¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Fresh Family Office

Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Os propongo un acertijo

El Aumento de la masa monetaria actual, no tiene solo inconvenientes; Bueno al menos mientras la confianza en el sistema impere; Bueno al menos nos provoca reflexión.

A colación con el último articulo de Gurus Mundi El vendedor de Tiempo vs. el vendedor de Créditos, os propongo un acertijo en forma de fábula.(El/los acertantes ganarán ...................)

Nos encontramos en un pueblo rural de la sierra madrileña. Su hotel tiene la reputación de ofrecer buenas camas y buena comida aparte de estar ubicado en un paraje idílico.

Un lunes por la mañana aparece una joven, de apariencia refinada, que desea alojarse en el hotel por una noche.

Se acerca al mostrador de recepción, dónde está el dueño del hotel, para hacer la reserva. Dado que no lleva equipaje, el dueño del hotel, le pide que le deje dinero como garantía de su reserva.

La joven entrega un billete de 100 euros nuevecito y se despide para ir a dar un paseo por el pueblo.

El pastelero del pueblo, que ha visto la escena desde el bar del hotel, le comenta al dueño del hotel :
”hace 3 semanas que hice el pastel de comunión a tu hija y aún no me has pagado los 100 euros de la factura”.
El dueño del hotel, contento de poder saldar una deuda, le entrega el billete al pastelero.

Como el bar del hotel estaba lleno, (era el único bar del pueblo), la escena descrita anteriormente se repite mas veces, pues el pastelero debía también 100 euros al mecánico del pueblo ..... quien debía 100 euros al carnicero..... quien debía 100 euros al representante de Campofrio .....quien debía 100 euros al hotel por la noche anterior ya que había pernoctado allí.
El billete de 100 euros vuelve así al dueño del hotel.

Al cabo de unos minutos, la joven que había hecho la reserva vuelve acalorada y sofocada puesto que había vuelto corriendo y algo avergonzada le pide al dueño del hotel que le devuelva el billete que le había entregado anteriormente.

“Es que resulta que el billete que le entregué es falso, me lo dió un amigo y lo guardaba como curiosidad.”

El dueño del hotel le devolvió el billete, y la joven, ya mas tranquila, se fué del hotel después de anular su reserva ya que había decidido no pasar allí la noche.

Aquí viene el acertijo :

¿Cómo un billete falso de 100 euros ha podido saldar deudas por valor de 500 euros teniendo en cuenta que al final el billete y los 100 euros no se han quedado en el pueblo?

Espero vuestras soluciones al acertijo.

Nuestra respuesta en el próximo post.

  1. #1

    Anonimo

    Esto demuestra el "valor ficticio" del dinero. Desde que se abandonó el "gold standard" e incluso se podría argumentar que con anterioridad (desde que se abandona el trueque y se empieza otorgar valor a metales preciosos para el intercambio), el dinero tiene valor en cuanto nosotros se lo damos. Si nos ponemos de acuerdo en que 100 Euros compran un litro de leche, pues un litro de leche vale 100 Euros. Si nos ponemos de acuerdo en que vale 500 Euros, pues 500 Euros.

    Un billete de dinero no es más que la promesa o la garantía (por parte del estado o de un banco central) de que ese trozo de papel "vale" x.

    Todo el sistema se sustenta en que todos formamos parte de él y nos ponemos de acuerdo en seguir las reglas. La verdad es que el sistema monetario es de las invenciones humanas que más me fascinan.

    No sé si la solución al acertijo irá por ahí, pero es la respuesta más honesta que se me ocurre.

    Un saludo, y enhorabuena por el Blog!

    Andrés

  2. #2

    Anonimo

    Viene a ser parecido a lo que dice Andrés. El dinero sustituye a la confianza entre las partes.

    Si A debe 10 vacas a B y B le debe 10 vacas a C. B podría decirle decirle a C que su deuda la pagará A con el dinero que le debe. Aquí entra el problema de la confianza. No es lo mismo quién te debe el dinero, es posible que B sea muy buen pagador y A no.

    Sin embargo todos confiamos en el BCE, si ahora cambiamos A por el BCE y B le dice a C que las vacas las paga el BCE y le da un billete como pagaré, pues todos contentos ;O)

    Un saludo,

    DAvid

  3. #3

    Anonimo

    La deuda también era ficticia:
    A debe 100 a B
    B debe 100 a C
    C debe 100 a D
    E debe 100 a A

    Por la propiedad transitiva lo único que queda es que A debe 100 a A, es decir a sí mismo, y el resto realmente no deben nada ni nadie les debe nada.
    Por tanto un billete de 100 € falso
    puede servir para saldar una deuda de 100 € inexistente.

    Gracias a Jose Luis por su mirada matematica :-)

    Jesus

  4. #4

    Anonimo

    Es rebuscado, puesto que al contrario de lo que ha comentado Jesus, la deuda si existe, puesto que hubo intercambio de servicios y bienes, el pastel bien que existía.

    felicidades por un blog tan estupendo

    jorge

  5. #5

    Anonimo

    El dinero no es falso,ya que ha cumplido su funcion.
    Un saludo.
    Pedro luis.

  6. #6

    Anonimo

    El dinero no es falso,ya que ha cumplido su funcion.¿Para que sirve el dinero?
    Un saludo,
    Pedro luis.

  7. #7

    Anonimo

    Pedro Luis, aqui ya entramos en terreno muy metafísico, que no se si procede.

    Dios para mucha gente existe y para los que creen en él realiza una función. Pero eso sólo da pie a que empíricamente se pueda decir que el concepto de Dios existe, no Dios mismo.

  8. #8

    Anonimo

    Obviamente el que ha salido perdiendo es el dueño del Hotel, al que el representante de Campofrío le debía una noche , y ya no le debe nada, puesto que le ha pagado (aunque sea con el billete falso de 100).

    Los demás se quedan como están. Puesto que les debían 100 y debían 100, o sea que su saldo era 0. Ahora no deben nada ni les deben, y su saldo sigue siendo 0. Nada ha cambiado para ellos.

    Esa es la solución al problema en sí.
    Para llegar a esta solución no hacía falta el billete en sí, sino que todos se hubiesen sentado en una mesa y hubiesen intercambiado deudas. Al final habría pasado lo mismo, por lo que el valor central del dinero en sí, no lo veo en este caso.

    No sé si va por ahí la cosa.

    Saludos.

  9. #9

    Anonimo

    Jerm, incluso el saldo de A era 0, pues él también debía y le debían 100, por la propiedad transitiva, como bien dice Jesus.
    El quid es no pensar en el dinero, que a fin de cuentas no es más que la representación del valor de un bien o un servicio. Si lo reducimos a un sistema de trueque, todo queda claro. Al final todos ellos han recibido un servicio, y han prestado un servicio de igual "valor", por lo que todos ellos ganan al conseguir lo que necesitan a cambio de algo que les sobra. El billete falso lo único que hace es limpiar la contabilidad ficticia que llevaban, ajustándolo a la realidad: nadie se debe nada a nadie, pues están todos compensados.

  10. #10

    Gurús Mundi

    ¿Qué curioso tanto anónimo y pseudónimo?...¿y los comentaristas habituales? ;)

    Salud y €.

  11. #11

    Anonimo

    Hola anonimo.
    Creo,que la solucion es la que yo he dado,ya que hasta que la chica lo dijo, el dinero nadie sabia que era falso,y en esas condiciones cumplia su funcion.
    Yo lo he tomado como un Juego,sin mas.Yo no se lo que es la metafisica(menudo palabro),y sobre Dios,que cada uno piense lo que quiera.
    Sobre el dinero,yo tengo muy claro para lo que sirve,seguro que el libro y el video nos enseñan a todos algunas cosas.
    Un saludo de un ingenuo.
    Pedro luis.

  12. #12

    Anonimo

    Quizás no es la solución (la recompensa tampoco motiva mucho...=resderes), pero se me ha ocurrido esto:
    La joven es un banco que presta dinero (dinero que no es real, llamémosle deuda), el que recibe el dinero (=deuda~billete falso) lo utiliza para pagar/cancelar deudas, y así sucesivamente, hasta volver al banco.

    Otra explicación semejante seria: La joven es el banco central (en Europa el BCE), el hotel es un banco local, el cual presta dinero (deuda, que antes ha recibido) para pagar/comprar/invertir, hasta que el sistema revierte hasta el banco local, el cual devuelve el dinero al BCE.

    Bueno, la cuestión es que el dinero prestado o deuda, no es dinero verdadero. No se si me explico.

    La situación actual es que ningún "hotel" acepta dinero o presta dinero entre ellos, no porque sea falso (deuda), sino porque dudan de su verdadero valor.

    Salut!

    XIM

  13. #13

    Anonimo

    El dueño del Hotel no ha perdido nada porque él también debía 100 € (al pastelero), es decir cancela su deuda de 100€ con el pastelero y también cancela los 100€ que el representante de Campofrío le debía a él, quedandose como estaba (sin tener ni más ni menos dinero). Ni siquiera conserva el billete falso (tal vez vendiendolo al peso como papel tenga algún valor aunque sea ínfimo) pues acaba finalmente en poder de quien lo había puesto en circulación.

    Realmente no existían deudas, cada uno de ellos debía 100€ y a su vez alguien le debía 100€, y además el primero de la cadena de "deudas" era también el que cerraba el círculo, por lo que el saldo neto era de 0€, y si la deuda era de 0€ ¿qué problema hay en pagarla con un trozo de papel que no tiene ningún valor?
    Y ciertamente hubiera sido suficiente con sentarse todos a hablar para olvidar unas deudas inexistentes sin necesidad de tener que utilizar un billete falso.

  14. #14

    Anonimo

    ¿Cómo un billete falso de 100 euros ha podido saldar deudas por valor de 500 euros teniendo en cuenta que al final el billete y los 100 euros no se han quedado en el pueblo? Por la "confianza" de todos aquellos por los que el billete ha pasado en que ese trozo de papel tiene un valor equivalente al servicio que se pretende compensar (pastel, noche de hotel, etc.). Es evidente que esta confianza desaparece si cualquiera de ellos es consciente de que el billete es falso, y en ese momento el mismo trozo de papel deja de tener "valor"

    [email protected]

  15. #15

    Anonimo

    Yo creo que [email protected] ha acertado. La clave es la confianza. Sin confianza no hay pago. La confianza en que el hotelero le da un billete bueno al pastelero, etc, etc. Me gustaría apretar un poco más la tuerca y saber qué pasaría si la chica llega al hotel a por el billete, antes de que le llegue el billete al hotelero.

  16. #16

    Anonimo

    Intuitivamente, me suena a las inyecciones de liquidez de los bancos centrales, circulan el dinero hasta que salga el pufo por algún lado

  17. #17

    Anonimo

    Aqui por lo que leo en la historia se surgen varias cuestiones... Como esta joven es tan ingenua de no pedir un justificante al entregar el dinero de la reserva?... Estaria enterado los inspectores de trabajo sobre este suceso y mas si el dueño no le toma los datos y el pago de la reserva no se emplea para el mismo fin que se le requiere?...No deberia aparecer el precio de la habitacion en el relato para saber que portentaje vale esa reserva?... Y por ultimo... como el panadero desde el bar tiene el ojo suficiente para descubrir que le entrega 100 € y se entera de la conversacion entre los dos sobre la reserva?. Creo que en esta historia hay mucha tela por cortar y me parece que el dueño del hotel se ha metido en un marron bien gordo con las autoridades.

  18. #18

    Anonimo

    Me gusta el detalle que ha aportado XIM con el tema de que la chica y el billete falso son una especie de banco que aporta "deuda". Con ello se le puede dar una vuelta de tuerca más a mi comentario sobre el trueque... el dinero al final permite que los trueques de bienes no sean instantáneos. Yo te doy una vaca, y tu me das un billete de 100, en vez de dos gorrinos y 10 gallinas al mismo tiempo que te envío la vaca

  19. #19

    Anonimo

    Lo que está claro es que la vaca es esférica.

  20. #20

    Anonimo

    No tenéis ni idea.

    Vuestro problema, al igual que el dueño del hotel, es que os creeís todo lo que os cuentan las mujeres.

    El billete no era falso.

    Simplemente la chica cambió de idea, cosa por otra parte nada extraña. La señorita pensó que si volvía a recuperar su dinero sin más, el dueño del hotel no se lo devolvería o bien le daría un buen mordisco (al billete).

    ¿Para qué iba a molestarse en pasar un momento de vergüenza, por un billete que no vale nada?

    Con el dinero recuperado, como buena tranposa, compró regalos de marca en el top manta que había en la plaza del pueblo para toda la familia que siempre la recibe con alegría cuando regresa de sus vacaciones.

    ¡COMO ME GUSTAN LAS MUJERES!

    El Gallina

Autor del blog

  • Gurús Mundi

    Todo sobre la gestión de patrimonios y las finanzas

Envía tu consulta


Sitios que sigo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar