¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las reglas de la economía han cambiado

Un debate abierto sobre la economía actual

El helicóptero del dinero

A veces tengo la sensación de que este blog se está convirtiendo en una mala versión de un culebrón. En mi descargo tengo que decir que gran parte de la responsabilidad viene de fuera. El contexto de los “pseudo economistas” (que es el único que existe) nos ofrece un panorama lastrado por cuatrocientas tonterías diarias de poco recorrido creando historias inverosímiles para no cambiar nunca a lo largo de los años. Dentro de este contexto, intentar seguir  la información económica en cualquier lado se convierte en un culebrón malo del siglo pasado.

En los medios económicos las únicas sorpresas parece que van a ser adivinar quien se acuesta con quien y sobre todo en adivinar quienes son hermanos sin que lo supiésemos. Eso sí, podemos hibernar durante años que nada cambiará, aunque los guiones sean algo distintos.

La nueva moda se centra ahora en la discusión acerca del helicóptero del dinero. Básicamente se trata de inundar todo el sistema de dinero, monetizando lo que haya que monetizar. ¿Es una idea nueva? Recordemos que Bernanke era conocido en determinados ámbitos como “helicóptero Ben”.

En 2010 había publicado un post en el que explicaba que lo que estaban haciendo no era lo del helicóptero (ahora, como en cualquier culebrón que se precie, están haciendo un par de miles de capítulos después).

 Parece que a los analistas de la banca les ha costado seis añitos llegar a la conclusión de que dar el dinero a la banca no significaba que llegase a la gente (quizás ha ocurrido esto porque no estaban demasiado interesados en enterarse) y ahora sostienen que la solución es darle el dinero a la gente. Pues este es el cambio: antes se justificaba todo con “para que el dinero llegue a la gente” y ahora es “para darle dinero a la gente”. Bueno, en realidad, Bernanke sigue en la misma tesis y sigue explicando que el helicóptero significa que los bancos centrales compren la deuda que emite el Estado. Lo curioso es que comete un error tonto. Afirma que si se crea dinero para financiar el déficit no se incrementa la deuda; cuando en realidad la deuda se incrementa. En todo caso el problema sería menor porque hay alguien que compra la deuda.  No hace falta más que ver lo que ha ocurrido en casi todos los países con los distintos QE. Es decir, tras unos planes supuestamente basados en la austeridad en todos lados, se ha disparado la deuda pública. En un principio, el problema no es grave, ni para los Estados, ni para los bancos, porque los bancos centrales se han convertido en compradores de último recurso; pero al final resulta que esto no soluciona nada y al final la deuda sí que se ha incrementado.

Puede ser que ahora se hayan dado cuenta de que las medidas previas no suponían que llegase el dinero a la gente; sin embargo, parece más probable que se vayan dando cuenta de que cargarse la economía para salvar un sector financiero que a su vez vive de financiar la economía tiene unos efectos dramáticos sobre el propio sector financiero.

Entonces comienzan a surgir las opiniones de que hay que inyectar dinero directamente en las cuentas corrientes de la gente. Parece indudable que en este caso el dinero sí que llegaría a las familias. También parece obvio que si este dinero es electrónico llegará también al sistema financiero (de hecho, no podrá salir de él). Sin embargo,  dicho plan tampoco funcionaría en el medio plazo: ese dinero ni se quedaría en los bancos, ni en las familias.

¿Por qué? Parece no (querer) comprenderse que no estamos ante un problema de endeudamiento, ni ante un problema financiero, ni similares. Estamos ante un problema de rentas y de que se han tomado toda una serie de medidas para que una serie de agentes tengan beneficios. Esto supone que el resto de agentes tendrá pérdidas. Es así de simple; el endeudamiento no es más que el primer síntoma de lo que está ocurriendo y la crisis financiera es el resultado de que el endeudamiento ha llegado al límite.

Por tanto, en la situación actual de los consumidores y de los trabajadores y, en general, en la situación fiscal de la mayoría de los ciudadanos, lo que ocurriría si nos meten 1.000 € en la cuenta es que automáticamente subirían los precios (tendríamos informes que dirían que disponemos de más dinero y, por tanto, todos los bienes básicos subirían de precio), bajarían los salarios  (las empresas usarían su poder para pagar menos) y, desde luego, habría subidas en los impuestos indirectos (que no se notan) que provocarían que dicho efecto no generase al final apenas efecto. De este modo, el dinero iría a las familias, pero si no cambian las circunstancias se evaporaría inmediatamente.

¿Se quedaría en los bancos? Pues está claro que si estamos ante algún tipo de dinero electrónico nos encontraríamos ante una situación con dos monedas. Todo el mundo pretendería por razones obvias gastar primero el dinero electrónico generado (aquel que tiene más restricciones). Lo más normal es que el dinero en efectivo incrementase su valor, lo que nos lleva a pensar que si alguien recibe 1.000 euros en su cuenta bancaria, en una moneda que no puede salir del sistema bancario, acabará retirando el resto a otros activos, a una caja de seguridad o a otras divisas.

En definitiva, esta medida no serviría porque no actúa sobre los problemas de fondo. Los problemas de fondo son las rentas; o mejoran las condiciones de los trabajadores y consumidores o todas las soluciones conducen a lo mismo.

  1. #1

    Sauron

    Ya se está hablando de diversas alternativas. La más "benigna": ofrecer una tarjeta de crédito "pre-cargada" de dinero a cada europeo con tipo 0%. Vamos, un intento de reproducir lo hecho con los bancos y blanquear lo que han hecho.

    Claro que, al igual que con los bancos, en el mejor de los casos eso no reduce la deuda, sino que la renueva. En el mejor.

    Eso sí, ya veríamos aumentos de IPC y, por consiguiente, sería de prever una caída del precio de la deuda (aumento de rentabilidad) que quizás podría sevrir para comprarla en el mercado a precios inferiores. Porque...hay un gran problemita en ciernes que te invito a considerar: ¿quién se quema con la cerilla que ha ido pasando? Me explico

    Agudos inversores y gestores de fondos han comprado deuda a tipos negativos (tanto en la emisión de esa deuda como, mucho más, en el mercado). Pues bien, dado que la compras con tipos negativos, tú puedes comprar deuda porque tienes un miedo de narices o, más probablemente, con la intención de revenderla más cara (a tipos aún más negativos).

    El problemita es...que la deuda vence. Y alguien se tiene que comer la pérdida de recibir menos de lo que pagó. Y, como ya llevamos bastantes añitos de crisis y algunos añitos de deuda cotizando a tipos negativos, pues creo que se acerca una marea de vencimientos en las que el comprador va a recibir menos de lo que pagó.

    Oooooooops

  2. #2

    dilbert

    Te he dado 'me gusta' porque me gusta que se trate este tema, que considero vital, pero no por el contenido en sí, que lo veo totalmente erróneo.

    Dices "lo que ocurriría si nos meten 1.000 € en la cuenta es que automáticamente subirían los precios ..., bajarían los salarios ..., habría subidas en los impuestos indirectos... provocarían que dicho efecto no generase al final apenas efecto".

    Es difícil replicar a algo que no se basa en nada ni tiene ninguna argumentación. O es fácil, basta con decirte "a mí me parece que no sería como dices". Ya está. No va a haber gran inflación, no va a haber reducción de salarios, y no va a haber subidas de impuestos (sí de recaudación por el repunte en el consumo).

    Los contrarios al helicopter money primero deberíais poneros de acuerdo entre vosotros, porque lo mismo decís que dispararía la inflación, que decís que no tendría ningún efecto. La realidad está en medio. Puede que repunte algo la inflación (que recuerdo que es EL OBJETIVO) pero no en una cantidad importante. Con 1000€ en un pago único no vamos a ir todos corriendo a comprarnos coches y ropa y vacaciones. La gran ventaja es que con este sistema su efecto se puede medir y si es preciso repetirse dentro de un tiempo. Con la expansión cuantitativa QE esto es mucho más difícil, y en cuanto el genio de la inflación salga de la botella a ver quién lo vuelve a meter.

    Por tanto el debate no debería ser QEforPeople sí o no, sino QEforPeople vs QE vs nada.

  3. #3

    Sauron

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Tú recibes 1.000€.

    Lo primero es que puedes gastarlo o ahorrarlo. Si esos 1.000€ son en una tarjeta sólo puedes gastarlos, de forma que los gastarías. Podría ocurrir que usaras esos 1.000€ para gastarlos y ahorres otros 1.000€ que ibas a gastar, peeeeeeero todo el mundo tiene una propensión marginal a consumir (parte que se destina a consumo ante un aumento de renta), de forma que al menos un cierto % de ese dinero iría a consumo (% mayor cuanto menor la renta, si tu renta es de 400 euros/mes es muy probable que gastes los 1.000 euros y si tu renta es de 5.000 euros/mes es muy probable que gastes muy poco).

    Bien, hay un aumento de demanda de consumo. Si se dirige a aquellos productos y servicios que actualmente están infraproducidos (hay una sencilla, barata e inmediata capacidad de producción adicional), la producción se ajustará y habrá un cierto aumento de precios.

    Si el aumento de demanda de consumo se dirige a productos y servicios que no están infraproducidos, hay más dinero "luchando" por los mismos bienes y servicios por lo que la generación de inflación es inmediata y grande (no se si llegando a hiperinflación).

    Por otro lado, y desde el punto de vista de los bancos centrales:

    Si ese dinero se genera de la nada, aumentaría el pasivo de los bancos centrales (oferta monetaria en circulación), aumentaría su activo (el dinero emitido) y, después, se reduciría el activo (porque regalan ese nuevo activo). La consecuencia es una pérdida inmediata en la que hay más pasivo que antes y el mismo activo que antes, por lo que la una mayor oferta monetaria en circulación está respaldada por los mimos activos. Por lo tanto, se produciría una depreciación de la moneda (inflacionista).

    Como ves, no hablo de credibilidad de la moneda, transferencias de riqueza de unos a otros (la gente con más dinero gastaría el dienro regalado y ahorraría el que iba a gastar, mientars que el menos pudiente tendería a gastar todo o casi todo), sustitución de unos bienes por otros (menos gente compra tabaco de liar y más gente compra cigarrillos, por ejemplo), etc, etc

    Así lo veo yo

  4. #4

    dilbert

    en respuesta a Sauron
    Ver mensaje de Sauron

    Ahora analizo tu comentario, pero antes una cuestión previa: ¿A ti el programa QE te parece bien? Porque cuando el BCE anunció el QE la recepción fue bastante cálida y las bolsas subieron. A (casi) todo el mundo le pareció bien estimular el crédito a familias y empresas y por tanto el consumo. Por eso ahora al ver la reacción ante el QE for People me quedo boquiabierto. O sea, si le damos ese dinero a los bancos para que lo presten, eso es bueno, pero si se lo damos a los ciudadanos, ¿es malo? El aumento del consumo basado en crédito va a hacer crecer la inflación, lo que es sano, pero si ese consumo se da porque los ciudadanos tienen más dinero en el bolsillo, ¿se hunde el mundo?

    En cuanto a tu comentario, yo dudo mucho que una inyección única de 1.000€ por cabeza tenga esos efectos que dices. De hecho una de las principales críticas que oigo es que es una cifra muy pequeña para tener efecto. Dices que el aumento del consumo va a generar una inflación. Yo dudo que sea significativa, pero bueno, en todo caso de eso se trata ¿no?

    Respecto a la argumentación contable, no olvides que sólo es eso, un truco contable. De hecho el BCE ya creó en su día todo el dinero metálico en circulación, y nadie preguntó a ver cómo lo había apuntado en el libro. Si te deja más tranquilo, se puede hacer un préstamo de 400.000 millones, a 100 años al 0%, y ya está: ya tienes tu activo junto con el pasivo.

    ¿Credibilidad de la moneda? ¿Después de que la FED haya multiplicado x4 su balance, y cuando el BCE está creando más de un billón? (Por no hablar del BoE o el BoJ) No creo que suponga un problema.

    ¿Sabes cual es para mi el verdadero problema del helicopter money? Que parte de ese dinero se puede dedicar a amortizar deuda, con lo que la masa monetaria total seguiría disminuyendo, así que después de un tiempo podría ser necesaria otra inyección de 1.000€, y así sucesivamente. Si ese circulo virtuoso continúa, llegaríamos a una situación en la que el dinero circulante no es deuda proveniente de los bancos (que hoy en día constituye el 95% del dinero), sino dinero real proveniente del BCE y que no paga intereses a la banca. Esa situación, que es el objetivo y la utopía de Dinero Positivo, es la pesadilla de la banca. Y el verdadero motivo por el que van a disparar con todo lo que tienen contra el QE for People.

    Un saludo.

  5. #5

    Sauron

    en respuesta a dilbert
    Ver mensaje de dilbert

    Cuestión previa: No, a mí no me gustó y sigue sin gustarme el QE. Era (y soy) de los que consideraba que el sistema financiero-bancario está esencialmente en quiebra y que, por tanto, el dinero canalizado a través de los bancos no iba a llegar a la economía.

    El comentario venía para intentar razonar pedagógicamente el por qué generaría inflación. Incluso lo he hecho de forma algo superficial, pero quería razonarlo para que se entendiera.

    El BCE emitió dinero (aumento de pasivo) y compró deuda (aumento de pasivo) por lo que el balance sigue equibilibrado. Otra cosa es si ese activo vale lo que realmente dice (creo que no) y se generará un desequilibrio.

    El QE for people, efectivamente, sería necesario renovarlo continuamente para continuar la inflación (de ota forma, sería un "one-shot" que generaría un empujón a los precios y se iría diluyendo con el tiempo) de forma análoga a cómo el QE se extendió con el QE2, con las compras de deuda pública, las compras de deuda corporativa, etc, etc, etc

    En cuanto a lo que describes como verdadero problema del helicopter money, respetuosamente creo que te equivocas en un par de cosas:
    1. Si generas dinero para amortizar deuda, la posición global no varía. Te ahorras los intereses Futuros pero, por otro lado, liberas a la banca de las deudas de dudoso cobro o impagables (incluyendo hipotecas de particulares) y se las cambias por dinerito líquido. Los bancos estarán inicialmente encantados aun sabiendo que se reduce su fuente de ingresos (los préstamos que se irían amortizando) pero, de momento, una gran fuente de problemas se les resolvería y, después, Dios dirá.
    2. Llegar a una situación en la que el dinero circulante no es deuda proveniente de la banca puede parecer bonita pero, como la banca podrá seguir usando su factor multiplicador para prestar más de lo que tiene, esa situación en la que por ejemplo habría 11 billones de euros en circulación para un PIB de la zona euros de 11 billones (actualmente el ratio para la base monetaria -billetes y monedas- es alrededor del 10%, no del 100%) haría que cuando volviera a haber buenas expectativas se prestara el equivalente a 100 billones para un PIB de 11 billones (eso sí es hiperinflación). Si quieres un dinero completamente desvinculado de deuda, estás abogando por un patrón monetario anclado a algo que varíe poco (oro, un patrón matemático de limitación absoluta de préstamos, la obligación de mantener el 100% de los depósitos en forma de efectivo, prohibir a la banca hacer préstamos y dejarla sólo para dar asesoramiento y cobrar por asesoramiento...elige)

    Sobre el efecto de 1.000 euros por persona...unos pequeños números (de nuevo, superficial y según me van saliendo, sin investigar los números exactos, pero para saber de qué hablamos). Lo llevo al caso de España (redondeando en 50 millones de población por sencillez):

    a) 1.000 euros por persona, ergo 50.000 millones a repartir
    b) Dado el sueldo medio en España (unos 1.200-1.300 euros), el empobrecimiento a lo largo de la crisis, etc, asumamos que la popensión marginal a consumir es algo elevada pero no estratosférica (80%), ergo 40.000 millones irían a consumo.
    c) Por las razones anteriores (crisis, empobrecimento...), buena parte iría a bienes y servicios básicos y "medio básicos" en los que creo que hay capacidad de producción adicional poco inflacionista (en unos casos más que en otros). Pero también es cierto que la situación de poca competencia en muchos sectores hace que haya poder de imposición de precios por productores y distribuidores. Pongamos que un 60% va a bienes con capacidad extra de producción y un 40% a bienes con poca capacidad extra de producción o con poder de imposición de precios. Ergo 24.000 millones van a consumo poco inflacionista y 16.000 millones a bienes inflacionistas
    d) En España el consumo representa alrededor de un 60%-65% del PIB (unos 650.000 millones). Si 16.000 millones adicionales van a "pelear" por esos mismos bienes que se producen y venden anualmente por 650.000 millones, ya tienes al menos 2,5 puntos de inflación de golpe.
    e) Añádele, por la velocidad de circulación del dinero y los efectos de segunda ronda (mayor precio de gasolina que va a los costes d etransporte y después a los bienes transportados. O más empleados en supermercados que después gastan su sueldo, etc, etc) y ahí tienes tu alta inflación.

    Son sólo unos numeritos muy básicos y muy conservadores para saber de qué hablamos.

    No sé si me he dejado algo en tintero

  6. #6

    dilbert

    en respuesta a Sauron
    Ver mensaje de Sauron

    Asumamos que tus cálculos son correctos. Rebajamos un poco la población (sólo mayores de edad) y la cantidad (por ejemplo 500€): 15.000 millones. Obtenemos una inflación de un 1%, estimulando de paso el consumo y la recaudación de impuestos. La verdad, no le veo más que ventajas. Alguna pega y/o efecto lateral habrá, pero no parece que sea el fin del mundo como leo últimamente en varios artículos.

  7. #7

    Espekulator

    Y esto del helicoptero, se ha utilizado en algún pais? Hay datos que digan que funciona? A ver si vamos a ser los primeros en utilizarlo.
    En mi opinión, esto es pan para hoy, hambre para mañana

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar