Reglamento de Divulgación SFDR: Todo lo que deberías saber

Reglamento de Divulgación SFDR: Todo lo que deberías saber

Las inversiones sostenibles están viviendo un cambio tras implementarse el Reglamento de Divulgación SFDR.

 Las sociedades gestoras, las aseguradoras, los fondos de pensiones, los asesores, marketing y en definitiva toda la industria de gestión de activos se ve afectada por esta normativa. El objetivo de esta “regulación verde” no es otro que poder canalizar los flujos de capitales hacia las inversiones sostenibles. Una prueba más de que este tipo de inversión no se trata de una simple moda.

Reglamento de divulgación SFDR

¿Qué es el Reglamento de Divulgación SFDR?

SFDR corresponde a las siglas de Sustainable Finance Disclosure Regulation. En castellano se traduce como el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles.

Se trata de una normativa europea que entró en vigor el 10 de marzo de 2021 y afecta a todas las entidades financieras que comercializan productos de inversión en el territorio común.

Un Reglamento europeo es una normativa que se aplica de forma automática en todos los países miembros (a diferencia de las Directivas). Por lo tanto, España, al igual que otros países europeos, queda directamente afectada sin necesidad de que surjan nuevas leyes nacionales.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores se encuentra capacitada para aplicar las sanciones pertinentes a aquellos agentes que no cumplan con esta nueva regulación.

En base al mencionado Reglamento de Divulgación SFDR, las sociedades gestoras de activos tienen la obligación de catalogar a los fondos de inversión y otros productos según su nivel de sostenibilidad.

El SFDR también exige que las entidades divulguen información respecto a los riesgos de sostenibilidad, es decir, aquellos que son propios de los criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Del mismo modo que se deben documentar los objetivos sostenibles, las políticas y la metodología llevada a cabo (incluyendo la política de retribuciones).

En realidad, el Reglamento de Divulgación SFDR no afecta sólo a aquellas entidades que comercializan productos sostenibles. Se trata de un reglamento que obliga a cada firma a hacer público su negocio estratégico y sus decisiones políticas. En esta información se incluye cómo tratan el asunto de la sostenibilidad.

Por otra parte, si la entidad diseña, gestiona o distribuye cualquier producto sostenible, tiene una serie de obligaciones más específicas.

¿Cómo afecta el Reglamento de Divulgación SFDR a los fondos de inversión?

Aquellas sociedades gestoras de activos que ya cuenten con una serie de políticas de inversión sostenible tienen mucho terreno avanzado.

Sin embargo, la industria tiene a sus equipos jurídico, de sostenibilidad y gestión redactando los nuevos folletos informativos e informes de sus fondos.

De igual forma que la información relativa a las políticas y metodología deben figurar en la página web de la sociedad gestora.

Según informa Carmignac, la tarea que probablemente resulte más complicada es desglosar a los fondos por niveles de sostenibilidad.

Así es, los fondos se deben clasificar en tipos específicos y se incluyen parámetros para que el inversor pueda medir la incidencia de los criterios ESG y sea capaz de comparar de un modo fácil.

Existen tres categorías de fondos sostenibles:

  • Con un claro objetivo de inversión sostenible.
  • Aquellos que promueven principios medioambientales o sociales.
  • Fondos no sostenibles.

Supongamos ahora un fondo que no cumple con los criterios ESG. Este tipo de fondo estaría calificado como “neutro” y no tendría ningún tipo de control en su metodología de inversión, incluyendo valores que no podrían figurar en los fondos que sí tengan una calificación ESG (por ejemplo, acciones de empresas armamentísticas o tabacaleras). En otras palabras, no le afectaría el Reglamento de Divulgación SFDR.

Por supuesto, este fondo de inversión podría seguir comercializándose en la Unión Europea, pero debe especificar de modo claro que no cumple con los criterios ESG. De esta forma, se promocionan por comparación a aquellos que cumplen con los criterios y se cumple el objetivo el Reglamento de Divulgación SFDR para captar capital hacia las inversiones sostenibles.

En contraste, existen dos categorías de fondos cumplen con los criterios ESG, podemos encontrar fondos que se encuentran regulados en el artículo 8 y el artículo 9 del Reglamento de Divulgación SFDR.

El artículo 8 define a los fondos que, aunque no tienen un objetivo sostenible definido, promueven las características ESG. Deben indicar estas cuestiones de manera detallada, a través de sus folletos informativos y sus informes periódicos.

En lo que respecta el artículo 9, cataloga a los fondos con un objetivo de inversión sostenible. Dicho objetivo tiene que ser explícito y debe exponerse cómo se pretende conseguir el resultado. También se exige que se proporcionen métricas relativas a los criterios sostenibles para medir el resultado.

¿Y qué supone para el inversor el Reglamento de divulgación SFDR?

Además de catalogar los fondos de inversión según criterios ESG, el Reglamento de Divulgación SFDR aporta una mayor transparencia a la industria de fondos, comenzando por la información que aparece en el website de la sociedad gestora.

Esta normativa exige que se muestren las políticas de inversión de las entidades y en ellas deben ser publicados los riesgos de las inversiones sostenibles a través de un conjunto de prácticas.

Así pues, el gestor o asesor correspondiente debe tomar en consideración el impacto negativo potencial y los factores relacionados en sus decisiones. ¿Cómo toman estas decisiones? Es lo que precisamente deben divulgar para que el inversor tenga conocimiento.

Por ejemplo, supongamos que un gestor de fondos invierte en una empresa que puede generar un impacto negativo en el medio ambiente, aunque sea de manera indirecta. El Reglamento de divulgación SFDR exige que se comunique cómo mide el impacto negativo que puede darse y el riesgo que supone si este activo queda deteriorado. Pero también tiene que informar sobre cómo se han realizado las mediciones.

En síntesis, el inversor dispone de mayor información, tanto a nivel entidad como a nivel producto, para tomar mejores decisiones en cuanto a las finanzas sostenibles. Además, los clientes conocerán mejor los riesgos de los fondos en los que participan.

El Reglamento de Divulgación SFDR es sólo una de las distintas iniciativas de la Unión Europea. Junto con otro tipo de regulaciones, como la Taxonomía, NFDR, indicador climático, estándar de bonos ecológicos, ecoetiquetas o SRD II, nos acercamos a una mayor regulación de las finanzas verdes.

Accede a Rankia
¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar