Educación en la OCDE e informe PISA

Este contenido tiene más de 11 años
El tema de la educación lleva atrayendo mi atención desde el momento en que descubrí la existencia del informe PISA, o en sus siglas españolas, Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes. En él se evalúan, cada tres años, las aptitudes lectoras, en matemáticas y ciencias naturales de unos 5000 - 10000 estudiantes, de más de 60 países.

Los resultados de este informe no dejan a nadie indiferente. Conocidas son las malas calificaciones que reciben los estudiantes de muchos países desarrollados, de los que se podría esperar mucho más. Aquí se puede ver el último informe disponible, el de 2006. Las pruebas de 2009 ya se han realizado, pero los resultados del informe saldrán a la luz este año.

Pienso que gracias a esta publicación se ha hecho famosa la educación finlandesa, que obtiene entre el primer y segundo puesto en todos los tests de 2006. Cabe preguntarse por qué, y en qué se equivocan los demás países. No es una pregunta fácil de responder, hay gran cantidad de publicaciones que se centran en factores diferentes. Aquí hay un artículo de Javier Melgarejo Draper, donde resume el estudio llevado a cabo en su tesis doctoral, sobre la educación en Finlandia. Llega a la conclusión de que la variable crítica del estudio es la formación del profesor de escuela. No quiero adulterar al interpretar más en profundidad sus conclusiones, por lo que prefiero que lo juzguen por si mismos.

Hay que reconocer que la situación económica de este país es, dentro de lo que cabe, encomiable. Para no escribir tanto, dejo aquí unas gráficas:


Como se puede juzgar por la "pasmosa" calidad de las ilustraciones, son de elaboración propia.
Finlandia tiene un mayor PIB per cápita que España, y lo que es más importante aun, las predicciones estiman que éste se recupere de forma más rápida que en el caso español. Y no es que este país haya salido indemne de la crisis, ya que, tal y como se ve en el grafico 2, su caída ha sido superior a la que se da en España.

Al atribuir todos los méritos de esta envidiable recuperación a una educación de mayor calidad, podíamos pecar de simplistas. Es cierto que en parte se deberá a ello, pero no es fácil saberlo. Aunque si queremos (o como quieren nuestros dirigentes políticos) que nuestra economía se base en la innovación y el conocimiento, deberíamos ir aprendiendo lecciones de países donde se toman la educación en serio. Sin embargo, en nuestro país los debates no se centran estos temas, sino en la necesidad o no de tener crucifijos en clase, y multitud de nimiedades de escasa importancia.


Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar