Hipoteca bonificada: ¿qué es?, ventajas e inconvenientes

Hipoteca bonificada: ¿qué es?, ventajas e inconvenientes

En tiempos difíciles, casi todo lo que supongan una rebaja de los tipos de interés nos atrae, así pues, los bancos ofrecen unas hipotecas con un tipo de interés reducido: las hipotecas bonificadas.

Hipoteca bonificada

¿Qué es una hipoteca bonificada?

Una hipoteca bonificada no es más que una préstamos hipotecario que ofrece un descuento en el tipo de interés en función de los productos asociados o vinculados que se contraten en la misma entidad.

Los productos vinculados  suelen ser una alto número de seguros y otras vinculaciones.

La finalidad  de estos préstamos hipotecarios bonificados es fidelizar y vincular al cliente con la entidad bancaria.

¿Cómo funcionan las hipotecas bonificadas?

La hipotecas bonificadas  se articulan de forma que establecen un tipo de interés mínimo y un tipo de interés máximo, según el volumen de productos vinculados que se contraten. 

El primero se obtiene adquiriendo todas las vinculaciones, mientras que el máximo es el que se aplica en el caso de no haber contratado ninguno de los productos vinculados.

Por tanto una hipoteca puede ofrecer, por ejemplo, una hipoteca a tipo de interés  de Euribor +0,3 contratando los productos vinculados necesarios para obtener la bonificación máxima y un tipo de interés del Euribor + 0,75 si no contratas ninguno  de los productos vinculados.
Aunque la diferencia entre tener bonificación ofrece diferentes posibilidades del tipo de interés.

Cada uno de los productos vinculados contratados con la entidad  añaden un porcentaje de bonificación sobre el interés , reduciendo de esta forma  el diferencial. Por tanto, dependiendo  de los productos vinculados que contratemos con la misma entidad y los porcentajes de bonificación que tenga cada uno podremos obtener un diferencial determinado.

De forma que el deudor hipotecario puede configurar su hipoteca con los productos vinculados que necesite o que menos gastos le supongan.
Aunque esto es posible, muchas de las hipotecas bonificadas no dejan elegir los productos de manera individual, si no por paquetes de vinculación. Aunque los productos ofrecidos son los mismos, se ofrecen conjuntamente, lo que limita el poder de elección del cliente

Productos vinculados en las hipotecas bonificadas

Los productos que habitualmente suelen ofrecer los bancos y las entidades financieras en las hipotecas bonificadas son los siguientes:

  • Domiciliación de la nómina.
  • Domiciliación de los recibos.
  • Contratación seguro de hogar multirriesgo.
  • Contratación seguro de protección de pagos
  • Adquisición de tarjeta de crédito, normalmente con un gasto mínimo anual.

Aunque hay que tener en cuenta que algunos de estos productos se requieren también para conceder una hipoteca habitual.

Ventajas las hipotecas bonificadas


La ventaja de las hipotecas bonificadas es que si además de contratar la hipoteca tenías interés en alguno de los productos ofrecidos, podrás beneficiarte de un tipo de interés del préstamo hipotecario menor sin contratar productos que tenía sprevisto contratar.

Por ejemplo:
Si una entidad financiera nos ofrece una hipoteca bonificada de  Euribor + 0.3 con la contratación de seguro de hogar multirriesgo y seguro de vida  con un coste anual de 1.000 euros y otro banco o entidad financiera nos ofrece una hipoteca a un tipo de interés del Euribor + 0’8 (por no ser bonificada) y además queremos contratar un seguro de hogar que nos cuesta 400 euros anuales y un seguro de vida por valor de 500 euros anuales; nos saldrá mejor la primera opción de hipoteca bonificada.

Inconvenientes de las hipotecas bonificada


Los inconvenientes surgen cuando no tenemos ningún interés en tener alguno de los productos vinculados que nos ofrecen en la hipoteca bonificada, pues la mayoría de estos productos vinculados tienen un coste, y tendremos que valorar si realmente nos vale la pena contratar los seguros para que nos bonifiquen la hipoteca o no.

Pues si el coste de los seguros contratados es superior al descuento que nos hacen en el tipo de interés de la hipoteca a largo plazo, tendremos que valorar si nos vale la pena hacerlo de este modo, o si contratamos los seguros que queramos por nuestra cuenta o no contratamos ninguno de éstos seguros.

Una forma de  ver cuanta vinculación queremos tener al contratar un préstamos hipotecario es saber previamente el coste real de los productos  que tendríamos que contratar para que nos bonificasen la hipoteca, y calcular cuanto nos costaría con una opción u otra.
De esta forma es posible que un préstamo con un interés más elevado pueda ser mas económico que otro tipo de interés menos pero que obligue a la contratación de ciertos productos.
 

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar