Sistemas de Trading I: El trader de sistemas

Sistemas de Trading I: El trader de sistemas

Introducción al trader de sistemas

El objeto de este primer artículo sobre Sistemas de Trading, es el establecimiento de las diferentes fases por las que pasa el Operador o Trader. Consiste tanto en una categorización, como en un proceso evolutivo. Cuando hablamos de Traders, nos viene a la cabeza la imagen de una persona que trabaja para una Institución Financiera, con 10 pantallas de las que no se despega y con un importante nivel de estrés. En este artículo, me voy a referir tanto a los Traders Profesionales como a los que operan desde sus casas, ya sea a tiempo completo o parcial. Cualquier persona que compre o venda un simple lote de acciones, para beneficiarse de la diferencia de precios entre compra y venta se puede considerar un Trader. Según esta amplia definición, establecida por Charlie F. Wright (www.elitetrader.com), existen cuatro tipos de Traders: el Discrecional, el Técnico, el Iniciado en Sistemas y el Experto en Sistemas.

La diferencia entre estas cuatro categorías no siempre está clara y en muchas ocasiones podemos encontrar Traders que creen estar en la tercera o cuarta categoría cuando realmente están en la segunda. Para llegar a ser un buen Trader de Sistemas hay que pasar por las cuatro etapas, no conviene saltarse ninguna, y nuestro objetivo está en minimizar la pérdida de tiempo y dinero que produce el paso por cada una de las fases.

Según muchos Traders de reconocido prestigio, la mejor universidad para el estudio del Trading es la propia operativa, el día a día en los mercados. Si usted se encuentra en la primera fase, intente llegar a la cuarta, de la forma más rápida y con la menor pérdida posible. Si por el contrario se encuentra en la tercera o la cuarta seguro que se identifica con esta clasificación y reconoce haber pasado por las etapas anteriores. El tiempo dedicado a cada una de las fases depende de la habilidad de cada Trader y del tiempo libre del que disponga para analizar su operativa y mejorar su formación.



I. Trader Discrecional

”La gente quiere gurús, por lo que éstos seguirán llegando. Todo Trader debe darse cuenta que, a largo plazo, ningún gurú le va a hacer rico. Debemos aprender a operar de forma independiente”. Alexander Elder

El Trader discrecional utiliza una combinación de intuición, consejos de expertos y amigos, y en definitiva, un conjunto de datos no objetivos para entrar y salir del mercado. No tienen un conjunto de reglas definido, por lo que nuestras reglas se irán modificando constantemente con el riesgo que esto conlleva. El Trader discrecional se mueve por impulsos, por los comentarios de los gurús, por las recomendaciones de la prensa salmón y de los Brokers, incluso por los comentarios de los amigos. Sea cual fuere el método que utilizamos lo cambiaremos inmediatamente si comenzamos a perder dinero, creando una cadena que acabará cuando hayamos perdido suficiente dinero como para pensar que algo no va bien en nuestro enfoque global.

Generalmente el Trader Discrecional, debido a que estamos en una fase de iniciación opera en contado, compra y vende acciones y todavía no maneja la operativa a Corto, ni utiliza derivados financieros. Es un enamorado de las emociones fuertes, necesita estar siempre en el mercado y es incapaz de mantener su dinero en liquidez, todavía no ha entendido que además de comprar o vender, también existe la opción de mantenerse fuera del mercado.

Según mi propia experiencia, recuerdo que llegué a hacer operaciones siguiendo las recomendaciones que oía en radio y leía en prensa. El resultado se lo pueden imaginar. Tampoco se confunda si en un mercado alcista, gana dinero con dichas recomendaciones, no ha ganado dinero por las recomendaciones de los siempre-alcistas, ha ganado dinero por el mercado en el que ha operado. Hay que tener muy poco cerebro, o mucha mala suerte, para perder dinero, comprando acciones, en un mercado alcista.

Un trader discrecional puede ganar dinero en una operación, incluso en un conjunto de operaciones consecutivas, pero a largo plazo está predeterminado a perder dinero, y reconocer que la falta de reglas determinadas es perjudicial para nuestra cuenta corriente. Esto le lleva a empezar a buscar otros métodos y en ese momento se encuentra con los indicadores técnicos, que empieza a mezclar con las reglas que ha venido usando hasta el momento. Si vemos que nuestro gurú favorito recomienda comprar BBVA y además vemos que el RSI está en sobreventa, ya tenemos la excusa perfecta para comprar. De esta forma hemos añadido un componente más objetivo a nuestra operativa y ya nos sentimos preparados para actuar en el mercado y recuperar todo el dinero que hemos perdido.



II. Trader Técnico

“Me di cuenta desde una perspectiva técnica que, los gráficos dicen la verdad, no mienten. Los gráficos nunca están equivocados”. Oliver Vélez.

El Trader Técnico empieza a darse cuenta de que el uso de reglas es muy importante y que es importante utilizar parámetros de confirmación antes de realizar una operación. Ha desarrollado un conjunto de reglas, que en determinadas ocasiones sigue y en otras no, dependiendo del dinero que vaya ganando o perdiendo y sobre todo de su control emocional. Si un indicador técnico nos da una señal de compra, nos saltaremos la señal si nuestro broker no recomienda la compra. Por otro lado, si estamos comprados y vamos ganando una buena suma de dinero, nos anticipamos a la señal de venta, incumpliendo una de las grandes máximas del Trading: “Deja correr los beneficios y corta de inmediato las pérdidas”.

El Trader Técnico descubre un nuevo mundo de libros, newsletters, seminarios y toda esta información empieza a presionar a nuestro Trader. Demasiada información y poco tiempo para asimilarla. MACD, RSI, SMA, EMA, ROC, DMI, ADX, MFI, ATR, SAR, CCI, son algunos ejemplos de Indicadores técnicos. Empieza a experimentar con todos ellos, y se embarca en la búsqueda del mejor indicador, aquel que nadie conoce y con el que vamos a ganar mucho dinero. La búsqueda del Santo Grial ha comenzado y el Trader se sumerge en un proceso patológico de Fascinación por los Indicadores o Síndrome del Santo Grial.

Nuestro Trader asume que hay alguien en el mercado que debe saber como hacerlo, debe haber un experto, alguien que haya elaborado un Indicador mágico, por lo que el objetivo de encontrar el Super-Indicador se basa en encontrar a la persona o entidad que nos ofrezca el Santo Grial. La búsqueda es compleja pero seguro que merece la pena, en esta fase el Trader descubre los stop loss y otras técnicas de gestión del riesgo y poco a poco empieza a darse cuenta de que el Trading es un proceso más complejo que el simple uso de un Indicador. La búsqueda resulta estéril y en este proceso hemos seguido perdiendo dinero por lo que nuestra estrategia global sigue siendo errónea.

El reconocimiento de que no existe un Indicador Mágico y que nunca existirá, supone un gran salto para nuestro Trader que empieza a introducirse en la siguiente etapa. Nuestro Trader se da cuenta de que debería hacer un testeo del Indicador para ver cómo ha funcionado en el pasado y utilizar estas estadísticas para saber lo que podemos esperar de nuestro Indicador en el futuro. Esto generará confianza en la operativa ya que por fin nos hemos dado cuenta de que no podemos predecir el comportamiento del mercado, por lo que simplemente necesitamos una herramienta para poder seguirlo y poner las probabilidades a nuestro favor.

Hemos superado la segunda fase y empezamos a sentir la necesidad de un conjunto de reglas. Se da cuenta de la importancia que las bases de datos de precios tienen en el desarrollo de nuestra operativa y de la necesidad de aprender a desarrollar nuestro propio Sistema de Trading.



III. Trader iniciado en sistemas

“Sólo aquellos que nada esperan del azar son dueños del destino“. Mathew Arnold.

Es fundamental, para el éxito en los mercados, utilizar una operativa basada en un conjunto de reglas preestablecidas, de las que no nos debemos desviar, bajo ningún concepto. Podremos, por su puesto, mejorar estas reglas, pero nunca mientras mantengamos una posición abierta en el mercado. Debemos trabajar en el desarrollo del sistema, utilizando nuestra imaginación e intuición, pero una vez que el sistema esté en marcha, debemos ser inflexibles con nuestro marco de operaciones. Si el sistema nos indica compra, debemos comprar y si el sistema nos indica venta, debemos vender.

Podremos leer la prensa salmón (Expansión, Cinco Días, Gaceta de los Negocios, etc.), ver nuestro canal financiero favorito, pero nunca dejaremos que esta información influya en nuestra operativa que se debe guiar exclusivamente por nuestro Sistema. Debemos ser capaces de disociar nuestra operativa de la cultura financiera. Confiamos en nuestro Sistema porque está basado en reglas lógicas. Hemos dedicado muchas horas al desarrollo de este conjunto de reglas y las hemos probado sobre una base de datos, completamente fiable, extensa y con una muestra que incluye todas las fases del mercado (mercado alcista, bajista y lateral). Estas dos últimas características son críticas para el funcionamiento del sistema y para generar confianza en el Operador.

A partir de ahora, será nuestro sistema el que dirija nuestra operativa. Hemos dejado atrás a los grandes gurús, las recomendaciones de nuestro broker, nuestra intuición y ya no nos concentramos en intentar predecir el movimiento del mercado, sino en seguir nuestro sistema y aunque sabemos que el mercado nunca replicará el pasado, es mucho más cómodo usar un sistema que ha sido probado con datos históricos que operar mediante nuestra intuición. Ahora sabemos que el éxito del sistema no está ligado exclusivamente al indicador o indicadores utilizados para generar las señales, sino a otros factores como la gestión del riesgo y la gestión monetaria.

El Trader de Sistemas se da cuenta de que la gestión del riesgo mediante el stop loss es fundamental, aunque un stop demasiado ceñido hará que muchas operaciones se cierren con este stop y que baje el resultado del sistema, mientras que un stop demasiado holgado, nos ofrece unos resultados similares al sistema original, pero no limita nuestro riesgo y en este momento es cuando entra en juego una de las partes más importantes de los sistemas de trading, la gestión monetaria o money management.



IV. Trader experto en sistemas

“Como las personas no cambian, si se emplean métodos suficientemente rigurosos para que el conocimiento retrospectivo no distorsione los resultados, es posible probar los sistemas y ver qué resultados habrían obtenido en el pasado para tener una idea bastante aproximada de cómo van a funcionar esos sistemas en el futuro. Ésa es nuestra principal ventaja”. Larry Hite.

Estamos ya en la última fase, en la que hemos perfeccionado nuestras reglas de gestión del riesgo y hemos aprendido técnicas de gestión monetaria, operamos en diferentes mercados y probablemente usamos diferentes sistemas en cada uno de los mercados. El Trader Avanzado de Sistemas sabe que la llave de los beneficios a largo plazo está en la gestión de nuestro capital y no en la búsqueda del indicador mágico. El Trading no es diferente del resto de negocios y para sobrevivir necesitamos un buen plan de negocio y unas buenas capacidades de gestión. Ésta es, sin duda, la parte más importante de todo el modelo y al incorporarlo a nuestro sistema nos proporciona las herramientas necesarias para operar en el mercado con garantías de éxito.

La diversificación en diferentes mercados es otra garantía de éxito. Esta diversificación nos llevará a no depender de un solo mercado en nuestra operativa por lo que se suavizará nuestra curva de resultados y mejorará nuestro ratio rentabilidad-riesgo. Ejemplos de éxito de esta diversificación los tenemos en el sistema de las tortugas (www.turtletrader.com), que utilizaban un único sistema (de seguimiento de tendencia) aplicado a múltiples mercados, con una sólida base de gestión monetaria, lo que les llevó a rentabilidades anuales próximas al 100%.

Además de la diversificación por mercados, también contamos con la diversificación de sistemas en un mismo mercado. Este tipo de diversificación encuentra su razón de ser en la naturaleza de los mercados, que pasan por diferentes fases, de esta forma cuando estemos en un mercado con una tendencia acentuada los Sistemas Tendenciales generarán buenas operaciones, mientras que los sistemas que buscan lateralidad o periodos con alta volatilidad perderán dinero y lo mismo cuando estemos en un periodo lateral o en un periodo con elevada volatilidad. La clave está en desarrollar un conjunto de sistemas que se complemente bien y que tengan la menor correlación posible.

También es muy importante el descubrimiento de los aspectos psicológicos del Trading, ya que tras muchos años de esfuerzo en el desarrollo de un buen sistema, cuando por fin consideremos que estamos preparados para operar en tiempo real, la única forma de conseguir que nuestra cuenta de resultados se asemeje al resultado que el sistema arroja en nuestro software es una férrea disciplina y un estricto control de nuestras emociones. Los aspectos psicológicos son constantemente infravalorados por la Industria del Trading y no forman parte de la educación del Trader Novato, lo que le convierte en presa fácil de los Traders con más experiencia.

Otro aspecto importante en la evolución del trader es la aparición de una mente crítica con todo lo que viene del exterior, como Traders no debemos creer en nada de lo que nos cuentan, debemos experimentar todo y quedarnos con lo que realmente funciona, cada vez tendremos más confianza en nuestras habilidades y menos necesidad de los apoyos externos. Debemos formarnos para no depender de nadie a la hora de generar nuestras señales de compra y venta. Otro punto importante es que lo que en un principio considerábamos esencial, la predicción del futuro, ya ha pasado a un segundo término, ya no entra dentro de nuestros objetivos.



Conclusiones sobre el trader de sistemas

En la siguiente figura y a modo de resumen, se establecen las diferentes etapas anteriormente descritas, debajo de cada etapa están las herramientas que utilizamos para nuestra operativa en cada fase y en la parte superior de la figura se muestran las principales características de los cambios producidos al pasar de una fase a otra.

trader de sistemas

Autor: Alexey de la Loma, director de CursosBolsa.com

 

Conoce el Curso de introducción a la bolsa y el trading y el Curso de sistemas de trading con Visual Chart que imparten Alexey de la Loma y Mario Somada.

  1. #1
    29/06/12 22:44

    No estoy de acuerdo con la definición de Trader Discrecional que haces.

    Deberías haberlo llamado "El Trader Novato"

    Trader discrecional es aquel que introduce las ordenes de manera manual en función de la expectativa del mercado. No quiere decir que no use indicadores, ni tenga un plan, ni gestión monetaria.

    Es más, puedes ver aquí que tienen un apartado para los CTA Discrecionales americanos que mueven más de 10 mill de $
    http://www.barclayhedge.com/research/2011-cta-rankings.html

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar