partícipes en el fondo? Tampoco habría problema… al tener menos de cien partícipes, la CNMV advertiría a la gestora en cuestión que si permanece esa situación durante equis tiempo, o bien le meten más clientes o bien lo fusionan con otro fondo o lo cierran. ¿Y sabéis lo gracioso? Fusionar un fondo con otro, cerrarlo… ambos eventos son hechos relevantes y ello da derecho a los partícipes a traspasar su posición en dicho fondo a cualquier otro sin efecto fiscal. No lo digo yo… es así por la propia legislación, precisamente para proteger a los partícipes. Por lo que aunque en un fondo quede un solo partícipe, éste podrá traspasar su posición a donde le apetezca- y por supuesto si su opción es reembolsar, puede hacerlo y después hacer con su dinero lo que crea conveniente. Resumiendo, un fondo de inversión- el Argos Capital o cualquier otro de la gestora actual o de cualquier otra gestora- es traspasable siempre. El otro punto que me habéis pedido que os aclare hace referencia al valor liquidativo, ya que, a alguno, como me habéis dicho, os han hablado del riesgo de que el valor liquidativo del Argos “pueda caer si se producen muchos reembolsos o traspasos”.

Bien, creo que es conveniente también aclarar este punto y como en el caso anterior, dejadme que os hable desde una perspectiva general para que os pueda servir como guía para cualquier fondo en el que estéis invertidos y no sólo el Argos. El valor liquidativo de un fondo de inversión representa el precio de los títulos que ese fondo tiene en cartera a precio de mercado y ponderados por el peso de cada título en la misma. Esto es, si tuviéramos un fondo con una única acción y ésta cerrase hoy a 12€, el valor liquidativo de dicho fondo sería precisamente esos 12€ (descontando luego el coste diario de la comisión de gestión y depósito y demás costes). Si mañana la acción subiera a 12,50€, éste sería su nuevo valor liquidativo. Y, al contrario, si cayera el valor liquidativo también reflejaría dicha caída. En los fondos de inversión ocurre algo curioso: cada vez que un nuevo inversor invierte o incrementa su posición actual… se crean nuevas participaciones, de forma que se reparta la cartera entre todos incluyendo al nuevo- sin perjuicio de los demás y sin beneficio para los demás. De la misma forma, si un inversor abandona el fondo- por traspaso o reembolso- sus participaciones se “destruyen”, para no perjudicar a nadie ni beneficiar a nadie. Esto es así en todos los fondos de inversión que en general podéis adquirir en España.

¿Y si todos los inversores de un fondo- pongamos cinco mil partícipes- decidieran vender mañana mismo? ¿Habría algún problema?... pues depende. Si los títulos en cartera son totalmente líquidos imaginad una cartera de un fondo monetario con varios cientos e incluso miles de millones de euros en letras, repos y otros títulos de renta fija a corto o cortísimo plazo- no habría ningún problema en venderlos y realizar las órdenes que los inversores deseen: traspaso o reembolso directo (porque pueda interesarles el efecto fiscal del movimiento). Suponed que tenéis un fondo compuesto de algunas acciones y el resto letras del Tesoro (o si lo preferís todo Letras del Tesoro) por un importe de cien millones de euros… pongamos un porcentaje del 30% en acciones- una media de diez acciones supondría un 3% del patrimonio del fondo o sea tres millones de euros por acción- y el resto en letras. Si las diez acciones son, por ejemplo: SAN, BBVA, TEF, Google, Facebook, BMW, BRK-A, FER, BP y REP, vender a lo largo de una sesión un importe por acción de tres millones de euros… es bastante sencillo y desde luego el bróker de una entidad no tendría el más mínimo problema en realizar esas ventas a lo largo de una sesión de mercado. Evidentemente los otros 70 millones de euros en letras del Tesoro… muchísimos menos problemas, ya que 70 millones suponen una gota en el océano que representa la negociación diaria en el mercado monetario, que es de varios miles de millones de euros al día. Evidentemente si los cien millones fueran todos títulos de letras del Tesoro… tampoco habría ningún problema para ningún bróker en vender en mercado ese importe en un día y, por supuesto, sin afectar al precio de mercado.

Ese “sin afectar al precio de mercado” es la parte que nos interesa ahora. Dado que el valor liquidativo se construye con el precio de mercado de los títulos de la cartera, si hay valores poco líquidos en ella, unas órdenes masivas pueden originar problemas para realizar esas ventas sin afectar al precio de mercado. Tened en cuenta que una entidad financiera está obligada a cumplir las órdenes de sus clientes en tiempo y forma… si no lo hace, su bien ganado prestigio puede desaparecer como por ensalmo y además tener que afrontar posibles multas y penalizaciones. Nadie quiere eso. Por lo que todas las entidades intentan cumplir las órdenes de los clientes tal y como ellos lo solicitan y en los plazos que indica la ley. Han de cumplirlas tanto si las peticiones de reembolso o traspaso son referentes al 3% del patrimonio (o clientes) como si es el 100% de los mismos.

¿Dónde puede haber problemas? Pues como siempre, en aquellas situaciones en las que o el fondo no cuenta con liquidez suficiente para ofrecer dicha posibilidad a quien desee salirse (un inciso, como sabéis la política del Argos ha sido siempre tener bastante liquidez, generalmente muy superior a la de otros fondos equivalentes en su concepto de inversión. Y como os he dicho anteriormente, por ejemplo en la última Carta, estaba en el proceso de ir incrementando la liquidez hacia niveles nunca vistos desde hacía años… esa decisión, tomada antes del cambio de condiciones que se me ha planteado y que ha llevado a la decisión de tener que cambiar de navío, sigue vigente por supuesto) o en aquellas donde los títulos de su cartera son muy ilíquidos y no son capaces de salirse en tiempo y forma sin afectar al precio de mercado.

Naturalmente, pensar que yo voy a permitir que algo así pueda afectar a los argonautas es no conocerme. Es algo que he tenido claro desde que hace casi ocho años se creó el Argos… todo aquel que tuviera que salirse del fondo siempre tendría liquidez. Y evidentemente, resulta decepcionante que alguien piense que un inversor que se precie de serlo, va a tener como objetivo que el valor liquidativo del valor de la cartera que tiene entre manos se desplome o que pueda perjudicar a los inversores. A veces da la sensación de que hay gente que uno pensaba que sí tenía interés en conocer cómo funciona el Argos y se leía- y entendía- las Cartas… y resulta que no es así. Lo dicho, una decepción… pero lo volveré a repetir ahora.

En palabras de Warren Buffett, que he citado hasta la saciedad, la primera regla para invertir es no perder dinero. Y la segunda, no olvidarse de la primera regla. Que alguien piense que en estos casi ocho años en el Argos yo he sido capaz de olvidarme de ambas reglas- o que se me vayan a olvidar ahora- demuestra que quien no las tiene para nada presentes son quienes acusan de que algo así pudiera suceder. Y no sólo en el Argos…. No conozco a ningún inversor digno de tal nombre- el propio Iván Martín podría ser un estupendo ejemplo- que se quede de brazos cruzados viendo como el valor liquidativo puede tener el riesgo de desplomarse… y no hacer nada. ¿De verdad hay instituciones o comerciales que pueden pensar algo así? Me parece mentira… y dado que tampoco va a suceder en ningún fondo que conozca, no voy a perder ni un minuto en pensar que alguien está comentando este tipo de situaciones como algo “probable”, ya que eso implicaría por mi parte pensar que esa persona es un ignorante: tanto del inversor, del funcionamiento del valor liquidativo, de las reglas de la inversión como del propio comportamiento de los propios inversores.

De verdad… a veces a uno le llegan noticias en las que es preferible indicaros dónde está el fallo en lo que os han podido contar y no en ir a discutir con tal o cual persona. Es una pérdida de tiempo una solemne pérdida de tiempo- y ni vosotros ni yo estamos para eso.

El explicar estos temas en la Carta, insisto, se debe a que varios me lo habéis pedido porque os lo comuniqué mediante mail y whatsapp en persona cuando surgió, pero como decíais, si leerlo aquí sirve para que otros inversores- sean argonautas o no- comprendan mejor cómo funciona su fondo de inversión lo doy por un tiempo bien empleado el repetirlo.

ALGUNAS OPERACIONES

Hasta la confirmación por parte de Renta4 de que no admitía el traslado del Argos a otra entidad – cosas veredes, amigo Sancho- realizamos un par de operaciones de signo contrario, como os comenté a los argonautas de los que tengo sus datos- por cierto, gracias a los que os habéis animado a contactar conmigo… ¡cada vez somos más argonautas en relación!-, que son por un lado deshacer la posición que habíamos comenzado recientemente en SMART METERING SYSTEMS (SMS) – lo que por cierto es otro recuerdo de que no es conveniente “comprar tal empresa porque tal inversor lo ha hecho”: a veces nos equivocamos y en otras ocasiones la tesis de inversión inicial cambia de golpe y decidimos cambiar de parecer. Esto último es precisamente lo que ha sucedido con SMS… La idea inicial se basaba, entre otras cosas, en una perspectiva de plazo que se ha visto alargada en el tiempo por parte del regulador. Tras pensarla de nuevo, he creído que merecía la pena utilizar ese dinero en otra alternativa más atractiva y asumir las pérdidas correspondientes.

Como os indiqué en su día, comentar los errores no es plato de gusto, pero es lo mínimo que los argonautas merecéis. Lo he hecho siempre y seguiré explicándoos los errores siempre. Recordad también una cosa, hay errores directos… no hemos entendido bien la empresa y creyendo que sí, hemos invertido pagando más de lo que realmente vale. Cuando nos damos cuenta, asumimos la pérdida y continuamos la búsqueda. A veces el “error” viene provocado por fuera- como en este caso por una modificación de las exigencias regulatorias- y es algo que no queda más remedio que asumir. El que el precio caiga….no es una prueba de un error en el análisis. Casi al revés, en muchísimas ocasiones- como diría Pabrai- podemos ver que empezamos a invertir en una empresa y no hace otra cosa más que caer y caer (nosotros lo vivimos, por ejemplo, con Ausdrill… y luego se dio la vuelta dándonos la razón al análisis inicial). Esas caídas de precio, que se reflejarían en el valor liquidativo con bajadas del mismo, son normales… de la misma forma que una subida en el precio a corto plazo tampoco es indicativo de que somos unos genios y no hacemos más que marcar goles.

Vamos a hablar ahora de la que fue nueva posición del fondo: EXOR es una gran empresa italiana, el grupo holding perteneciente a la familia Agnelli y accionista mayoritario, entre otras de FIATChrysler o de Ferrari, que aprovechando el recorte del precio de su cotización en el mercado- muy por debajo de su valor y de los máximos anteriores- hemos aprovechado para incorporarla. (Lástima la corta vida que ha tenido, claro).

Como la Carta se alarga y estamos en Verano tampoco quiero incordiaros más en este mes. Simplemente indicaros que, evidentemente, el valor intrínseco de EXOR es muy superior al precio al que la adquirimos (incluyendo el posible “efecto holding” que le penaliza) y que las perspectivas de sus participadas se prevén estupendas. La caída en mercado, para que entendáis porqué es importante tener liquidez siempre, fue el repentino fallecimiento del CEO de FIAT-Chrysler que ha asustado a muchos inversores haciendo que la cotización cayera. Ahí aprovechamos nosotros para invertir… las perspectivas evidentemente era mantenerla en cartera durante bastante tiempo (hablo de años, no de semanas ni meses), y eso ahora ha cambiado completamente. La empresa sigue siendo estupenda y a esos precios, más….una lástima haber tenido que deshacerla… pero el interés de los argonautas va siempre por delante de cualquier otra consideración. Quien tenga oídos para leer- como dicen los Evangelios- que oiga.

Podría seguir comentando el resto de las disminuciones parciales que hemos realizado. Simplemente indicaros que a la fecha en que os escribo (5-8-2018) la liquidez ha subido hasta el 20% en números redondos y, como os indiqué en la Carta anterior (A.d.N.C.) la intención sigue siendo ir incrementando dicho porcentaje.

VARIOS

El nivel de liquidez actual- contando el REIT belga- ronda el 20% y estamos incrementándolo paso a paso. Contamos con unos 670 argonautas de toda España (en Agosto del 2017 éramos 490 argonautas… por eso os he dicho que lo que está sucediendo no me preocupa lo más mínimo: estaba contemplado- e incluso se está produciendo a un ritmo inferior al esperado) y unos 9.700.000 euros bajo gestión debido no a una caída del valor liquidativo como os digo sino a esa situación en la que a varios de los argonautas se les ha recomendado salirse… esa incertidumbre o presión- como algunos me habéis comentado- ha terminado perjudicando a todos los argonautas sin un motivo real, haciendo que todos tengamos que tener todo el patrimonio invertido sin ningún tramo en una comisión más baja- me refiero, obviamente a la rebaja que efectúo en mi comisión al pasar de tramos de patrimonio, como todos sabéis.

Como podéis observar en el gráfico final, el valor intrínseco de la cartera se ha incrementado ligeramente, en especial por la incorporación de una nueva empresa y por la reducción, temporal, de la liquidez. El valor liquidativo del Argos es equivalente a comprar un billete de cien euros por 59,48€, lo que supone que el margen de seguridad de nuestra cartera sigue representando la posibilidad de adquirir los activos del Argos a un precio muy atractivo… pero creo que esto ahora mismo puede no ser lo principal, como todos sabéis.

A lo largo del mes pasado, escribí un artículo en Rankia respecto a los nuevos argonautas que estaban incorporándose al Argos. Como siempre agradeciéndoles su confianza, pero también recalcándoles que se pusieran en contacto conmigo para poder adjuntarles las Cartas desde el inicio para que puedan comprender bien en qué consiste el Argos y se aseguren de que es el vehículo donde deben estar. Desde entonces, varios de los nuevos argonautas- y alguno que llevaba más tiempo en el Argos- se han puesto en contacto. Animaros los que aún faltáis por conocerme.

Como siempre agradeceros nuevamente vuestra confianza y apoyo continuado

PD: Cada cierto tiempo tendréis mi artículo en http://www.fundspeople.com/gente/miguel-de-juan57607/blog/ o en https://www.finect.com/blogs-financieros/mdejuan/ o en http://www.rankia.com/blog/abordo-del-argos

Miguel de Juan Fernández

ARGOS CAPITAL FI

[email protected]

+34 682 808 821

  1. #1

    Isivor

    Extraordinario artículo. Muchas gracias por sus aportaciones y por el trabajo realizado. Siempre se aprende mucho de excelentes personas como usted, comprometidos gestores y mejores personas. Una lástima que a veces no se compense lo suficiente la entrega. Ánimo en su futura " Aventura ".

  2. #2

    Miguel de Juan

    en respuesta a Isivor
    Ver mensaje de Isivor

    Gracias @isivor.... recordad que una cosa son los artículos y otra las Cartas del Argos- como ésta- que son mensuales y no sobre aspectos generales sino sobre el fondo. Pero muchas gracias, desde luego. Mi recompensa ya me la dan los argonautas,... nadie más que ellos tiene poder sobre esa situación, y me están demostrando dia a día- incluso personas que hasta ahora no eran argonautas y se vienen al nuevo- que merece la pena dar la cara por ellos y defender la palabra dada. Algún día os contaré cómo son algunos de los argonautas.... os sorprenderá no sólo la relación que tenemos sino sobre todo el enorme afecto que me tienen (yo creo que inmerecido... porque es mucho!, algo sí, pero tanto, tanto... exageran jajaja)
    En cualquier caso, la nueva "aventura" como la llamas sigue siendo la misma, navegar con los argonautas en la misma senda, independientemente del nombre del navío que nos lleve. El otro día, en broma claro, les decía a alguno de ellos que seguirían siendo "argonautas: reyes, príncipes y héroes" independientemente del nombre del nuevo fondo, aunque se llamara "Compañía Ferroviaria de las Islas Fidji Value Fund y la madre que lo trajo", ellos seguirían siendo ARGONAUTAS... y la verdad, no hay inversores mejores que ellos.

  3. #3

    Checho 54

    en respuesta a Miguel de Juan
    Ver mensaje de Miguel de Juan

    Hola Miguel,

    siempre sueles llevar algún REIT en cartera ¿Sueles tener facilidad para encontrar valor en ellos? ¿Te ves con un fondo inmobiliario?

    ¿Cómo haces la valoración de un REIT?

    Un saludo.

  4. #4

    Miguel de Juan

    en respuesta a Checho 54
    Ver mensaje de Checho 54

    Hola Checho54,... en realidad el REIT que llevamos en cartera es el que tenemos desde el inicio y como en su día expliqué lo tengo como "placeholder", es decir... en vez de tener ese dinero en liquidez al 0%, prefiero tenerlo en esta opción que nos está generando rentabilidades promedio entre el 10-13% anual (dependiendo de cómo esté la cotización). He tenido algún otro REIT, pero no con la misma intención y salió muy bien para los argonautas... si no recuerdo mal obtuvimos una TAE del 14-15%.
    No me veo ni con un fondo inmobiliario ni con ningún otro tipo de segmentación... creo que si las empresas que me gustan son mi primera opción, "eso" es lo que debo comprar a los argonautas, por eso tampoco tengo un fondo ibérico ni nada por el estilo. Lo que esté en el Argos (o en el fondo nuevo se llame como se llame) será lo que más me atraiga independientemente de dónde esté o a qué sector pertenezca.
    En este caso era sencillo: obteníamos por dividendo casi un 7% anual... y tenía claro que obtendríamos algo más por plusvalía. Imagina que tienes un bono de cupón creciente y al que, en el futuro y con suerte, le puedes terminar vendiendo por encima del nominal.
    Un abrazo

Autor del blog

  • Miguel de Juan

    Tras trabajar en diversas entidades de banca privada -Morgan Stanley, Citibank, Banif y Barclays Gestion de Patrimonios- en Noviembre de 2007, coincidiendo con la última carta a los inversores que conforman el libro "El lemming que salio raro", decido abandonar la banca privada y dedicarme al asesoramiento de un único vehículo: el fondo Argos Capital FI.

Envía tu consulta


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar