8

 

Lo primero que me gustaría dejar claro es que cuando alguien coge cualquier lista de datos o estadísticas, lo puede hacer de varias formas. Son las intenciones del que busca, las que van a determinar cómo se va a hacer esto.

Pensemos en cualquier reconocimiento médico al que nos vamos a someter; Podemos en primer lugar suponer que estamos ante un reconocimiento rutinario para la detección temprana de ciertas enfermedades; en este caso, nos encontraremos con la analítica en la que nos aparecen toda una serie de datos. Lo normal es que,  si lo que buscamos es tratar de averiguar cómo estamos, o las amenazas para nuestra salud; nos centraremos en todos aquellos puntos en los que el resultado de la analítica se salga de los parámetros de referencia. Cuando nos dan los resultados, ¿Qué es lo que buscamos en google?. Sí tenemos 39 indicadores en rango y tres cosas fuera de rango, el 99% de las personas y en general los médicos irán disparados contra esto qué es lo que indica que algo está mal.

Pero pudiera ocurrir que tengamos determinado vicio, (con alguna típica comida insana), y que ante la aparición de un problema de colesterol, nos dediquemos a buscar la información de lo que está bien, para tratar de contrarrestar un mal resultado de colesterol. Es decir, trataremos de sacar argumentos entre los indicios que nos han salido bien, para tratar de demostrar a quien sea, (normalmente pareja), de que no hay problema para poder seguir con nuestro vicio.

Es sencillo entender que si queremos entender la situación tendremos que prestar mucha atención a lo que está mal, mientras que si queremos dar a entender que la situación es buena, lo que tendremos es que rebuscar entre lo que está bien e ignorar o minusvalorar lo que está mal.

Ahora lo que corresponde es mirar al revés; es decir; según la explicación y la información que una persona nos dé sobre los resultados de su análisis, podremos saber exactamente qué es lo que piensa esta persona, o cuáles son sus intenciones. Si nos cuentan que ha salido mal lo del colesterol y triglicéridos, probablemente esté preocupado por este punto; pero si nos cuenta que a pesar de que el colesterol “no le haya salido bien”, existen cuatrocientos mil parámetros que dicen que está bien, tendremos todos claro que es consciente de que existe un problema, y de que también se está intentando esconder, por las razones que sean, para no cambiar determinado hábito.

Pues ahora imaginemos un caso en el que pese a tener un documento en el que la mayoría de los resultados impliquen valores anormales o indicativos de un riesgo, nos encontramos con una persona que busca y rebusca entre todos los datos posibles justificaciones, algunas muy variopintas, que traten de mostrar una idea de “no está tan grave” o incluso de que “se va por el buen camino”.

Esta es la situación actual, donde todos los días se publican un buen número de datos estadísticos que nos muestran una situación en la que la inmensa mayoría de los indicadores nos llevan a concluir que la situación del país es dramática. En este entorno, los esfuerzos por ignorar o suavizar aquellos indicadores que muestran amenazas son tan evidentes como los esfuerzos por detectar aquellos parámetros que están bien o simplemente que no estén mal. En cambio toda alarma o aspecto negativo es sistemáticamente ignorado.

Ahora bien, ¿podemos afirmar que no se enteran?. Lo podríamos hacer si no se rebuscasen datos e interpretaciones positivas entre todo el maremágnum de datos; pero dado que nos encontramos de repente con aquellos textos o discursos donde se busca el “brote verde” o “aspecto esperanzador”, en medio de toda una serie de datos desastrosos, estamos sin lugar a dudas en el entorno de “sabemos perfectamente como estamos” pero no podemos o no podemos cambiar absolutamente nada.

Por tanto estamos eternamente en el juego de lanzar predicciones esperanzadoras, basadas en cualquier dato de nuestro particular análisis que aún salga bien, o que no salga mal, y luego tratar de justificar que las predicciones anteriores no se hayan cumplido porque nos hayamos encontrado con algún suceso inesperado, (cisne negro). Todo en virtud de un modelo en el que ni se nos ocurre cambiar el rumbo de las cosas.

¿Por qué?. Pues porque nos hemos encontrado con la necesidad de que los mercados financieros no caigan; y esto se hace de forma que los participantes en los mercados financieros no caigan; y la única forma de que las entidades financieras y aseguradoras cubran pérdidas es que el resto de la sociedad las cubra. Este es el grave problema; se está sacrificando la economía para salvar la economía financiera. Todo el mundo sabe que esto sacrifica la economía, y que en definitiva esto se acabará cargando también la financiera; pero nadie tiene el valor para cambiar el modelo, esperando quizás a que otro sea el cisne negro, en la reedición a nivel países de lo acaecido con la banca de inversión en 2008, en el que todas las entidades de la banca de inversión intentaron mantenerse en pie hasta que hubo el primero en caer, (necesario para salvar a las demás).

  1. en respuesta a Yo mismo
    -
    #8
    22/02/13 07:58

    Entonces te has expresado mal, porque el título del artículo dice "¿Se sabe que vamos al desastre?", cuando debería ser "España es un desastre", que eso creo que lo compartimos todos.

  2. en respuesta a snivelak
    -
    #7
    22/02/13 02:36

    Tengo una duda: cuando escribiste el mensaje ¿erais varios escribiendo?, lo digo por lo de "quedamos unos cuantos", bueno... yo creo que queda un 90 % que ni puñetero caso.

    Demasiadas referencias al diablo...., no hace falta el diablo, actualmente el ser humano se basta por sí sólo para aniquilar lo que haga falta, y por cierto más del 90 por ciento de la población está viviendo en las cavernas, o mejor dicho no tendría que haber bajado del árbol, pues su mente no ha evolucionado en paralelo al devenir de la ciencia que unos cuantos genios han conseguido (es discutible si esto ha sido bueno para la especie humana, pues con el sistema primitivo hemos sobrevivido decenas de miles de años).

    Si ahora esa élite (me refiero a científicos, no políticos), está diciendo que por este camino estamos abocados a la extinción en un plazo no muy lejano, cualquier comentario en base a como le va a cada uno, creo que se puede calificar como superfluo e irrelevante. Los números cantan: un sistema finito no puede permitirse un consumo/gasto que tiende al infinito.

  3. en respuesta a snivelak
    -
    #6
    22/02/13 01:04

    snivelak...es cierto lo qu8e dices no es el apocalipsis...al menos no para todos...un abrazo...

    http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&ved=0CDgQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.larazon.es%2Fdetalle_hemeroteca%2Fnoticias%2FLA_RAZON_385633%2F8373-la-crisisi-duplica-en-3-anos-el-numero-de-pobres-atendidos-por-caritas&ei=6rImUe6bKs600QWdm4CAAQ&usg=AFQjCNERPxEI0vtOEOof0y_uuFTLRXc0Eg&bvm=bv.42661473,d.d2k

    En 1400000 hogares nadie tiene trabajo y hay 500000 hogares sin ingresos

    En España hay 1.400.000 hogares en los que ningún miembro trabaja y 500.000 que ya han agotado todos los sistemas de ayuda y no tienen ningún tipo de ingreso, ha denunciado hoy Cáritas en la presentación de su informe correspondiente a 2010.


    La crisisi duplica en 3 años el número de pobres atendidos por Cáritas

    06 de julio de 2011. 00:00h Servimedia. Madrid.

    La situación es tal que hay diez millones de personas en situación de "relativa pobreza" y otros ocho millones en situación de "exclusión", entre ellos muchos parados cuya situación de desempleo se ha vuelto crónica.

    "Y los efectos de la crisis no han terminado aquí", ha advertido en conferencia de prensa el secretario general de la organización asistencial, Sebastián Mora.

    Así, el informe revela que Cáritas ha atendido el año pasado a 950.000 personas que han presentado un total de 1.800.000 solicitudes de ayuda, lo que supone casi un 20 por ciento más que en 2009, y un aumento del 104 por ciento desde 2007.

    De estas personas, 300.000 han acudido a Cáritas por primera vez en 2010 al pasar de una situación de vulnerabilidad a la pobreza, o de la integración a la vulnerabilidad por haber perdido el trabajo o consumido las ayudas oficiales.

    La mayor parte de los casos atendidos (el 74 por ciento) son familias, mientras que las personas solas que han requerido ayuda han supuesto el 24 por ciento de las solicitudes.

    En cuanto al perfil de los demandantes, Cáritas ha detectado la presencia cada vez mayor de trabajadores con formación, estudios y amplia experiencia laboral.

    Quienes empezaron la crisis como desempleados recientes, han pasado a ser "de larga duración", con lo que ha comenzado un proceso de "cronificación de la precariedad" debido al largo periodo de desempleo.

    La familias jóvenes, con cónyuges de entre 20 y 40 años, y con uno o dos hijos pequeños, y los jóvenes en busca de su primer empleo son los siguientes dos grupos que más acuden a Cáritas.

    También está creciendo, según la organización, el número de demandas de ayuda por parte de parados de más de 45 años y de mujeres solas con cargas familiares y problemas para conciliar la vida familiar y laboral.

    El problema, según Mora, es que ante esta realidad, la Administración responde con un sistema de seguridad social que es "frágil, con grandes diferencias territoriales y que deja muchos huecos y situaciones sin resolver", ha planteado.

    Según el informe, y salvando la "grandes diferencias" entre Comunidades Autónomas, la media de tiempo para concertar una primera cita de asistencia es de 26 días en los servicios sociales, y la tramitación y resolución de la ayudas se retrasa otros 65 días de media.

    "Son casi tres meses esperando una solución de la Administración para un caso de urgencia", ha lamentado Mora, quien ha añadido que para la concesión de una renta mínima los plazos son de uno 132 días entre la solicitud y el cobro efectivo.

    En Cáritas esos plazos son de una media de 4 días para la cita inicial y de 7 para la resolución de la ayuda.

    Así, el 67 por ciento de las personas que han acudido a Cáritas llegan derivados desde los servicios sociales públicos que se declaran "desbordados e incapaces de atenderlos", ha subrayado Mora, quien ha precisado que, en general, el sistema público se caracteriza por ayudas "de muy baja intensidad".

    Así, las prestaciones económicas son "insuficientes" y poco eficaces en las situaciones de urgencia debido a la falta de agilidad y flexibilidad del sistema.

    Además, el concepto de necesidad básica" de la Administración es muy reducido y, con frecuencia no incluye demandas como alimentación, suministros, enseres o gastos sanitarios o de medicamentos.

    Las ayudas oficiales son siempre limitadas en el tiempo y están sujetas a uno requisitos de acceso "cada vez más duros y -en ocasiones- excluyentes", afirma Cáritas.

    Será por todo esto por lo que acudir a la Administración figura en cuarto lugar entre las "estrategias de supervivencia" que aplican las personas con necesidades.

    El apoyo familiar y la vuelta a la casa paterna es la primera estrategia para afrontar una situación difícil; en segundo lugar, las personas con necesidades están recurriendo al trabajo en la economía sumergida, y en tercer lugar, solicitan ayuda a alguna organización asistencial, según el informe.

  4. en respuesta a snivelak
    -
    #5
    22/02/13 00:20

    Que curioso.

    Yo admiro a aquellos que aún piensan que no ha pasado un drama....

    Sinceramente, da la impresión de que sugieres que yo soy uno de estos agoreros. Sin embargo, puedes repasar los post o puedes confiar en mi palabra cuando digo que no es cierto que haya sido agorero; por la sencilla razón de que jamás pensé que las cosas iban a estar como están.

    Una tasa de paro salvaje, 10% de morosidad, desahucios, más de la mitad de la población sin ahorros, pensiones en peligro, sanidad en peligro, educación en peligro, las administraciones sin pagar.... ¡y con una moral acojonante, se sigue haciendo exactamente lo mismo, sin cambiar una coma y se defiende que los agoreros fallaron!...

    Pero,..¿que esperabas cuando se dice que ibamos al desastre?.

  5. en respuesta a snivelak
    -
    #4
    21/02/13 23:54

    Necesitamos sobresalir de la aburrida y estúpida cotidaneidad porque no da sentido suficiente a nuestras vidas y no nos permite diferenciarnos y destacar sobre la masa informe y vulgar.

    Para ello nada mejor que soltar y sacar el lado oscuro que atrae y da más morbo porque mientras un cisne blanco se confunde en la vulgaridad de la mayoría, el cisne negro se convierte en el centro de atención.

    Cuando la competencia por la perfección y el morbo permiten que todo valga, nos encontramos con que atraiga más ver más cisnes negros que blancos, sobretodo cuando se generaliza burdamente porque vende más, sin afinar, en casos necesariamente tan concretos:

    CISNE NEGRO

    Un saludo

  6. #3
    21/02/13 15:11

    tambien mienten directamente, no me creo el dato de menos del 7% de deficit, pero supongo que hara lo mismo que zapatero, anuncia un deficit que no incluye todos los datos y luego los van actualizando segun van llegando y al final acabara en el 9%, asi zapatero anuncio un 6% y acabo siendo un 10%.

    en realidad sera el 13% al sumar los 40.000 millones para la deuda publica a traves de la via de financiar a los bancos nacionalizados que luego le compran la deuda.

    como no vamos a ir al desastre con un 13% de deficit?...

  7. #2
    21/02/13 15:07

    Menos mal que quedamos unos cuantos que no hacemos ni puñetero caso de todos los agoreros que -no sabemos en función de qué oscuros intereses- llevan desde 2008, día si, dia también, anunciando el apocalipsis, los 7 males del infierno y el advenimiento del maligno. Si todos nos dejáramos llevar por el pánico que nos pretenden infundir, estaríamos ya viviendo en las cavernas.

  8. #1
    21/02/13 14:30

    Sobre el tema del diagnóstico médico, he aquí algunos vicios médicos que vale la pena cotejar para ver cómo se cuadran con la política. Los vicios a la hora de hacer diagnóstico diferencial.

    Diagnosticar la realidad
    https://www.rankia.com/blog/comstar/1076441-diagnosticar-realidad

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar