La renta fija en arenas movedizas

4
La inversión extranjera en bonos USA está descendiendo desde los niveles máximos registrados en 2.007. De entre los diversos motivos destacamos el básico, el binomio rentabilidad riesgo no resulta favorable.

Los estímulos y la debilidad estructural de la economía americana han forzado a una masiva oferta de papel del estado, venta de deuda para financiar rescates. Pero el dinero huye de la incertidumbre, especialmente cuando no es debidamente primada con tipos altos, acordes al riesgo. Los tipos de interés actuales son irrisoriamente bajos.

El futuro de las finanzas del gobierno americano es pura incertidumbre, sus autoridades están captando fondos a todo tren y aprovechando la credibilidad histórica y valor refugio, marca USA, para financiarse casi gratis, a tipos de interés que en plazos cortos son incluso negativos. Del comportamiento de los tipos a plazos largos, sin embargo, está transpirando la inquietud e inconformismo del mercado a aceptar tipos de interés tan bajos, por lo que los inversores prefieren no acumular, y vender, títulos en cartera a estos precios.

El deterioro de la demanda junto con exceso de oferta eventualmente desequilibra la balanza, afectando a los precios de los bonos largos negativamente; están cayendo y su rentabilidad subiendo. Como indicaba en el anterior escrito, el diferencial entre los títulos a 2 y a 30 años respectivamente se ha ampliado a 372 p.b. máximos en 29 años.

El Tesoro USA colocará durante 2.009 cerca de $1,44 trilion en el mercado y estima un incremento adicional hasta alcanzar cerca de $1.7 trillion durante 2.010. El próximo año no será tan fácil para el Tesoro americano, especialmente observando la remarcable correlación inversa entre la balanza comercial americana y las compras de títulos de deuda soberanos por parte de extranjeros.

La balanza comercial está estabilizando su potente déficit gracias a que el consumidor americano se está retrayendo, presionando las importaciones a la baja. En los últimos dos años, el déficit comercial se ha reducido a la mitad, hasta los $400 billion, por lo que el monto de dólares enviados al extranjero ha caído. Así, los extranjeros tienen menos dinero efectivo para comprar activos USA, a lo que se suma la incertidumbre mal pagada, como apuntaba más arriba, de la deuda a estos precios.

La correlación antes señalada (déficit comercial vs compra exterior de activos USA) está enviando señales de alerta considerables porque se está acentuando. La compra de activos USA de largo plazo está cayendo mucho más deprisa que el déficit comercial.

En Estados Unidos, hasta la fecha ninguna subasta de deuda ha sido fallida, es decir, siempre ha habido más demanda que oferta, no así en UK donde ya han experimentado un susto. Sin embargo, en las subastas USA el ratio “bid-to-cover” de los títulos a 10 y 30 años respectivamente, se está deteriorando.

Y no es sólo el deterioro del ratio, el interés de los compradores indirectos, dentro de cuya categorización están los Bancos Centrales, se está desvaneciendo también entre un 20 y un 35%. Los “Indirect Bidders” cubrieron en las últimas subastas el 40.2% y 34.9% del total de oferta de títulos de 30 y 10 años respectivamente, frente al 50.2% y 55.3% de máximos conseguidos meses atrás. Considerable apatía por comprar deuda USA en el crítico momento en que el Tesoro americano necesita colocar deuda como nunca antes para financiar los déficits.

De donde se pueden inferir ideas para 2010 quizá discordantes con el consenso, especialmente en cuanto al “asset allocation” se refiere. En general, el mercado intuye que en 2010 y dados los bajos tipos de interés, los gestores premiarán la participación en renta variable frente a la renta fija, por lo que también el consenso estima que la bolsa todavía permanecerá sostenida y el conjunto del año será positivo en un 7% – 10%.

El mercado de bonos está en una encrucijada y condenado ante cualquier escenario económico, Descontando un desenlace de recuperación, el temor a inminentes subidas de tipos oficiales para combatir brotes inflacionistas, provocará desasosiego entre los Bond Vigilantes y subida de los tipos de interés de los bonos. Por el contrario, asumiendo una economía débil, las autoridades exprimirán una vez más el recurso de barra-libre-de-liquidez y estímulos varios –contra deuda- que eventualmente se verán obligados a monetizar, lo que presionará los precios de los bonos a la baja y tipos al alza.

El gobernador del banco Central de China , Zhu Min, ha sido claro al lanzar el siguiente misil a las autoridades USA, “When the US has to fund its deficit through the combination of issuing more Treasuries and printing more dollars, it is inevitable that the dollar will continue to weaken. The US can’t expect other nations to increase purchases of Treasuries to fund its entire fiscal shortfall”.

El tamaño del mercado de R Fija es varias veces el del bursátil y es, además, referencia clave para evaluar la R. Variable. Tipos al alza presionan a la baja las proyecciones realizadas sobre valoraciones bursátiles. Tipos elevados, además, invitan al inversor a prestar mayor atención y fondos a la R. Fija que a la bolsa.

No obstante, la FED desea promover una animosa confianza en el sistema y aumentar el efecto riqueza a través de manipular los mercados de renta variable al alza. Sabiendo también que la confianza en USA se está quebrando y por ende caen las compras de bonos del exterior, impulsando los tipos largos al alza, las autoridades decidieron también manipular el mercado de deuda instaurando un programa de compra de deuda del Tesoro desde la propia FED.

El prestigio internacional de USA está cayendo. Manipular todo el sistema a los ojos de los inversores genera una base de desconfianza eventualmente dañina para los mercados. La política americana diseñada para salvar el sistema está aplazando los ajustes necesarios y desequilibrando las finanzas públicas. Esperemos que el actual experimento de Bernanke no caiga en desgracia.

Los mercados


Continúan sostenidos en la parte alta del rango, con bajo volumen de contratación desafiando a la actual subida de los tipos a largo y al fortalecimiento del Dólar. Los ratios PUT/CALL y de sentimiento denotan complacencia y están situados en niveles que suelen anticipar giros de tendencia a la baja.

SP500. Semanal, Semilog.



El área de los 1.025 puntos contiene múltiples referencias técnicas relevantes de medio plazo, como se observa en el gráfico adjunto. Supone el 50% de toda la caída 2007-2009 y convergen directrices de tendencia y de proyección, así como resistencia horizontal.

Vigilar el nivel de los 1.092 puntos ante la posibilidad de que su pérdida active un proceso de ventas desordenado. Por el contrario, el rally de Bernanke & Co. también denominado de navidad, puede aupar los precios hacia el techo de la figura –cuña ascendente- actualmente en 1.137.

FELICES FIESTAS.

Sugerencias en [email protected]

Antonio Iruzubieta
CEFA. Certified European Financial Analyst.
  1. #4
    Anonimo
    27/12/09 14:22

    Pedro Luis, coincido al 100% contigo, salvo que alguien tenga los "santos cojones" (con perdón) de subir los tipos en U.S.A, algo económicamente nececasrio, aunque sólo fuese a cuartillo semestral, pero que ya fue politicamente incorrecto para los mismos republicanos.

    Posiblemente un año el 2010 de oportunidad excepcional para especular y reducir cartera en renta varible.

  2. #3
    Anonimo
    27/12/09 11:09

    Hola Antonio.
    Ya se que quizás no sea el lugar apropiado,igual te emborrono un poco el blog,pero me gustaría daros mi "sensación" exoterica de la situación.
    Desde marzo hasta hace bien poquito,después de leer todo tipo de información bursátil,me quedaba un regusto de incomodidad,temor,no se,era "la pista" que me indicaba que todo iba bien,que estaba en el lado correcto....Esa presión ha desaparecido,el escenario puede estar cambiando,os sugiero dos posibilidades.
    La primera y en mi opinión mas improbable,que esta comodidad-placidez anteceda el degüello.
    La segunda,que después de 2 años convulsos,se empieza ha imponer la idea de ausencia de alternativas,tipos bajos,dinero a mansalva,fusiones,compras,(hasta los analistas empiezan a aconsejarla).Solo falta un poquito de confianza,mas volumen,para iniciar un burbujón.(un vez que la manada se pone en marcha,ni los organismos oficiales son capaces de pararla).
    Se que todo esto solo són una suma de "sensaciones" sin mucha lógica,pero es que a la bolsa dicha lógica solo se la encuentro a posteriori.
    Perdona el desbarre.
    Suerte.
    Urte berri on danori.
    Pedro luis.

  3. #2
    Anonimo
    26/12/09 14:44

    Antonio, ante todo Feliz Navidad.

    Una muy interesante reflexión de conjunto.

    Personalmente, soy incluso más optimista con la renta variable en 2010. Fundamentalmente porque estoy contigo en la premisa mayor: que el precio del dinero tiene la opción entre permanecer bajo o de continuar bajo (porque ni hay otra alternativa de política económica, ni elementos inflaccionarios en la economía real fuera del que generará la política económica), y porque psicológicamente en USA están convencidos que ya están saliendo de la crisis.

    Por eso potencia la derivada en renta variable: como tendencia considero que el ^GSPC romperá la cuña más arriba, entorno al 1142, y de ahí el tramo hasta al menos los 1250 (ahí sí que llegará el "impasse" ante la siguiente "cordada", cota psicológica 1290, que sí que veo como resistencia para el 2010). Y para la posible revisión de tendencias en ese punto estaría más atento a las divisas sobre otros indicadores.

    También estoy contigo que cuando se produzca la inflexión esta puede ser de nuevo rabiosamente desordenada. Pero eso para cuando todos estemos seguros de que no se va a producir, o sea no quiebra bancos USA, indicadores económicos habiendo cesado en su caida, y un VIX que desde abajo repuntase 17 (ahora pienso que hay demasiada atención en que se produzca la "esperada" bajada, de hecho la cobertura en la segunda mitad del año de este evento no acaecido se ha comido parte mi rentabilidad de 2009, y quiero pensar que no estoy sólo en la experiencia de haber gastado en coberturas "para nada").

    En conclusión, considero 2010 como un tiempo perfecto para ir acompañando a la tendencia, que no para acumular posiciones directa o indirectamente (stops de ganancia a rajatabla), e ir reduciendo/reestructurando endeudamiento personal/empresarial, hasta el momento oportuno de reducir riesgos o inmunizar carteras (pero reitero, en su momento, y eso nos lo anticiparán/vaticinaran las divisas y el VIX). El camino a la normalización par allá el 2015 es muy largo, y malo sería quedarnos atrapados o sin agua en la travesía de la estepa cuando posiblemente tenga final.

    Un saludo.

  4. #1
    Anonimo
    24/12/09 00:36

    Gracias.Disfruta con los tuyos.
    Pedro luis.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar