10

Lo primero es pedir perdón, porque no he podido ver los comentarios. Estoy de viaje y lamentablemente me estoy perdiendo esta semana que parece apasionante. Tan solo tengo unos momentos para ir colocando los post; y en particular hoy creo que toca uno sobre unas declaraciones que como poco son poco afortunadas de uno de los candidatos a suceder a otra joya que es Díaz Ferrán.

El viernes 19 de noviembre nos encontramos con una noticia en expansión acerca de unas declaraciones del presidente de fomento del trabajo, (lo cual en el lenguaje de Orwell, viene a ser una organización empresarial), y candidato a la CEOE, Joan Rosell;

Le echa la culpa de la crisis a la maraña legislativa, que además impide la salida a la crisis del sistema productivo. Algo lógico y normal, porque  a este señor parece que no le importan las normas. Sin embargo nos cuenta un caso para ilustrarlo:

Una fábrica que sufrió un siniestro total y que necesitaba nueve meses de trámites para volver a funcionar; esto según parece suponía la quiebra de la fábrica y mandaba a 20 familias, (queda mejor que trabajadores al paro).  Hasta aquí todo perfecto, si no fuese porque se ha olvidado de decir que el empresario dejaría de ganar, (que se supone es lo que le debe preocupar); ¡conste que no critico que el empresario quiera ganar!; ¡critico y mucho el hecho de que esto sea lo que no se diga y nos saque la lagrimita con las 20 familias, que no le importan demasiado cuando piden el despido gratuito y por supuesto que se desmonte el estado del bienestar!; (que es lo que se propone cuando se habla de reducirlo a niveles sostenibles).

El caso es que aparece por ahí un inspector de sanidad, (funcionario, se supone), que hace la vista gorda y le comenta al empresario que “Sepa que si usted quiere continuar, yo no le miraré nada, porque si tuviese que mirarlo no podría volver a trabajar hasta dentro de nueve meses. ¿Puede esperarse nueve meses? (...) Vendré de aquí a nueve meses”.

Y además aparece en esta historia el alcalde de la localidad que resulta que mira para otro lado a la hora de exigir la licencia de apertura. Este alcalde le ha dicho: “La licencia de actividad no te la doy por escrito, pero como si la tuvieses, haz lo que puedas, como puedas y de la manera que puedas, pero si tuviésemos que aplicar la legislación no te la podríamos dar”.

Y este candidato dice que “este es un comportamiento fantástico por parte del alcalde y del inspector, pero no es el comportamiento normal”.

Pues vamos a analizar por partes; Resulta que tenemos a un señor que nos cuenta que la maraña legislativa es de aupa y que eso es un problema. Y la verdad es que estaría dispuesto a asumir tal circunstancia si ¡SE CUMPLIESEN LAS LEYES!; pero como resulta que aquí nadie parece cumplir las leyes, ni las normas, resulta que mal problema son estas leyes. Es cierto que algunas están mal, y por supuesto, yo he atacado unas cuantas normativas; pero lo que es un problema grave es la situación de que se pase de las leyes y nadie haga absolutamente nada.

Desde la UE que tenía unas normas para no rescatar estados, (y que tenían un sentido), que no ha servido para nada, hasta el Banco de España que hace la vista gorda, los contratos temporales que deberían ser una excepción, la CNMV que pasa absolutamente de todo, los de sanidad que no meten una multa, la comisión nacional de competencia que no se entera de nada, las reclamaciones que no sirven de nada y los alcaldes que no miran para ningún sitio, esto es un cachondeo de padre y señor mío y lo cierto es que cuesta y mucho encontrar alguna ley que se cumpla. Por supuesto, como había dicho en su día, siempre hay motivos razonables para pasar de las leyes; ¡siempre!. Para esto están; las normas son para que cada uno tengamos unos límites a lo que nos interese hacer; y si yo no puedo hacer determinada actuación es simplemente porque aunque me interese hacerlo, (en caso de que no me interesase, no tendría sentido ninguno prohibírmelo porque no lo haría), esto genera unos efectos sobre la sociedad negativos, (que por supuesto al que comete el acto no le importan o no ve). Es así de sencillo, las normas se han de cumplir siempre, aunque por supuesto nunca nos gustarán, porque están limitándonos.

Aclarado que más que el problema de muchas leyes, el problema que hemos tenido es el contrario, (nadie las cumple), me gustaría volver al caso particular, que no deja de tener su gracia.

La nave en cuestión ha tenido un siniestro total, por lo que entiendo que es fácil entender que existe la posibilidad de que tenga un siniestro total. Lo explico; no estamos ante el caso de “nunca pasa nada”, sino que realmente estamos ante una situación en la que la posibilidad de que pase algo es algo más que un ejercicio teórico.

Pues ante esta cuestión, nos llega un inspector de sanidad que es el que debe decidir si una empresa tiene las condiciones sanitarias para abrir. Pues su función es inspeccionar y decir ¡si o no!. Por supuesto, si ha pasado por allí, lo que tiene que hacer es mirarlo en el momento y hacer su informe; y si no ha pasado por allí, que se pase, y que explique que hace hablando con el empresario.

Pues su trabajo es decir si cumple o no cumple las condiciones para abrir; si no las cumple, tiene que mantener cerrada la empresa `porque las normas están para algo, y por ejemplo que cuando haya un siniestro total no existan victimas. Y si cumple lo que tiene que hacer es el informe inmediatamente y a la mayor velocidad posible. ¿Mirar para otro lado?. Pero vamos a ver si nos aclaramos, para mirar para otro lado no se necesitan inspectores de sanidad. Es así de sencillo. Por lo tanto, lo que hace este inspector de sanidad es quedar muy bien con el empresario, ser muy guay y todo lo que queramos, pero este señor tiene que estar en la calle mañana mismo. ¿Para qué demonios queremos inspectores que miran para otro lado?. Claro que en este país, lejos de despedir a esta clase de personas, se les asciende, mientras que al pobre gilipollas que hace su trabajo, que no es otro que decidir si una empresa cumple las condiciones legales o no; pues se le crucifica.

Por lo que será todo lo estupendo que quiera esta persona, pero realmente no es un funcionario, no es un trabajador y no es una persona decente que lo que tiene que hacer es aquello por lo que se le paga y desde luego no es por ser simpático; ojo; no quiero decir que no tenga que ser educado; pero un regulador o un inspector tiene que tener claro que lo que tiene que hacer es inspeccionar y no quedar bien con el regulado.

Es muy importante que los inspectores de sanidad tengan una estabilidad en el trabajo y puedan informar sobre el cumplimiento de las normativas, sin tener que temer por sus sueldos o ingresos; de tal forma que sólo una cosa puede significar la pérdida de empleo en un funcionario, (al igual que en el resto de los trabajadores), y no es otra que el incumplimiento de sus obligaciones, que espero no tener que recordarle ahora mismo.

Por otra parte tenemos al alcalde que dice: “¡Si tuviésemos que aplicar la legislación…!”. ¿Pero qué clase de país es este en el que un candidato a la confederación de empresarios defiende a un alcalde que dice: “si tuviésemos que aplicar la legislación”.  Recordemos que empezó criticando las normas, y luego nos encontramos con un alcalde que se pone en el ¡hipotético caso de que hubiese que aplicar las normas!. Vamos a ver como se le explica al alcalde, al empresario y al inspector ¡que tienen que aplicar las normas!, y que independientemente de que haya normas que sean un puñetero desastre, lo peor que tiene el país es que esto de cumplir las normas en algún momento se ha convertido en algo ¡opcional!. ¡y sin demasiado estrés!.

Claro que lo de la continuación; diciendo que de acuerdo a las leyes, la empresa estaría cerrada; tiene un nombre; ¡esto se llama prevaricación!, que es tomar una decisión contraria a las normas a sabiendas. Y esto señor mío es un delito, (por mucho que sea hasta normal que cosas como estas ocurran), por lo que este alcalde no lo ha hecho bien. Si esta historia es cierta, (y no dudo que lo sea), la realidad es que este alcalde es un delincuente y ha de ser condenado e inhabilitado.

Y el Señor Rosell, lejos de halagar estos comportamientos, lo que debió hacerlo es denunciar estos hechos, aportando los nombres y las pruebas, para evitar que estemos pagando un inspector de sanidad que no inspecciona y un alcalde que prevarica.

Y ya puestos, lo que debe hacer este señor es tratar de exponer su punto de vista, (que será eso y como tal ha de ser tenido en cuenta), para cambiar las normas que no funcionen. Pero jamás defender la actuación de dos servidores públicos que además cometen un error imperdonable; lo que no pueden hacer bajo ningún caso es decidir que normas son justas o injustas; porque esto nos puede llevar a una situación curiosa.

Poniéndonos en este plan, yo voy a pasar de este blog, y de cumplir ciertas normas en él; y lo que voy a hacer es tirarme unas cuantas horas en el gimnasio para ponerme cachas. Por supuesto me voy a equipar convenientemente con todas las armas que pueda. Sé que esto es ilegal, pero considero que es una norma que altera profundamente mis planes.

Y entonces me voy a ir a negociar con mi jefe una subida de sueldo, no sin antes darme un garbeo e investigar donde está su familia, confiando en la suerte de que tenga alguna persona en una situación delicada para presionar amigablemente para conseguir la remuneración que estimo justa, (como en las grabaciones que hansalido en la tele que hacen determinadas financieras).

Y después a confiar en que si llaman a la policía, encuentre un funcionario encargado de velar por las normas, que me comprenda adecuadamente, y por supuesto, confiando en que los jueces hagan lo mismo que normalmente; ¡nada!.

Y si sale bien, prometeré que contrataré a veinte personas para montar un negocio de negociadores. Por supuesto, espero que me den alguna subvención por lo de crear empleo.

Y por supuesto, a ver si presiono al gobierno para que elimine las normas que no me vienen bien, porque son un latazo y creo empleo.

Sé que es un caso exagerado, pero lo que necesito que se entienda es que la ley o se cumple o no se cumple; cumplir la ley bastante no es cumplirla. El trabajo o se hace o no se hace; y los valores o se tienen o no se tienen. En el momento en que cruzamos una línea, lo demás es cuestión de grados hasta que llegamos a una situación como está, donde ¡nos acabamos quejando de la falta de valores, de la falta de control, de los reguladores y de la pésima administración pública!. Mientras pedimos más de lo mismo y criticamos que se siga haciendo lo mismo, (de hecho lo ha soltado en la charla).

  1. #10
    26/11/10 09:09

    Vamos a ver, creo que se están malinterpretando las palabras de Joan Rosell, o al menos yo las interpreto de otro modo.

    Estoy de acuerdo, como no podría ser de otra forma, con Tomás y el resto de los comentarios en que las leyes no estás ahí por gusto y que es necesario su cumplimiento. Sin embargo entiendo que el Sr. Rosell se refiere a la burocracia que está detrás de las normas y que se convierte en una enorme pérdida de tiempo, en la mayoría de los casos por una administración pública que dista mucho de ser eficiente.

    Pongo un ejemplo vivido en carnes propias recientemente. ¿Sabéis cuanto se tarda en tramitar un placa de vado de vehículos en Sevilla?. 6 meses. Y eso conlleva 4 visitas a urbanismo, 8 visitas a vía pública y dos visitas a la oficina del distrito distrito. Todas ellas son parte del Ayuntamiento de Sevilla y en todos los casos se ha tratado de coger un papel de un mostrador de un edificio y llevarlo a otro mostrador... Si todo estuviera centralizado en una oficina o se efectuara el trasiego de papeles de forma telemática interna me sobran 5 meses de trámites y seis o siete funcionarios.

    Y ejemplos como este tengo a montones.

  2. en respuesta a Degg0
    -
    #9
    26/11/10 04:21

    Y quien decide los problemas eran menores?. Nadie lo sabe, pero lo que está claro es que el que tiene que aplicar las leyes y el regulado, no son quienes para decidir e interpretar.

    Te lo pongo de otra forma. Soy el primero que ha criticado numerosas normativas, pero gusten o no, si en cada caso las negociamos no sirven para nada...

  3. en respuesta a Runesword
    -
    #8
    25/11/10 22:53

    No! No estoy generalizando! En este caso en particular, si no había problemas de seguridad el papeleo llevaría a la quiebra... Por tanto no se hizo. A mí personalmente me parece bien.

    Otra cosa totalmente distinta es que si hubiera algún riesgo (evidente) para los trabajadores, en este caso se debería cerrar.

  4. en respuesta a Degg0
    -
    #7
    25/11/10 17:40

    A nadie le interesa que se cumplan las normas de seguridad en una empresa? O no te he entendido bien o algo falla en tu planteamiento.

  5. #6
    25/11/10 16:47

    Yo no estoy muy de acuerdo:

    -El tal Rosell solo hablará de lo que le convenga, y es de lo más normal. En una "negociación" nunca muestras las cartas (a menos que te chifle perder). Por otro lado representa a los empresarios, los sindicato son lo que deberían mencionar el tema de los beneficios e intereses particulares.

    -Las leyes tienen un objetivo, si no existe ese objetivo para que aplicarlas?

    -Supongo (y espero) que el funcionario de sanidad no vio peligro alguno de continuar la actividad, en tal caso el papeleo sólo serviría para perjudicar a los empresarios, las familias e indirectamente a todos los españoles. Si hubiera peligro entonces si, muy mal, que lo "despidan" porque no está cumpliendo el objetivo (la seguridad/sanidad, y no el papeleo que no es el objetivo).

    -Pidiendo que se aplique la ley (solo en este caso), lo que estaría haciendo la sociedad es tirarse piedras a su propio tejado... A nadie le interesa (ni sindicatos, ni patronal, por tanto tampoco debería al Estado)aplicar en este caso esta ley.

    Acatar ciegamente la ley es un peligro! Hay que inspeccionar cada caso con lupa.

  6. #5
    25/11/10 16:19

    3 años y estamos donde estamos

    De tanto escucharlo, no puedo resistirme, debo decir ; España no es Irlanda- bueno lo acepto- pero España tampoco es Alemania

    Así que mejor invertir en Alemania a ver si nos remolcan...

    Ahora dicen que mejoraran las pruebas de stress porque no funcionaron en Irlanda, toma del frasco.

    Hay que dejar una lanza por las pymes ahogadas porque los morosos públicos y privados no pagan

    y dejo un poco de humor:
    El club de la comedia empresarial (de gran empresa ehhh)
    http://vimeo.com/12555625
    http://vimeo.com/12579154

  7. #4
    25/11/10 16:08

    Completamente de acuerdo. Además tiene todo esto un efecto perverso:
    - El que no cumple con nada (llamemoslo pirata) gasta menos y hace una competencia desleal. Así que el incentivo (o el no haber mas remedio) va siempre en no cumplir la ley y no al reves.
    - Depende tambien de el tamaño que tengas y a quien conozcas en el ayuntamiento. Como todo, aquí tambien hay amiguismo.
    - Los perjudicados si los hay, estan desprotejidos: si no hay licencia no hay seguro, nadie se hace responsable. SI esa empresa del ejemplo, era alimentaria ¿que condiciones de sanidad se estan dando?

    vale que hay demasiadas y muy costosas normas, pero permitir que el "listo" se las salte, es precisamente fomentar la ilegalidad.

    Como todo, si no pasan mas cosas es por que dios no quiere.

  8. #3
    25/11/10 15:57

    Claro, la razón porque la que en tiempos de crisis no se genera empleo es la crisis. Una tautología autorreforzante que se autodefine. Una buena manera de decir que no he hecho nada porque a pesar de mi esfuerzo y trabajo duro, no se puede hacer nada. Así hasta yo me lanzo de ministro.

    Y si nadie cumple las leyes, las leyes son el problema, o como se diría, el frío está en las cobijas.

  9. #2
    25/11/10 15:34

    Al señor Rosell le encanta vivir en su “república bananera” particular, aunque haga como que se queja.
    Felicidades por la entrada, es muy interesante.

  10. #1
    25/11/10 12:06

    Estimado Tomas:

    Enhorabuena por el articulo, realmente el problema que expones es un nudo gordiano, que nos atenaza y que discrimina al medirse por diferente rasero dependiendo de quien, se cumple la ley y sino se dispone de una heramienta de extorsion.
    Esa es la raelidad, que distorsiona la competencia y permite una enorme ventaja competitiva a quien posee influencias.

    Esta es una de las diferencias que he apreciado con paises más avanzados que nosotros y que es palpable en la legislacion laboral.

    España es quizas uno de los paises deonde lso trabajadores eten má protegidos(cada vez menos en los ultimos 15 años). Pero las leyes nunca se cunplen, existen paises europeos con menor nivel de proteccion pero sus leyes se cumplen siempre por lo que a la postre los trabajadores estan más protegidos.

    Si las leyes estanmal habra que modificarlas y eso corresponde al poder politico, pero cuando la propia administracion incumple sus porpias leyes apaga y vamonos.

    Quiero seguir con el tema porque esto enlaza con lo que estamos viviendo, que es un acoso al funcionariado publico, confundiendo el cumplimiento del deber, con lapermisividad de quien ostenta el cargo.
    Creo qeu existe una envidia al funcionariado y confundimos que las grandes empresas y el estado son los que más cumplen con la legislacion aunque la incumplen a veces, esto genera protestas.
    hay muchso funcioarios que cumplen con su deber, pero se tilda de que no trabajan mucho, en los caso de que no trabajan mucho es responsabilidad de su superrio el velar por el trabajo de sus subordinandos. Y en esto llegamos a la conclusion de que es necesario premiar la productividad en lugar de echar a aquellos que no saben gestionar. Se tergiversa el aumento de la productividad para que los gestores cobren má por algo que no hacen bien. Y para colmo de todo sale la señora Esperanza
    diciendo que la comunidad tiene más de 2000 liberados sindicales, pero no dice que existen más de 2500 asesores con 4 veces más sueldo que cualquier trabajador, nombrado a dedo y por amiguismo, sin que se mejore laeficiencia administrativa.

    Hasta ese punto llegamos con las manipulaciones infomativas.

    Un saludo

    www.rentabasica.blogspot.com

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar