12

 

Cada vez con más frecuencia en páginas de internet, informes y demás, nos encontramos con el aviso curioso de que el autor no se responsabiliza de algo. Es lo que se denomina Disclaimer, y desde luego está en consonancia con unos cuantos argumentos;  que esto son opiniones, que no son recomendaciones, que no es un asesoramiento particular, son las razones que nos encontramos para acabar diciendo que no nos responsabilizamos de nada.

Tal exención de responsabilidad no es un invento de internet, sino que es algo que ya se ha convertido en cotidiano. Desde el cartelito en el parking, en el guardarropa, los formularios de los médicos, los contratos donde ciertas entidades se eximen de sus responsabilidades, hasta el artículo 71 de la constitución que nos dice que los diputados y senadores gozarán de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.

Como todo lo cotidiano, nos encontramos con que no lo cuestionamos jamás, pero como todo lo que asumimos como algo incuestionable, nos toca cuestionarlo, sobre todo porque en el fondo estas “exenciones de responsabilidad” son muy ridículas desde algunos puntos de vista y totalmente contraproducentes desde otros puntos.

¿Qué ocurre cuando cogemos el volante de un coche?. En este momento, lo que tenemos que hacer es conducir siempre lo mejor posible. Por supuesto, mientras no haya ningún incidente, no pasará nada, pero el problema vendrá cuando ocurra algo que ocasione algún tipo de daños.

¿Puedo dejar de pagar el seguro y poner un cartelito bien visible en el coche, en el que no me hago responsable de los daños causados?. Sería una soberana tontería. En el caso de un accidente, normalmente tenemos que analizar la situación y llegar a la conclusión de tres escenarios distintos.

Puede ser un accidente puro y duro, en el sentido de que circulamos correctamente y cualquier imprevisto, (imprevisible), ha provocado el accidente. Por otro lado, puede ser que fuésemos con un par de copas de más, pasados de velocidad  y en un coche sin frenos. En este caso puede ocurrir cualquier imprevisto, (aunque previsible), que ocasione un accidente. Por último tenemos el caso de que directamente pretendamos atropellar a una determinada persona y en este caso, tendríamos que renunciar al término accidente.

Es evidente que nuestra responsabilidad dependerá tanto de los daños causados, como de las circunstancias que rodean el suceso, y por supuesto, nadie podrá decidir por si mismo quedar exento de la responsabilidad. De hecho este es el sentido de un seguro de responsabilidad mediante el cual cubrimos la responsabilidad en que incurrimos cuando cogemos un coche.

Cuando escribimos en una web la realidad es que la  situación es muy parecida. Por supuesto, yo nunca he avisado de que lo que escribo porque es una pura perogrullada. Absolutamente todo el mundo que expresa una opinión, describe una realidad o lo que sea, está haciendo un ejercicio subjetivo. En todo caso, debemos tener claro que como cuando conducimos tendremos que ir con pies de plomo y tener cuidado. Por supuesto, que siempre podemos (y vamos a)  tener un borrón y a rezar que ese despiste, ese error, esa falta de apreciación quede en un susto, (igual que los que tenemos a veces al volante), pero que no genere daños.

Pero de verdad, es razonable sacar un aviso de “no me hago responsable de lo que comunico”. Es sencillo, o comunico o no comunico, pero desde el punto y hora que decido ponerme a escribir unas líneas, tendré que asumir la responsabilidad de tal acción, ¿no?.

Y entonces habrá que valorar, si hubo intención, si hubo negligencia y todos estos aspectos, así como los daños que se hayan ocasionado. En el fondo no es tan complicado. ¿Qué puedo poner un aviso de que no me hago responsable del uso que de la información se haga?. Vale. Puedo poner lo que me de la gana, pero en todo caso no debería colar nunca.

Por descontado, habrá que hilar muy fino si un día y pasa algo y resulta que tengo que dar explicaciones. La realidad es que me niego a poner un disclaimer en el sentido de que no soy asesor de nadie, por la misma razón que la de la subjetividad. ¡no veo la necesidad!.

Por supuesto, lo mismo va para periódicos, analistas y demás. Oiga, si quieren hablar, hablen. Si no quieren escribir, no escriban, pero lo que no es de recibo es que aquí cada cual diga lo que le venga a bien y luego se escude en un “no respondo”, aspecto clave para entender lo que al final tenemos que leer. Por supuesto, en el caso de los medios de prensa, que cobren por la información, los aspectos llegan a niveles surrealistas. Por supuesto, en todos estos en los que hay colaboradores, opinadores o similares, (y recordemos que yo lo soy en cotizalia),  es normal que el medio no responda, (siempre y cuando el medio no dicte, por supuesto). Pero el hecho de que el medio no responda es simplemente porque tendrá que responder el que habla.

El caso extremo es el de los políticos que no han de responder en absoluto por las opiniones que se manifiesten según la constitución. En los parlamentos y en los gobiernos, se decide la vida y las condiciones de muchísima gente, (de hecho es la razón por la que votamos). ¿Es normal que se pueda decir la opinión que de la gana sin que haya ningún tipo de problemas?.

¿Se puede entender que yo no pueda emborracharme y coger un coche por los riesgos que corro y los que corre el resto de la sociedad, mientras con la misma tajada puedo ir al parlamento a defender la mayor tontería que se me ocurra?. En este blog llevo un buen número de mentiras, manipulaciones y maquinaciones de políticos que no tienen el menor empaque en mentir por y para sus intereses, con una facilidad pasmosa. ¡Y resulta que tenemos una norma que nos dice que eso es inviolable!.

Como en el caso de los accidentes, si un político se equivoca habrá que valorar también el daño y las circunstancias. ¿estaba equivocado?, ¿era negligente?, ¿engañaba deliberadamente?. ¡Y contestando a estas preguntas, buscando las pruebas para las respuestas, pues tocará hacer algo con esa persona!.

Por supuesto, tengo claro que si todo el mundo tiene que defender lo que dice, o los políticos defender que actúan correctamente y no existiesen las limitaciones de responsabilidad, habría menos blogs, menos políticos, menos periodistas y menos de todo. Tan seguro que cuando quitamos de la carretera a los borrachos, tenemos menos conductores.

Pero nos queda elegir, o número o calidad. Y yo tengo claro que no se va a poner una pistola en la cabeza a nadie para escribir un blog, un periódico o estar en el congreso. Pero lo que tengo claro es que si alguien decide hacer algo, ha de estar convencido y dispuesto a defender lo que ha dicho o hecho ante todos los sitios y lugares. Y si no puedes defender tus actuaciones….¡no lo hagas!.

Lo que no tiene ningún sentido es que si causo un accidente, tenga que responder sin que se me ocurra decir ni mu, si pongo algo inconveniente en esta web tenga que responder, por mucho que diga que no respondo, y luego resulta que llegan 300 y unos cuantos más, se dediquen a hacer y decir lo que les da la gana, y resulta que ¡aquí no pase nada porque la ley es así!.

Toca cambiar la ley, y toca responsabilidad. ¡para todos!

  1. #12
    19/09/10 15:31

    Estoy de acuerdo, desgraciadamente vivimos en un mundo o un contexto donde además uno debe mirar donde coloca cada coma por si acaso, todo son leyes de protección de datos y demás historias que no hacen sino complicar la vida, cuando con un poco de buena fe bastaba.

    No es que sea yo muy católico y mucho menos practicante, pero la verdad que con los mandamientos de la ley de Dios y resumidos bastaba, eso de no matarás, no codiciar bienes ajenos, no mentirás y poco más. Sin embargo a día de hoy y sobre todo dependiendo de la cantidad de dinero que tengas, todo es demandable o no.

    Lo veo todo caótico la verdad.

    Y lo de los políticos cosa de otro planeta, gente que no hace más que meter la pata, gastar dineros ingentes, perder juicios uno tras otro en los organismos que manejan, pero ahí siguen y nadie les pide cuentas, ni tan siquiera que se alejen de nuestros dineros para que no sigan despilfarrando y lo que es peor que base a unas siglas hay muchos que les siguen aplaudiendo con las orejas. Lo que está mal, está mal sea de las siglas que sea.

  2. #11
    18/09/10 20:25

    "Tenemos que pensar de forma diferente. Esta crisis no es como las demás. Las reglas de juego han cambiado. Esta prueba de fuego no se resuelve con las viejas recetas"

    Dominique Strauss-Kahn (director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI)

    Recordar las citas (via J.R.F.) "Lo importante es no dejar de hacerse preguntas"

    Albert Einstein

    Y la cita (via J.A.) "De todas las virtudes que podemos aprender no hay otra característica más útil, más necesaria para la supervivencia y con más probabilidades de mejorar la calidad de vida que la capacidad de transformar la adversidad en un desafío que pueda proporcionarnos disfrute". Mihaly Csikszentmihalyi

  3. #10
    17/09/10 21:19

    No ocupas cambiar la ley. Lo que ocupas es crear un costo político.
    Los políticos no responden a la ley, sino que se mueven cuando algo les ha de causar un costo político.
    Si creas costos políticos, donde quitarse los costos implica resolver un problema, entonces allí si responderán y responderán como es debido.
    Mientras sea menos costoso políticamente no hacer nada, o hacer lo equivocado, seguirás teniendo problemas.

  4. en respuesta a Joe morgan
    -
    #9
    17/09/10 13:37

    lo de las frases de "rentabilidades pasadas... " y todas estas cosas es distinto. Esto es obligar al que escribe a hacer constar al que lee que "ojito con lo que digo".

    Pero el hecho de que se ponga esto, en mi opinión no desvirtua la responsabilidad... ni mucho menos.

    Y por supuesto, todo el mundo debe responder de lo que escribe, ¡en el caso de que haya cometido una negligencia o un engaño oculto"... De esto se trata.

    No se trata de llevar al hombre del tiempo por equivocarse en la prediccion a los tribunales, se trata de llevar al hombre del tiempo a los tribunales si cambia su prediccion en base a ciertos intereses... Puedes pensar que esto es increíble, pero lo curioso es que en semana santa paso esto en Galicia, donde la federación de hostelería, pidió publicamente que los pronósticos del tiempo se mejorase, porque desanimaban a los turistos a venir... ¡y se cambiaron!.

  5. en respuesta a Yo mismo
    -
    #8
    17/09/10 13:29

    Vaya, no sabía que Pocoyó fuera tan 'complejo'... Es broma. Esto entraría de lleno en lo que te comentaba como "negligencia o engaño oculto". Pero no tienes en cuenta una cosa: en un análisis que 'no recomienda' el valor, sino que extrae una conclusión según los métodos utilizados para hacerlo, uno no es responsable más que de dicho análisis. Puede estar mejor o peor hecho, y como dices debe ser defendible, pero...... de ahí a ser responsable de que otro que te lea, opere, le salga mal y te denuncie, hay un trecho.

    Precisamente estos casos son los que hacen que el regulador, como decía al principio, obligue a insertar frases del estilo "rentabilidades pasadas no presuponen rentabilidades futuras", o que obligue a establecer 'murallas chinas' entre los departamentos de una entidad (que a veces piensas que tal vez sean chinas, pero que de murallas no parecen tener mucho).

    Slds.

  6. en respuesta a Joe morgan
    -
    #7
    17/09/10 13:03

    Y ¿Si haces un analisis sobre una empresa del ibex, en el que "manipulas", "diriges" y "ocultas" determinados datos para hacer la empresa más atractiva de lo que es, o menos, para convencer a alguien de que realice determinada operación que nos interese?.

    Cuando dices cualquier cosa, tienes que tener que defenderte, y eso implica que cualquiera te puede atacar...

    Lo que tienes que tener claro es que si quieres escribir algo tienes que poder ir a un juez a decir: "el analisis es totalmente razonable" y "no responde a un intento de engaño ni a intereses"....

    lee esto.... ¿son normales estas cosas?

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/457054-zinkia-grupo-santander-como-llamamos-esto

  7. en respuesta a Yo mismo
    -
    #6
    17/09/10 12:55

    Sí, a los abogados y toda la gente que vive a su alrededor también le parece estupendo que todos seamos demandables. Hombre, no me refería a demandas en caso de negligencia manifiesta u ocultación de engaño. Me refiero a que si por el análisis que yo pueda hacer sobre, por ejemplo, un valor del Ibex, un tipo me lee, decide operar y le sale mal, tenga que ser yo responsable de su decisión.

    Un saludo.

  8. en respuesta a Daniel Bravo
    -
    #5
    17/09/10 12:43

    En todo caso inutiles no son....

    son muy disuasivos...

    Si tienes que denunciar al que pone la clausula y a otro que no la pone.... ¿a quien denuncias?.

  9. en respuesta a Daniel Bravo
    -
    #4
    17/09/10 12:41

    Yo tampoco lo tengo claro.

    Me temo que depende del juez y del caso....

  10. #3
    17/09/10 12:38

    Lo que no me ha quedado claro es si esos avisos de "no me hago responsable" eximen de la culpabilidad ante la ley. Quiero decir, ¿son tomados en cuenta por un juez o un abogado o son completamente inútiles?

  11. en respuesta a Joe morgan
    -
    #2
    17/09/10 12:33

    Verás. me parece muy sano que todo el mundo sea demandable. Es la única forma de que "te cortes" y al final, pues resulta que tienes que poder defender ante todo el mundo lo que escribes, y a mi no me parece ni razonable que puedas poner lo que te da la gana, (sobre todo aquellos analistas con peso), y luego zanjarlo con un: "no responde ni dios".

    Respecto a las tabacaleras, no conozco demasiado el tema, pero creo que las indemnizaciones son por ocultar información, usar elementos adictivos... Por supuesto, que me parecen bien estas indemnizaciones.... Es algo muy sano para que se respeten los derechos de los consumidores...

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/442109-sanciones-indemnizaciones-punitivas

  12. #1
    17/09/10 12:22

    Hola!

    Veo que el tema de las opiniones, gratuitas o no, fundamentadas o no, sigue dando juego. La verdad es que lo primero que se me ocurría mientras leía el comentario es que en buena parte de los blogs de Rankia mismo, en la parte del comentarista, éste advierte de que la opinión que vierte no presupone responsabilidad sobre lo que cada uno haga con sus decisiones después de leerle. Y yo creo que en esto, los EUA tienen mucho que ver. Más bien, su sistema judicial y la cantidad de demandas que surgen para todo tipo de cuestiones. No hay más que leer novelas de Grisham: todo el mundo es demandable por negligencia.

    Y esto se ha exportado al resto del mundo, de tal manera que la obvia subjetividad del 'opinador' debe ser matizada para después no tener que ser responsable ¡de las decisiones que toman los demás!, no de sus propias palabras.

    Claro, esto lleva a que el regulador, para evitar los conflictos derivables de estas acciones, obligue en muchos casos a insertar la coletilla "la empresa/el analista/etc. no se hace responsable de blablabla..."

    Pones el ejemplo de los accidentes, pero a mí me recuerda más el tema del tabaco. Las indemnizaciones millonarias que han pagado las tabacaleras me parecen un escándalo cuando a nadie se le pone una pistola en la cabeza para que encienda un cigarrillo y fume.

    Saludos.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar