Nos encanta pronosticar y pensar que sabemos muy bien qué es lo que el futuro nos depara. Pero la verdad es que somos muy malos haciéndolo.



Las pocas personas que llegan a pronosticar algún evento o suceso importante lo hacen un par de veces y después realizan muchas mas predicciones fallidas que nadie recuerda, pero si buscamos un poco en la web nos daremos cuenta del historial de errores.⠀

Nosotros mismos, si lleváramos un diario y anotáramos todas nuestras predicciones veríamos que la mayoría son malas, ambiguas e inexactas.⠀

Hay muchos sesgos cognitivos que intervienen aquí como el de representatividad, disponibilidad heurística o la negligencia de tasas base.⠀

Todo esto nos lleva a pensar que lo más probable que pase en el futuro es aquello que recordamos mejor, que nos es más familiar, que hemos vivido o leído recientemente, que nos causa más emociones o alguna anécdota personal o cercana.⠀

Hay muchas cosas que ya existen y que desconocemos o no comprendemos bien, llamados: "Known unknowns". ⠀

Pero también hay cosas que desconocemos y que aun no existen, los famosos "Unknown unknowns".⠀

El futuro es un espectro de muchas posibilidades, unas mas probables que otras y con un margen de error que siempre debemos considerar.⠀

 

¡Sé el primero en comentar!
Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar