Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

"Una rebaja de rating de EEUU sería la peor noticia de todas" Eduardo Martinez, director de ClickTrade.es

Eduardo Martinez, director ClickTrade.esEduardo Martínez es Director de ClickTrade.es, el broker "on line" de la Sociedad de Valores Auriga Securities, así como Operador Senior de Ventas en Auriga Securities. Click Trade está especializada en acciones, bonos, divisas, futuros, materias primas, CFDs y ETFs y opera a través de una única plataforma. Licenciado en Ciencias Empresariales por la Universidad de León, diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Oviedo y CEFA por el Instituto Español de Analistas Financieros, con anterioridad desarrolló su labor profesional en AT Equities e Inverseguros.

— Los mercados están viviendo fuertes momentos de tensión a causa de los problemas derivados del exceso de endeudamiento de los países, en particular de Grecia y EE.UU. y las alarmas sobre posibles suspensiones de pagos suenan cada vez más fuertes. ¿Hasta qué punto contempla esta posibilidad?
— La posibilidad de impago según el mercado es muy alta. Mientras los diferenciales de deuda de Grecia a 5 años se mantengan por encima de los 1800 puntos básicos significa que el riesgo de impago es del 80%. La clave en este punto está en los intereses que hay por parte de los miembros de la eurozona para que Grecia no tenga que suspender pagos. Los dos mayores acreedores de la deuda helena son los bancos privados alemanes y franceses, y de ahí que se alcanzó un primer acuerdo entre ellos para ayudarles. En caso de que Grecia comenzara a dejar de pagar parte de la deuda frenaría en seco la recuperación de las economías europeas y entonces ya estaríamos en el peor escenario posible.

— ¿Le preocupa la deuda de Estados Unidos?
— De momento no, ya que el famoso techo sobre la deuda no es algo nuevo. En el mandato de Clinton ya se tuvo que aprobar y hay que recordar que las condiciones políticas eran iguales a las actuales, donde el partido demócrata estaba en minoría. Por lo tanto, es previsible que lleguen a un acuerdo durante el verano para tratar de evitar que el contagio de la crisis de la deuda cruce el atlántico. Por último señalar que el gobierno americano continúa financiándose a unos precios muy competitivos, estando lejos de ser alarmantes. Por el contrario, el mayor problema de los países periféricos es que las continuas subidas de las primas de riesgo terminan por ahogar dichas economías. Grecia podría seguir pidiendo dinero en los mercados al 0,5% a dos años como lo hace Estados Unidos.

— ¿Cree que estamos abocados a una nueva recesión?
— Todavía es pronto para afirmarlo a pesar de que los últimos datos macro no continúan con la tendencia alcista. Sin embargo, a día de hoy en Europa se observa cómo la producción manufacturera y no manufacturera continúan mostrando mejorías mes a mes, lo que antes o después se traducirá en creación de empleo. Hay que destacar que la economía española es la única que ha conseguido mantener las mismas exportaciones que antes de la recesión. Otro claro ejemplo es que la economía alemana sólo ha dejado de crear empleo en dos meses en el último año y medio. Hablar de nueva recesión es difícil ya que cuando comenzó en 2007 todos los datos macro eran negativos. Además, el verano pasado ya se habló de doble recesión después de dos meses consecutivos de lecturas macro muy negativas que en estos momentos no se están realizando. A pesar de ello, la situación mejoró con el descuento de un nuevo programa de compra de activos por parte de la Reserva Federal (QE2). Un factor a tener en cuenta es que la inflación está asomando, cuando hace 12 meses se estaba hablando de deflación.

— ¿Cuáles son los principales factores de riesgo que tendríamos que tener en cuenta?
— La rebaja de Rating de EEUU en la segunda parte del año sería la peor noticia de todas. Sería la primera vez en la historia que se pondría en entre dicho la deuda americana. Es verdad que la agencia crediticia Moodys la puso en revisión negativa, sin embargo creo que es más para presionar a que haya un acuerdo entre los dos partidos políticos americanos que una amenaza real. Otro de los factores de riesgo es la rebaja de Rating de Reino Unido: El país está en una situación muy complicada ya que por un lado la inflación se sitúa por encima del 4% mientras el crecimiento de la economía británica es prácticamente nulo. Es verdad que los recortes por parte de Cameron han sido muy profundos, pero también están mermando el crecimiento. En caso de una rebaja de rating, lo mercados responderían de forma muy agresiva a la baja. El impago de Grecia es otro de los riesgos a tener en cuenta: En este caso, tanto los índices europeos como americanos, comenzarían a caer. Es verdad que los mercados han descontado parte de esta noticia, pero al final, si ocurre, aparecería la presión vendedora. No sólo por dicha noticia si no por el efecto contagio al resto de economías periféricas. Como ejemplo estamos viendo que la prima de riesgo de España aumenta cada vez que hay noticias negativas sobre Grecia. 
Y por último está la subida de la prima de riesgo en España. Las economías actualmente rescatadas son muy pequeñas para el conjunto de la eurozona. Sin embargo, España representa más del 10% del Producto Interior Bruto del conjunto de la eurozona, lo que complicaría su rescate en caso necesario. No es que España entrara en bancarrota si no que, ningún país puede devolver un 7% de interés.

— ¿Cuáles son los activos a tener en cuenta a la vista de cómo están los mercados?
— La diversificación es la clave para no concentrar el riesgo en estos momentos de incertidumbre. Estar hoy en día sólo en renta variable española es muy arriesgado. Por lo tanto, lo mejor es buscar activos que históricamente han actuado como refugio caso de el Oro o el Franco Suizo, que se pueden comprar fácilmente a través de ETFs o Divisas.

— ¿Cree que habrá fuertes caídas en los mercados? ¿Qué espera de la Bolsa de aquí a final de año?
— Creo que habrá fuertes caídas pero también fuertes rebotes. Estamos en un momento de gran incertidumbre que alimenta la operativa corto placista (2-3 días) e intradía. Sin embargo, si finalmente se disipan las dudas sobre la economía griega y americana la tendencia alcista acabará imponiéndose. España es un caso totalmente diferente al de Grecia, Portugal e Irlanda, y así lo entienden los mercados financieros. En nuestro país existen varios puntos a abordar que son la reordenación del sistema bancario español (reestructuración de las cajas de ahorro), la aprobación de la reforma laboral y la trasparencia de las cuentas públicas. Sin embargo, la mala y sobre todo lenta ejecución de las reformas necesarias y, de todos conocidas, puede provocar una recuperación más tardía respecto a las ya pesimistas previsiones.

— ¿Qué evolución prevé en el Ibex de aquí a final de año?
— El Ibex-35 no tendrá una tendencia clara y es probable que sigamos dentro de este amplio rango lateral. Las reformas tienen que cumplir las expectativas ya que si no es así, los inversores extranjeros nos penalizarán dado que el gobierno ha tomado prestados 680.000 millones de euros. Por lo tanto, en estos momentos la correlación entre el Ibex-35 y la prima de riesgo es totalmente negativa. Habrá que fijarse en la evolución del diferencial entre el bono español y alemán, ya que en caso de superar la barrera de los 280 puntos básicos perderíamos definitivamente los 10 000 puntos. Volver a niveles de 200 puntos básicos o por debajo significaría acercarnos a los 11 000.

— En momentos de indecisión y volatilidad como los que viven los mercados actualmente,¿Hay mayor interés por instrumentos financieros como CDFs, ETFs, por parte de los inversores?
— Si, hemos notado que, cada vez más, los inversores muestran su interés por este tipo de productos. En los ETFs la principal razón es la posibilidad de diversificar la cartera. Los Fondos cotizados (ETFs) son fondos de inversión abiertos que negocian en las bolsas de valores al igual que las acciones. Estos productos están incrementando cada día más su popularidad debido a que combina las ventajas de liquidez de invertir en acciones y la facilidad con las ventajas de invertir en fondos de inversión como la diversificación, exposición a un sector, entre otros factores. La principal característica de los fondos de inversión cotizados es que sus participaciones negocian en mercados bursátiles electrónicos en tiempo real con las mismas características que se aplican a cualquier otro valor cotizado. En cuanto a los CFDs una de las ventajas es poder ponerse "corto". Es decir, apostar porque el mercado vaya a bajar para tomar beneficios.

FUENTE: EL NUEVO LUNES

  1. #1
    Comstar

    Será mala noticia para los que tengan activos en dólares, o inversiones en EUA o exportaciones hacia EUA. Para todos los demás será como ver la extinción de los dinosaurios por TV. Si EUA exporta crisis, se abaratan los trabajadores extranjeros, de modo que la presión para la salida de empleos desde EUA se disparará. EUA no puede darse el lujo de exportar ni inflación ni deflación.

Inversión en bolsa

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar