Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog La ventana del emprendedor
Coaching financiero para negocios

Los que no perdonan: morosidad del IBEX

En estos días está de rigurosa actualidad la muy delicada situación de Abengoa, que como todas las empresas grandes, ha gozado de la "fama" que se le supone por formar parte del IBEX.

De cara a un emprendedor, autónomo o pequeño empresario, el trabajar para estas empresas es un arma de doble filo, por un lado el "prestigio", por otro la falta de pago en periodos demasiado prolongados de tiempo.

Morosidad en el Ibex

Con todo su esplendor, lo que se ha hecho hasta ahora, sacar la Ley contra la Morosidad, reluce en el siguiente titular de El Confidencial de 15 de Mayo de este año: 

 
"El 60% de las empresas del Ibex se salta los plazos de la Ley contra la Morosidad"
 

Los puntos más interesantes a destacar son:
 
# Los retrasos en pagos a proveedores, culpables del cierre de miles de pequeñas y medianas empresas durante la crisis, se han intentado combatir con la Ley de Lucha contra la Morosidad.
Por Ley, 60 días es el plazo máximo de pago a proveedores, y además tenían que poner en las cuentas anuales los incumplimientos.

# Cinco años después de la Ley 15/2010, el 60% de las empresas del IBEX 35, las mayores compañías cotizadas españolas, siguen incumpliendo esta obligación,  y eso concediendo prórrogas en los plazos de adaptación.
 
Abengoa, Abertis, Acciona, ACS, Amadeus, Banco Popular, Banco Sabadell, Caixabank, DIA, Enagás, FCC, Gamesa, Gas Natural, Grifols, Inditex, Indra, Mapfre, Mediaset, OHL, Red Eléctrica, Repsol y Telefónica reconocen en sus informes anuales incumplir la Ley de Morosidad, aunque el grado en que esto ocurre difiere mucho de una compañía a otra.
 
# El problema es, que por las dimensiones de estas compañías, afectan a muchísima gente. Por ejemplo, Abertis en 2014, el 0,17% superó 60 días, pero representa nada menos que 25 millones de euros en facturas pendientes.

En el caso de Gas Natural y Red Eléctrica las facturas saldadas fuera de plazo se limitan al 0,04%; mientras que en Repsol y Enagás apenas representan el 1%, en Inditex son un 2%, en Mapfre, el 3,28%, y en Telefónica se sitúan en el 5%.
 
# Caso aparte son los grupos de construcción e infraestructuras, que como padecen también los impagos de la Administración se les dio más tiempo para adaptarse
Aunque hubo una regularización extraordinaria por parte de las Administraciones para sacar fuera todas las facturas ocultas con los Fondos de Pago a Proveedores y empezaran a pagar en plazo, FCC salda tarde el 49% de sus facturas, con un exceso medio de 108 días sobre los 60 legales.

Abengoa es el 29% y 71 días de más; mientras que en Acciona y OHL uno de cada cinco pagos incumple la normativa, al superar el plazo en 33 y 74 días.
Esto, los que lo cuentan todo, que Sacyr y Ferrovial, informan haber saldado sus facturas en un plazo medio de 60 y 53 días, pero sin detallar como sus competidores.

La Ley de Lucha contra la Morosidad persigue tanto que se salden las facturas en fecha, como forzar a las compañías a ser transparentes en sus plazos de pago, segunda exigencia que incumple más de la mitad del Ibex 35.
 
 

Y los peores son:

 

Grifols, con el 59% de pagos por encima de 60 días, y un exceso medio de 74 días e Indra, con el 42,71% de pagos a más de 60 días, con un exceso medio de 78 días.

 
Ambas más que doblaron el límite, y eso que mejoraron frente a 2013,  siendo entonces Grifols del 62% de pagos fuera de límite e Indra con el 51,46% del total.
 
# En el sector financiero, dividido por la mitad entre cumplidores e incumplidores, llama la atención el caso de Banco Popular, que el 13,58% de sus pagos ha sido fuera de plazo, con un exceso medio de 38,71 días.

En cambio, tanto Sabadell como Caixabank limitan al 6% y 6,8% las facturas saldadas más allá de lo permitido por ley, que no deja de ser una barbaridad, como ya vimos en Abertis.
 

# Al elevado incumplimiento se suma un rosario de exigencias -que los proveedores tachan de estrategias y triquiñuelas dirigidas a retrasar el pago de las facturas- que también dilatan la recepción, contabilización y el correspondiente pago.

Por ejemplo, Mediaset, periodo medio de pago 81 días -incumplimiento que no detalla-se justifica por el "riguroso control ejercitado por la Sociedad en relación a los requisitos mercantiles y fiscales que deben ser cumplidos por las facturas recibidas y que implica que éstas no son abonadas hasta que las incidencias detectadas no han sido subsanadas".
 
Vamos, sin comentarios, que si falta una coma, no cobras hasta que la pongas, en original y con tres copias. Y si eso, ya veremos.

En resumen, es algo muy peligroso, aunque a veces por desgracia, necesario, trabajar con las empresas más grandes, si te comprometes a trabajar para ellos, te exigirán que por tu parte esté todo impecable, y luego ya te pagarán "cuando puedan", que para eso son grandes y con el prestigio de trabajar para ellas, ya tienes bastante.
 
En el mejor de los casos, te facilitan una línea de confirming (antes llamado línea de descuento), para que anticipes los cobros que te deben, pero claro, eso sí, pagando tú los correspondientes intereses por anticipar el efectivo.

Y, por muy seguro que parezca el cobro, alguna acaba siendo morosa, "del todo", aunque sea alegando que no hiciste todo como se te pidió, o peor, porque "los grandes también lloran", como hemos podido ver en el caso Abengoa.
 


Y tú ¿qué opinas? ¿conoces algún caso parecido? Aquí abajo puedes dejarme tu comentario, gracias.

magcoaching.es
  1. #1

    W. Petersen

    Yo creo que hay dividir esto, me explico, una cosa es que paguen tarde, a plazos de 70, 80, ó incluso 90 días más día fijo de pago, que te vas a 105-110 días, pero que al mismo tiempo te permitan "movilizar" el dinero, y podrás acceder a financiar ..... me refiero a que te remitan un pagaré o un pago domiciliado, que jurídicamente no es un buen documento cambiario, pero lo puedes movilizar .................. ya que porque podrás ir al banco y financiar esto, si tu empresa tiene algo de margen no va a ser mayor problema.

    El asunto está en que muchas de estas empresas pagan por transferencia a vencimiento, con el agravante que "tal vencimiento" debes considerarlo aproximado, siempre por defecto, tienes vencimiento el 10-12 y la transferencia tanto puede llegar el 11, el 17 ó el 27 ........

    Ahora bien lo de Abengoa, al menos por lo que sé cuando una pequeña empresa en la que participo trabajaba para una filial, pactabas un plazo, y cuando llegaba el mismo, si tenias suerte e insistías, recibías un pagaré para 90 ó 120 días más a sumar al vencimiento pactado. La empresa no es nada del otro mundo pero se pudo permitir el lujo de indicarles que no iba a trabajar para ellos en dichas condiciones.

    Por tanto en muchas ocasiones no es tanto el plazo de pago, sino la imposibilidad de utilizar el dinero, mediante financiación bancaria.

  2. #2

    Magcoaching

    Gracias por comentar W. Petersen. Estoy de acuerdo contigo en que el mal es menor cuando la forma de pago permite disponer del dinero anticipadamente, aunque sea a través de un banco y con coste.
    Lo que no quita para que resulte abusivo tener que pagar ese precio (los costes bancarios), más barato si se puede descontar de alguna forma, y más caro si tiene que ser con cuentas de crédito, de una manera sistemática y porque son grandes y si no te aguantas.
    Un cordial saludo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar