Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

Análisis de las acciones de Naturgy

Naturgy una de las empresas líderes en el sector energético de España y Latinoamérica. La compañía desarrolla su actividad en los mercados siguientes:

Gas y Electricidad: Comercialización de gas, electricidad y servicios, comercialización internacional de GNL, generación de electricidad en Europa y generación de electricidad Internacional.

Infraestructuras EMEA: Distribución de gas en España, distribución de electricidad en España y EMPL que gestiona el gasoducto Magreb – Europa.

Infraestructuras Latinoamérica Zona Sur: incluye el negocio regulado de distribución de gas en Argentina, Brasil, Chile y Perú y el negocio regulado de distribución de electricidad en Argentina y Chile, así como el negocio de comercialización de gas en Chile.

Infraestructuras Latinoamérica Zona Norte: incluye el negocio regulado de distribución de gas en México y el negocio regulado de distribución de electricidad en Panamá.

La evolución reciente de sus ingresos por segmentos ha sido la siguiente:

A destacar que los márgenes son muy reducidos en el segmento de Gas y Electricidad (Margen Ebitda del 8,4% y Ebit del 4,3% en el año 2.019). En contrapartida, el segmento de infraestructuras cuenta con márgenes mucho más elevados (Margen Ebitda del 34,3% y Ebit del 24,5% en el año 2.019).

La evolución de las ventas de Naturgy ha sido la siguiente:

Las anteriores cifras hay que matizarlas teniendo presente que durante el periodo analizado se han adquirido otras empresas (por ejemplo, Unión Fenosa en el año 2.009) y que sus cifras de ingresos se ven afectadas, entre otros, por la variación del precio del gas.

En el último año, 2019 Naturgy ha perdido muchos clientes tanto de electricidad como de gas. Dicha pérdida es consecuencia de la voluntad de la empresa de centrarse en los clientes más rentables y de renunciar a las guerras de precios.

Para los próximos años se espera que sus ingresos se reduzcan con un ritmo medio de -1,2% anual.

La evolución del beneficio neto no ha sido satisfactoria en el periodo estudiado, ya que la cifra actual se sitúa en los niveles del año 2.012:

En el año 2.018 tuvieron pérdidas a causa de dotaciones y deterioros extraordinarios por importe de 4.851 millones de euros.

Para el periodo 2.020-2.024 se espera que las cifras de beneficios se sitúen por debajo de la conseguida en el año 2.019.

El beneficio neto se ha reducido el -43,6% en el primer semestre de este años, entre otros motivos, por la reducción de la demanda de gas y electricidad por la pandemia del coronavirus, por la depreciación de las monedas Latinoamericanas y por una menor retribución en la actividad de distribución de electricidad en España.

Aunque la rentabilidad sobre fondos propios se ha recuperado algo en el último año, su tendencia es descendente y está por debajo de los niveles alcanzados con anterioridad (13% frente a 17%).

El endeudamiento de la empresa, restando del exigible la tesorería, es del 173% y su fondo de maniobra y una posición financiera a corto plazo positivos. No obstante, su deuda financiera neta representa 3,2 años de Ebitda. En contrapartida, Naturgy cuenta con una buena capacidad para convertir sus beneficios en flujo de caja libre.

La rentabilidad por dividendo se sitúa alrededor del 9%. Además, está previsto que aumente el 5% cada año hasta situarse en 1,59 euros en el año 2.022. Por otra parte, tienen previsto destinar hasta un máximo de 2.000 millones de euros a la recompra de acciones propias.

No cuesta entender que la compañía pretenda repartir en los próximos años una cifra de dividendos superior a los beneficios esperados, sobre todo si tenemos presente su elevada deuda financiera. Además, vemos muy difícil que puedan complementar su agresiva política de dividendos con recompras de acciones propias sin endeudar aún más a la empresa.

No obstante, está es una política que siguen muchas empresas del sector de la energía para para hacer atractivas sus acciones a los inversores, lo cual se ve favorecido por un entorno de tipos de interés muy reducidos.

La evolución de la cotización de la acción ha sido decepcionante, lo cual se se justifica por la pésima evolución de su beneficio por acción:

Tan solo el 18% de los analistas recomienda comprar la acción de Naturgy.

La rentabilidad anual esperada en base a nuestras previsiones, en caso de mantenerse la inversión hasta el año 2.024, se sitúa entre el 0,3% y el 4,3%:

 

PER (X12,3)

FCF (13,8)

EV/EBITDA (X8)

RENTABILIDAD ESPERADA AÑO 2.024

1,8%

0,3%

4,3%

 

Para hacer los cálculos hemos tomado los múltiplos medios de los últimos diez años.

A la que habrá que añadir los dividendos que se distribuyan.

Por todo ello, y a pesar de la acción de Naturgy puede ser una alternativa válida para el inversor que busca una buena rentabilidad por dividendo, no la consideramos como una opción de inversión atractiva desde la perspectiva del largo plazo. Además, en caso de desear invertir en el sector existen compañías ubicadas en países con economías más potentes que también ofrecen rentabilidades por dividendo elevadas.

 

 

 Nota: La mayor parte de los datos utilizados han sido obtenidos de Refinitiv y de la página web de la propia empresa.

Fecha Informe: 7 de agosto 2.020

¡Sé el primero en comentar!
Comentar
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar