3

 

Un micrófono abierto ha jugado una mala pasada, (o quizás no tan mala pasada) a Rajoy, cuando lo han pillado en una conversación en la que confiesa que la reforma laboral le va a costar una huelga. Pero lo curioso es que el día siguiente Fátima Bañez, a la sazón ministra de trabajo, no se ha dado por enterada y ha ofrecido una serie de declaraciones en las que afirma que la reforma laboral que el gobierno aprobará contará con el respaldo de todos los ciudadanos.

También nos cuenta que la reforma que tiene en mente el gobierno del partido popular será completa y equilibrada y que va a ayudar sin duda a parar la sangría del desempleo que padece España y a crear nuevos puestos de trabajo.

En este post me gustaría anticipar ciertas declaraciones que creo que pueden ayudarnos a comprender un poco esta situación;

“El Gobierno dedicó sus esfuerzos "hasta el último momento" a pactar con los agentes sociales, pero esto no fue posible”.

“ la reforma laboral aprobada por el Gobierno beneficiará directamente a los ocho millones de españoles en paro o con contrato temporal, sin "merma de derechos" para los once millones con contrato estable, y supone un paquete de actuaciones orientadas a potenciar la XXXXX  salida de la crisis”.

“…apeló a la responsabilidad de los grupos a la hora de votar una norma que aborda muchos de los problemas que viene arrastrando el mercado laboral en la últimas décadas de "forma equilibrada" para impulsar la recuperación económica y hacer del empleo un "factor más productivo, más equitativo y de más calidad"”.

Estas frases las vamos a escuchar próximamente, al igual que aquella de “el Gobierno dedicó sus esfuerzos "hasta el último momento" a pactar con los agentes sociales, pero esto no fue posible, lo que justifica aprobar un decreto que, no obstante, recoge planteamientos confrontados en la negociación con sindicatos y patronal”.

¿Qué como estoy tan seguro?. Pues es sencillo ya que han sido las declaraciones de Corbacho cuando se aprobó la reforma laboral de 2010.  Desde luego al igual que Fátima Yañez, este era perfectamente consciente de que lo dicho era simplemente mentira y un engaño; sobre todo en lo que he tachado que no era otra cosa que “áun incipiente”. Es decir, en junio de 2010, cuando estábamos en una situación dramática (recordemos los ajustes y el salvamento en una situación crítica de mayo de 2010), nos contaba el ministro toda esta suerte de mentiras que no se sostenía.

Pues la situación ahora mismo es la misma, porque parece que aún no han entendido que la gente no ha perdido el trabajo y los ingresos por la crisis; sino que la crisis ES EL DETERIORO de las condiciones de los ciudadanos españoles. O mejor dicho, el empleo es uno de los indicadores de que estamos en una situación dramática que menos manipulación merecen, (alguna siempre nos encontramos).

Antes el Partido Socialista y ahora el Partido Popular aprobaran unas medidas que únicamente se pueden calificar de equilibradas entre lo que pide la patronal, (o tememos los ciudadanos) y lo actual, cuando en realidad el equilibrio hace tiempo que se ha roto. Y esta ruptura de equilibrio es el que ha llevado a que llevan años cayendo las participaciones de las rentas del trabajo en el reparto de la riqueza, (¡y aún contando con un espectacular incremento de trabajadores entre los que se reparten estas rentas!), De la misma forma que el derribo a lo largo de años de las normas de las empresas y de la protección de los consumidores, nos ha llevado a esta situación, (recordemos que los precios y los sueldos reflejan la situación en los mercados de bienes y en los mercados de trabajo).

Son las medidas tomadas antes de que estuviésemos oficialmente en crisis, y que se han exagerado posteriormente la que nos tienen en esta situación; por esto era fácil saber que lo de la recuperación era un cuento que sólo se podía creer mirando aquellos puntos que han sido el objetivo de todas las políticas.  En definitiva se trata de olvidarse de que esto de que en economía hay que organizar la sociedad y por tanto el equilibrio debe estar en la sociedad y en los mercados. El problema es que se centra la vista únicamente en la oferta, de tal forma que los problemas no se ven hasta que resulta que los ciudadanos han quedado tan destrozados que no pueden comprar los bienes y servicios que las empresas hacen. Lo realmente lamentable es que ni en este momento parecen darse cuenta de que sin clientes, no hay absolutamente nada que hacer y se opta por proteger mediante lo que  sea que determinadas empresas mantengan sus beneficios, a costa de los ciudadanos, y de aquellas empresas que necesiten que exista una demanda con posibilidades de comprar valores añadidos.

En economía, el equilibrio es importante, pero debe tenerse en cuenta que ha de ser un equilibrio en el poder de los distintos mercados, para que esto funcione. Es la primera lección de una economía de un mercado, y es el principal papel de los estados; ¡conseguir que exista un equilibrio entre todos los participantes de todos los mercados!; no entre las expectativas de cada uno pesimistas y una situación que ya es de desequilibrio manifiesto.

Esto es tan obvio, pero aún asumiendo que no lo fuese, jamás podríamos defender que lo supiesen por el mero hecho de que se miente de forma generalizada. ¿Alguien miente cuando se siente orgulloso de lo que piensa?; ¿alguien miente si de verdad cree que lo que está haciendo es beneficioso para la sociedad?.

Porque supongo que todos tenemos claro que nos mienten y que además en este país las mentiras solo se las cree una parte de la prensa afín al mentiroso de turno; y digo una parte de la prensa afín, porque siempre nos encontramos en una situación en la que la prensa contraría ataca sin piedad, mientras que en la afín o bien se cree a pies juntillas lo dicho o bien se justifica de alguna forma la mentira con el de “¿Qué van a hacer?”.

Pues de la misma forma en que la crisis no provoca el desempleo, sino que el desempleo es la crisis y provocado a su vez por medidas como las que llevarán a la huelga, la crisis no lleva a las mentiras y a que nadie parezca saber qué es lo que hacer. Son las mentiras habituales, los discursos precocinados, y las consignas sin la menor inteligencia y razonamiento, las que nos han llevado a la crisis y las que nos han llevado a una situación en la que nadie sabe qué hacer.

Jamás podremos salir de una crisis con unas medidas que no se puedan decir claramente, y con unos personajes que no saben decir otra cosa que “los ciudadanos aceptarán”, y funcionará, sin tener en cuenta absolutamente nada más. 

  1. en respuesta a Comstar
    #4
    06/02/12 23:53

    Lo nunca visto, la derecha haciendo lo que la izquierda pregoniza. Así se quedan sin oposición ...

  2. #3
    06/02/12 19:28

    Lo que sorprende es que ya el New Deal es receta conocida para salir de la crisis: Hacer que los que más ganan se sacrifiquen para que la gente salga de la crisis. Parece que en el PP se sienten mejores que Roosevelt y Keynes y van a empezar a aplicar su "creatividad" para copiar al PSOE en todo lo que ya venían haciendo mal, lo cual es imitar lo que está mal hecho, de manera creativa.

  3. #2
    06/02/12 13:35

    Tenemos lo que merecemos, es lamentable que siendo conscientes de la mentira continua y constante de toda la clase política la sociedad no reaccione. Esto sólo pasa en españa. Sin ir mas lejos, un ministro inglés acaba de dimitir solo por haber sido descubierto intentando endosar una multa de tráfico a su esposa.

    Nadie parece darse cuenta/ denunciar lo erróneo de los planteamientos actuales, por ejemplo:

    - donde están las políticas anticíclicas??, es que Keynes ha muerto????.
    - parece claro que a menor coste del despido, mas despidos se producirán. Un despido caro es un claro incentivo/estimulo para que el empresario haga realmente su trabajo, se esfuerce en mejorar,innovar, abrirse a nuevos mercados, en definitiva, a crecer. Un despido barato puede llevar, tal como ya sucede, a que el empresario no se esfuerce en su cometido y simplemente presente un ERE, el cual todos pagamos, y de esta forma mantener sus beneficios.
    - es la deuda periférica la causa de la crisis??. Diría yo que no: países con mayores niveles de deuda, pública y/o privada (USA, Japón, incluso Alemanía, etc) no son cuestionados en su solvencia. Que ocurre pues con los pereféricos. Pues simplemente que la política monetaria del BCE ha respondido y responde solamente a las necesidades de uno de los socios: Alemania.

    Cada uno debería asumir sus responsabilidades, pero no, aquí todo se traslada al trabajador. Es el trabajador el responsable de estar en el paro?, por exigir altos salarios?, por pedir una indemnización muy elevada?. En un mercado único los precios de los factores tienden al mismo precio, y con este mismo precio todos los agentes compiten en igualdad de condiciones. De no ser así, estaríamos en una situación de dumping, fijando precios de manera predatoria, y resulta curioso que cuando desde siempre se han perseguido estas situaciones,dumping, ahora y en el caso de los periféricos son alentadas/defendidas por todas las autoridades/organismos, nacionales y comunitarios, e impuestas a golpe de decreto (talón??)

    Que medidas se tomarían si la lectura fuese la contraria?, es decir, la crisis en españa se debe a la carencia de un empresariado cualificado, capaz de desenvolverse en mercados globales, capaz de anticipar nuevas necesidades del consumidor y ofrecer nuevos productos que las satisfagan, etc, etc.
    ¿Que medidas se aprobarían en este caso por decreto?

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar