3
Este contenido tiene casi 8 años

En 2012, todos hemos conocido la caída de Bankia en base a los problemas en la reformulación de las cuentas del ejercicio 2011. Uno de los problemas de base en la auditoría era la existencia  de unos créditos fiscales de 2.925 millones de euros, que eran manifiestamente dudosos. El razonamiento era, en su momento, simple. Los créditos fiscales son un activo de la empresa en el sentido de que son un importe que se podrá deducir con cargo a impuestos futuros, reduciendo los pagos de impuestos. En la medida que no genere pagos suficientes para generar beneficios, la realidad es que este activo es inexistente y por tanto ficticio, de tal forma que hace poco más de un año, esto era un problema para las auditoras, para el FMI y para la fiscalía, que recordemos inició, (con evidentes razones), un procedimiento penal en el que incluía esto.

Para que lo entendamos con un ejemplo muy burdo, (son los mejores); es como si yo, al presentar mis cuentas presentase como un beneficio, (cada año) y un derecho, (los beneficios que hubiese acumulado), un descuento intransferible sobre sobre el precio de las compresas. Puedo haber generado un descuento para tal producto, pero mientras no cambie la situación y no las use; pues resulta que esos ingresos anuales y el volumen total de cupones valen cero, por lo que habré falseado mis cuentas.

Ahora mismo, la situación está cambiando; y dado que no hay forma de creerse los activos fiscales, resulta que el gobierno está cambiando de tendencia y va a convertir estos activos fiscales en un crédito a la administración. Es decir: ¡avalará estos créditos fiscales!, lo cual dista un poco de llevarlos a los juzgados como hace bien poco se ha hecho, (y como se debería haber hecho). Nos cuentan que esto no afecta a las cuentas del estado, (discutible porque estamos hablando del pago de impuestos), y que en realidad ya es un importe en manos de las entidades financieras, cuando la realidad es que son unos importes contabilizados en las manos de las entidades financieras, y que se convierten en reales ahora.

Pero más allá de una explicación, (lógicamente simple y burda), me gustaría llamar la atención sobre las últimas cifras reales de las entidades (2012). Recordar que los datos están disponibles a todo el mundo en la página web de la cnmv, (www.cnmv.es); no hay más que ir a “consulta de registros oficiales”; realizar una búsqueda por entidad, introduciendo su nombre y acceder a los informes financieros anuales.

Comenzamos por Banco Santander, S.A. Esta entidad anunció en enero unos resultados (en la presentación de la información referida al 4º trimestre de 2012) de 2.205 millones, tal y como ha recogido la prensa (por ejemplo).   En cambio, si acudimos al informe financiero del 2012, comprobaremos en la página 5 del documento, que finalmente el resultado ha ascendido a un poco más de 1.355 millones (un 38,54% menos que lo anunciado inicialmente); voy a pasar de los cambios en patrimonio neto, (que en el presente caso hace que se llegue a la situación de que los fondos propios de la entidad se reducen respecto al ejercicio 2011).

¿Cómo se ha llegado a estos 1.355 millones de beneficios?. Pues de una forma sencilla; El banco gana casi 971 millones antes de impuestos y gana 384 millones; (ojo que he puesto bien el “gana” en lugar de “paga”) en el concepto de impuestos de sociedades. Para que nos entendamos, en lugar de pagar impuestos, resulta que el 28% de sus beneficios vienen del impuesto sobre sociedades.  La explicación está en la página 147 del informe.  Los activos fiscales de la entidad se han incrementado espectacularmente hasta los casi 4.118 millones en 2012, (página 4).

BBVA anunció el 1 de febrero de 2013, unos resultados de 1.676 millones, (en la página 19 de la presentación del informe del 4 trimestre de 2012), lo cual recogió sin más la prensa; (por ejemplo). Haciendo exactamente el mismo ejercicio, vamos a la página 11 del informe financiero anual, y comprobamos que los resultados finalmente fueron 1.428 millones, (un 14,79%) menos que lo anunciado inicialmente. Para comprender de donde salen estos beneficios podemos ver que antes de impuestos BBVA ha ganado 634 millones de euros. Por lo tanto BBVA gana 751 millones en el impuesto sobre sociedades en 2012. O sea que el 52,6% de los beneficios de BBVA corresponden al impuesto sobre sociedades.  La explicación está en las páginas 87 y siguientes del informe. Los activos fiscales de BBVA también se incrementan de forma espectacular hasta los 5.732 millones, (página 7).

Caixabank, (La Caixa), anuncia unos resultados de 230 millones el 1 de febrero de 2013 en su presentación del 4 trimestre de 2012; (dato recogido por la prensa). Si vamos al informe financiero y concretamente a la página 11, nos encontramos con una sorpresa. Finalmente el resultado de la entidad ha ascendido a 273 millones de euros, (un 18% más que lo inicialmente anunciado). En la misma página comprobamos también que La Caixa ha perdido 165 millones antes de impuestos en el 2012; Los 438 millones que han registrado de beneficio en el caso de impuesto sobre sociedades, han permitido que la entidad tenga al final beneficio. Para encontrar los activos fiscales, nos tenemos que ir hasta la página 129 donde vemos un incremento salvaje en 2012 hasta llegar a los 6.382 millones desde los 2.503 millones de 2011, (explicado en las páginas 290 y siguientes del informe).

Bankinter presenta unos resultados de 124,7 millones el 24 de enero de 2013, información que también recoge la prensa, (aunque en cinco días tenga una errata…). Bankinter rompe un poco la tónica de las demás entidades. Finalmente ha conseguido unos beneficios mayores, ya que según las cuentas ha obtenido unos beneficios de 148,2 millones (un 18,7% más). Por otra parte, la gran novedad es que el resultado antes de impuestos asciende a 187,958 millones y paga impuestos de beneficios por importe de 39,750 millones. (página 3 del informe). En la página 2 se comprueba la existencia de unos activos fiscales relativamente modestos, (260 millones), que además no se han incrementado espectacularmente desde el año anterior.

Banco Sabadell presenta el 24 de enero de 2013 unos resultados de 81,9 millones, (en este caso pongo a europapress como ejemplo de la prensa). Este beneficio es exactamente el mismo que finalmente aparece atribuido al grupo en el informe financiero anual, (página 11). Pero sin embargo, vemos que Banco Sabadell ha obtenido una pérdida de 302  millones de euros en 2012 antes de impuestos. Para llegar a los beneficios se ha apuntado un ingreso en concepto de impuesto de sociedades de 398 millones, (la explicación en las páginas 136 y siguientes). Respecto a los activos fiscales que tiene en su balance, también sufren un explosivo incremento desde los 1.408 millones de 2011 hasta 6.279 millones.

Banco Popular presenta el 1 de febrero de 2013 unas cuentas que anticipan una pérdida de 2.460 millones en 2012, (recogido en prensa también). Lamentablemente, en el informe financiero consta un resultado final que incluye una pérdida de 2.719 millones, (10% superiores a las anunciadas). En la página 124 del informe financiero, podemos comprobar como en realidad ha perdido la friolera de 3.907 millones de euros, lo que ha compensado en parte con un ingreso de 1.187 millones en concepto de impuesto sobre beneficios. (lo explica en las páginas 229 y siguientes del informe financiero). Por supuesto el incremento de los activos fiscales es el mayor pasando desde los 882 millones de 2011 hasta los 3.641 millones que hay en 2012.

Quizás a estas alturas, y aunque ya está acabando el post, alguien habrá notado que faltaba precisamente la entidad a la que aludía al principio del Post. Pero ya que todos somos Bankeros, ¿Cómo me iba a olvidar de dicha entidad?.

Bankia presenta el 28 de febrero de 2013 unos resultados record; concretamente la friolera de unas pérdidas de 21.238 millones de euros, (recogidos por ejemplo en el mundo). Finalmente en la página 4 de su informe tenemos que las pérdidas han sido un 13% inferiores y se han quedado “sólo” en un resultado negativo de 18.306 millones de euros. Claro que podemos comprobar que antes de impuestos ha obtenido unas pérdidas de 21.545 millones, que han compensado con un ingreso en concepto de impuesto sobre beneficios de 3.238 millones batiendo todos los record.

Curiosamente, aunque el año pasado la existencia de unos créditos fiscales negativos de casi 3.000 millones fueron causa de controversia, de un procedimiento penal, de los problemas de la auditora y del rescate del país, (u obtención de préstamo en condiciones ventajosas de la UE según el gobierno), este año nos encontramos con 8.655 millones registrados en las cuentas como activos fiscales, (página 3 del documento), donde nos encontramos curiosamente con un importe ya de 5.652 millones en las cuentas reformuladas.

 

Actualización a 28 de noviembre:

 

No había explicado, ni bien ni mal, porque criticaba que se nos ofreciesen unos datos en la presentación de información en el 4T y luego encontrásemos otra información distinta en los informes anuales. De la misma forma, tampoco explicaba las razones por las que entiendo un fallo de prensa y analistas el hecho de que una vez facilitados unos datos a principios de año, no se volviese a ellos jamás.

La razón está en el uso, a voluntad de los datos a nivel grupo o a nivel individual, y la explicación de lo que significa y porque no parece apropiado usar los datos a nivel consolidado, aunque sean los que se dan cuando la publicación de las cuentas es noticia está en el post que acabo de colocar:

http://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/2051856-entendiendo-diferencias-grupo-consolidado-individual-presentaciones-cuentas

Lamento no haber hecho las cosas bien.

  1. en respuesta a Art_madd
    -
    #3
    28/11/13 17:58

    https://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/2051856-entendiendo-diferencias-grupo-consolidado-individual-presentaciones-cuentas

    Ya acabo de poner la explicación de la razón por la que uso los datos individuales y por la que además me parece bastante erroneo usar la consolidada, por mucho que las cotizadas digan que es el relevante para las cotizadas...

  2. en respuesta a Art_madd
    -
    #2
    28/11/13 07:41

    tienes razón. He ido demasiado deprisa.

    Los informes financieros y lo relativo a lo beneficio, era todo parte de un post en el que trataba de explicar que se comete un error importante cuando se presentan los beneficios y se anuncian, lo que además desvirtúa y mucho la información.

    Además no tiene ningún sentido. Ese error, y es la principal causa de las diferencias entre los beneficios de la cotizada X y los beneficios anunciados de la cotizada X es principalmente el que mencionas.

    Es sencillo entender que lo importante para conocer la situación de una empresa determinada, son los beneficios individuales de la empresa determinada, y no lo del grupo, que recordemos que no cotiza.

    Este post debería haberlo puesto antes, pero con los datos se me cruzó lo de empleo y está claro que presenté las cosas bastante mal. Voy a intentar colocar hoy a media tarde, por lo menos la explicación un poco burda de esto...

    Pero vamos... que para la acción de Santander S.A. importan los datos de Santander S.A. y los beneficios de Santander S.A. ... ¿Lo del grupo?.... Pues será en la medida y forma en que esto de pertenecer a un grupo afecta a Santander S.A. (O sea... que aparezca en las cuentas de Santander S.A.).

  3. #1
    28/11/13 01:25

    Te has hecho un lío, con el SAN por ejemplo, los 2200 millones son el resultado consolidado, los 1355 el individual. En el informe anual primero va el individual (de la cabecera) y luego el consolidado que es el relevante para una cotizada.
    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar