Giro del mercado y resultados ficticios de la banca

 

Ayer se observaron los primeros síntomas de debilidad en las bolsas desde el comienzo del impresionante rally iniciado el día 4 de octubre, que ha impulsado a los índices en asombrosos porcentajes como el 21% del Ibex o el 18% del DAX alemán.

Los índices europeos cayeron alrededor del 1.5% en consonancia con la recuperación del dólar –desde 1.3920 hasta 1.3740- y tras las declaraciones de un portavoz de Merkel anunciando que la cumbre del próximo día 23 no será solución definitiva para los problemas actuales.

En USA, el mercado cayó alrededor del 2% y la noche en Asia ha sido muy negativa, con el índice Hang Seng liderando las caídas y cerrando abajo un 4.2%.

Un aspecto temible del rally, es que recuperaciones de mercado tan vigorosas como esta y sin apenas correcciones, similares a las de febrero, abril y junio de este año, entrañan el riesgo de ser corregidas en su totalidad y de manera rápida y violenta como hicieron entonces. Vean los rectángulos del gráfico siguiente en los que resaltamos los rallies mencionados y observen el comportamiento posterior del mercado.

SP500-intradia

 

En USA el mercado también ha disfrutado de un potente rally y ahora que parece haber concluido caben dudas desde la perspectiva técnica respecto de si ha sido suficiente para anular la estructura bajista de los índices.

Realmente, mientras los niveles de resistencia mayor no sean superados con éxito –SP500 en 1260 puntos-,  la lucha entre alcistas y bajistas se sigue librando. Los bajistas han perdido fuerza, que los alcistas han ganado, pero la batalla está abierta y el lado bajista continúa siendo más probable y con mayores posibilidades, especialmente tras el rally.

El factor de la presentación de beneficios empresariales puede actuar como soporte del mercado. Tampoco se espera una temporada de resultados estelar y el sector bancario es el que atrae especialmente nuestra atención. El problema es que nos informarán de unas cifras poco creíbles, lamentablemente, y dentro de la mayor opacidad regulada de las últimas décadas, me explico.

Por ejemplo, además de  los balances en la sombra y de la exposición a derivados no regulados, OTC, a los bancos les permiten hacer magia con sus cuentas. Ajustes en la valoración del crédito es una de las reglas contables más absurdas que el Tesoro USA ha instaurado con el fin de mejorar la apariencia de las cuentas. Consiste básicamente en que los bancos pueden contabilizar como beneficio una caída en el precio de sus bonos así como en el precio de los Credit Default Swaps. ¿Cómo?. Retorciendo la imaginación al extremo y permitiendo que una pérdida efectiva se convierta en oportunidad, es decir, los nuevos precios bajos son considerados oportunidad de compra y a precios más ventajosos por lo que tal presunción se contabiliza como beneficio.

Naturalmente no son beneficios reales ni naturales, son una ilusión óptica para quien mira las cuentas o escucha los resultados sin conocer su procedencia. Sin esta absurda norma, por ejemplo, los resultados de Citigroup estarían cerca de un 8% abajo en el año, con ingresos por renta fija abajo un 33% hasta $2.300 millones e ingresos por banca de inversión abajo un 21% hasta $736 millones, frente a las bonitas cifras presentadas.

Bajo este prisma, es complicado interpretar la reacción del mercado a la presentación  de resultados puesto que los principales inversores, instituciones, son los principales actores en el mercado y también los mismos que se benefician de la retorcida norma. Así las cosas, las instituciones comprarán y / o venderán según SU criterio y necesidades del momento y no según criterios razonables o lógicos de mercado por lo que el análisis técnico se convierte en la herramienta más eficiente para evaluar la situación y posibilidades futuras de las bolsas.

Antonio Iruzubieta
Anide

CEFA

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar