Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
2

Nuestra propuesta del último lunes de apostar por el Eurostoxx frente al S&P no ha sido acertada, ya que en la segunda semana de junio el selectivo europeo ha perdido un 2,9% adicional, mientras que el S&P se ha mantenido en tablas con una pérdida simbólica del 0,15%.

Este mal comportamiento de las Bolsas europeas se produce en medio de una nueva oleada de bajadas de los tipos de interés, que esta vez, a diferencia de lo sucedido en febrero, afecta tanto a los bonos soberanos como a los corporativos. En concreto, el tipo del bono del Tesoro alemán a diez años, el bund, que empezó la semana el pasado lunes en el 0,07% de tipo de interés, ha llegado el pasado viernes a un mínimo histórico de todos los tiempos al situarse, en algunos momentos de la sesión, en el 0,01% para cerrar finalmente la semana en el 0,019%.

Es obvio que de ahí a entrar en tipo nominal negativo hay un solo paso y, además, muy corto. Si ese paso se da, y todo indica que se dará, el bund se asemejaría mucho al bono del Tesoro japonés a diez años (JGB), que lleva ya varios meses en tipo negativo. A estas alturas y tras la prolongada caída de sus tipos en los últimos años, en ocasiones con rebote, como en mayo y junio de 2015, el bund se ha convertido ya, por méritos propios, en un nuevo widow maker, calificativo que, hasta ahora, se ha venido aplicando al bono del Tesoro japonés, ya que durante una década todos los que han apostado en contra del bono japonés, pensando que sus tipos ya habían tocado suelo, se han equivocado y han sufrido cuantiosas pérdidas.

Una supernova a punto de estallar

Algo similar está ocurriendo con el bund, ya que quienes apuestan en contra de él son, por ahora, perdedores. Pero eso no resta importancia al aviso dado hace unos días por el llamado rey de los bonos, Bill Gross, que en un artículo publicado el pasado jueves en Financial Times decía que los más de diez billones (trillions) de dólares que hay ya emitidos en bonos soberanos con tipos de interés negativos, son una supernova a punto de estallar.

Es verdad que Gross ha venido advirtiendo de forma reiterada, en los últimos dos años, sobre la burbuja de los bonos soberanos sin que, hasta ahora, sus predicciones se hayan visto cumplidas, pero, de nuevo, esto no resta valor a su análisis. Recordemos que algunos buenos economistas advirtieron desde el 2005 de la burbuja inmobiliaria y crediticia y tuvieron que soportar hasta el 2008 el estigma de parecer equivocados.

Ni Gross ni nadie sabe a ciencia cierta cuándo esa supernova va a estallar, ni la forma en la que lo hará, ni siquiera si lo hará o no. Pero lo que sí sabemos, y lo que nos recuerda el gráfico que adjuntamos de los futuros del bund y su fuerte escalada de estos últimos meses, es que en los bonos soberanos o hay burbuja o hay algo que se le parece mucho.

Por eso no recomendamos tomar ninguna posición larga en el bund, y en todo caso, a quienes tengan paciencia y el nivel de riesgo adecuado, les recomendaríamos tomar posiciones vendedoras por la vía de los futuros o de las opciones put.

Futuros del bund en los últimos seis meses

bund

  1. #2
    Comstar

    Ah esos astutos... El gobierno alemán se está haciendo subsidiar su gasto público por los bonistas. Imagino que ni el BCE ni el EFSF ni el FMI ni los fondos buitre han estado expuestoa a bonos alemanes negativos. Una buena forma de desendeudarse. El gobierno se endeuda, el bonista paga. Al fin y al cabo, el bonista tiene dinero. Al inicio fueron los ciudadanos adinerados de países desarrollados los que subsidiaron con sus impuestos, luego con el shadow banking, y ahora los bonistas son los que pagan. A como sigan van a ser las empresas.

  2. #1
    ValEco

    "Ni Gross ni nadie sabe a ciencia cierta cuándo esa supernova va a estallar, ni la forma en la que lo hará, ni siquiera si lo hará o no"

    De acuerdo en las dos primeras afirmaciones, nadie sabe ni el cuando o el como, pero está claro que estoy tiene que rebentar por algún lado. Los bancos centrales están hinchando una burbuja en RF y en RV que tarde o temprano tendrán que explotar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar