Entendiendo las diferencias entre grupo consolidado e individual en las presentaciones de cuentas.

Ayer colocaba dos post en los que trataba dos ideas básicas; por un lado colocaba los pagos (o más bien, los no pagos) de impuestos de sociedades de los bancos relevantes en España; y por otro lado, una diferencia entre los beneficios anunciados y los reales de las entidades en 2012.

Estos post no fueron demasiado pensados en la planificación y eso lleva a un punto que puede que no se entienda, lo que acaba generando este post que podemos llamar de emergencia. La génesis de estos post, viene derivada de que estaba preparando uno sobre las diferencias entre los beneficios de las empresas cotizadas (no sólo bancos) anunciados y los finales, (o los que deberían ser anunciados), que se basan principalmente en una trampa. Por el medio se juntó una conversación con una persona en la que recordé series pasadas en la que ponía lo que pagaban las entidades financieras y decidí actualizarlo. Al actualizarlo, me encontré con un escándalo mayor, (como siempre, en mi opinión), y mezcle los dos, sin poner antes el post donde trataba de explicar la otra trampa.

Por esto ahora vengo a intentar explicar lo que significa lo de grupo consolidado, beneficio atribuido y lo de las cuentas individuales, y una relación que considero básica. Para esto voy a usar un ejemplo, que ya digo que no cumple el requisito básico para que sea considerado un grupo; un grupo siempre será entre sociedades y voy a usar personas para que se entienda. Es evidente que una vez entendido el concepto, no habrá dificultades luego para introducir los matices.

Imaginen que yo tengo un trabajo, por el que tengo un sueldo de 10.000 euros al año; luego imaginen que además tengo una participación del 60% de una empresa que genera 100.000 euros al año. Esta empresa reparte en beneficios el 50%.  Está claro que tengo el control de la empresa, y por tanto imaginemos (que ya sé que en este caso es imposible), que decido crear un grupo.

Para ponernos en antecedentes, resulta que cuando haga mi declaración tendré unos ingresos de 40.000 euros; (los 10.000 de mi sueldo más 30.000 que responden a lo que ha repartido la empresa que tengo: reparte la mitad de los beneficios que son 50.000 €, de los que a mí me corresponden el 60%).

Ahora la clave; puede que tenga que decir en algún lado cuales son mis ingresos; por ejemplo, se me ocurre ir a un banco a pedir un crédito, (en teoría aparte de vender seguros y regalar tablets a cambio de algo hacen eso). ¿Cuántos son mis ingresos?.

Podré decir que lo importante es los beneficios del grupo. En este caso, serían 110.000 euros; (los 100.000 que gana la empresa más los 40.000 que gano yo menos los 30.000 que son ingresos desde la empresa; o bien lo que gana la empresa por su cuenta, más lo que gano yo por la mía).

Está claro que el banco me dirá que la información no es correcta, ya que mis ingresos son 40.000 € y no los 110.000 €. De hecho, parte de los 110.000 € ni tan siquiera están relacionados conmigo, porque algo será de los socios estos que de los que me he olvidado, (los que tendrían el 40% de la sociedad). Puedo hacerme el ofendido y afirmar que lo importante es el resultado del grupo, pero no va a colar. Por supuesto, los datos de la empresa sirven para sacar conclusiones, (no es lo mismo tener una participación de una empresa solvente, que de una que no lo es.. por ejemplo), pero no son mis ingresos.

Por tanto, extraña el hecho de que una entidad financiera jamás aceptase el dato de 110.000 € como mis ingresos, pero que sea el que reiteradamente y de forma masiva ofrecen cuando hacen las presentaciones; recordemos que la acción de Santander es representativa del capital de la empresa y no del grupo, en el que podemos (y encontramos), datos que corresponden a otros. Y sorprende y mucho, que nadie se pare a preguntar por esto.

Seguimos negociando con la entidad financiera, y ya aceptamos que no nos computen los 110.000 € como mi ingreso. En este sentido puedo ofrecer un nuevo dato para contestar a mis ingresos: 70.000 €. ¿En base a qué?. Pues en base a que gano 10.000 € y dado que  la empresa gana 100.000 € y tengo el 60%; puedo defender que gano estos 70.000 €, aunque haya cobrado en realidad 40.000 €. Evidentemente la defensa de este dato es mucho más sencilla, ya que puedo decir que los beneficios no distribuidos generan un mayor valor, lo que al final es un beneficio mayor para mí. Si doy este número estoy haciendo referencia al beneficio atribuido.

Por supuesto este dato tiene importancia y facilita información, sobre todo respecto a las valoraciones de los activos que tengo. Recordemos que he cobrado 40.000 €, y tengo el 60% de una sociedad que ahora vale 50.000 € más, (los beneficios que se ha quedado). Evidentemente ayudará en mis negociaciones con el banco, pero tampoco serán mis ingresos, porque es posible que existan todo tipo de problemas que impidan a la sociedad repartir estos ingresos, (por ejemplo, que deba dinero a un banco que le impone condiciones, que el banco central limite dividendos…).

En definitiva, si voy al banco con estas condiciones, pondrán en la casillita: Ingresos; un total de 40.000 €; y muy probablemente meterán en algún lado la información de la empresa que genera los 100.000 €, de los que reparte sólo la mitad, de tal forma que además de mis ingresos tengo activo que ha incrementado su valor, lo que además obligaría a hacer un pequeño cálculo: Si yo pongo como ingreso el incremento de valor, esto ya iría a mis ingresos; si luego sumo el incremento de valor estoy duplicando los ingresos. Con personas y cobros no ocurre,  pero cuando una entidad valora las inversiones que tiene en sus cuentas, y luego suma el valor de las participadas; pues resulta que estaríamos ante un problema.

Con este ejemplo, espero que se entiendan las razones por las que, contra todo el consenso, considero que cuando Banco X, S.A. emite información a cuenta de que sus trocitos de capital, (acciones de Banco X, S.A.), cotizan en bolsa, deberá ofrecer y publicitar los resultados de Banco X, S.A. y desde luego cuando le pidamos explicaciones, debemos preguntar por todo, pero desde luego pedir los datos de Banco X, S.A.  Creo que tampoco será necesario explicar la razón por la que esto ocurre. Todos queremos “estar guapos” cuando vamos a hablar con el banco.

Parafraseando un anuncio de Tv con cierta solera: ¡Porque ellos lo harían!. 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar