Rankia España
blog Fresh Family Office
Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

No sirve de nada, Fernando Martín.

No sirve de nada que un empresario vallisoletano con brillo (que no brillante) se vincule a movimientos universitarios culturales y deportivos durante sus años mozos de juventud. No sirve de nada que a los 30 años lidere la secretaría general de la UCD local, ni que éste paso por la política le perfeccione su capacidad de diálogo futuro en el mundo de la gran empresa. No sirve de nada que se traslade a vivir a la capital de España y que progrese en apenas 5 años hasta Consejero Delegado de una empresa inmobliaria llamada Prehogar. Ni tampoco que después fundara con otros socios sus primeras compañías propias: Inomar y Contrucciones Pórtico, cuyo Director General fue desde 1992 y hasta 1996 Francisco Javier Cerceda Colado, ex-General de División y sub-director de la Guardia Civil, donde éste fue nombrado presidente del Patronato de Viviendas, y de cuya experiencia se benefició, obviamente, su socio y vice-presidente Fernando Martín... No sirve de nada.

Por aquel entonces, Sr. Martín, ya había creado Promociones y Urbanizaciones Martín, S.A. (Martinsa), con una actividad y crecimiento muy moderado. Quizás por eso seguía acumulando diversas sociedades: Jafemafe, Femaral, Almarfe, Fercler, Premier Martinsa (hasta hace poco llamada Martinsa Norte), Inmobiliaria Marplus y FT Castellana Consultores Inmobiliarios. Muchas no eran nada más (y nada menos) que meras patrimoniales, sin embargo otras se dedicaban a lo que realmente le hizo grande: Gestión de suelo en plena fiebre recalificadora y crediticia. Sus influencias, su complicidad con Florentino Pérez y FCC, hicieron el resto. Ante acusaciones de tráfico de influencias recalificadoras, Fernando Martín repetía sin cesar: “El negocio está en el suelo no consolidado. Y ahí entra en juego la imaginación y la intuición”. Efectivamente, intuímos e imaginamos cómo conseguía plusvalías de ensueño, una tras otra. Incluso llegó a sentarse en el banquillo de acusados pero fue absuelto por la consabida falta de pruebas. Por aquel entonces se jactaba de conseguir suelo finalista en menos de 50 días... No sirve de nada.

Personalmente acumuló sólo hasta hace un par de años, más de 550 millones de euros en activos bursátiles, consiguiendo plusvalías de hasta 120 millones de euros sólo en Sacyr Vallehermoso. Pero no sirve de nada que a principios del s. XXI su despegue empresarial fuera meteórico, ni que en el 2006 comprara Fadesa y creara Martinsa-Fadesa con presencia en 14 países. Los pies de este gigante eran de barro. De un barro asentado sobre una burbuja inmobiliaria y una lujuria crediticia bancaria, que explotó hace meses.

Sr. Fernando Martín, como diría mi admirado Groucho Marx, "the game is over". Pero ¿para quién? Lamentablemente ésta es la pregunta del millón. The game is over para los accionistas que confiaron en Ud, para las familias que compraron sus pisos que jamás terminará de construir, para los accionistas de los bancos que confiaron en Ud., y podríamos seguir la lista de desesperación hasta sangrar. Pero ¿y para Ud, Sr. Martín? Para Ud. sólo se ha terminado uno de sus juguetes, el que más ruido hacía, el que más le divirtió e incluso, quién sabe si el que más dinero le dió. Pero ¿qué hay de sus negocios diversificados? los que se saben (3% de Unión Fenosa, 1% de Telefónica, 1% de BBVA, 1% de BSCH, etc.), los que sólo saben sus amigos, y sobre todo los que no se saben. Se le conocen participaciones más que significativas en empresas de distribución (supermercados), y asientos en consejos de administración muy diversos. Meras puntas de iceberg.

No le critico por haber diversificado su patrimonio en absoluto. No haberlo hecho habría sido temerario e ingenuo por su parte (incluso Bañuelos lo hizo). Pero no es creíble que no viera el peligro de no diversificar la propia Martinsa-Fadesa en plena burbuja. Lo siento Fernando Martín, ni los pelotazos recalificatorios se repetían por azar, ni su previsión del estallido de la burbuja fue tan miope. Simplemente utilizó una de sus herramientas, uno de sus juguetes hasta que dejó de funcionar. El panorama actual inmobiliario y sobre todo creditor ya no le compensa su esfuerzo, y no sólo no hizo nada para evitar la situación concursal, sino que me temo que es un final diseñado y adaptado a los planes futuros que tiene para su patrimonio. Y lo peor de todo es que el volumen de Martinsa-Fadesa hace que al Gobierno le tiemble la voz y se vea obligado a comprarle suelo para pagar sus deudas, extendiendo así los daños colaterales causados por Ud. hasta extremos inmorales.

Quizás se refería a eso cuando hablaba de "imaginación e intuición". Para ser un buen empresario no sirve de nada hacer grande e influyente una empresa, también hay que hacerla sólida, fuerte, ágil, indestructible. Algo parecido a lo que ha hecho con su patrimonio personal. Sólo así se puede ser Empresario en mayúsculas. Ud. no lo es, ya que lo único que ha consolidado es su propia fortuna. Y eso no sirve de nada sin la mínima catadura moral y humana.

La riqueza sin Ética es despreciable. Se lo dice un Family Office donde vemos muchos estilos de amasar fortunas, Sr. Fernando Martín.
  1. #1

    Anonimo

  2. #2

    Anonimo

    Me quito el sombrero ante este artículo.

    Como siempre, verdades como puños. Clarividencias aplastantes.

    Debe ser una gozada eso que decís de ser independientes y poder opinar sin miedo.

    Mi más humilde admiración.

    Alejandro.

  3. #3

    Fernan2

    Creo que exageras... ni tengo claro que los pisos no se vayan a terminar, ni que los bancos terminen con pérdidas; tiempo al tiempo. De momento, parece ser que una de las cláusulas de la ley concursal le podría permitir pedir al juez que anule la compra de Fadesa, y que sea Jove quien se coma el marrón con patatas...

    Eso, por supuesto, no quita con que estoy 100% de acuerdo con el fondo del artículo. Los ladrilleros no han sido empresarios, sino especuladores de tres al cuarto, cegados por la codicia, que jugaron todo al negro y les ha salido rojo. Y Martín no es ni el único ni el peor, yo diría que es un ejemplar bastante representativo de la especie "ladrillerus ibericus".

    s2

  4. #4

    Fecara

    Buen artículo.
    Saludos

  5. #5

    El Gallina

    Pero seguirá riéndose de todo el mundo, como sus predecesores, con su patrimonio personal a salvo.

    Se embarca en aventuras que aun a riesgo de quedarme corto, se pueden calificar como temerarias.

    La osadía consiste en poner en juego vidas, negocios, viviendas y el trabajo de terceros. Si sale bien se continúa engordando. ´Si la cosa se tuerce no hay nada que perder.

    Y qúe decir de los que prestan en dinero ajeno sin ningún miramiento. Seguro que continuarán indefinidamente ejerciendo su eficiente gestión.

    No existirá la justicia en ninguno de sus ámbitos, mientras no sea capaz de resarcir a las víctimas-

  6. #6

    Cajero malencarado

    ¿Por qué no se publicó este artículo hace unos meses o años o semanas?

    A toro pasado...

    Leña del árbol caído...

  7. #7

    Anonimo

    Tiempo al tiempo, la vivienda o terreno es imprescendible y casi inalianable; Caja Madrid y La Caixa se van a aprovisionar, España es un paraíso.
    Saludos, Luis.

  8. #8

    Anonimo

    Sólo un pequeño detalle, Luis: Se "aprovisionan" con NUESTRO DINERO, porque sus balances no aguantan esas propiedades con sus reservas propias ni de lejos.

    LEO

  9. #9

    Anonimo

    Buen artículo. Además añadiría que este tipo de ingeniería financiera que le ha permitido enriquecerse a F.Martin ha sido a base de secar las fuentes crediticias de los bancos, que, a su vez, han cortado el grifo completamente. En los medios se habla principalmente de los problemas de las personas para pagar o refinanciar sus hipotecas, pero ¿se habla de las dificultades de las pequeñas empresas? En mi caso, soy un joven empresario que se embarcó en una aventura empresarial hace un año y ahora, que necesito apoyo financiero, y que solo cuento con la garantía de mi patromonio, es decir, hipotecaria, me encuentro con que los bancos no conceden préstamos. ¿Quién tiene dinero?

  10. #10

    Anonimo

    Amén. un gran artículo. enhorabuena

  11. #11

    Anonimo

    Gurús tronco, si la película real es como tu la cuentas, e imagino que es así... es vergonzoso.

    Y lo es por algo tan simple cómo que el Gobierno acuda al rescate de estas empresas con "nuestro dinero" cuando los responsables de su declive y hundimiento tienen patrimonio más que suficiente para hacer frente a la situación financiera de sus empresas.

    Lo mismo ocurre con los gestores de los bancos que prestaron dinero alegremente a estos especuladores sin mirar por los intereses de sus accionistas.

    La justicia debía ser más efectiva en estos casos, evitando que sea siempre el PEQUEÑO ahorrador el que pague los platos rotos por el GRAN especulador.

    ---------------------------------------------------

    PD: ¿cual es el vehículo de inversión que utiliza Martín para canalizar sus inversiones bursátiles?

  12. #12

    Anonimo

    Ya pero todos los que habeis comprado casas sobrevaloradas (sabiendolo) no teneis ninguna culpa.... o los que habeis comprado varias casas sobre plano para forraros tampoco... Esta claro que este personaje es un pajaro pero ha tenido sus clientes .... no kereis liberalizar mercados y la ley de oferta y demanda (pq sino no os hubieseis comprado un piso por un 2'% mas de lo k valia) pues a las duras y a las maduras

  13. #13

    Anonimo

    Me quito el sombrero por el artículo.

  14. #14

    Anonimo

    Y ahora el pajaro este se declara INSOLVENTE...q pais señores q pais

Autor del blog
  • Gurús Mundi

    Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Envía tu consulta

Sitios que sigo
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar