Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
1 recomendaciones

 

En diciembre de 2008, escribí un post que llamé; “España en caricatura, Garzón, El Mundo y Botín”; la verdad es que lo tome como un ejemplo más, de la situación de España. El resumen es que un juez, pide dinero a un banco, (aspecto que ve normal), tienen bastantes reuniones, y hay contradicciones. Pero curiosamente, la prensa dispara contra el juez, liberando de responsabilidades al banco.

Ahora mismo, tenemos montada una guerra en torno al juez Garzón, con sus campañas; Como si esto fuese un Madrid- Barça; pues tenemos campaña en contra del juez y campaña a favor. Y a todo esto, todo el mundo parece olvidar el sentido común, la realidad y por supuesto todo, en medio de esta guerra.

El juez, tiene en su haber unas cuantas investigaciones, que le han proporcionado notoriedad y que desde luego han sido completamente encomiables. Desde luego, su carrera es digna de alabar. En cambio ahora ha sido denunciado por los acusados de una trama de corrupción, por acordar la intervención entre abogados y acusados en la trama Gürtel, (que da de lleno al Partido Popular); y por otra parte ha sido denunciado por organizaciones de la extrema derecha con el motivo de iniciar una investigación sobre crímenes en la época franquista.

Y ahora ya tenemos a todo el mundo enfrascado en una escalada de absurdos que parece no tener límite. Yo no sé que opinarán los ciudadanos, pero lo que es yo, no soy capaz de entender esta degeneración total y absoluta; sólo puedo decir lo mismo que Groucho Marx: “Paren, que yo me bajo”.

Todas y cada una de las posiciones me parecen demenciales; Por un lado tenemos a los sindicatos, organizando un acto en defensa del juez y ofreciendo discursos duros. A mi me parece muy bien que Candido Méndez o Ignacio Fernández Toxo, tengan la opinión que les da la gana; yo también la tengo; pero lo que no me parece de recibo es que los lideres sindicatos, sean la defensa de un juez, mientras aplauden o manifiestan una responsabilidad increíble ante un ataque masivo y generalizado contra los trabajadores. Por mucho que me lo expliquen, no logro entender como es posible que reaccionen con mayor dureza y contundencia contra esto que contra la propuesta de bajada de las pensiones, (también llamada reforma de la seguridad social), contra la subida de los impuestos a los trabajadores, la propuesta de bajada de la indemnización de despido, (también llamada reforma laboral). ¡Es que no lo entiendo!. Una subida del 0,3% a los funcionarios, hasta un máximo de un 1%, (que en la práctica con mucha suerte será un 0), a los privados y todo eso para tres años mientras nos sangran por todos lados, y una gran lista de cachondeos y ataques varios, no parecen suponer motivo para una movilización y ¿esto sí?. ¡Hombre de Dios!. ¡Al final resulta que no hay huelga general porque el gobierno apoya a Garzón!.

Pero es que en este acto, el exfiscal anticorrupción Villarejo, acusa al presidente del supremo de ser cómplice de las torturas en el franquismo, y manifiesta que la propia admisión de las querellas supone una victoria para el Fascismo.

Los artistas, se encierran y comparan la situación generada con el golpe de estado; Y hasta la secretaria de organización del Partido Socialista, sale a defenderlo en todos lados y en su blog, en base a que es una guerra entre ultraderechistas y demócratas.

El resultado es que yo dije en su día el asunto de los cobros del Santander, y automáticamente, parece que soy ultraderechista, facha, corrupto o lo que sea. Pues me niego. Ya está bien de cachondeo en este puñetero país.

Debemos recordar que estamos ante tres demandas, tres demandas que se basan en unos hechos, unos hechos que han de ser aclarados; y debe ser aclarado si estos hechos son legales o no. Es así de sencillo. El juez ¿tomo decisiones injustas a sabiendas?.  Es así de sencillo. Hay reglas y hay que cumplirlas; ¿Qué son injustas?. Pues toca luchar para cambiarlas. Yo soy el primero que defiende que aquí hay que meter un repaso a muchas normas, pero antes debemos acostumbrarnos a cumplirlas ¡y sobre todo cuando no gustan!.

Oímos argumentos de que ha encarcelado etarras, procesado dictadores, y de que tiene una hoja de servicios impresionante, y no puedo más que decir que sí. Pero no entiendo que esto sea un argumento; no para decidir si se juzga o no se juzga a alguien. Quizás sean argumentos y una discusión sobre la conveniencia de indultar a alguien condenado; es así de claro. Pero desde luego, el código penal no puede entrar a valorar compensaciones; “los criminales son otros”; pues debemos perseguirlos también; es sencillo.  Todos entendemos que es triste ver a cualquier persona en un banquillo; desde luego, a algunas personas les tenemos ganas y en determinados casos, no apetece nada. Pero es que la justicia no puede funcionar negociando. El Sr. Garzón ha hecho mucho por el país; ¿Qué le pasamos?. ¿Prevaricaciones?, ¿Qué se baje algunas películas?, ¿las multas del radar?. ¿Dónde está el límite?.  Es más; ¿Le cuento a los del radar que dedico mi tiempo a hacer actividades con la cruz roja?. ¿Este blog me da una carta para salir de la cárcel?. Son cosas que no tienen ningún sentido.

Resulta que otro argumento recurrente es que los fascistas o la ultraderecha son los que ganan sentando al juez en el banquillo, y se pone en duda su derecho a hacerlo. ¿Cómo se acepta una denuncia de un corrupto o de un facha?. Pues es con esta discusión con la que ganan. Todo el mundo (y cuando digo todo el mundo incluyo a los del Gürtel, a la falange, a Madof, a un pederasta y a un genocida), tiene derecho a denunciar lo que crea que son ilegalidades. Es el principio básico de la democracia. Las denuncias tienen que ser investigadas, tanto si es Dios quien denuncia al Demonio, como si el Demonio denuncia a Dios.

¿Es repugnante que el Demonio denuncie a Dios?. Pues sí; pero no debemos olvidar que uno de los rasgos del fascismo es que las personas no tenían derecho a cuestionar las acusaciones. ¿Recordamos la historia de Kafka?. Es así de simple, Imaginemos que un Juez me acusa de cualquier delito e imaginemos que cualquier denuncia mía se descalifica por el simple hecho de que me han acusado de ese delito. ¿Cómo no vamos a aceptar denuncias de los acusados de corrupción en el caso Gürtel relativas a su derecho a la defensa, por el mero hecho de que hayan sido acusados de esto?. Tenemos muchas pruebas o indicios, (espero se perdonen las imprecisiones), para deducir que esta pandilla son unos impresentables. Con esto, si estas personas no pueden usar todo lo que tengan para defenderse, quien gana es el fascismo. Así de claro.

Por supuesto, está claro que han ido por Garzón, (quizás por que se ha metido con el partido popular); pero lo que está claro es que lo que procede es que si las denuncias son ciertas y reflejan hechos delictivos, deberá pagar por ellos. Por supuesto, los delitos no son tan graves como los que ha perseguido toda su vida, (¡está clarísimo!), pero es que tampoco son las mismas penas. Y no se puede defender que se cumplan las reglas, pasando de ellas. En todo caso, lo que más me preocupa del estado de nuestra justicia es que actúe cuando se va contra una persona determinada, por una razón. ¿De verdad necesitamos que alguien poderoso actúe para que todo el mundo cumpla la ley?.

Yo no puedo criticar que se abra una investigación a Garzón por el hecho de los cobros del Santander. Lo que no soy capaz de entender es como demonios no se abre también contra las personas del Santander. ¿Es cohecho?. ¿Soborno?. Pues va a ser el primero de los casos en los que se juzga al sobornado pero no al sobornador. Quizás es porque “se va contra Garzón”, y contra Botín diciéndolo en forma coloquial: “no hay huevos”.

Esta demanda, si nos damos cuenta, está pasando bastante desapercibido; no sabemos quien demanda, apenas sabemos de que va,… Pero esto, ¿Qué clase de cachondeo es?. ¿Cómo demonios podemos explicar que se demande a Garzón por unos hechos y no se incluya a Botín?. Es así de sencillo; si la actuación de Garzón es correcta, lo es la del banco, y si la actuación de Garzón es incorrecta, lo es la del Banco. Quizás aquí al final tengamos que dar la razón y entender que procesar dictadores y todo eso debería ser una vía libre para no ser procesado; ¡ya que presidir un Banco parece que lo es!.

¿Qué la ley de amnistía general del 77 está mal?. Y ¿que es repugnante que criminales (de uno y otro bando), escapen gracias a ella?. Pues es que es simple y claro; "Se discute" y si procede “Se cambia”, pero mientras “se cumple”. Podemos entender que D. Antonio García, de profesión soldador, se salte una ley por que no le guste; pero eso no significa que debamos apoyar que se la salte. ¡Y si son los legisladores menos aún!. Nos cuentan que buscan resquicios para saltarse las leyes que ellos han promulgado; cuando lo más sencillo que tienen es poner las leyes para que los crímenes no queden impunes.

Y desde luego, tenemos que tener claro que pase lo que pase, es muy grave que los jueces se salten las leyes. Se trata de normas, se trata de unas reglas y se trata de un mínimo de rigor. Y es algo con lo que no se puede transigir. ¿Cómo demonios pensamos exigir que se cumplan normas cuando realmente los que se encargan de dictarlas y hacerlas cumplir, se pasan el día buscando formas de pasar de ellas?.

Y es que esto se está convirtiendo en todo un espectáculo, en el que circunstancialmente estoy de acuerdo con las declaraciones del Partido Popular, en el sentido de que esto es gravísimo. Lo que no aclara el Partido Popular es que esto es un circo, en gran parte por culpa del propio partido; porque conviene aclarar que esta degeneración de los valores, de la justicia y de lo público, ha sido cocinada a fuego lento durante mucho tiempo, y ahora estalla. Y ha estallado porque en plena guerra por entrar en el euro, se optó por el pelotazo, por las burbujas y por el milagro que al final no era tal. Y eso incluyó el pasar de pequeñas corruptelas que hasta venían bien al sistema. Quizás deberíamos entender que la mayoría de las tramas que ahora saltan poco a poco, no empezaron como grandes trampas, sino como pequeñas cosas que “no eran importantes” y que fueron creciendo.

Por no hablar de la pequeña tontería de que el PP lo primero que tendría que hacer es una limpieza general; como en todo, los chorizos a la cárcel; los que no lo son a la calle. Y dejarse de tanta historia y tanto victimismo. Que al final Garzón tendrá que responder de sus actos, pero esto no debe olvidarnos que con la trama Gürtel tenía razón, y Rajoy parece que apartó a los corruptos de su lado cuando llegó al poder; (a algunos por lo menos), lo cual parece que le hace parecer honrado; pero la realidad de la situación es que lo que sugiere es que conocía lo que había; y en ese caso, y dado que nos han robado a todos, no me vale con que se aparte. Si quiere gobernar tuvo que ir más allá y actuar; por supuesto, no ahora. Sino cuando lo supo. Y si no se enteró peor.

Hemos pedido el rumbo y lo que tenemos que hacer es pararnos y pensar

  1. en respuesta a Knownuthing
    #24
    Kunks

    Alguno queda vivo. Y va a ser que los tratados internacionales en materia de derechos humanos obligan a que este tipo de crímenes no prescriba y las leyes de punto final no sean válidas, y nuestra constitución nos obliga a implementarlos en nuestra legislación. Aquí lo único que sucede es que en su día el Parlamento no cumplió con su obligación de proporcionarnos unas leyes claras y no contradictorias.

    Y si Carrillo es sospechoso de genocidio, que se le juzque y si es culpable, que se le condene. Faltaría mas. Los genocidas no disfrutan de mi simpatía, precisamente. Ni de un bando ni del otro.

  2. en respuesta a Kunks
    #23
    Knownuthing

    Pues va a ser que sí, que en este caso van a quedar impunes por la sencilla razón de que se han muerto todos, y en nuestro código legal la muerte extingue todas las responsabilidades. Salvo que propongas que se organice todo este tinglado para juzgar a Carrillo, que probablemente es el último de los genocidas de la guerra civil que queda vivo. ¿Estás proponiendo que se investigue y se impute a Carrillo como genocida? Porque me da la impresión de que no era precisamente la intención de Garzón.

  3. en respuesta a Knownuthing
    #22
    Kunks

    El delito de genocidio solamente puede imputarse tras la correspondiente investigación. ¿Qué pasa, que los genocidas van a tener que quedar siempre impunes porque nunca se podrá llevar a cabo la investigación necesaria para imputarles?

  4. en respuesta a Kunks
    #21
    Knownuthing

    Ya claro, pero en primer lugar las represalias durante y después de la guerra civil de ninguno de los dos bandos han sido tipificadas como delito de genocidio, que yo sepa, y en segundo lugar y aún más importante es que efectivamente, el delito de prevaricación consiste en que alguien dicte una resolución ilegal a sabiendas y para adoptar algo a sabiendas hay que saberlo, digamos, fuera de toda duda. Garzón sabía fuera de toda duda que no tenía competencias para juzgar el caso, porque se lo habían dicho por escrito, tanto la fiscalía que después hizo la vista gorda, como el tribunal supremo. Más a sabiendas no puede ser, cuando hasta te lo dicen tus jefes.


Sitios que sigo
1 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar