El pasado 21 de diciembre publiqué un artículo que hablaba de los planes de pensiones y comentaba que ante la inminente prolongación de la edad de jubilación hasta los 67 años, se hacía necesario y conveniente acumular ahorro con el que complementar la pensión. Los planes de pensiones son el camino más recurrente pero no el único. Existen otros productos que también ofrecen ventajas fiscales y cuyo patrimonio no se ha visto resentido ni en tiempos de crisis, estos son los seguros de ahorro.

Los tipos de seguros de ahorro son : PPA ( Plan de Previsión Asegurado ), PIAS ( Planes Individuales de Ahorro Sistemático ).

  • PPA : Su funcionamiento es similar al de los depósitos a plazo fijo. Se contrata este seguro por un período determinado de tiempo y se deposita una cantidad en él, al vencimiento del cual el asegurado percibe el capital depositado más una rentabilidad. Esta rentabilidad suele oscilar entre un 3 y 4%. El asegurado puede cancelar el seguro anticipadamente y sin comisión ninguna, abonándosele los intereses correspondientes. Los inversores/asegurados se pueden deducir de su factura fiscal hasta 10.000 euros anuales (12.500 euros si se es mayor de 50 años). Este límite es conjunto tanto para aquellos que invierten sólo en PPA como para quién lo haga a través de éstos y planes de pensiones. Los traspasos entre planes de previsión y de pensiones disfrutan de las mismas ventajas fiscales de traspasos entre planes, es decir, están exentos de tributar a Hacienda. Esta es una de las razones que explica el espectacular crecimiento que han experimentado estos productos en los últimos tiempos. Los PPA siempre garantiza una rentabilidad mínima en la inversión y además el capital está garantizado, ya que los riesgos no los asume el inversor/asegurado sino la aseguradora.
  • PIAS: Al igual que los PPA, su funcionamiento es similar al de los depósitos a plazo fijo. También garantizan una rentabilidad determinada y el capital está garantizado, además muchos ofrecen rendimientos adicionales ligados a una serie de activos. A diferencia de los Planes de Previsión Asegurados que se pueden rescatar en el momento que el inversor/asegurado quiera, en los PIAS se puede rescatar el capital pasados 10 años desde su contratación. El inconveniente que tienen es que sólo se pueden aportar 8.000 euros anuales y nunca dicho ahorro puede exceder de los 240.000 euros.

En los dos casos, el capital tributa como rendimiento del capital (19-21%), no de trabajo.

Los seguros se pueden rescatar en cualquier momento ( en el caso de los PPA y 10 años en el caso de los PIAS ), los planes de pensiones sólo en el momento de la jubilación o en su defecto, sólo en los supuestos de muerte del titular o en caso de necesidad "extrema" (si el titular puede demostrar dicha necesidad).

Mejores aseguradoras en el mercado de seguro de ahorro

 

  1. Vidacaixa : Cuota de mercado = 12,87%
  2. Santander Seguros : Cuota de mercado = 9,01%
  3. BBVA Seguros : Cuota de mercado = 6,2%
  4. Mapfre Vida : Cuota de mercado = 6,14%
  5. Generali Seguros : Cuota de mercado = 5,02%

 

 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar