Rankia España
Acceder
¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Finanzas de casa
Educación financiera al alcance de todos

Ahora toca invertir

La semana pasada, me entrevistaron para el programa de Capital Radio de Intereconomía, liderado por Susana Criado. Esto me hizo recordar cual fue el propósito por el que comencé mi blog FinanzasCasa. Te cuento mi historia…

Al igual que mucha gente, tenía unos ahorros y no sabía qué hacer con ese dinero. La sociedad, los bancos, la industria… se han encargado de hacernos creer que todo esto de la inversión y de la bolsa es muy difícil y complicado.

En busca de una solución financiera que me permitiera sacarle un rendimiento a mis ahorros y vencer al enemigo número uno del dinero, la INFLACIÓN, me pateé todos los bancos de mi ciudad. Los productos que me ofrecían no cubrían mis necesidades: fondos de inversión poco diversificados, altas comisiones, depósitos garantizados con una rentabilidad casi nula…  y si había otros productos no estaban al alcance del cliente retail.

Empecé a buscar en internet, leer libros, blogs, webinar, podcast, cursos… y tras unos meses, entendí que invertir no era como nos lo habían contado. Que la bolsa no era complicada, sino que con una diversificación global y a largo plazo, la bolsa es segura, rentable y nos protege de la inflación… y esto debía saberlo todo el mundo!! Quiero dejar claro que no soy ninguna experta en inversión, solo una apasionada de las finanzas personales.

¿Por qué es importante invertir?

Es muy importante empezar a ahorrar, a planear tu jubilación o la libertad financiera, pero no puedes guardar el dinero en la caja fuerte o en una cuenta corriente, hay que dar el paso e invertir… El dinero no solo hay que guardarlo y gastarlo sino también moverlo.

Debes invertir tus ahorros para obtener un rendimiento que supere, al menos la inflación (para no perder poder adquisitivo) y también para hacerte cargo de tu futuro, porque tal y como está la situación, no sabemos si tendremos o no pensiones y si las hay, la posibilidad es a que sean por un % inferior al actual.

Puedes empezar a invertir con poco dinero. Lo difícil es empezar, así que piensa que elegir el momento no importa, lo importante es estar invertido.

Quítate los prejuicios sobre la bolsa. Está muy extendida la creencia de que la bolsa es un casino, donde solo ganan unos pocos y efectivamente a corto plazo puede parecerlo debido a la volatilidad, pero a largo plazo la bolsa es rentable.

No te hablo de especular o de dar el pelotazo, porque nadie tiene la bola de cristal ni sabe cómo van a ir los mercados, yo te estoy hablando de ahorrar de forma sistemática (preahorro) e invertir pensando en el largo plazo.

Por otro lado, mucha gente invierte en ladrillo porque es algo tangible y no comprenden que invertir en bolsa también lo es, estás comprando acciones de empresas, son activos reales.

Por último, debes definir cual es tu estrategia de inversión, teniendo en cuenta tres factores:

  • El tiempo. Debes saber cuál es tu horizonte de inversión, es decir, durante cuanto tiempo no vas a necesitar ese dinero.
  • Rentabilidad y riesgo. Qué rentabilidad quieres obtener y qué riesgo eres capaz de asumir, define si eres moderado, conservador, arriesgado… Para mí es importante  poder dormir tranquila y no estar pendiente de la bolsa continuamente.

¿Qué hacer con ese dinero ahorrado?

A largo plazo, entendiendo por largo plazo, de 10 años en adelante, la inversión más recomendable es la bolsa. Es segura, rentable, protege de la inflación y da una rentabilidad histórica en torno al 6%.

Por qué te digo a largo plazo, porque a corto plazo tiene riesgo (volatilidad) ya que los precios pueden oscilar mucho y si por ejemplo, necesitas retirar el dinero en un momento en que la bolsa está cayendo, puedes perder dinero. Por eso siempre invierte el dinero que no necesites y pensando en el largo plazo.

Aunque dentro de la bolsa puedes elegir entre acciones, fondos de inversión, ETF…

Para mí el vehículo más adecuado son los fondos de inversión, más eficientes fiscalmente. Puedes invertir por tu cuenta o a través de un roboadvisor o gestor automatizado. Si te da miedo internet un roboadvisor o no te gusta internet puedes contratar un fondo de inversión en un banco ( recuerda el banquero no es tu amigo ni tu asesor por lo que tratará de colocarte el producto con las comisiones más altas ) o mejor buscar a un buen  asesor financiero regulado, que aporte valor.

En mi caso, invierto en fondos indexados con una cartera globlal, diversificada y con bajas comisiones, a través de Indexa Capital. Invertir a través de un gestor automatizado es sencillo, accedes a una plataforma, respondes a una serie de preguntas y el robot te hace un asset allocation adaptado a su perfil de riesgo. Gracias a Roboadvisor como Indexa capital, Finanbest, Finizens o Inbestme, cualquier cliente puede tener acceso a una inversión eficiente y a fondos, como por ejemplo Vanguard, a los que antes solo tenía acceso la banca privada.

Un buen comienzo para los niños, es una cartera de acciones en lugar de una cartilla de ahorro.

Reglas a la hora de invertir

  1. Invierte pensando en el largo plazo y solo el dinero que no vas a necesitar en los próximos 5 o 10 años. Como te he comentado antes, es importante que definas tu horizonte de inversión. Porque aunque en 5 o 10 días puedas disponer de tu dinero, si la bolsa ha caído un 20 % no te interesa recuperar el dinero. Si crees que vas a tener que utilizar ese dinero en un corto plazo de tiempo no te metas.
  2. Mira las comisiones. Está demostrado que las comisiones se comen una gran parte de nuestra rentabilidad. A mí no me importaría que me cobrasen una comisión del 6% si la rentabilidad que va a obtener mi cartera es del 20%.
  3. Si quieres rentabilidad debes sufrir volatilidad. Si solo quieres liquidez, deja el dinero en una cuenta corriente, invierte en una cartera mucho más tranquila o en un depósito al 0,10%.
  4. Invierte periódicamente, todos los mesesPor un lado para hacer que tu patrimonio crezca y por otro lado para no preocuparte de si vas a acertar cuando entrar en el mercado o no. Uno de los errores principales que cometemos a la hora de invertir es pensar que sabemos cuando entrar en el mercado o cuando estar en liquidez para invertir (market timing). Por lo general compramos cuando el mercado está subiendo y vendemos cuando está bajando con lo que no aprovechamos la recuperación de los mercados. Para solucionar esto, aportación periódica independientemente del ruido de los mercados.  
  5. Capitaliza tus intereses. No retires los beneficios que vayas obteniendo, aprovecha la magia del interés compuesto. Si quieres, puedes echarle un vistazo a este artículo donde podrás comprobar, con algunos ejemplos la importancia de reinvertir los intereses generados.
  6. Diversifica. El mayor éxito de una cartera radica en el Asset Allocation. Es complicado acertar qué valor o valores lo van a hacer bien en bolsa, por lo tanto, diversifica e invierte en diferentes sectores, países, empresas… Compra el mundo.
  7. Comienza cuanto antes y fórmate. Empieza con poco dinero, aprende cómo funciona el mercado, donde invertir, cuál es tu aversión al riesgo… de modo que cuando llegue el momento de tener unos ahorros más elevados sepas cómo invertir tu dinero y cual es tu estrategia de inversión.
  8. Huye de los chiringuitos financieros y las criptomonedas. Si decides invertir por tu cuenta revisa que los fondos sean de reconocido prestigio, de gestoras internacionales, regulados por la CNMV… Compara, al menos una vez al año, los resultados de tu cartera con el índice de referencia para saber si lo estás haciendo bien o no.

Conclusiones

En general, el ahorrador español es muy conservador.

En nuestro país, aún está normalizado invertir en ladrillo, y eso que tras la crisis del 2008 quedó claro que quizás no era tan buena inversión y que había otros factores muy importantes a tener en cuenta como  la localización, la gestión del inmueble, los impuestos a pagar, el posible impago por parte del inquilino…

La otra opción de inversión habitual, era acudir al banco y contratar un plazo fijo, pero con la bajada de los tipos de interés, un depósito al 0,10% o 0,20% no es nada atractivo. Se hace necesaria otra forma de invertir.

Como consecuencia, el ahorrador tradicional tiene que buscar otra opción… Aún así, el oligopolio bancario existente, el síndrome de Estocolmo Bancario (y que si no te ha ido bien en el banco A, pruebas el banco B y luego el C)  y la falta de educación financiera… hacen complicado que se extienda otra forma de inversión. Pero poco a poco, el futuro es de los gestores automatizados y de los gestores activos buenos.

Si tuviera que darte solo un consejo te diría que dediques una parte de tus ingresos a ahorrar e invertir todos los meses, sin preocuparte de si la bolsa sube o baja.

“El mejor momento para empezar a invertir es cuando naciste y si no, hoy.”

¿Te ha gustado el artículo?

Si quieres saber más y estar al día de mis reflexiones, suscríbete a mi blog y sé el primero en recibir las nuevas publicaciones en tu correo electrónico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar