¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Planning & eMotion
Planificación financiera y patrimonial

Los principales peligros que afrontan los inversores en la actualidad

Cuando comencé a publicar este blog, una de mis intenciones era tratar de obviar los sucesos del día a día para poder concentrarnos en realizar una correcta planificación patrimonial. Los hechos que han sucedido en las últimas semanas en Chipre han hecho que, por una vez, y sin que sirva de precedente, me salte la mencionada intención, aunque no como en principio tenía pensado.

Y es que, pese a que la gravedad de lo sucedido en la isla mediterránea afecta, como veremos más adelante, de una manera muy profunda a las decisiones que ha de tomar cualquier inversor, entiendo que el lector ha podido acceder a múltiples análisis que reflejan los riesgos específicos aportados por ese caso.

Peligros que subsisten en los mercados globales

Por ese motivo, creo que puede ser más interesante abrir un poco el zoom y describir los peligros que subsisten en los mercados globales, y que provienen fundamentalmente de dos fuentes, el ya citado caso chipriota y la resolución del mismo y las políticas monetarias de los Bancos Centrales (BBCC) de los países desarrollados.

Estos peligros pueden resumirse en cuatro puntos.

1. Práctica eliminación del orden de prelación de cobro: cabe señalar que los afectados, en este caso, son solo los países miembros de la Eurozona y las entidades financieras susceptibles de ser rescatadas por los miembros de la Troika.

Si la práctica del bail-out por parte de las autoridades europeas ya había impedido la quiebra de entidades que, en buena lógica, deberían de haber sido liquidadas hace tiempo, el caso chipriota ha supuesto una nueva vuelta de tuerca, ya que la decisión tomada sienta un peligrosísimo precedente que podría ser reutilizado en caso de ser necesaria. Es decir, el nuevo camino a seguir será el de tomar el dinero de los instrumentos donde haya sido depositado el dinero por parte de los inversores, para que estos participen en los rescates de las entidades. Incluso si está en depósitos o cuentas corrientes.

La consecuencia práctica es que se elimina de facto la seguridad absoluta en las inversiones, lo que supone tener que conocer los riesgos que asumimos cuando depositamos nuestro dinero en cualquier inversión.

2. La eliminación de uno de los principios básicos en los que se fundamentaba la creación de la UE: el libre movimiento de capitales. Ojo, no quiero decir que vaya a impedirse ese libre movimiento, pero (una vez más) el caso de Chipre ha dejado bien claro que la UEM va a disponer de todos los medios que considere necesarios para que las medidas que decida aplicar la Troika sean efectivamente aplicadas. Y si es necesario aplicar un “corralito”, que nadie piense que les va a temblar la mano: lo aplicaran.

Considero que esta es la consecuencia más grave del experimento (o chapuza) que la UE ha decidido realizar en Chipre, ya que supone el quebranto de uno de los principios sobre los que se basa cualquier unión económica.

La consecuencia práctica es que, la próxima vez que los principales medios económicos mundiales pongan sus focos en un país de la Eurozona, el movimiento de salida de capitales del mismo podría generar el rescate del mismo. Y, ojo, porque aunque algunos no parezcan muy afectados, no es oro todo lo que reluce.

3. La retirada de los estímulos monetarios por parte de los Bancos Centrales de los países desarrollados: Ojo con este punto porque su peligro no es tan evidente, pero el resultado puede impactar como una bomba H en los mercados.

Como es conocido, durante los últimos nueve meses hemos podido asistir en Europa (en EEUU venía de más atrás) a una mejora muy sustancial de los principales indicadores inversores (tanto de Renta Variable como de Renta Fija), mejora que vino precedida de medidas como el LTRO europeo o el QE norteamericano y de intenciones, claramente expresadas por los responsables del BCE y la FED de inundar el mercado de liquidez hasta que sea necesario. A estas medidas, se ha unido de manera reciente el Banco de Japón, lo que ha generado una escalada casi vertical del Nikkei.

Evidentemente, esto ha supuesto interesantes ganancias para todos los que estuviesen invertidos, pero… ¿Qué pasará si las medidas no surten el efecto pretendido? ¿Seguirá inundándose de liquidez a los mercados de manera indefinida?

Si no es así, y no se alcanzan los objetivos que se pretenden, el efecto sobre los mercados puede ser extremadamente graves, ya que… ¿Quién actuaría de sustituto de los BBCC?

La consecuencia práctica es que los inversores podrían, en estos momentos, tomar riesgos algo mayores de los recomendables para sus perfiles, con cierta certeza de que obtendrán un beneficio mayor de lo esperado, pero, tarde o temprano, tendrán que realizar una cobertura o reducción de ese riesgo asumido… Obviamente, la clave estará en acertar con el momento adecuado.

4. Los efectos que estas medidas pueden tener en la economía real y la forma en la que esto afectará a las inversiones.

No se puede decir que estos estímulos estén recalando en la economía real. Es cierto que existen ciertos indicadores que están mejorando, no se puede negar, pero la realidad es que los PIB en la UE (lo más cercano a nosotros) continúan en tasas negativas y en EEUU no crecen a ritmos que impresionen, lo que, teniendo en cuenta el espectacular tamaño de los estímulos, no debe ser considerado como gran noticia.

Cabe pensar que estas inyecciones están rellenando enormes agujeros que existían (y existen), tanto en las cuentas de entidades financieras como de estados, lo que en cierta medida puede atenuar el riesgo de que estas medidas generen hiperinflación. Pero, ciertamente, también desincentivan las medidas de ajuste que ciertos estados necesitan para generar un crecimiento económico sostenible en el tiempo, además de poner en un enorme riesgo la salud de los propios BBCC, con implicaciones desconocidas e incalculables.

La consecuencia práctica es la creación de lo que se ha dado en llamar “Represión Financiera”, que implica de manera efectiva para el inversor la necesidad de asumir mayores riesgos para cubrir tanto para compensar los incrementos en los precios soportados como las subidas de impuestos generadas por los desajustes económicos.

En resumen, las circunstancias actuales exigen más que nunca a los inversores ser conscientes de los riesgos asumidos y realizar una correcta asignación táctica de activos y una elección de tiempos (momentum) adecuada, que evite la generación de pérdidas no deseadas. Aunque, como decían Mike Oldfield y Arthur C. Clarke, only time will tell…

 
  1. #1

    Elfino

    Seguridad absoluta nunca la hubo,los depósitos mayores de 100.000€ nunca estuvieron garantizados,eso no quita la chapuzada chipriota,pero tendrían que haber realizado en todas las entidades intervenidas....(quitas en depósitos hubo en Italia,tb en Dinamarca)

Autor del blog

  • Danlopveg

    Daniel López Vega. Analista financiero y patrimonial. Asesor Financiero Independiente. Apasionado de los mercados desde hace casi 20 años. Y bloguero en los ratos (pocos) libres...

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar