13

 

Tenemos por ahí una discusión pendiente acerca de la actitud de los bancos y los usuarios, (en general todos), acerca de la culpabilidad de determinadas decisiones. En mi opinión, en la inmensa mayoría de los casos nos hemos encontrado con la culpabilidad de las entidades financieras porque entiendo que los usuarios de estas se han de fiar de lo que las entidades digan. Es así de simple, cuando vas a un banco, se supone que vas a junto a un experto en el tema, y por tanto con más criterio. Se sobreentiende que el banco va a ofrecerte un buen producto, (aquel en el que todos ganan), y que en todo caso que los reguladores y las administraciones públicas se van a ocupar de que no existan engaños. Está claro que estas premisas no se han cumplido.

Por el otro lado tenemos el argumento de que los clientes de las entidades financieras debieron entender que “el banco no es tu amigo” y por tanto es un negocio en el que busca su propio beneficio y que los usuarios debieron tener en cuenta esto.

Lo curioso es que bastantes veces, para tratar de exponer mi opinión sobre la responsabilidad de las entidades financieras, expertos y demás gurús, colocando todo tipo de productos engañando a miles o millones de personas, recurrentemente he usado el argumento de la sanidad y los médicos. Cuando vamos al médico tendremos que asumir que no es normal, deseable, y ni tan siquiera defendible que tengamos que tener los conocimientos necesarios para entender, contradecir o poner en duda sus diagnósticos y prescripciones.

Evidentemente este es un extremo, no es lo mismo ir a un banco que a un médico; no lo es por los conocimientos necesarios, por la asimetría en la información y sobre todo no lo es por los efectos que puede ocasionar una mala decisión. Por esta misma razón es por la que lo he usado recurrentemente.

Pues curiosamente, por muy extremo que sea, ahora resulta que precisamente el ejemplo que he usado como algo que no tendría ningún sentido es hoy el punto clave de la situación en España. La frase “El banco no es tu amigo” es cierta, pero ocultaba aspectos claves en un sistema perverso y sobre todo en la falta de responsabilidad. Pues hoy nos encontramos con todas las medidas de gestión privada de la sanidad con exactamente la misma situación. En definitiva, lo que tenemos que entender es que directamente la entidad que asuma la gestión de los hospitales y de los servicios médicos no será el amigo de los usuarios. Tampoco lo seré de los políticos que acaben adjudicando, controlando y pagando los servicios con dinero de todos, pero si es posible que tengan cierta amistad entre ambos, (aspecto este que por cierto, incluso obviaré).

La diferencia de intereses es más que evidente, incluso sin tener que llegar al extremo del análisis. Pero sin embargo, son recurrentes los análisis que nos dicen aquello de que el sistema puede llegar a ser mejor, siempre y cuando exista una regulación y una supervisión desde el sector público muy eficiente. Es decir, que bien sea el gobierno o bien una entidad independiente, (aún no se ha llegado a este punto pero se llegará como se llega siempre a la necesidad de la independencia de los reguladores respecto a los políticos), se supone que garantizará que los intereses de los ciudadanos, (los que pagan y reciben el servicio), prevalecerán sobre los intereses de las empresas que los prestan, que harán lo que necesitan los ciudadanos, pero a un menor coste. Lamentablemente no conozco a nadie que haya dado demasiados ejemplos de reguladores que se hayan preocupado de los ciudadanos. De hecho, lo curioso es que incluso el Banco de España hasta ahora no está considerado culpable en ningún lado de los desmanes de las entidades. Pero, dada la experiencia de la CNMV, de los bancos centrales, de la CNE… , ¿de verdad vamos a tener que defender un sistema con intereses contrapuestos en el que el regulador ofrezca la clave para que funcione?.

De hecho es curioso, ya que todo este sistema se está montando para beneficiar a determinados grupos financieros y empresariales, por lo que está más que claro que los intereses que prevalecerán en este sistema van a ser “lo que los mercados determinen”; lo cual es perfectamente consistente con los anteriores ejemplos de reguladores que de regular, nada de nada.

En este caso en particular, la dinámica es peor incluso que en el resto de casos en los que las privatizaciones nos iban a traer bajadas de precios, mejoras para los consumidores y demás. ¿Por qué?. Pues porque en los modelos de sanidad que se están proponiendo resulta que da igual que los usuarios acudan a los hospitales o no; A fin y a cuentas se establece una gestión con un mercado cautivo de referencia y a facturar, de tal forma que no podremos decir ni aquello de “Podías ir a otro banco” o “Podías no firmar”, frases que ocultan siempre un poder de mercado que en este caso será tan extremo que dará exactamente igual.

Pero, ¿Y si resulta que al final no es más barato, (como por cierto ocurre en todo el mundo)?. ¿Qué ocurre si las empresas no logran gestionar con precios más baratos?. Pues entonces nos encontraremos con la sorpresa que tenemos siempre. ¿no nos lo imaginamos?. Habrá que modificar el contrato, hacer todo lo posible por mejorar la situación de las concesiones o al final rescatar a las entidades que pierdan dinero porque están prestando un servicio público y además si no se rescata a los inversores,….¿quién va a invertir?. ¿no ocurre con el resto de los sectores en los que tanto se lleva la colaboración público-privada que tan de moda está?.

En definitiva, lo que tendremos es más de lo que tenemos ahora mismo. Mercados de créditos cerrados y el que quiera un crédito pagando lo que los demás no pueden, mientras los reguladores rescatan entidades a un coste cada vez mayor, (aunque siempre anunciado como beneficioso para el contribuyente), mientras los contribuyentes y consumidores aceptamos todo tipo de animaladas para generar beneficios para unas entidades que dejan fuera del circuito a la inmensa mayoría de la sociedad. O sea, todos pagando lo que unos pocos pagarán muy caro.

¿Difícil de adivinar?. ¡Pues no será por ejemplos!.

  1. en respuesta a Dedalo Uno
    #14
    13/01/13 22:02

    estamos de acuerdo, con la existencia de la sanidad privada, el que la quiera que la pague..que monten sus hospitales y que esperen a sus clientes como cualquier otro negocio. por lo que no paso es con que querais sacar tajada de un sistema que cubre las minimas necesidades de las personas..
    copiemos a EUA su excelente sanidad privada...
    el que no pueda pagarse la sanidad, pues que no vaya al medico y arreglado para que tanto lujo..

  2. en respuesta a Dedalo Uno
    #13
    13/01/13 22:00

    y por cierto...

    ¿mas barato?... ¿los mismos servicios?.. lo digo porque resulta que parece que están apareciendo en los hospitales privados pagos con los que no se contaban; mientras el coste de la sanidad se ha ido disparando a medida que se introducían pagos a hospitales privados... Por no hablar de que existen determinados servicios que no se realizan en unos sitios u otros...

  3. en respuesta a Dedalo Uno
    #12
    13/01/13 21:58

    lo primero es que tenemos la sanidad más barata que cualquiera de los sistemas que se están intentando copiar. Esto es un hecho... Pero claro.. Ahora resulta que vamos a conseguir hacer el sistema USA mejor que los americanos.. ¿no?.

    Y por cierto... ¿se solucionan los monopolios con la iniciativa privada?.

    Respecto a la "profesionalidad" de los médicos, pues mira... tengo muchisimos ejemplos de profesionalidad de medicos con absurdos medios. Muchos más que de gestores de empresas privadas de concesiones públicas, (que al final son las empresas privadas estas las que parece que no se pueden echar en ningún caso)...

    Y respecto al " es tu amigo", pues mira... la diferencia es que "unos deben serlo" y otros no. La diferencia es que te mosquea el maltrato de lo público, por razones obvias pero no te puedes mosquear de que el banco privado vaya a lo suyo...

  4. #11
    13/01/13 08:55

    El tema no es si el hospital es tu amigo o no... sino si es más barato y de igual calidad el usar la gestión privada. La respuesta es SI.
    Veamos una cosa, para desmontar el uso de la frasecita "el hospital no es tu amigo": ¿en caso de gestión pública lo es? Tampoco, en este caso lo que es es amigo de los que trabajan allí, les permite no tener que hacer su trabajo (y lo sé, por que en un hospital que he trabajado hemos tenido "estatutarios" que venían del público) sin peligro de su trabajo. Lo que trabajan pueden es pasar de todo que no peligra su puesto, hacer las cosas con desidia, faltar al trabajo, hacer el horario que gusten o no rendir. Por otra parte en caso de "fallo" en su trabajo están los sindicatos y los demás para protegerle. Pueden "sustraer" materiales sin problemas (¿cuántas sábanas "públicas" habéis visto en las pancartas de "La sanidad no se vende"?)
    En el caso público los clientes (que son los enfermos) son rehenes de su monopolio y "seguridad laboral".
    La diferencia entre un hospital público y un privado (San Juan de Dios, Cruz Roja) es abismal en preio, no en trato.
    Ahora me pregunto ¿es tu ayuntamiento (público) tu amigo? ¿es el Congreso delos Diputados tu amigo? ¿es la EMT tu amiga? ¿es el "metro" tu amigo? ¿Cuántas veces has sido maltratado o lo "bueno del público" ha sido despreciado en aras de los trabajadores públicos de estos "servicios"?

  5. en respuesta a marcsanchez558
    #10
    12/01/13 01:59

    Volvamos a los orígenes.

    En Atenas a la gente la elegían para un cargo público por sorteo, no por elecciones. La idea era que democracia era participación, no votaciones, donde todos participaran. Los únicos cargos que iban por elecciones eran donde se manejaba dinero, y en caso de desfalco, respondían con el patrimonio personal por el monto de lo defraudado. ¿No será mejor volver a lo que tenían los griegos?

    Es que elecciones no es democracia.

    El concepto de separación de poderes no es tal, porque todos los poderes son ocupados por el mismo bipartido.

    Me parece que si hay políticos que no se preocupan por su gente es o porque nunca han tenido hambre y por eso no entienden al hambriento o porque sus padres les educaron mal, sin valores morales.

  6. en respuesta a Comstar
    #9
    12/01/13 00:16

    Exacto, hay está la clave. El cáncer de la sociedad actual es el sistema político existente pues ellos se lo guisan y ellos se lo comen, y los demás actúan de comparsa.

    Convendría dar ideas de como se puede abolir este sistema, ya no para instaurar uno que funcione eternamente, pues es imposible, tan sólo para que durante un periodo de tiempo el sistema esté casi libre de corrupción y por tanto mucho más funcional.

    Y por último: "nadie es tu amigo", pues ya sabemos que el ser humano es muy egoísta y este mundo es una depredación continua.

  7. en respuesta a Mafijus
    #8
    11/01/13 20:39

    El gobierno no es nadie, es simplemente una silla. Los partidos políticos son los que ocupan la silla. Los partidos políticos no son tus amigos. ¿Habrá que abolirlos?

  8. #7
    11/01/13 20:30

    En todo caso seria " El Gobierno no es tu amigo"
    Los hospitales como los médicos no tienen la culpa de lo que legisla este Gobierno, es más, muchos médicos están en contra.
    Como los jueces y abogados en la justicia de pago, como los maestros, como casi todos.
    En definitiva y para no alargar por sectores, "El Gobierno no es tu amigo"
    Saludos.

  9. #6
    11/01/13 16:06

    El negocio de la salud es tener gente enferma, el mensaje de la salud privada es "que se mueran los pobres".

    Medicina privada: ¿Que se mueran los pobres?
    https://www.rankia.com/blog/comstar/549158-medicina-privada-que-mueran-pobres

  10. #5
    11/01/13 16:03

    Muy bueno tú análisis, sería conveniente que la población se hiciese esas preguntas.
    El final será que para tener un servicio pagaremos más(vía impuestos) y esas plusvalías se las llevarán cuatro, lo que resten a la mayoría( de los que hacían negocio mediante el trabajo o mediante la venta de productos) lo sumarán unos pocos( los inversores del negocio).
    Creo que el mundo va hacia el gobierno de las corporaciones (como Umbrella, jejejej) y la independencia de los países y de los gobiernos tenderá a desaparecer.Lo que la ciencia ficción describe está llegando.

  11. #4
    11/01/13 15:06

    Muy buen post y muy acertado el título. No tardaremos en tener que repetir eso del hospital no es tu amigo.

  12. #3
    11/01/13 10:20
    la entidad que asuma la gestión de los hospitales y de los servicios médicos no será el amigo de los usuarios. Tampoco lo seré de los políticos que acaben adjudicando, controlando y pagando los servicios con dinero de todos, pero si es posible que tengan cierta amistad entre ambos, (aspecto este que por cierto, incluso obviaré).
    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/01/11/madrid/1357890029_816111.html Está muy claro que a los prebostes de Madrid la sanidad pública y los madrileños les importan un carajo. Van a hacer negocio con ambas partes de forma que ellos ganen. Quien no quiera verlo, que se lo mire... en otro país.
  13. #2
    11/01/13 09:04

    Es todo un gran negocio a costa del ciudadano: de su bolsillo, de su salud, de su educación, etc. etc. etc.

    La empresa de la que es consejero Juan José Güemes se queda con la gestión de los análisis clínicos que él mismo privatizó
    El exconsejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid forma parte desde agosto del Consejo de Administración de la empresa sanitaria Unilabs, integrada en el grupo Capio

    Unilabs acaba de comprar el 55% de la Unión Temporal de Empresas a la que el propio Güemes, siendo Consejero de Sanidad, adjudicó el servicio público de análisis en seis hospitales madrileños. Sin los seis centros cuya gestión sanitaria quiere privatizar próximamente la Comunidad de Madrid.

    La empresa a la que pertenece Güemes podrá ahora beneficiarse de la privatización que él mismo aprobó en 2009 y que justificó "por criterios de ahorro", ya que con la compra efectuada por su empresa Unilabs (que ha comprado por 5 millones de euros el 55% que el grupo Balagué tenía en la UTE) aumenta exponencialmente su red gestión de servicios públicos sanitarios ya que con anterioridad gestionaba los laboratorios del Hospital de Torrejón en Madrid y de los Hospitales de Denia, Torrevieja y Elche en la Comunidad Valenciana.

    http://www.cadenaser.com/espana/articulo/empresa-consejero-juan-jose-guemes-queda-gestion-analisis-clinicos-mismo-privatizo/csrcsrpor/20130111csrcsrnac_2/Tes

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar