El bolso

10

EL BOLSO

10-07-10

El bolso es donde las mujeres esconden su alma, y no lo saben.

Los hombres no podemos comprender la manía que tienen las mujeres con los bolsos y lo zapatos. Hay mujeres, como la nuestra, que por un buen bolso o zapatos, matarían, como la Belén Esteban por su hija.

Menuda mujer ordinaria es. Ahora que es rica y ya no es más la princesa del pueblo, no nos cae tan bien. Apenas vemos esa mierda de programa de Telecinco por las tardes, entre otros motivos porque a esas horas solemos estar trabajando, o haciendo que trabajamos, que siempre es más descansado.

En el verano del 2006 y en el del 2008 estuvimos con toda la familia en NY. Coño: hace dos años un euro costaba 1,50 dólares (unidades, como dicen los cursis, que en vez de puntos básicos hablan de pipos, vocabulario muy propio de los dealers de renta fija. Una vez nos quisieron hacer cambista, dealer, dada nuestra  facilidad para con los idiomas, sobre todo el inglés y el alemán. Obviamente, les mandamos a la mierda. No hemos nacido para estar sentado todo el día delante de una pantalla, que entonces se te pone el culo gordo y fofo y ligas mucho menos. Nos gusta nuestro culo, y nos gusta que les guste a ellas. Es genética y un poco de deporte. Un culo bien puesto, les pone a las mujeres muy cachondas, más que una hermosa y redonda polla).

Nos compramos pocas cosas. Más bien nada, excepto unos mocasines Sebago (los mejores del mundo), náuticos de verano que son los que llevamos ahora, porque hemos decidido que este verano no pensamos llevar chanclas por la calle, que son incómodas para caminar, y para conducir son terribles, que te puedes dar una buena hostia.

En cambio, nuestra mujer y nuestra hija, que todavía es  más fashion victim que la madre, nos obligaron al friqui de mi hijo y a nosotros a ir a Chinatown, que encima los cabrones de los chinos están colonizando/comprando Little Italy. Esperando una hora mi hijo y yo en la calle a que su madre y su hermana volvieran de comprar bolsos. Cuando volvieron las dos víctimas de la moda, teníamos un humor de perros. Y encima una hora a secas. Pensamos comprar unas latas de cerveza, pero resulta que en USA, si bebes por la calle, eres un alcohólico, y además tienes que tapar la lata con una bolsa de papel. Menuda mierda. Eso no mola.

Pues vale. Las famosas imitaciones (fake, preciosa y eufónica palabra) chinas de bolsos de buenas marcas tipo Louis Vuitton, Gucci, Carolina Herrera, Hermès y demás. Nuestra mujer enloqueció con los bolsos. Se compró como veinte, con el argumento de que sólo costaban $ 30 cada uno. No te jode con el engaño de las rebajas y el tipo de cambio. Menuda ruina de viaje.

Los hombres podríamos llevar una mariconera, o mejor aún, una chaqueta de verano sin mangas a lo Coronel Tapioca o reportero/fotógrafo de guerras o así. Ayer nos probamos una, de nuestra marca favorita para caza, francesa, Aigle. No nos atrevimos a comprarla, en pensando que nuestra mujer nos iba a llamar hortera y nos iba a rebajar todavía más nuestra actual baja autoestima. Últimamente, nos sentimos como el pato Donald cuando ha hecho algo mal, que es casi siempre.

El bolso es una extensión de la mujer. Tú mira lo que lleva una mujer en el bolso, y sabrás más de su alma que cien doctores Freud juntos. El caso es que llevan muchas cosas las mujeres en sus bolsos, pero nunca encuentran nada. Como para una urgencia. Son un poco plastas las mujeres con sus bolsos.

En general, y como no somos nada fisgones, jamás metemos la mano en el bolso de una mujer, no vaya a ser que nos llevemos alguna sorpresa. Por ejemplo, si en el bolso de nuestra mujer encontráramos un buen alijo de condones, no sabríamos que pensar, porque nosotros hace mucho tiempo que no utilizamos tan incómodo artilugio. Será por eso que acabamos siempre con la polla bien roja. Bueno, acabábamos, porque ya casi ni nos acordamos de la última vez.

El bolso, o cuando la mujer dice al fin la verdad. 

  1. en respuesta a Viejo
    -
    #10
    14/07/10 01:25

    Maravillosas palabras: "señor de la nada, amo de nadie y dueño del vacío".

    Yo también me siento así: soy así.

  2. en respuesta a 3...s
    -
    #9
    13/07/10 16:03

    Tienes razón, he cambiado lo de "es prudente" por el original "no es de hombres", para hacerlo menos ofensivo.
    Siempre dejan en el bolso lo que quieren que encuentres y que nunca se atrevieron a decirte........
    Hace muchos años que me rendí cautivo y desarmado ante las mujeres, pero ellas me dejaron seguir luchando para que siguiera creyéndome señor de la nada , amo de nadie y dueño del vacio.

    buenos dias.

  3. en respuesta a Viejo
    -
    #8
    13/07/10 15:49

    No ofendes viejo, no pondre lo que mi padre decia de hurgar en el boslso de las feminas, porque entonces si que ofenderia...con cinco hermanas...paso de ser el tesoro...donde encontraba mis deseos de chuches su recompensas...a ser no algo prohibido...pero si respetado...creo que adam el mensaje que recibio fue...no le abras el bolso a una mujer...o estaras condenado a vagar por un mundo de desilusion...ellas habiles los dejan por medio...por si picamos....en fin que tambien lo usan de trampas...pobre del que pique...
    saludos...

  4. en respuesta a 3...s
    -
    #7
    13/07/10 15:27

    Sin ánimo de ofender

    En mi tierra dicen "Que no es prudente hurgar en el bolso de una dama", entre otras cosas puedes encontrar indicios de tu cornamenta, pruebas de gustos sexuales que nunca hubieras imaginado, pequeños o grandes vicios privados e incluso pastillas de formigal que te pueden esclarecer cual será tu destino final o como será tu llegada a los cielos.
    Buscar en el bolso de una mujer es adentrarse en las entrañas de la bestia, es intentar descubrir lo desconocido, no compañeros, no estamos preparados para ello.

  5. en respuesta a Boswell
    -
    #6
    12/07/10 10:22

    Resurrección es la obra, por la que Leon, que influyo y se carteo hasta el final de sus días con algunos de los hombre mas hombres de la historia del hombre, que al mismo Gandhi, le aconsejo sobre la no violencia, digo que por esta obra fue...excomulgado...cuando lees esta su ultima novela ... no terminas de entender como haciendo apología ...fiel..de los principios de una organización... esta te premie expulsándote...

  6. en respuesta a 3...s
    -
    #5
    12/07/10 05:30

    Gracias amigo, excelente cita.

    Tolstoi me impresionó tanto en su día(sobre todo "Guerra y paz" y algunos de sus cuentos), que le tengo una reverencia absoluta. Imprescindible las pequeña biografía de Stefan Zweig sobre él.

    La naturaleza. Lo pequeño y lo poco. Trascender. El día que miremos las cosas con otros ojos, seremos más felices. Mientras, tan sólo sobrevivimos, vegetamos.

  7. en respuesta a Nuriawoman
    -
    #4
    11/07/10 21:34

    Nuria ...para algunos el kaos es nuestro elemento...el elemento...

    Te dedico esto a ti aquí y a boswell allí...lo leí ....y me acorde...

    Resurrección

    Podrán cortar las flores pero no podrán detener la primavera

    En vano los hombres, amontonados por centenares y miles sobre una estrecha extensión, procuraban mutilar la tierra sobre la cual se apretujaban; en vano la cubrían de piedras a fin de que nada pudiese germinar en ellas; en vano arrancaban todas las briznas de hierba y ensuciaban el aire con el carbón y el petróleo; en vano cortaban los árboles y ponían en fuga a los animales y a los pájaros; la primavera era la primavera incluso en la ciudad. El sol calentaba, brotaba la hierba y verdeaba en todos los sitios donde no la habían arrancado, tanto en los céspedes de los jardines como entre las grietas del pavimento; los chopos, los álamos y los cerezos desplegaban sus brillantes y perfumadas hojas; los tilos hinchaban sus botones a punto de abrirse, los chovas, los gorriones y las palomas trabajaban gozosamente en sus nidos y las moscas, calentadas por el sol, bordoneaban en las paredes. Todo estaba radiante. Únicamente los hombres, los adultos continuaban atormentándose y tendiéndose trampas mutuamente. Consideraban que no era aquella mañana de primavera, aquella belleza divina del mundo creado para la felicidad de todos los seres vivientes, belleza que predisponía para la paz, a la unión y al amor, lo que era sagrado e importante; lo importante para ellos imaginar el mayor número posible de medios para convertirse en amos los unos de los otros.

    tolstoi

  8. #3
    11/07/10 19:59

    Jajajajaja..... nuestro bolso lleva nuestra alma y es por eso que las mujeres somos aparentemente caóticas. Pero eso no es cierto, tenemos todo lo que necesitamos pero no está clasificado ni en tiempo ni espacio.
    Mi bolso hoy (es pequeño, porque los fines de semana uso el "pequeño"):
    - La cartera, XXL por supuesto (podría entrar a detallar qué llevamos en ella, pero es un microbolso en sí...)
    - Las llaves de casa
    - Las llaves del trabajo (separadas de las de casa)
    - Un paquete de tabaco vacío
    - Un paquete de tabaco lleno
    - Un mechero
    - Un paquete de cerillas
    - Kleenex (paquete y medio).
    - Dos bolis: uno normal y otro para vidrio (?? no sé, para hacer grafitos en las sucursales bancarias??)
    - Un pintalabios rojo
    - La tarjeta identificativa del curro
    - Una cámara de fotos
    - Un cepillo de dientes
    - Una barra de cacao para labios
    - Chicles de clorofila
    - El móvil
    - Las gafas de sol con su funda
    - Un paquetito con 2 tampones
    - El pasaporte con mi visado vigente (soy immigrante en este país de immigrantes)
    Y eso esto, por lo menos los fines de semana y con el bolso "pequeño".
    Pero no es quejéis tanto coño, que a vosotros os va de lujo "cariño, te cabe mi móvil en el bolso??", "mi amor, me llevas las llaves??" "corazón, por qué no me llevas la cartera??"

  9. #2
    11/07/10 18:06

    1 voluminoso llavero con muchas llaves.
    1 barra de cacao para los labios.
    1 llaves del coche.
    1 cartera tamaño XXL bestial de grande.
    1 horario de trenes.
    1 lista de compras antigua.
    1 caja de cerillas.
    3 papeles varios.
    1 servilleta de papel.
    1 paquete de toallitas refrescantes.
    1 paquete de chicles de menta.
    1 factura de la última compra en el Netto.
    1 envoltorio del paquete de chicles.
    1 cepillo para el pelo.
    1 paquete de pañuelos de papel (moqueros no kleenex que es una horterada).
    1 envoltorio de plástico de un vaso de plástico.
    3 bolígrafos variados.
    1 envase de Lycopus.
    2 monedas de 1 euro.

    Después de este pormenorizado listado de las pertenencias del bolso de mi mujer (he aprovechado un momento en el que no estaba presente) debo decir que está en baja forma ya que en otras ocasiones he comprobado que había en su interior muchas más cosas.

    Mención aparte merece la cartera XXL, no he mirado su interior pero, tiene que haber de todo.

    Los hombres (a los que nos molesta todo) aprovechamos el bolso de nuestras mujeres para meter en él todo lo que podemos, carteras, cámara fotográfica, etc...

    He pedido a mi mujer que me compre una mariposonera de tamaño grande, de esos que llevan por la calle los individuos que yo considero un poco "raritos", de esa forma el listado de mi bolso será, por fuerza, grande también.

  10. #1
    11/07/10 14:16

    ...jajaja...en el bolso esconden las mijujeress es alma dices...el alma y todo lo demás...les cabe el alma y el mundo entero con todos sus misterios...claro esta que dentro de estos están los suyos...y porque ellas en si son misterio....no encuentran nada ... ni se encuentran ellas... puro kaos... pero pchipssss... no se lo digas a ellas... tienes que dejarlas pensar que lo tienen todo bajo control...pero ya sabes somos el desorden cósmico perfecto...así pues ..(y nosotros necesitamos que nos mantengan...en ... el bolso... ese fractal de universo ... esa matriz materna ... esa bolsa marsupial donde refugiarnos en nuestra infancia y todo nos aleja de las responsabilidades )...ellas son perfectas...

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar