“New normal”, el billón crudo y crudas circunstancias

 

“Nuevo normal” es el concepto acuñado por Bill Gross para referirse a la nueva realidad de economía y de mercados con la finalidad de adaptar las expectativas de rentabilidad en la inversión a la nueva realidad. Las estadísticas sobre rentabilidades pasadas no sirven.

En recientes manifestaciones, Gross afirma interesantes reflexiones como “El apalancamiento se ha convertido en desapalancamiento y rentabilidades del 15% han dado paso a tipos de interés cero”. También “Una revisión instantánea a las pasadas décadas mostraría que la aceleración en los precios de los activos no fue debida a una particular sabiduría académica o de la comunidad inversora sino a una ofensiva orientación de la Reserva Federal y sus homólogos quienes imprimieron dinero, redujeron los tipos de interés e indujeron el falso sentimiento de que la riqueza monetaria estaba en movimiento perpetuo”.

En relación a la dicotomía entre economía real y financiera “la economía real ha perdido la batalla con Wall Street y con el mundo empresarial en la carrera por ver quién se puede beneficiar más de tipos bajos. Según se debilita gradualmente el componente de rentabilidad sobre los ingresos, la habilidad del consumidor para continuar con su frenético gasto se reduce”. Por último en relación al “nuevo normal” Gross indica que “el periodo de crecimiento nulo de las economías desarrolladas, alto desempleo y desapalancamiento ordenado está mutando tras la crisis de 2008 en un mundo de riesgo de crédito y tipos cero”. Así, el “nuevo normal” aconseja adaptarse a la nueva situación, rebajar sustancialmente las expectativas de rentabilidad y adoptar una postura inversora de carácter más defensivo.

 

Hoy es el día en que se ha desvelado una nueva incógnita en Europa. Hace unos días fue el parche griego y hoy el BCE por fin concluye su programa de expansión brutal de la oferta monetaria LTRO-2 concediendo €529.531 a los bancos. Sumando el LTRO-1, la suma o gran total asciende a €1 BILLÓN más un pico. Tras el greco-acuerdo y el BILLON citado, el mercado se queda de repente aparentemente huérfano de referentes, aunque Grecia seguirá siendo noticia, pero toca esperar nuevos titulares.

El mercado lleva largo tiempo demasiado ordenado –apuntalado- y con los inversores siguiendo el esquema mental de esperanza inducido por los Bancos Centrales. Ahora, está en posición vulnerable al cambio de referentes, por citar eufemísticamente el posible regreso a la realidad siempre que los apuntaladores lo crean oportuno. En este momento, por ejemplo, el encarecimiento del precio de la energía es un factor  considerablemente amenazador como para alzarse a la palestra y comenzar a trasladar dosis de cruda realidad al mercado.

Desde el pasado 7 de octubre y hasta los máximos de esta semana, los activos se han recuperado ostensiblemente, con el S&P500 arriba un 27% mientras el crudo West Texas se ha revalorizado un inquietante 45%.

El cuento de Irán, puede convertirse en el nuevo Wall of Worry del mercado (¿atacará Israel o viceversa?, conseguirán armas nucleares?, responderán al embargo internacional? Irrumpirá en escena China, o Rusia?...) o sencillamente en la excusa adecuada para que el mercado deje de cotizar según fueros interesados como viene haciendo. El cuento de Irán no es tal fábula, es un asunto serio por la incertidumbre que traslada a la estabilidad en la zona y a la propia cotización del crudo. Ahora bien, según fuentes informadas la posibilidad de que se produzca un ataque desde Irán es marginal. Irán no ha atacado a nadie en más de un siglo y ahora que su enemigo Israel tiene más de 300 cabezas nucleares, un ataque parece menos verosímil si cabe. Cierto que un alza en los precios del crudo beneficia a Irán y que mantendrán la incertidumbre al alza mientras puedan, quizá incluso reduciendo estratégicamente la oferta. Por el contrario, elevados precios de la energía mantenidos ralentizarán el lánguido crecimiento económico por la reducción del capital disponible para consumo.

De manera que presumiblemente, el “newest-short-term-normal” los inversores priorizarán en el análisis de la cotización del crudo frente a la de los tipos de interés y sedadas primas de riesgo de los PIIGS.

Y con buen criterio, la débil recuperación económica USA está en peligro, con Europa en recesión y Asia sufriendo también las consecuencias y trasladando menos vigor vía comercio exterior a USA.

La subida de los precios de la energía no es baladí, observen en la gráfica siguiente el historial de evolución del porcentaje de gasto en crudo sobre el PIB global, ha alcanzado niveles desconocidos desde 1981. 

 

El carril de apuntalamiento cumple hoy la sesión número 48 o dos meses y medio naturalesde intervención manifiesta para revalorizar los activos, alejar los riesgos, aplastar a posiciones bajistas, forrar las alforjas de las alcistas y de algunos otros entes. 

 

Recordemos que algunos de los entes comenzaron hace unas semanas a vender acciones propias, y han alcanzado el ritmo de ventas más elevado en un año, desde las sesiones previas al inicio de las caídas en 2011.  

 

Antonio Iruzubieta.

CEFA

Más información en www.anide.es

Sugerencias en [email protected]

El presente informe no presta asesoramiento financiero personalizado. Ha sido elaborado con independencia de las circunstancias y objetivos financieros particulares de las personas que lo reciben.

Este documento ha sido elaborado por Anide S.L. con la finalidad de proporcionar información general  y está sujeto a cambio sin previo aviso. Anide S.L. no asume compromiso alguno de comunicar dichos cambios. Ni el presente documento ni su contenido constituyen una oferta, invitación o solicitud de compra o suscripción de valores o de otros instrumentos o de realización o cancelación de inversiones.

La información que se incluye en el presente informe se ha obtenido de fuentes públicas y consideradas fiables pero puede no ser exacta y completa y no debe confiarse en ella como si lo fuera. Anide S.L. no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de la información ofrecida en este informe.

Comportamientos de variables en el pasado pueden no ser un buen indicador de su resultado en el futuro.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar