Impacto de inflación en sector público vs privado y en Bolsa

1

La represión financiera persevera en su castigo al ahorro, promueve la aceptación de una situación controvertida, quien no desee perder dinero se ve forzado a aumentar su exposición al riesgo de manera inexorable.

Los bonos americanos están cotizando en niveles mínimos, los correspondientes a 5, 10 y 30 años rentan ridículos 1%, 2.16% y 3.27 % respectivamente y presumiblemente continuarán en esta situación de tipos “excepcionalmente bajos por tiempo prolongado”, tal como defiende Bernanke.

El comentario, en principio, se refiere a los tipos oficiales sobre los que la FED tiene control y monopolio absoluto y puede fijarlos, modificarlos o mantenerlos a su antojo en cuestión de 1 minuto cuando decida oportuno.

Sin embargo, los tipos a largo plazo son activos tradicionalmente más dependientes del mercado y cotizan en función básicamente de las perspectivas dos macro parámetros, crecimiento, inflación. También cotizan, o cotizaban, el riesgo de emisor.

Bernanke dirige buena parte de los esfuerzos intervencionistas de la FED a mantener bajos los tipos largos también. USA no se puede permitir tipos elevados debido al brutal monto de deuda viva (cercano al 100% de su PIB, o $15.5 trllion), el mero pago de intereses sería letal, y una salida a la griega imposible de evitar.

Así, la Reserva Federal actúa inyectando liquidez directamente al mercado de bonos, QEs + Operación Twist + Inminente O. Twist o similar + lo que depare el futuro.   

Los inversores sufren los desmanes de la política fruto de los errores de los gobernantes. Han sido incapaces, ya no de evitar, de frenar la calamidad económica de hoy y en un intento de recomponer la situación arrebatan el dinero al sector privado para mantener al sector público.

En otras palabras, los inversor reciben tipos mínimos, los arriba expuestos, a cambio  asumir un elevado riesgo, de momento conjurado por la propia acción (PUT option) de la FED.

Pero la inflación, IPC al 2.9% e IPP al 3.3%, se encarga de que el inversor en bonos pierda poder adquisitivo. A quien no agrade la operación tiene otra opción, cambiar de mercado y comprar riesgo real (renta variable, inmobiliario…), por otra parte la opción defendida y deseada por la FED para explayar su proceso de apuntalamiento o manipulación de los mercados financieros.

La tentación de las autoridades de generar inflación para diluir sus ingentes deudas con el tiempo, es demasiado elevada como para renunciar. La inflación supone como sabemos un freno al crecimiento, un peligro para el inversor especialmente el de Renta Fija y una calamidad para el poder adquisitivo de los ciudadanos. Son las consecuencias no deseadas de promover inflación, que contra las consecuencias deseadas, las autoridades naturalmente defienden los intereses públicos frente a los privados, como siempre ha sucedido.

La inflación muestra una característica que hace complicada su gestión apropiada y es que comienza a repuntar hasta que despunta con fuerza descontrolada. Por este motivo, las autoridades se esfuerzan en divulgar que sus programas de expansión –creación de dinero- son inocuos para los precios, se trata de liquidez que será drenada, esterilizada, extinguida o como más guste definir un concepto imposible.

Cierto que la liquidez sufre una trampa, de la que USA parece estar zafándose, y hasta que la velocidad de circulación del dinero no aumente la inflación no debería hacer acto de presencia. Pero repito, en USA el crédito comienza a abrirse y la inflación a subir.

¿Cómo se comportará entonces la inflación en el futuro?. Según las autoridades controladamente pero el historial de control de la inflación por parte de la FED no es muy prometedor. A continuación muestro un gráfico con brotes inflacionistas del pasado y cómo impactaron en años subsiguientes, y una proyección de cómo podría comportarse en el próximo futuro.  

Historical Examples of Runaway inflation & Projections for 2014

Si el pasado es preludio de lo que depara el futuro, no gusta nada el aspecto. En 2014 se podría sufrir el impacto de unos precios desbocados bien por encima del objetivo de inflación de la FED, 2%.

Contra-argumentar un escenario inflacionista y bajo supuesto de nuevo riesgo o presión deflacionista, resultaría en un desenlace casi peor, es seguro que la FED resolvería imprimiendo ad infinitum, reintroduciendo el riesgo de inflación futura con mayor intensidad.

Sólo con que la subida fuese sostenida sobre el 5%, su impacto sería letal para todos, no tanto para el sector público. Se cuenta que las bolsas pueden ser refugio de inversores en un ciclo inflacionista, más bien, soportarían dignamente la presión manteniendo su poder y capacidad de generación de beneficios y es bien cierto.

No obstante, llegado el caso, la selección de activos se impondrá en el mercado discriminando entre esas compañías fuertes (plataformas mundiales de negocio, líderes transnacionales, world dominators o como se las quiera llamar) y las que no lo son.

El gráfico siguiente muestra la reacción del mercado, medido a través del SP500, cada vez que en los últimos 50 años la tasa de inflación ha alcanzado el 5%.

Inflation Rate S&P 500

De momento, las bolsas sin grandes cambios especialmente los índices americanos cotizando en sus áreas de máximos y resistentes a cualquier envite bajista. Se encuentran cotizando en una zona peligrosa que una vez perforada atraerá interés vendedor ¿provocará el trading algorítmico caídas descontroladas y nervios entre los inversores y reguladores?. ¿Interesa ahora imponer un flash crash para limpiar el mercado y a renglón seguido  proseguir con su pauta alcista?

DOW JONES Diario

DOW JONES Diario

 

Antonio Iruzubieta.

CEFA

Más información en www.anide.es

Sugerencias en [email protected]

El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.

Este documento ha sido elaborado por Anide S.L. con la finalidad de proporcionar información general  y está sujeto a cambio sin previo aviso. Anide S.L. no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas fiables pero puede no ser exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Anide S.L. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe.

Comportamientos de variables en el pasado pueden no ser un buen indicador de su resultado en el futuro.

  1. #1
    02/04/12 11:03

    Esta reflexión del poco valor que aporta la renta fija o los depósitos se viene haciendo desde hace tiempo, y es que tal y como están las cosas es el camino que veo factible para aquellos que no estamos por la labor de saltar al "riesgo real" que comentas. Es decir, puestos a perder poder adquisitivo, me decanto por el activo que menos pérdida me va a producir con el menor riesgo posible, ya que rentabilidad neta no voy a tener si no asumo mayores riesgos (y muchas veces, ni eso!).

    Y sobre el futuro de la inflación, por la cuenta que nos trae, espero que no sea tan negro!

    Un saludo

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar