Vamos a ser políticamente correctos y tratar de reciclar post antiguos. En este sentido, el 2 de diciembre de 2009, publiqué un post en el que me hacia eco de los problemas que estaba teniendo una de las empresas del presidente de la patronal que era Air Comet, y el porqué. Ahora mismo, esta empresa ya ha caído, (con bastante ruido), pero sin embargo, el post, mantiene casi integra su validez; sólo he tenido que hacer un par de ajustes;

Es sabido de todos los problemas que acechan a la compañía aérea del presidente de la patronal. Por supuesto, la repercusión de los problemas de la compañía probablemente sea exclusivamente derivada del hecho de que sea propiedad del presidente de la patronal. Desde luego, hay muchas más compañías, en la misma situación, que sin embargo pasan desapercibidas en medio de la actual situación, encontrando sólo acomodo en las noticias de los periódicos locales de la zona afectada.

Desde luego esta situación no es nada sencilla para las empresas, como no lo es para los trabajadores, ni para los gobiernos. Sin embargo, lo que si es exigible es que por fin se empiecen a entender algunos aspectos de esta crisis.

Vamos a ver.

Hagamos una reflexión y remontémonos unos años, y pensemos en una familia que pagaba una hipoteca de 400 euros en 2005. Esa familia en 2008, ha pasado a pagar 800 euros. Si lo queremos agregar podemos multiplicar esos 400 euros a pagar por cada una de las hipotecas en España, (un poco superior a 8.000.000), y llegamos a la conclusión de que en 2008, se ha detraído de los ingresos de las familias un total de 3.200 millones ¡mensuales!; En total 36.000 millones al año. Es cierto que en 2009, la situación mejora, a menos que se hayan visto obligadas a renegociar, a la existencia de sueldos o razones varias.

Sé que el post, me va a quedar como si fuese la niña de Rajoy, pero imaginemos una persona que en el 2005, se gastaba unos 150 euros mensuales para comer, (5 euros para el desayuno, comida y cena). En tres años, tras las subidas exageradas de los precios de los alimentos, la realidad es que cada persona gastaba en el 2008 más de 300 euros en comida. ¿Echamos unas cuentas rápidas?. 150 euros de sobrecoste al mes multiplicados por 46.000.000 de personas nos da que las familias tienen que destinar 6.900 millones mensuales ¡más! para comer. La coñita de 82.800 millones al año.

Pero es que aparte tenemos que el gasoil costaba en 2004, sobre 70 céntimos, que se tradujeron en 1,35 en 2008. Pues imaginemos que en 2004, cada uno de los 20.000.000 coches que había en España gastaba unos 50 euros al mes. ¿Qué significa esto?. Pues que el desplazarse supone a las familias españolas una bromita de unos 1.000 millones más al mes. Otros 12.000 millones.

En 2005 una persona podría tener recibos de la luz de 70 euros bimensuales. Ahora mismo tiene recibos de 70 euros mensuales. Eso supone una factura para los 17.000.000 de hogares en España de 1.190 millones mensuales. O sea 14.280 millones al año.

Y podemos seguir, la realidad es que los ingresos se han mantenido congelados. Y entonces podemos entender por un lado las razones de que la demanda se haya quedado completamente destrozada. Pero por otro lado tendremos que entender que es normal que las familias hagan ajustes.

Si alguien dirige una empresa de viajes, o una aerolínea, o un hotel, o una empresa de alquiler de coches, o una empresa de pedaletas en la playa, o bien el restaurante costero, tiene que entender que ahora tiene unos cuantos miles de millones menos de mercado.

También lo tienen que entender los animadores de la zona, los guías turísticos, las asesorías de todas estas personas, las personas que venden los souvenirs, los transportistas que transportan las mercancías, y desde luego tantas y tantas personas y empresas. Pero no solo en el campo del turismo, sino también en el campo del comercio, del ocio, de la electrónica, de muebles, electrodomésticos, cine, música…

Por supuesto, este ajuste nos da que hay una tarta menor para productos que no sean básicos. Pero claro, ahora resulta que el ajuste no ha parado ahí.

Más de 2 millones de personas han  perdido su sueldo. Desde luego no voy a considerar que sean los que más cobraban, (ya que el ajuste se ha realizado vía despido de los temporales principalmente). Pongamos que de los despedidos el sueldo anual eran 15.000 euros. En la economía hay 30.000 millones menos para que las empresas puedan vender.

¿Puede mantenerse - Air Comet - Viajes Marsans sin gente que viaje?. Difícil, y lo que está claro es que cada vez menos gente puede.

Es cierto, que estas perdidas no han afectado a todas las familias por igual y muchas siguen manteniendo más o menos la capacidad de gastar, (sobre todo aquellas personas de mayor edad, y que por tanto ingresaron antes en el mercado laboral, con mejores retribuciones, mejores contratos y que por tanto ya han acabado o estaban a punto de acabar de pagar la hipoteca). Esta idea deriva en otras dos; la primera está en tratar de imaginar el brutal impacto de estos años sobre un grupo que se ha comido un tortazo impresionante; y la segunda está en que para explicar porque no viajan tampoco los que aún pueden, tenemos que tirar del concepto de la confianza.

En este entorno, es humano tener miedo, por lo tanto la verdad los viajes se reducen por puro miedo a perder el trabajo, por precaución ante la subida de impuestos del año que viene, por precaución ante la subida de la electricidad, por que tendremos los sueldos congelados y tantas y tantas razones, que al final se traducen en que todo el mundo sabe que si los bancos y las grandes empresas no pueden perder, es que alguien va a tener que pagar las pérdidas. ¿De donde se va a rascar?. Pues por descarte resulta que los que lo perdieron todo, no van a pagar. Los que lo tienen todo, ¡tampoco!. ¿Quién va a pagar?. Pues los clientes potenciales de - Air Comet - Viajes Marsans, ¡y lo saben!.

¿Quién va a pagar el déficit público?. Todos lo sabemos, (los mismos que antes, y por simple descarte).

La verdad es que en este entorno, el oír hablar de flexibilizar (o reformar) el mercado de trabajo no es lo mejor para generar confianza. Tienen razón que lo plantean como el dar un contrato flexible a los que ahora mismo no lo tiene. Es verdad, pero al final esto lo que hace es introducir miedo en quien lo tiene. Curiosamente, parecen ustedes no darse cuenta, que por supuesto que al que está en el paro no le importa. (Hace tiempo que la gente acepta lo que le pongan por delante, porque la necesidad obliga). Pero claro, ni es justo que haya personas con indemnizaciones distintas, ni debería olvidarse el hecho de que la estabilidad a estas nuevas personas no depende de que su tipo de contrato se llame fijo o temporal, sino del coste de que el empresario lo rescinda. Es así de sencillo. Un contrato de obra no es hoy otra cosa que un contrato indefinido sin indemnización. ¿Cree que se animaría alguien?. Por no hablar de las personas que tienen contrato indefinido de los de 45 días, (poquitos), que pueden temer que los empresarios decidan poner contadores a cero.

Oímos hablar de la insostenibilidad de las pensiones, lo cual a su vez genera dudas en todo el mundo. ¿cree eso apropiado para que la gente se anime a viajar?.

Ahora imaginemos que - Air Comet - Viajes Marsans, tiene que defender cambios en la sociedad. Curiosamente esa empresa depende de que existan personas con sueldos suficientes para que después de los gastos que tienen puedan permitirse viajar. Por supuesto, estas personas deben confiar en el futuro. Es que no tiene otra forma de verse. Si resulta que nadie tiene rentas disponibles y tampoco seguridad, puede usted disolver la empresa mañana mismo, porque no tendrá clientes. Y esto lo pueden hacer todas las empresas de turismo, hostelería, comercio, mobiliario, las gestarías, abogados de estos, agencias de publicidad, periódicos, empresas de servicios a estas, transportistas…. Todo el que no esté distribuyendo comida y bienes básicos.

Pues no acabo de entender que se proponga:

  • Contención salarial.
  • Bajadas en las pensiones.
  • Bajadas en las cotizaciones empresariales a la seguridad social.
  • Liberalización en el mercado de trabajo.

No lo entiendo y jamás lo entenderé. Por que si no hay personas con recursos y confianza suficiente para viajar, - Air Comet - Viajes Marsans, no podrá pagar absolutamente ningún salario, y no hay ni habrá jamás recorte de gastos que compense una caída brutal de ventas.

No soy capaz de entender el hecho de que todas las empresas hayan ajustado sus costes, con el personal, de tal forma que la economía ha entrado en economía libre.

No soy capaz de entender como no se ve que la caída se frena cuando han acabado los despidos de los temporales y comienza a funcionar el freno de los indefinidos.  El hecho del coste de despido está frenando la caída libre y sin embargo se pide eliminar el freno.

No soy capaz de entender como el hecho de las rigideces a la baja de sueldos, (también a la alza), es lo que frena en cierta medida la deflación, y resulta que se pide eliminar esto.

No soy capaz de entender como en una situación en la que no venden porque no hay clientes con ingresos, proponen bajada de los sueldos, que llevará a que dentro de un mes ¡los clientes tendrán menores sueldos!.

Juro que soy capaz de comprender su situación, su angustia y hasta que intenten manipular y conseguir sus objetivos. Lo que no acabo de entender es que es lo que pretende o porque no piensa en mañana.

No podemos seguir comportándonos como he expuesto en el post sobre pedir como solución

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar