Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Conceptos para el análisis de estrategias: el coste de oportunidad

Una de las características que hacen peculiar a la operación en bolsa es que el resultado de nuestro trabajo se muestra mediante un  porcentaje. Normalmente cuando se realiza un trabajo se gana un importe fijo. Pero en una estrategia puesta en el mercado lo que ganas o pierdes es un porcentaje del dinero que has puesto encima de la mesa. Y el dinero, que duda cabe, es un recurso limitado. De ahí la importancia del concepto que vamos a tratar: el coste de oportunidad.


 

La idea es sencilla: partiendo de un entorno en el que tenemos diferentes alternativas para sacar rendimiento de nuestro capital el coste de oportunidad es el coste correspondiente a la alternativa más rentable NO elegida.


Vamos con un ejemplo: disponemos de un dinero, 25.000€, que podemos poner en un fondo garantizado al 3% o invertirlo junto con otros socios en un pequeño negocio. La decisión dependerá de si el riesgo adicional que nos proporciona el negocio es equilibrado con el beneficio adicional que nos genera. Una alternativa está encadenada con la otra.

Si los fondos garantizados estuviera al 7% es difícil  que compense meterse en la aventura del negocio. Pero en el caso de que estuvieran al 0.5% el coste de oportunidad sería tan bajo que seguramente si nos animaremos a invertir. Es una máxima de macroeconomía, el dinero barato calienta la economía.


Apliquemos esto a la operación en bolsa. Inicialmente hay que determinar cual es el coste de oportunidad que tenemos enfrente. No tiene que ser forzosamente un fondo de inversión o un producto institucional, debe ser la mejor alternativa desechada. De esta alternativa hay que analizar su riesgo real y compararlo con el de la alternativa elegida, y sobre esto calcular el margen que compense la diferencia. De la misma manera que en el caso del negocio.


Cada uno tendrá tendrá una operativa personal y un coste de oportunidad diferente pero el uso de este concepto nos va a ayudar a determinar nuestra rentabilidad objetiva. De hecho una mismo porcentaje anual de beneficios puede ser bueno o malo dependiendo en buena parte del coste de oportunidad asociado y del riesgo que corramos para alcanzarlo.

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar