Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder

¿Tiene su empresa una tesorería positiva?, ¿tiene un exceso de liquidez?
Si ha contestado afirmativamente a las preguntas que acabamos de formular, lo primero, mi más sincera enhorabuena, en los tiempos que corren, el tener liquidez nos es lo más habitual. Lo segundo, ¿ha realizado un análisis a ver a qué se debe?, ¿es coyuntural?, ¿se estacional?.

Lo primero que debemos mirar en el caso de tener un exceso de liquidez es la causa, no todas las posiciones con sobrante de tesorería tienen por qué ser debidas a una buena gestión. Es posible que estemos desaprovechando la inversión en algunos puntos de nuestra empresa lo que nos lleve a un ahorro de dinero actualmente pero que, en el largo plazo, se puede volver en nuestra contra, bien sea por ahorro en mantenimiento, en falta de inversión en algún punto estratégico, etc.

Si una vez realizado dicho análisis y corregido si hace falta o puestas las medidas correctoras oportunas seguimos teniendo un exceso de liquidez en la empresa lo que debemos analizar es si se trata de una situación puntual o se va alargar en el tiempo, o si realmente nuestra empresa es generadora de liquidez.

Bueno, ya hemos realizado todo el análisis oportuno y llegamos a la conclusión de que lo habitual es que tengamos liquidez en la empresa y que, de hecho, ésta vaya aumentando, aunque sea poco a poco. Llegan los nervios, ¿qué hacemos con ese dinero?

Hay infinidad de posibilidades en el mercado para poder rentabilizar dicho exceso de tesorería: con mayor y menor rentabilidad, con mayor y menor riesgo, diversificadas, centralizadas... Mi consejo es que se ponga en manos de profesionales para ver cuál de todas ellas se ajusta mejor al perfil de su empresa, bien por rentabilidad buscada, bien por importe o bien por riesgo. Un análisis concienzudo de su tesorería y de sus parámetros de riesgo así como el conocimiento del mercado financiero pueden ahorrarle algún que otro disgusto y darle más alegrias.

Sin embargo, hay una fórmula financiera de la que pocos se acuerdan, que conlleva poco riesgo y cuya rentabilidad casi nunca se llega a calcular: el descuento por pronto pago.

Si estamos acostumbrados a pagar a nuestros proveedores a plazo, teniendo ésto como una forma de financiación, ¿por qué no negociamos con ellos un descuento sobre la factura a cambio de pagar al contado?. Es posible que algunos de ellos tengan dificultades a la hora de encontrar financiación y estén dispuestos a concedernos una rebaja sobre la factura a cambio de obtener liquidez.

¿Cómo nos beneficia a nosotros dicho descuento? Aunque no lo parezca, se trata de una de las inversiones más rentables que podemos realizar. Si bien es cierto que en principio la cantidad que nos descuenten no parezca una gran ventaja, ¿qué tal si probamos a anualizar dicha tasa?. Por otra parte, se trata de una inversión con muy poco riesgo, no nos va a quedar marcada en nuestra CIRBE y, si la negociación con el proveedor se lleva de forma que ambas partes salgan perfectamente beneficiadas, le da a nuestra empresa una imagen de fortaleza financiera... ¿qué más se puede pedir?

Me viene a la cabeza una gran empresa que pagaba a sus proveedores con pagarés a 180 días pero que les ofrecía la posibilidad de descontarlos en una financiera propia, a un tipo de interés algo más alto que el bancario, pero sin utilizar CIRBE del proveedor, al que inyectaban liquidez, todo ello, por supuesto, con el mínimo riesgo para ellos. Les aseguro que tenían cola.

¿A qué esperan para ponerlo en práctica?

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar