¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog La Sonrisa de Buffett
Blog de value investing e inversión a largo plazo

¡Sorpresa! Mayores Dividendos = Mayor Crecimiento de los Beneficios

En este artículo voy a comentar el artículo Suprise! Higher Dividends = Higher Earnings Growth (¡Sorpresa! Mayores Dividendos = Mayor Crecimiento de los Beneficios) de Robert Arnott y Clifford Asness. Este artículo fue publicado en 2003 en el Financial Analyst Journal.

El artículo estudia la influencia de la política de dividendos en los ingresos futuros de la compañía. En teoría, según la creencia generalizada y el modelo de crecimiento de Gordon, cuanto mayor sea el beneficio retenido en la empresa, habrá mayor cantidad de dinero para reinvertir y, por consiguiente, tendrá un mayor crecimiento de beneficios en el futuro. Podemos verlo en esta fórmula:

Por lo tanto:


Es decir, si aumenta el porcentaje de beneficios retenidos, aumentará el crecimiento futuro de la empresa. Sin embargo el estudio concluye lo contrario. Veamos un breve resumen del estudio, incluyendo datos, metodología y resultados. Después veamos qué conclusiones y lecciones útiles podemos sacar de este estudio para tener en cuenta a la hora de invertir.

El Estudio

El marco temporal que abarca el estudio va del final de la II Guerra mundial (1946) hasta dos años antes de la publicación del estudio (2001). Aunque los autores tenían datos de los últimos 130 años, las razones por la que los autores escogieron datos de este período son la mayor estabilidad de los mercados a partir de la II Guerra Mundial y la mayor fiabilidad de los datos.

Los resultados obtenidos fueron sorprendentes. Los autores comprobaron la existencia de una relación lineal entre el porcentaje de los beneficios que paga la empresa en forma de dividendos y el crecimiento futuro de los beneficios de la compañía. El resultado obtenido era estadísticamente significativo.

Además, también llevaron a cabo varias pruebas para comprobar la consistencia de los resultados. Por ejemplo, probaron cambiando las empresas estudiadas o la fecha del estudio. Los resultados seguían siendo consistentes en todos los casos.

Conclusión

El aumento de los dividendos en las compañías puede significar un incremento en el beneficio futuro. Normalmente, los gestores suelen dirigir las compañías a largo plazo y tener un mejor conocimiento de cómo evolucionarán los beneficios empresariales en el futuro que el resto de los inversores. Por lo tanto, un aumento en el payout de dividendos puede ser una señal sobre el pronóstico de crecimiento futuro en la empresa.

En la actualidad tenemos ejemplos de varias compañías que cotizan en la bolsa española que han incrementado su dividendo de manera considerable. Podemos destacar los anuncios de aumento de dividendos en empresas como Telefónica o Repsol. Estos aumentos han ido de la mano de un aumento en el precio de sus acciones.

Importancia para los inversores

En la mayoría de los casos los inversores tenemos una carencia de información a la hora de estudiar las empresas en las que invertir. En la práctica totalidad de los casos, los gestores de la compañía tienen acceso a mucha más información y de mayor calidad acerca de la situación actual de la compañía y sus perspectivas futuras. A esto se le llama información asimétrica.

La importancia de este estudio se debe a la señalización sobre la situación de la compañía y las perspectivas futuras por parte de los gestores. Michael Spence ganó el premio Nobel de Economía gracias a su estudio sobre la importancia de la señalización en casos de información asimétrica. Spencer estudió la importancia de la señalización en el mercado laboral, siendo el título académico la señal que de la persona que solicita el trabajo es válida para el trabajo.

Una vez más, me gustaría terminar este artículo llamando a la prudencia. Las señales no son más que eso, señales. Un aumento del porcentaje de beneficios destinado a dividendos no es una evidencia inequívoca de que vayan a aumentar los beneficios de la compañía durante los próximos años. Por ello, debemos tener en cuenta estas señales pero nunca tomarlas como argumentos definitivos para la compra de acciones.

  1. #1

    Anonimo

    Hola Paco!!
    Bueno te tengo que decir que no entiendo mucho el sentido de estos estudios de premio nobel (parece que ya lo regalan). Primeramente no entiendo que tiene que ver el beneficio futuro esperado con que la empresa reparta más o menos dividendos.
    Que una empresa decida dar un alto dividendo quiere decir que no sabe qué hacer con ese dinero de los beneficios y por eso prefiere dárselo al accionista. Muchas empresas antes de cagarla en malas inversiones, decide liberarse de esa carga y se la pasa al accionista. Lo deseable sería que la empresa reinvirtiera todo su beneficio para evitar, entre otras cosas, el palo que nos da hacienda en cada reparto de dividendo y así seguir aumentando el valor del accionista con recompras de acciones o inversiones adecuadas para la expansión o mejora del negocio. Claro que esto no siempre es posible y por eso muchos deciden dar un alto dividendo. Pero no debemos olvidar a la hacienda pública y el “reconfortante” hecho de que te quiten el 18% en cada reparto de dividendos.
    Claro también se puede dar el caso que una empresa reparta un alto dividendo y al año siguiente por la alta competencia o por mala gestión tenga menos beneficios y vea reducido ese alto dividendo o simplemente suprimido. Por lo tanto siempre que analizamos empresas debemos ver la viabilidad del dividendo a largo plazo. Cuanto más estable sea el negocio indudablemente la viabilidad de un alto reparto de dividendo a largo plazo será alta.
    Así que por muchas estadísticas que me den, un alto dividendo significa que el beneficio de la empresa va a seguir aumentando. Por lo tanto antes de fijarme en el dividendo prefiero fijarme en los aspectos cualitativos y cuantitativos del negocio que en estadísticas con conclusiones de echadores de cartas del tarot.
    Saludos!!

  2. #2

    Anonimo

    Totalmente de acuerdo con ManuelMad.
    Como diría Buffet: Un director racional invertirá el exceso de dinero en proyectos que produzcan una tasa más alta que el coste del capital. Si eso no es posible debería devolver el dinero a los accionistas aumentando los dividendos y recomprando acciones. Los directores irracionales buscan continuamente la forma de gastar el exceso de dinero e invierten por debajo del coste del capital...

  3. #3

    Anonimo

    Muy interesante. Y en las distancias largas como es una vida toda prudencia es poca.

  4. #4

    Fernan2

    Comparto el punto de vista de los comentarios, creo que la verdadera causa de la buena evolución de las empresas de alto dividendo es que no malgastan el capital. Y por eso tengo que hacer una matización: hay empresas de bajo o ningún dividendo que tampoco malgastan el capital, porque tienen proyectos interesantes en que invertirlo, y en esos casos la tasa de retorno es superior a las de alto dividendo, como cabría esperar: Ahí están GOOGLE o CHESAPEAKE.

    s2

  5. #5

    Anonimo

    Claro Fernando esa es la cuestión. No podemos pedir que todas las empresas sean unas maquinas invirtiendo, habrá compañías las cuales puedan perfectamente hacer zapatos y a la vez invertir en el sector del acero y sacar grandes rentabilidades con esas inversiones, aumentando el valor de la empresa y otras que no sean capaces. Si son capaces pues prefiero que antes de darme un dividendo caritativo se reinvierta, ya que creo que saben hacerlo mejor que yo o por lo menos se que van a darle mayor valor a la compañía, con lo que el precio de la acción tarde o temprano se verá recompensado.
    También hay empresas cuyos directivos ya probaron suerte y les fue muy mal con eso de la reinversión de los beneficios y entienden que antes de tirar el dinero de los beneficios de la empresa prefieren dárselo al accionista. Pues muy bien, pero no debemos olvidar el papel que juega hacienda en la rentabilidad. Con lo que tendremos que valorar si compensa tener la compañía o tener otra.
    De todas formas para mí la señal de que la cosa va bien en la empresa y que se esperan altos beneficios a largo plazo, es cuando sus directivos están comprando acciones. Y ya lo que me confirma la regla, es cuando en épocas de mucha volatilidad, con descensos de precios grandes, sus directivos compran grandes cantidades de acciones.
    Si a eso ya le juntas la compra de acciones por parte de la empresa reduciendo el número de acciones en el mercado, pues la conclusión es un BPA mas que bonito y unas expectativas de futuro más que buenas.
    Que me dé más o menos dividendos al fin al cabo es irrelevante.
    Saludos!!

  6. #6

    PacoGZ

    Estoy de acuerdo con todos vosotros en vuestros comentarios. En el artículo sólo intenté mostrar un estudio académico que me pareció interesante y sorprendente.

    Muchas gracias por vuestras observaciones, que es lo que de verdad enriquece este blog.

  7. #7

    Anonimo

    Me da la sensación que le damos tantas vueltas a los análisis que cuando aparecen concluyentes sencillos y sobradamente contrastados tendimos a infravalorarlos. Quiero comentaros que yo si he optado por asimilar la relación existente entre el crecimiento de los dividendos habidos y el crecimiento futuro de los beneficios empresariales.

    Considero que un crecimiento sostenido de dividendos en el tiempo si no va asociado con un incremento significativo del “pay-out” es una variable de análisis más efectiva que el más abstracto concepto expectativas de beneficios utilizado en los ratios fundamentales.

    Me gustaría que pensaseis en las razones justifican que los índices de alta rentabilidad por dividendo obtengan sistemáticamente mejores resultados que los índices medidores del riesgo sistemático del mercado.

    Saludos cordiales,
    EnroCAT, Siempre con voluntad constructiva.

Autor del blog


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar