"Invertir sin trabas y sin conflictos de interés", entrevista a Miguel de Juan

1

En este post hemos conseguido capturar las ideas clave que subyacen en el fondo Argos Capital. Miguel de Juan nos explica que el sistema bancario no le permitía pensar con independencia, por lo que decidió crear un fondo propio para invertir sin trabas y sin conflictos de interés. 

Argos Capital

 

¿Cómo surgió la idea de crear un fondo propio?

 
En primer lugar déjame daros las gracias a Rankia por esta nueva oportunidad de hablar de lo que, en estos momentos, es mi pasión, el Argos. Dado que me encanta hablar sobre temas de inversión para mí es un placer. La idea vino hace bastante tiempo,...de hecho aún estaba trabajando en banca, creo que en Citibank en el año 2001-02, cuando coincidí con un amigo de otra entidad en un curso sobre banca privada y hablando sobre los problemas del sector y lo que debería ser nuestra labor o dónde podíamos aportar valor,...la conclusión fue que en banca lo teníamos muy complicado porque el sistema no permitía pensar con independencia
 
Tras esa conversación inicial, le fui dando vueltas y años más tarde llegué a la conclusión que me gustaba estudiar y valorar empresas,...la mayoría de las veces de forma contraria a lo que “el mercado” estaba promocionando. En cuanto leí el primer libro sobre Buffett (The Warren Buffett Way de Roger G. Hagstrom) le vi todo el sentido. Al final, pasados los años- ya estábamos en 2010- y tras haber pasado por años estupendos y superar con cierta tranquilidad los años iniciales de la Crisis, varios clientes me plantearon el porqué no me ponía por mi cuenta.
 
Su confianza así como la situación interna dentro del banco hizo que optara por lanzarme a ello; hablar con varias entidades, establecer los parámetros de lo que yo aportaba: clientes y el “trabajo duro”, decidir el nombre (que yo había registrado años atrás) y decir adiós al banco y comenzar. En resumen y como explico en la Carta de Lanzamiento del Argos, el objetivo con él era crear un vehículo que nos permitiera poder invertir sin trabas y sin conflictos de interés. Creo que todo ello se ha logrado y está funcionando bien.
 

¿Cuál es la filosofía de gestión que pones en práctica en Argos Capital?

 
Es cien por cien value investing, pero dado que hay bastante confusión o, dicho de otra forma, hay bastantes estilos de enfocarse dentro del value, generalmente yo lo defino como enfoque Buffett- Graham, indicando con ello que, en líneas generales, estoy más cómodo con el estilo de Buffett que con el del propio Graham,...y ambos nos han funcionado muy bien. Otra de las diferencias respecto a la mayoría de los fondos value es que mientras ellos se centran casi al cien por cien en invertir en títulos de renta variable, por mi parte puedo invertir también en activos de renta fija,...y lo he hecho. Sin embargo, NO es un fondo mixto en su concepción. La idea es que sea lo suficientemente flexible como para poder estar invertido en aquello que nos ofrezca suficiente margen de seguridad, independientemente del tipo de activo.
 
Lógicamente a largo plazo el peso principal estará en bolsa, pero nuestro nivel de liquidez o de renta fija puede fluctuar si encontramos mejor esa opción que la alternativa de comprar algo que pensamos caro, simplemente porque “tenemos” que estar en bolsa. Esto no es ninguna crítica hacia los demás fondos, por supuesto, pero leyendo a Buffett, Graham, Klarman y otros grandísimos inversores vemos que no hay ningún impedimento en el estilo value que impida invertir en renta fija.
 

¿Para qué tipo de inversor crees que es adecuado el fondo?

 
En realidad y que nadie vea en estas líneas una recomendación de invertir en el Argos, el tipo de inversor para el que es adecuado es, precisamente, para aquellos que comprendan el enfoque o el estilo de inversión value. Es decir, no pueden pretender que se logren altísimas rentabilidades en el corto plazo (y ojito a los traders: por corto plazo no hablamos de un par de días), deben ser inversores que comprendan que cuanto más caen los mercados, más barato y por tanto menor riesgo tenemos al comprar, que no esperen que considere la volatilidad como riesgo, que entiendan que estamos haciéndonos socios accionistas de las empresas reales en las que invertimos, que no esperen una elevada rotación de la cartera- sino sólo cuando pienso que necesito hacer un movimiento; citando a Buffett “No nos pagan por ser activos, sino por tener razón”,....en resumen, el tipo de inversor que se encontraría cómodo en el Argos es aquel que conozca el enfoque Buffett- Graham y que espere recibir toda la información con total transparencia e ingenuidad (Buffett dixit) que, desgraciadamente, casi nunca se da. 
 
Honestidad en la comparación con los índices, incluyendo los dividendos reinvertidos en éstos, espíritu de partnership como indico en la Carta de Lanzamiento.
 
¿Cómo se ha comportado el fondo desde sus inicios?
 
Ha habido dos periodos fuertemente diferenciados. El primero que podríamos calcular desde sus inicios (tanto oficiales como reales) hasta prácticamente Septiembre de 2013,...en esos más de dos años y medio logramos batir al índice (no de referencia, puesto que no existe como tal, pero sí como indicador de lo que un inversor pasivo habría podido lograr por sí solo); fueron unos años bastante complicados, sobre todo al inicio ya que al mes de comenzar oficialmente la singladura del Argos, el índice ya subía un 10% y nosotros aún no habíamos empezado a operar,...había que recuperar esa diferencia lo antes posible. Y se logró.
 
La segunda etapa, desde Octubre 2013 hasta hoy ha sido positiva en cuanto a que hemos seguido incrementando el valor de la cartera y el patrimonio de los argonautas, que por cierto, son los únicos “partícipes” de fondos de inversión que no son meros “partícipes”, ellos tienen nombre: son argonautas y por tanto, reyes, príncipes y héroes. Sin embargo, mientras que la evolución en términos absolutos ha sido positiva, no lo ha sido en términos relativos dado que cuando los mercados (no el americano que no ha dejado de subir desde que comenzamos con esta aventura) comenzaron a dispararse nosotros, pese a subir, nos hemos quedado descolgados. 
 
No es algo que haya pillado por sorpresa a los argonautas ya que, desde hace tiempo, les he venido advirtiendo de ello. En palabras de Buffett, creo que “batiremos al mercado cuando éste tenga rentabilidades mediocres o negativas y nos quedaremos por debajo cuando el mercado obtenga fuerte rentabilidades”,...si a él le ha funcionado bien, no creo que a nosotros nos vaya a ir precisamente mal.
 

¿Cuáles crees que han sido tus mayores aciertos? ¿y errores? ¿por qué?

 
El mayor acierto, aparte de haber dado el paso de comenzar el Argos con Renta4, y ciñéndonos al ámbito de las inversiones creo que ha sido el mantener el foco en el proceso de inversión, esto es, leer, estudiar, analizar, descartar, valorar e invertir cuando encontraba suficiente margen de seguridad,...independientemente de la opinión del mercado; el no sucumbir demasiado a las ganas de realizar plusvalías en el corto plazo, lo que nos ha permitido dejar que algunas de nuestras empresas, auténticas componedoras de valor, hayan seguido en cartera dándonos una estupenda rentabilidad.
 
Entre los errores, por supuesto la inversión en un bono corporativo de una empresa alemana, en el que incluyendo los cupones cobrados nos supuso una fuerte pérdida en esa inversión- y tuvo un efecto importante en el conjunto del fondo-, otros “menos dolorosos” son los típicos de realizar plusvalías demasiado pronto que aunque la rentabilidad obtenida fuera estupenda de haber esperado un poquito más nos hubiéramos visto aún más beneficiados.
 

¿Qué destacarías de la situación macroeconómica actual?

 
Siguiendo el ejemplo de Buffett y otros grandes inversores value no le doy importancia a la macro- de hecho insisto a los argonautas en que se alejen del ruido de las noticias macro porque suponen más inconvenientes que ventajas,...aunque puedo estar equivocado, naturalmente-, pero evidentemente es casi imposible no ver lo que determinadas instituciones están llevando a cabo y no me gusta. A nivel inversor, si puedo encontrar empresas baratas donde poner el dinero de los argonautas no me preocupa si los tipos van a subir o a bajar,...el ajuste ya lo he realizado yo antes, para entendernos. Sin embargo, lo que los estados y bancos centrales están haciendo me resulta preocupante. En el libro El lemming que salió raro (Ed. Eje Producciones Culturales, 2012) comentaba que esta crisis me recordaba- no por haberla vivido, evidentemente- mucho a la Gran Depresión,...no se estaba haciendo exactamente lo mismo que entonces, pero sus efectos están siendo muy, muy parecidos.
 
Es una situación preocupante, la verdad. Y lo peor, como he comentado tanto en la Carta de este mes como en alguna anterior, es que los inversores parece que están actuando como si no hubiera sucedido nada....forzados a ello, en gran parte, por la represión financiera que han llevado a cabo los bancos centrales.
 

¿Has aprovechado la volatilidad de estos meses para incluir o incrementar algún valor en la cartera?

 
Sí; aproveché tanto para realizar plusvalías en una de nuestras empresas y, con esta liquidez, reinvertí tanto en dos de las que ya teníamos en cartera y en otra compañía nueva,....”desgraciadamente” ésta última ha subido desde que la hemos comprado por lo que no he podido seguir incrementando posiciones,....veamos si hay suerte porque, como inversores, los argonautas queremos comprar y queremos precios bajos,...tenemos liquidez suficiente para aprovecharlo.
 

¿Qué esperamos de las bolsas en los próximos meses?

 
Personalmente no espero nada. Al igual que con la macro no me planteo lo que el mercado va a hacer en los próximos días o meses. Desde hace tiempo, creo que la primera referencia fue en el libro, he comentado que los value no hacemos market timing hacemos value timing  (“palabro” que, creo, me inventé yo porque no se lo he visto a nadie más) y en el que el concepto sería que, entendemos que el “mercado” está barato cuando encontramos suficiente margen de seguridad y viceversa. Es el margen el que debe guiarnos sabiendo, además, que puede seguir ampliándose (cayendo) antes de que nos den la razón. En ese sentido, personalmente encuentro poco margen de seguridad,...hay cosas baratas, pero no es la situación general y, en ese sentido los inversores deberían recordar que gran parte de la buena “valoración” actual de las acciones deriva de unos tipos de interés artificialmente bajos,...y eso no durará para siempre.
 
¿Qué recomendarías a los Rankianos para tener un buen 2015 en sus inversiones?
 
La recomendación seguiría siendo la misma. Inviertan en acciones de empresas de las que quieran ser socios teniendo en cuenta el precio que pagan por ellas, eviten en lo posible salirse de su círculo de competencia y si no lo ven claro, pasen página. Mantengan suficiente liquidez pese a que “no nos da rentabilidad”, porque la importancia de la liquidez la veremos nítidamente cuando más falta haga. No sigan las últimas modas de inversión o al gurú al que le ha ido fenomenal en los últimos doce meses. Lean mucho, sobre todo a Buffett, Graham, Klarman o Marks y aprendan cada día. Respecto a la inversión o selección de fondos, cada vez estoy más convencido de la importancia del autor del fondo, lo he escrito en el pasado y, viendo el historial de estos genios, la convicción cada vez tiene más sentido.
 
Un placer y un abrazo a todos.
  1. #1
    03/12/14 13:08

    Afortunadamente están saliendo nuevos fonos mixtos interesantes como Argos. Ahora el tiempo es el que dará y quitará razones. El criterio value investing es el que es, pero no podemos estar en la habitación con los analistas cuando lo aplican que es la clave. Así que investigar sobre quién hay detrás es clave. Gracias a Miguel de Juan por sus palabras.

    https://www.rankia.com/blog/fondos-inversion/2538640-comparativa-fondos-mixtos-flexibles-por-que-espana-flexible

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar