Tú no tienes la culpa

4

TÚ NO TIENES LA CULPA

07-01-11

 

Tú no tienes la culpa. Si acaso, yo.

Hay una superioridad del hombre sobre la mujer que muchos hombres no sabemos gestionar.

La mujer, superviviente milenaria de la brutalidad masculina, contrapone sus legendarias armas de mujer : no se trata de sexo, de esa necesidad irracional y absurda que sentimos los hombres: esa devastación que nos causan, y de la que hasta la más experta y sabia ni siquiera se puede llegar a imaginar que originan.

La mujer, débil pero fortísima (soporta partos y enfermedades que ningún macho podría aguantar), descubre el mundo de la manipulación psicológica, donde ellas son catedráticas, y los hombres aprendices.

Pobre del hombre que sea objeto de su ira, o de su abandono, o su desafección, o su desamor. Nunca más volverá a recuperarse.

Y ay, en el mundo de las emociones, las mujeres se enredan en las propias telarañas que ellas, de forma atávica e intuitiva (un lenguaje cifrado y secreto de madres a hijas, de amigas a otras amigas), han bordado.

Resulta que la mujer araña queda cautiva en sus propias redes: en las redes de sus emociones.

La mujer es un animal sentimental.

El hombre es una animal brutal.

La mujer vive de emociones, y el hombre de acciones.

A la mujer no le interesan en el fondo nada de las acciones del hombre: sus logros, sus éxitos, su reconocimiento.

Al hombre no le interesan en el fondo nada de las emociones de la mujer: sus pasiones, sus sensaciones, su interno conocimiento.

La mujer siempre vive hacia dentro, como una vagina.

El hombre siempre vive hacia fuera, como una polla.

Tú no tienes la culpa, como dice la maravillosa y misteriosa canción de Alejandro Sanz.

Creemos que los hombres como nosotros nos tenemos que disculpar con todas las mujeres de nuestra vida, y decir: tú no tienes la culpa.

Frase bellísima. Así descargamos, aliviamos la conciencia de  cualquier mujer que nos haya tratado (abuela, madre, pareja, amante, hija, nieta todavía no, Dios nos libre, carajo).

Qué mayor generosidad que asumir la culpa de todo lo malo.

Una vez, y sin querer, desarmas todas las defensas posibles de una mujer. Da igual el hombre que seas o lo que hayas hecho. La mujer, rompiéndosele todavía un poco más el corazón, sonríe ante ese acto de generosidad masculina: tú jamás tienes la culpa.

Hay pocas cosas que emocionan de verdad una mujer (además, claro, de los hijos), ya baqueteada desde muy joven por las mentiras e imposturas masculinas: decirle que no tiene la culpa de nada.

En la supuesta fragilidad, entrega sin condiciones y debilidad del hombre, la mujer se encuentra con su revés, con lo que nunca podía haber imaginado: una alma hermana que sobrevuela altitudes que ella sólo había podido intuir.

Es entonces cuando la mujer se convierte en la pasajera invitada hacia un mundo del que jamás se cansará de visitar. 

  1. #4
    17/01/11 23:14

    Dices cosas muy interesantes.
    No somos iguales los hombres y las mujeres, está claro.
    Me gusta especialmente cuando dices que al hombre no le interesa en el fondo nada de las emociones de la mujer, sus pasiones...Creo entender a algunas mujeres ¡ Tienen razón! Me dicen cada cosa...
    De pequeño, los niños con los niños las niñas con las niñas.Cantada por Esteso, creo. Nunca me ha gustado eso. Estás leyendo a una especie de troglodita, tengo mas años que tu y con una educación nefasta. Hoy por hoy las niñas, en ocasiones ponen rojos a un niño. El mas chuleta de la clase, ja ja. Ya no son sumisas, ya no ponen los codos al bailar... Antes lo hacían por su educación o quizás por miedo al ver la cara de salidos que teníamos. Ahora están lanzadas que no veas.
    Hago lo que puedo. También creo que las hormonas son fundamentales, quizás he sido brutal, muy posiblemente... Pero bueno, ahora intento dar lo mejor que tengo a una amiga con todas mis fuerzas.

  2. #3
    09/01/11 02:20

    Com esteu?.
    Algunos hombres también cantamos canciones cuando nos enamoramos muy profundamente, cuando escuchamos a Juan Camacho en Júrame.
    No se enviar la canción, lo siento.
    Molt bona nit.
    Enric

  3. #2
    08/01/11 17:59

    Precioso vídeo, alegre y optimista canción, con la voz siempre un poco "estragada" del gran y complejo Alejandro Sanz.

    Y pensar que empezó como cantante para adolescentes hormonadas, y ahora es un gran poeta.

    Que siga así, regalándonos regalos:

    www.youtube.com/watch?v=3F0LH_LD__0&NR=1&feature=fvwp

  4. #1
    08/01/11 02:49

    Tú no tienes la culpa, by Alejandro Sanz:

    www.youtube.com/watch?v=A8lhur4J_Io

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar