Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Análisis de mercados financieros
Seguimiento de los distintos mercados financieros

Factores que influyen en los productos cotizados en el Mercado Bursátil

¿Qué son los Productos Cotizados?

Los Productos Cotizados son instrumentos financieros que cotizan en un mercado organizado y regulado como puede ser la Bolsa española. Actualmente existe una gran variedad de Productos Cotizados que dan acceso a multitud de activos y estrategias de inversión.
 
La contratación de este tipo de derivados de inversión es sencilla porque al cotizar en la Bolsa, estos productos cotizados se pueden contratar a través de cualquier intermediario financiero: Banco o Caja, Agencia o Sociedad de Valores, Broker onLine.
La negociación de los Productos Cotizados es similar a la de las acciones, a través de una cuenta de valores en un intermediario financiero. Por lo que no es necesario abrir cuentas especiales, ni depositar garantías, etc.
 
Existen diversos productos cotizados en el mercado, pero entre ellos sin duda destacan tres: los Warrants, los Turbo Warrants y los Bonus.
 
Productos cotizados
 

Factores importantes de los Warrants

Los Warrants permiten beneficiarse de forma apalancada en subidas (Warrants Call) o bajadas (Warrants Put) de sus subyacentes, ya sean éstos acciones, índices, materias primas o metales preciosos. Otro uso muy común en los warrants es la cobertura, o lo que es lo mismo, el de proteger una posición que un inversor haya adquirido frente a una caída de los precios. 
 
Al igual que en las opciones, antes de invertir en Warrants, es muy importante conocer las sensibilidades de cada uno de ellos ya que son las que nos van a indicar las características intrínsecas del Warrant. Estas sensibilidades se conocen más comúnmente como “griegas”, siendo tres las más importantes, la Delta, la Theta y la Vega.
 
Asímismo, los Warrants son activos apalancados que replican los movimientos de las acciones y que permiten aprovecharse de subidas de volatilidad implícita en el mercado (ahora mismo, en noviembre, la volatilidad a 3 meses del IBEX está a niveles del 2.007, por lo que sería un buen momento para aprovecharlo; pero siempre contando que, si baja la volatilidad, le puede afectar negativamente a su inversión). Sin duda la volatilidad es una de las características más importantes a tener en cuenta en cuanto a los warrants, ya que afecta fuertemente a su rentabilidad.
 
Otro aspecto destacable de los Warrants es que existen diversas estrategias de inversión, tanto a largo como a corto plazo: el “trading” (especulación / inversiones intradía), la cobertura, el “cash extraction” (extracción de liquidez), el “straddle”, etc.
 
Además, los warrants permiten invertir con un riesgo limitado, ya que la pérdida máxima en la inversión en Warrants está limitada a la prima pagada.
 
Estos activos pueden negociarse de forma similar a las acciones, sin necesidad de añadir garantías (como sí que existen en Opciones o CFDs). Podrá negociar estos productos en Bolsa.
 

Factores importantes de los Turbo Warrants

Los Turbo Warrants permiten beneficiarse de manera acelerada del movimiento de un índice, acción, materias primas, etc. de forma parecida a los Futuros.
 
A diferencia de los Warrants tradicionales, la volatilidad tiene una influencia insignificante y es más fácil calcular el precio. El precio de un Turbo Warrant es esencialmente la diferencia entre el precio de ejercicio y la cotización del activo subyacente (ajustado por la paridad).
 
Los Turbo Warrants tienen siempre un vencimiento y el precio de ejercicio es igual a la barrera de Knock-Out.
Cuando la cotización del subyacente está próxima a ésta (barrera desactivante o de “knock-out”), la volatilidad influye en el precio del producto por el “gap risk” (riesgo de hueco de cotizaciones), por lo que pueden llevar una prima ó descuento adicional en el precio.
 
La estrategia fundamental de estos productos es el “trading” (especulación / inversiones intradía).
 
Al igual que en los Warrants, la pérdida máxima en los Turbo Warrants es también la prima pagada. También pueden negociarse de forma similar a las acciones, sin necesidad de añadir garantías (como sí que existen en Opciones o CFDs).
 
Turbo warrants
 

Factores importantes de los Bonus Warrants

Los Bonus Warrants son unos productos cotizados más conservadores que los Warrants Tradicionales y los Turbos Warrants.
 
Los Bonus Warrants pueden optimizar el perfil oportunidad-riesgo de una situación financiera, puesto que combinan las oportunidades de beneficio con un colchón de seguridad contra una primera bajada en la cotización.
 
Los inversores obtendrán al vencimiento por lo menos una atractiva bonificación, el Bonus, siempre y cuando la cotización del subyacente no haya alcanzado en ningún momento de su vida un determinado nivel de cotización (nivel de barrera inferior).
 
Existen diferentes tipos: Bonus Warrants Classic, Bonus Warrants Capped, etc.
 
Los Bonus son un producto cotizado recomendado para operar en mercados laterales y para inversiones a corto y largo plazo.
 
La pérdida máxima en los Bonus Warrants es también la prima pagada. Además, también pueden negociarse de forma similar a las acciones, sin necesidad de añadir garantías.
 

¿En qué producto invierto y cuál elijo?

Esa es una pregunta que todo el mundo nos hacemos. En el mundo de la inversión existen estos y otros productos (acciones, Fondos de Inversión, ETFs, CFDs, bonos de Renta Fija, Depósitos, ...). Ante todo hay que conocer todos los productos y, posteriormente, consultar a un asesor de inversiones, para que dentro de su perfil de riesgo le ayude a elegir (en función de las perspectivas que tenga usted del mercado).
 
Si eligiera uno de los productos de los que estamos hablando, siempre es aconsejable que compare y elija el más barato.
 
No nos referimos al que valga un céntimo de euro o diez, ni tampoco al más negociado. Si ustedes escogen cualquiera de estos productos con las mismas características, seguramente comprobarán que se puede dar el caso que cada emisor les ponga un precio distinto. Este precio depende de los costes que tiene cada emisor en ese producto (coberturas, emisión, etc) y siempre está presente en el precio de este activo. Este es al precio más barato que nos referimos.
 
Esas mismas características que les decimos, por ejemplo en un Warrant tradicional, son: mismo subyacente (acción, índice, etc.), mismo tipo (Call o Put), mismo vencimiento (o aproximado, dos días influyen poco), misma paridad (o si no se puede ajustar para dejar el producto exactamente igual) y mismo estilo de ejercicio (americano o europeo).
 
Ahora mismo, entre las muchas ofertas que podemos encontrar de los distintos brokers que operan en España, destaca la oferta de Renta 4 Directo hasta el 6 de enero para operaciones de al menos 500€ es posible operar gratis en todos los productos de inversión de Commerzbank (excepto los Reverse Convertible Bonds). 
 

gvc gaesco footer

Autores

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar