Rankia España
blog Ferrán Castillo
Análisis técnico y estrategias operativas

Alan Greenspan (VII): Veni,Vidi,Vici

 

 

 

 
Octubre de 1973, el embargo petrolero árabe no hizo sino agravar la inflación y el desempleo, la confianza se vino abajo y los propios americanos estaban totalmente hundidos viendo como todo caía como si de un castillo de naipes se tratara.
 
El índice de precios al consumo un año después se situó en el 11%, mientras que el paro se situaba en el 5.6% que sumado a la caída en vertical de la bolsa de Nueva York y el escándalo Watergate acabaron recordando la recesión vivida en la década de 1930.
 
El secretario de estado Bill Simon llamó a Greenspan visto el desaguisado económico que tenían encima, se le ofreció la presidencia del CAE (Consejo de Asesores Económicos) que es uno de los puestos más altos que un economista puede ocupar en Washington, los otros dos serían la Secretaría del Tesoro y el otro la presidencia de la Reserva Federal.
 
Alan Greenspan dio como respuesta un no rotundo, su mentor Arthur Burns le pidió que se lo pensara bien y éste entendió que dada la delicada situación que atravesaba la economía de su país accedió.La sorpresa mayúscula con la que se encontró Greenspan ,fue que en agosto de 1974 en la sesión de confirmación ante el senado de su puesto, Nixon abandonó la presidencia de los Estados Unidos en favor de Gerald R. Ford y eso fue una buena noticia ya que las desavenencias con Nixon eran conocidas por todos.
 
El CAE es una pequeña empresa consultora con un único cliente que no es otro que el presidente de los EEUU.Su sede está cerca de la casa blanca concretamente en el Old Executive Office Building y lo forman tres consejeros y un pequeño grupo de expertos economistas.
 
La prioridad de Ford fue siempre dar con una solución a la tan temida inflación, era el enemigo a batir.El recorte de gasto familiar se acentuó por la preocupación de las familias para llegar a fin de mes, la inflación asustaba de verdad.Como la inflación crea incertidumbre y sensación de riesgo constante, las inversiones y las contrataciones inician importantes retrocesos en el corto y medio plazo.
 
Lo que se le llama gasto de capitales básico prácticamente era inexistente, la recesión estaba encima y los problemas se acentuaban a un ritmo vertiginoso.
 
Hay cinco categorías de recesiones, desde la ordinaria hasta la más catastrófica.La categoría uno formaría parte del ciclo económico normal, cuando las existencias de las empresas superan la demanda y las compañías recortan la producción de modo drástico hasta vender todo el stock que tienen en exceso.
 
En el lado opuesto nos encontramos con la categoría cinco que sería cuando la demanda literalmente se viene abajo y los consumidores dejan de gastar además de la no inversión de las empresas.
 
Para el presidente Ford la principal pesadilla residía en el pesimismo reinante ya que además a éste se le sumaba la caída de la demanda, los despidos, una inflación alta y el preocupante aumento del precio del oro negro.
 
Saludos.
 
Artículos relacionados:
 

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar