¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Las reglas de la economía han cambiado

Un debate abierto sobre la economía actual

Comprando cédulas hipotecarias (¡y nosotros con estos pelos!)

 

Recientemente nos hemos encontrado con el reconocimiento desde la comisión nacional del mercado de valores de la existencia de ciertos problemillas en la comercialización de participaciones preferentes por las entidades financieras.  Traducido a castellano que podamos entender todos, esto significa que ha sido un cachondeo en el que las entidades financieras han conseguido una cantidad ingente de fondos a cuenta de un discurso de “son como depósitos”, “te las recompraremos y no sé cuantas cosas más”. En definitiva, lo que han hecho es colocar unos activos entre distintas personas que no sabían muy bien qué hacer con el dinero ante la situación generada y que han cometido lo que parece ser un error imperdonable: ¡fiarse del banco!.

El mismo caso estamos ante los valores convertibles y también de las cédulas hipotecarias, cuyo caso más conocido es el de La Caixa. En este sentido existen varias plataformas de afectados por las cédulas hipotecarias de esta entidad colocadas principalmente a lo largo de 2007 y 2008, (¡vaya casualidad que tal circunstancia se produjese a las puertas del hundimiento!).

Sin embargo la gran diferencia entre La Caixa y el resto de las entidades es que  la primera lo hizo directamente a través de las oficinas colocando dichos productos entre personas físicas que ahora se están dando cuenta de que no pueden recuperar el dinero, y que en el caso de que lo necesiten han de suscribir un préstamo, (solución que se les está dando). Por supuesto, la venta supondrá una pérdida de capital simplemente brutal. En definitiva lo que está claro es que nos hemos encontrado con un esquema en el que un buen número de personas está sufriendo unas minusvalías indecentes, y dado que no hay más participantes en la transacción, esto significa que las entidades obtienen unas plusvalías exactamente iguales. En definitiva, no es más que otro de los medios por los que los beneficios acaban en un lado y la ruina en el otro.

Tanto en el caso de las participaciones, como en el de los valores o el de las cedulas, siempre podemos tirar del aforismo de que han confiado en el banco, por lo que en definitiva la responsabilidad es suya. Ya he dicho en más de una ocasión que este razonamiento es completamente perverso, ya que en definitiva nos dice que necesitaríamos saber de todo por este mundo; Tendríamos que saber de finanzas para hablar con el banco, de medicina para que no nos engañe el laboratorio, de mecánica para que no nos la juegue el taller… Lo cual es absurdo. Pero en este caso quizás el caso sea más escandaloso aún.

¿Por qué?. Pues básicamente porque al final resulta que no tiene sentido la distinción de ciudadanos entre los que compraron estos activos y los que no. Lo que tiene sentido es la distinción de ciudadanos entre los que saben que compraron estos activos y los que no lo saben. Y esto es así porque unos ciudadanos lo han hecho directamente, (engañados o no, y conscientes o no de que lo compraban), y otros simplemente no son conscientes de que han invertido en estos activos.

El 6 de febrero de 2012, Banco Sabadell coloca cedulas hipotecarias por importe de 2.000 millones. Al día siguiente es Banesto quien coloca 500 millones y así sucesivamente. No son más que ejemplos de una situación en la que todos los bancos han emitido y colocado miles de millones de cedulas hipotecarias. Evidentemente la inmensa mayoría de estos instrumentos no se han colocado a través de las oficinas a minoristas, sino que como nos cuenta esta entidad se colocan principalmente a otras entidades financieras, compañías de seguros y bancos centrales.  En definitiva, la inmensa mayoría de las cédulas hipotecarias, (al igual que las participaciones preferentes), están en el patrimonio de los fondos de pensiones y fondos de inversión, o simplemente en poder del estado, (en virtud de las compras de activos de máxima calidad), o de los bancos centrales. En definitiva, todos estamos comprando estos activos y en consecuencia todos estamos sufriendo exactamente las mismas minusvalías que un inversor minorista que se ha ido a La Caixa y ha creído aquello de que las cedulas hipotecarias era un valor seguro, que no daba demasiada rentabilidad pero que servía para mantener el dinero.

Es materialmente imposible esperar que las autoridades hagan absolutamente nada para evitar el espolio de los ahorradores minoristas ante lo que definen como problemillas cuando el propio Banco de España se lanza a ¡comprar más cedulas hipotecarias! que el Banco Central Europeo, bajo unos argumentos que son simplemente demenciales.

De esta forma, me gustaría recordar un artículo aparecido en expansión en 2009, donde se daba cuenta de la medida de la compra de estas cedulas por el banco central, en el que aparecen las siguientes perlas:

El Banco de España tiene su propia cartera de covered bonds o cédulas hipotecarias, tal y como se les conoce en España, un activo que está de moda después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya anunciado que adquirirá este tipo de valores por importe de 60.000 millones para reactivar el crédito.

Pese a que la institución no desagrega sus inversiones, fuentes del Banco de España explican que han invertido en cédulas españolas y covered bonds europeos desde hace años, así como en otros títulos, conforme se han ido reduciendo las reservas de oro. Las mismas fuentes sostienen que su cartera se gestiona a partir de criterios exclusivamente de “rentabilidad y seguridad” y que no buscan el objetivo marcado por el BCE, es decir, de reactivar el crédito.”

Espero que entendamos que es difícil criticar a una persona por fiarse de la compra de un determinado valor, cuando resulta que un diario económico, nos cuenta sin chistar lo que los bancos centrales definen de esta forma. Pero en todo caso, para cualquiera que tenga un mínimo de conocimientos financieros, se dará cuenta de la animalada que supone esto dicho en mayo de 2009.

Pero si queremos seguir profundizando no tienen desperdicio las declaraciones desde el Banco de España donde se habla de seguridad en las inversiones:

““Todos los bancos centrales invierten en cédulas como alternativa a la deuda pública para rentabilizar sus reservas.”, argumentan fuentes financieras. “Al final es el segundo activo más seguro en el que podemos invertir, después de la deuda pública”, añaden fuentes del banco emisor español.”

En el mismo artículo se habla también de las compras por parte del Banco Central Europeo, que hace exactamente lo  mismo, aunque no para conseguir rentabilidad: “Se busca animar a la banca a mantener y expandir sus préstamos a los clientes, ayudar a mejorar la liquidez de este mercado de deuda privada y facilitar las condiciones de financiación para bancos y empresas.”.

Y por supuesto no falta en el artículo las declaraciones de una entidad financiera, que nos cuenta que es una buena señal que el Banco de España lleve varios meses comprando estos activos ya que: “Es una buena señal, porque si compran quiere decir que piensan que este mercado va a mejorar”.

En realidad lo que ha ocurrido es muy simple, nos cuentan en el propio artículo que las cedulas “atraían principalmente a bancos, fondos y aseguradoras, prácticamente se congelaron con el estallido de la crisis crediticia y con el pinchazo en el boom inmobiliario, con un pequeño paréntesis entre abril y junio de 2008”.

Por tanto y dado todo esto debemos entender que el Banco de España ha comprado 60.000 millones entre el 2007 y la actualidad de estos activos, (como se puede comprobar en el propio balance de Banco de España) y que tenemos unas minusvalías latentes que son simplemente disparatadas, mientras las entidades financieras tienen exactamente las plusvalías que son nuestras minusvalías.

Llegados a este punto es completamente absurdo que esperemos cualquier tipo de ayuda o mensaje del Banco de España, criticando mínimamente la comercialización de estos instrumentos ya que en realidad ha sido colaborador activo.

Tan sólo nos queda conocer si ha sido un colaborador activo consciente o no. Es decir, una persona que ha perdido sus ahorros en las cedulas hipotecarias de La Caixa, está muy claro que no era muy consciente de lo que hacía, ¿es el mismo caso que el Banco de España?. En este caso, lo cierto es que sería completamente absurdo que critiquemos a un charcutero, pensionista o médico que haya seguido los consejos de todo el mundo, asumiendo que el Banco de España picó con todo nuestro dinero.  

Sin embargo no parece plausible que el Banco de España, ni los fondos de pensiones o inversión que siguen comprando estos títulos, puedan ser tan ingenuos para comprar cedulas hipotecarias Españolas tras las subprime, con tanta alegría. Lo que ocurre es simple y llanamente es que se están trasladando las pérdidas desde los bancos, al estado y a los inversores institucionales, (que recordemos que somos nosotros sin saberlo a través de los fondos de pensiones y de inversión), de tal forma que además al final resulta que las entidades financieras pueden decir aquello de “no nos han ayudado”, ya que en definitiva, lo que hemos hecho es comprarles lo que nadie quiere a un precio disparatado. Tampoco en este caso tiene el menor sentido criticar al minorista que picó, ya que en este caso, el Banco de España y los medios económicos, han colaborado necesariamente en que las cosas hayan salido de esta forma. En este escenario, el papel de colaborador activo en la colocación de estos instrumentos es más peliagudo ya que en definitiva estaríamos hablando de algo que podría ser un engaño para conseguir una disposición patrimonial, lo que es la definición de ESTAFA.

Por descontado si alguien no conoce el funcionamiento de estos instrumentos, o sigue pensando que las  subprime no llegaron a España, recomiendo la lectura del post acerca de lo que nos hemos encontrado en la “segunda sentencia de Navarra” a cuenta de la entrega del piso; donde por pura casualidad nos encontramos un ejemplo perfecto de  esto, (con todos los ingredientes incluido su AAA).

  1. #2

    Nifunifa

    Completamente de acuerdo con la estructura lógica de tus reflexiones. Solo un matiz; si se ganase dinero (que es la otra cara de la misma moneda) nadie reclamaría ni habría polémica.....

    Saludos

  2. #2

    Nifunifa

    Completamente de acuerdo con la estructura lógica de tus reflexiones. Solo un matiz; si se ganase dinero (que es la otra cara de la misma moneda) nadie reclamaría ni habría polémica.....

    Saludos

  3. #4

    Lacaseton

    Es decir, una persona que ha perdido sus ahorros en las cedulas hipotecarias de La Caixa...

    Podrías poner un enlace. Gracias

    Saludos

  4. #5

    ultramaximum

    la diferencia con las preferentes es que éstas vencen, las de la Caixa creo recordar en 10 años

  5. #6

    Lacaseton

    Además, creo que estás mezclando fondos de titulizaciones con cédulas hipotecarias. No son lo mismo.

    Salaudos

  6. #7

    Yo mismo

    en respuesta a Lacaseton
    Ver mensaje de Lacaseton

    hombre. las cédulas hipotecarias son las partes de un fondo de titulizacion de determinados activos que en este caso son préstamos con garantías hipotecarias. Es cierto que no son exactamente lo mismo, pero vamos...

  7. #9

    Yo mismo

    en respuesta a ultramaximum
    Ver mensaje de ultramaximum

    en las cedulas depende de la emisión, hay varios plazos y tipos. Evidentemente existen muchas diferencias adicionales.

    En un caso te llevas un hibrido de capital de una entidad, en el otro te llevas una parte de un fondo de titulacización de hipotecas...

  8. #10

    Yo mismo

    en respuesta a Nifunifa
    Ver mensaje de Nifunifa

    Es cierto, y esto la verdad es que me ha dado una idea para un post.

    Evidentemente es una perogrullada el hecho de que si se ganase dinero y no se perdiese no habría reclamaciones. Pero esta reflexión tiene mucha enjundia, que reconozco que no había pensado hasta ahora.

  9. #11

    ultramaximum

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Lo decía por no crear alarma innecesaria, no es lo mismo pringar con las preferentes "eternas" que con cédulas con vencimiento.

    Aunque ahora muchas preferentes también tienen una salida, si es que se le puede llamar así.

  10. #12

    Yo mismo

    en respuesta a ultramaximum
    Ver mensaje de ultramaximum

    El problema no es el vencimiento. El problema es el riesgo y la rentabilidad antes de vencimiento.

    Es decir; la garantía de la recuperación antes de vencimiento de las cédulas viene derivada por la liquidez. Es decir; bloqueo total. ¿y a vencimiento?. Pues estamos hablando de titulos respaldados por deuda hipotecaria, que podría ser muy seguro, pero ....

  11. #13

    Lacaseton

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    ¿Pero la queja es porque han perdido su dinero o por las forma en las que se las vendieron?

    saludos

  12. #14

    Lacaseton

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    La principal diferencia viene por la garantia de unos y otros.

    La cédulas están respaldadas por la entidad financiera que las emite. Los bonos procedentes de un fondo de titulización hipotecaria no, sólo responden de ellos los préstamos cedidos a dicho fondo.

    Yo creo que la diferencia es bastante importante incluso en la situación en la que nos encontramos.

    Saludos

  13. #15

    Yo mismo

    en respuesta a Lacaseton
    Ver mensaje de Lacaseton

    Pues mira, en el caso de la Caixa recomiendo la lectura del hecho relevante de 29 de diciembre de 2005 donde se establece el folleto base para todas las emisiones. En la página 15 define Cédulas Hipotecarias: Las Cédulas Hipotecarias son valores que representan una deuda
    para su Emisor, devengan intereses y son reembolsables por amortización anticipada o a
    vencimiento. Estos valores se emiten con la garantía de la cartera de préstamos concedidos
    con garantía hipotecaria de inmuebles por la sociedad emisora conforme a la legislación
    vigente a los efectos.

    y en la página 17 establece que en caso de concurso, los tenedores tendrán prevalencia (salvo excepciones) en los pagos de las hipotecas titulizadas.

    http://www.cnmv.es/Portal/verDoc.axd?t={80541978-e075-451e-9c62-9162bb1bcb16}

    Despues puedes comprobar cualquiera de las emisiones, (por ejemplo:

    http://www.cnmv.es/Portal/verDoc.axd?t={12c64ac4-67ce-4656-8bdb-bce998273c29}

    y compruebas que en Garantia y Garante, nos encontramos un bonito: NA.

  14. #16

    Lacaseton

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    Efectivamente, la garantía la da toda la cartera de préstamos, no sólo los titulizados con en el caso de los bonos emitidos por los fondos de titulización.

    Sigo pensando que la diferencia es significativa.

    Saludos

  15. #17

    Yo mismo

    en respuesta a Lacaseton
    Ver mensaje de Lacaseton

    Pero es que en la página 17 te explica todo el proceso y las características de los préstamos que servirán de garantía para estas cédulas. Es decir, se seleccionan unos préstamos que se titulizan de acuerdo a las normativas que nos ponen, que son las de titulaciones. Estos préstamos tienen que tener unas características determinadas y son los que responden de estas cedulas.

    Las cédulas no son más que las participaciones del fondo...

  16. #18

    Yo mismo

    en respuesta a Lacaseton
    Ver mensaje de Lacaseton

    pues supongo que lo normal es que sea una combinación... ¿no?. El problema de las quejas es que resulta que no se suele conseguir lo que se ha vendido. De todas formas estoy preparando un post...

  17. #19

    Lacaseton

    en respuesta a Yo mismo
    Ver mensaje de Yo mismo

    ¿Una combinación? O se ha perdido el dinero o no se ha perdido.

    El que la renta fija puede perder valor antes de vencimiento es una caracteríatica intrínseca a la misma y de entrada no nos vamos a sorprender por ello. Sí alguien se queja por que le han vendido el producto como un "plazo fijo" está en su derecho a reclamar porque no el mismo, pero la alarma es diferente.

    Pero vamos que no voy con segundas... Solamente quiero saberlo por curiosidad, porque frente a las perdidas que se produjeron en los bonos procedentes de fondos de titulizaciones en su día y que se esparcieron por todo el mundo, pensaba que la cédulas no habían sufrido ese problema (llevadas a vencimiento) por la garantía con la cuentan.

    Por cierto, no puedo leer la página 17, porque el enlace da error (no descarto que el problema sea de mi ordenador)

    Saludos

  18. #20

    Yo mismo

    en respuesta a Lacaseton
    Ver mensaje de Lacaseton

    por combinación me refería a que el problema viene de "incorrecta contabilización" y "perdidas".

    en todo caso, no es tan sencilla la respuesta a "se ha perdido o no". Por ahora el dinero está bloqueado, por lo que realmente la gente está atada.... Tecnica o contablemente no hay pérdidas, (más allá de necesidades de dinero u otras oportunidades), pero la pregunta es: "¿se recuperará?.

    digamos que un condenado en el corredor de la muerte: ¿está ejecutado?. Pues no, pero....

    respecto al enlace a mi me abrió, pero puedes intentar ir por la cnmv, busqueda por entidades en consulta de registros oficiales, buscas la notificación del folleto base de 29 de diciembre de 2005 y la sacas por ahí...

    pero también puedes buscar cualquiera de otra entidad...

  19. #21

    Fernan2

    De acuerdo en que no se puede culpar a nadie por haber confiado en el banco; pero siendo práctico, lo más razonable es no fiarse del banco... he leído en mi blog demasiados casos de gente estafada, algunos dramáticos, y prefiero más insistir en el 'no lo hagas' que en el 'no es culpa del afectado'

    s2

Autor del blog

  • Yo mismo

    Mi nombre es Tomás Iglesias, y como todo el mundo sabe, no es fácil describirse a uno mismo. En mi caso es muy sencillo. Soy una persona que ha tenido la oportunidad y la suerte de estudiar Económicas y acabar apasionandome por una disciplina que entiendo como algo que ha de servir para que mejoremos todos.

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Conoce la otra comunidad del grupo Emergia· Verema: Vinos, Restaurantes, Enoturismo y Club de Vinos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar