Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2 recomendaciones

 

Para que un mercado funcione, el requisito básico y fundamental es que este mercado esté equilibrado. Esto significa básicamente que ninguno de los participantes en el mercado tenga poder sobre los demás. 

En cualquier mercado existen toda una serie de circunstancias, que hacen que de forma natural, alguno o algunos de los participantes tengan mayor poder sobre los demás. Pueden darse circunstancias relacionadas con la información, (de tal forma que uno de los participantes tenga mayor poder), el tamaño de los participantes, las necesidades de cada uno de ellos, la normativa que tengamos y desde luego la situación en cada momento de los mercados.

En el mercado de trabajo actualmente, tenemos una de las situaciones más claras de poder por el lado de la demanda de este factor, (las empresas son las que demandan trabajo y pagan en consecuencia); porque de repente todos y cada uno de los factores se han alineado para conseguir este resultado.

Una forma sencilla de analizar los resultados en la capacidad de negociación o tratar de adivinar en que parte del mercado estriba en los precios de los bienes intercambiados en este. Cuanto mayor sean los precios, mayor será el poder de la oferta, mientras que precios muy bajos se corresponden con situaciones en las que la demanda se incrementa. En el mercado de trabajo, los precios se llaman sueldos, y cuanto mayor poder tengan los trabajadores, (oferentes) mayor será el sueldo a la vez que cuanto menor sea el poder, menor será el sueldo.

En España, tenemos unos de los sueldos más bajos de la Unión Europea; lo cual indica perfectamente cuál es la situación de los trabajadores en España; pero es que a su vez, se trata de que se reduzcan y para esto sólo hay una forma; ¡empeorar la capacidad de negociación de los trabajadores!.

Y realmente lo que tenemos en España es un mercado laboral extremadamente flexible, hasta el punto de que es la principal fuente de ajuste de las empresas, en un entorno en donde se ha procurado siempre contar con un excedente de trabajadores espectacular, (aunque sea vía la mayor inmigración de la zona euro, cuando todo iba bien); una organización que es la CEOE sin demasiadas fisuras, frente a una serie de sindicatos que hace tiempo que se han dedicado a ser palanganeros del gobierno y que ya hace tiempo que tan sólo sueñan con un acuerdo que no sea demasiado lesivo.

Pues lo que se ha hecho, y lo que se busca es extremar esta situación. Así de simple. En estas llegamos al capítulo de la negociación laboral. Es más que evidente que la negociación laboral en España no ha funcionado a lo largo de todos estos años, por que han fallado todos los mecanismos para que un mercado tenga un mínimo de equilibrio, hasta el punto de que las negociaciones (antes y durante la crisis), no son en realidad más que tratar de determinar hasta donde se puede llegar en cada uno de los momentos.

Pero teniendo en cuenta que la reforma de la negociación laboral era necesaria, lo que tenemos que tener en cuenta, que era necesario para equilibrar el mercado. En tal sentido, lo único que tiene algo de sentido es tratar de entender: ¿Quién tiene el poder en el mercado actualmente?. Y en tal sentido tratar de articular toda una serie de reglas que logren contrarrestar el poder para tratar de conseguir que el mercado sea eficiente y se encuentre equilibrado.

Es una absoluta perogrullada que quien tiene el poder, no quiere perderlo, y de hecho va a tratar de usarlo para conseguir más poder de negociación; y la realidad es que es exactamente lo que han hecho las empresas. En resumen lo han pedido todo; (y por supuesto han quedado decepcionadas con lo conseguido).

Pero lo que no se entiende en absoluto es la actuación de gobierno;  y desde luego de los sindicatos. En ambos casos, han renunciado absolutamente a tratar de equilibrar el mercado laboral, y lo que han tratado de hacer es de conseguir el menor desequilibrio asumible o vendible en una situación que ya estaba muy desequilibrada.

Me gustaría que se entendiese un símil. Una persona está en la sala de espera de un hospital totalmente magullada; mientras esta persona se queja y manifiesta de mil formas su dolor, resulta que dos médicos discuten entre sí. El primer médico es amigo de esta persona y afirma que lo necesario es darle una bofetada; mientras que el segundo médico es amigo de un adversario y pide que le den tres bofetadas. En este momento hace su aparición el director del hospital que ante el desacuerdo decide: ¡darle dos bofetadas!.

Esta es exactamente la situación en la que están los trabajadores en España, que están en unas condiciones que son un autentico lamento; que manifiestan todos y cada uno de los síntomas de los golpes, (poder adquisitivo por los suelos, desprotección absoluta, flexibilidad y precariedad externa), y que a su vez están expresándose de la forma que pueden, (a través de las encuestas donde manifiestan la nula representación de sus intereses por los distintos agentes sociales, a través del movimiento 15-M…).

Pues en ese momento, los sindicatos no hacen otra cosa que lanzar propuestas en el sentido de que el golpe sea el menor posible ante posturas maximalistas de la patronal que es difícil imaginar con mayor capacidad de negociación, hasta que aparece un gobierno que confunde equilibrar la negociación laboral, o el mercado laboral, con llegar a un punto medio entre una postura maximalista y otra que ni se sabe.

Y lo peor es que aparte de las dos bofetadas, el gobierno cuela en medio (pero separada) una colleja, aprobando una reforma sobre la que se centran todos los focos (que no empeora demasiado la negociación colectiva), y reactivando la autentica salvajada de “las pérdidas previstas de carácter temporal”. Es cierto que al día siguiente aparecen las noticias de que se intentará parar el coladero, pero lo cierto es que estamos como siempre ante una de las de nuestro gobierno. Primero ponen un coladero, (que ya traté en su día), y luego dicen que no va a ser tal porque se van a pedir informes de “independientes”, pagados por terceros, como si hubiese algún problema en conseguir en este país un tercero independiente que por un módico precio informe lo que sea,  (curiosamente también demostrado en su día con la misma empresa que me ha servido para determinar el valor de las previsiones).

  1. en respuesta a Leonardth
    #3
    Feinmann

    Un objetivo no es objetivo cuando resulta innegable. Y propones algo que es innegable, reforzar las PYMES, pero es que cosas así dificilmente se pueden negar, como tambien querriamos reforzar 1000 cosas mas, ¿como no vamos a querer que algo sea mas fuerte? tambien queremos empresas mas grandes, trabajadores mas fuertes, gobierno mas fuerte, una educación mas fuerte, una sanidad mas fuerte etc. Pero hay que concretar ¿cuales crees que son sus debilidades? ¿como se pueden reforzar? Porque ¿no estaras pensando que se refuercen con cargo al contribuyente? Por otr lado, si yo quiero ser mas fuerte me cuesta tiempo y esfuerzo. Tengo que gastarme dinero y tiempo en un gimnasio y hacer el esfuerzo de hacer gimnasia que me permita ponerme mas fuerte. O sea, la fuerza la va a ganar por si mismas o a base de quitarle esa fuerza a otros? Como ves, has sido escueto en extremo por eso ¿te importaria desarrollar mas la idea?

  2. #2
    Leonardth

    Los sindicatos y el gobierno, aún no saben que éste es un país de pymes y autónomos.
    Se necesita reforzarlos,para que puedan contratar,los convenios solo son para las grandes compañías,es decir un 10% de los trabajadores.

  3. #1
    Pagano

    Estimado Tomas:

    enhorabuena por el simil, pero a pesar de ello toda la reforma es una trampa, como bien has argumentado en otros post.

    El mercado de trabajo no es libre, porque los ciudadanos acuden coacionados, sin ingresos no se puede vivir.

    En aquellos mercados donde prima la oferta, se dan dos cosas curiosas ,los sueldos son más altos y la productividad es mayor ya que al ser los lueldos altos esto aobliga a aumentar la productividad tema tan de moda.

    Al margen de esto la reforma aunque solo modifique una frase como comentan en laboro, se cambian completamente las condidiones laborales.
    http://laboro-spain.blogspot.com/2011/06/traduccion-reforma-laboral-2011-p1.html

    En cuanto a la flexibilidad del mercado laboral, siempre ha ahbido despido libre en este pais. Lo unico era que habia que dotarlo, y suponia un coste que es lo que se esta eliminando.
    Alquien deberia de explicar como se va a contratar más gente cuando lo que se esta haciendo es facilitando el despido.

    En cuanto a la productividad en la mayoria de las empresas es necesario personal para realizar el trabajo porque se esta bajo minimos en todo. Si ta ahorras personal estas aumentando los beneficios, curioso verdad.

    Un saludo

    www.rentabasica.blogspot.com


Sitios que sigo
2 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar