Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
16 recomendaciones

He leído varios casos en Rankia y otros foros, incluso en twitter, de emprendedores que están haciendo todo lo posible para alcanzar su sueño de convertirse en gestores profesionales. Para todos ellos, los que ya llevan ventaja y los que aún empiezan, este post puede ser de interés, pero antes de comenzar quiero daros el Enhorabuena por luchar por lo que quieren a pesar de la crisis y ver el vaso medio lleno cuando muchos lo ven medio vació.

 

Tal y como el título dice, Brian Bares, un actual gestor de Carteras enfocadas a Small y Micro Cap, logró transformar su hobby de analizar empresas en una carrera exitosa como gestor en Bares Capital Management. El autor tuvo dificultades al principio para convertirse en gestor profesional porque, al igual que muchos hoy, él también era un outsider, lo cual complicaba la recaudación de fondos, la creación de un track record acorde con los fondos que quería gestionar, su credibilidad frente a las instituciones Financieras, etc; pero sobre todo porque no tenía el conocimiento técnico y legal de todos los tejemanejes y trapicheo necesarios para crear un Fondo y crearlo bien desde el inicio para no multiplicar los errores o complicar las cosas en el futuro.

 

Bares comenzó siendo un inversor amateur como muchos de nosotros, operando desde su habitación con el piso lleno de reportes anuales. Sin embargo, logró saltar esa barrera y años después escribió un libro que en gran parte está enfocado a todos los que quieren convertirse en gestores profesionales y a quienes ya están dando sus primeros pasos dentro de este mundillo. El libro es: The Small-Cap Advantage: How Top Endowments and Foundations Turn Small Stocks into Big Returns

 

En mi opinión el título no describe muy bien todo lo que el libro ofrece, porque a pesar de que sí habla de Small caps, sus ventajas y algunos trucos interesantes, la verdad es que la mayor parte (o al menos eso fue lo que más se grabó en mi memoria) está dedicada a exponer muchos consejos, recomendaciones y aspectos que jamás imaginaríamos necesarios o importantes para comenzar a gestionar dinero profesionalmente y facilitar el proceso, porque creedme, son muchas cosas las que hay que tomar en cuenta, no sólo es recibir dinero y comenzar a comprar.  

 

Aunque el título del libro hace referencia a las Small Caps y el autor es un gestor de Small Caps, yo creo que las enseñanzas y orientación que ofrece van más allá de eso y puede ser aplicable a cualquiera que quiera adentrarse en el mundo de la gestión profesional sin importar el nicho. Por ejemplo, estos son algunos de los temas que trata y de ellos da sus pros y cons:

  • Las diferentes formas de administrar y operar las cuentas de los clientes y cómo deben estar estructuradas.
  • Las comisiones.
  • La organización del Fondo, su proceso de inversión, estrategia y filosofía.
  • Recaudación de fondos.
  • Requerimientos con la autoridad.
  • Auditorías.
  • Marketing.
  • Costes y administración interna.
  • Aspectos legales, contables y operacionales.
  • Costes implícitos y explícitos.
  • Custodia.
  • Back office.
  • Reportes.
  • Analistas y compensaciones.

 

La lista anterior podrá parecer tediosa de leer, pero es como las verduras, a veces no nos gustan ni son las más llamativas, pero ayudan mucho y son necesarias. Si realmente sois serios en vuestra convicción de ser gestores profesionales, entonces estos son temas imprescindibles a conocer. Todos tienen que conocerlos y dominarlos, desde Paramés hasta Buffett, no hay más. De hecho, después de ver una entrevista con el autor pedí y leí el libro precisamente porque pensé que podría seros útil. El libro es como una guía para saber qué vamos a encontrar en este camino y así prepararnos con anticipación para no llegar desprevenidos porque una vez estando ahí todos van a querer coger una parte del pastel.

 

El libro es un compendio de consejos bien estructurados que ataca varios frentes, no sólo para conocer los matices que existen en toda la creación y la operación diaria de un Fondo, sino también para identificar cuáles son los focos rojos que usualmente alejan a los clientes e instituciones y así saber cómo debemos presentar y vender nuestra idea y proceso.

 

Dentro del tema de las Small Caps el autor argumenta que existe una ventaja enorme porque hay menos ojos mirando estas partes del mercado, menos analistas e instituciones recabando información porque a veces las compañías tienen tan poca capitalización que no les conviene por cuestión de costes. Claro, Bares también aclara que esta ineficiencia no sólo tiene grandes oportunidades, sino también algunos “peros” porque existe tan poca información e investigación que uno mismo debe hacer la mayor parte del trabajo y debe hacerlo diligente y exhaustivamente.

 

Precisamente por su tamaño, las small caps no tienen el riesgo de saturación de mercado que las Large cap enfrentan. Además una Small cap que pasa al siguiente nivel y comienza a ser Mid cap no necesariamente debe de venderse porque aún pude quedarle mucho potencial. Por el otro lado está la mayor volatilidad (aunque ésta también puede ser una ventaja para quien sabe la diferencia entre precio y valor), poca liquidez y los clásicos pufos, por eso invertir en Small caps no es para todos, sólo para aquellos dispuestos a tomarse el tiempo suficiente para investigar y hacer el due diligence necesario.

 

Cuando invertimos en GE, PG o Nestle, en el peor de los casos compraremos caro y nuestros retornos se verán disminuidos en el tiempo. Con estas empresas podemos darnos el lujo de ser perezosos en el AF, en nuestro due diligence y en la valuación. Cuando invertimos en Small caps no podemos cometer la misma osadía.

 

 

Los siguientes son algunos de los trucos de las Small Caps que creo pueden ser interesantes y aplicables para el pequeño inversor que esté dispuesto a hacer el laborioso trabajo de investigación.

  • Investigar las empresas que salen del índice small cap (como el Russell), ya sea para entrar el Mid-Cap o al Micro-cap o las que salen definitivamente. Porque recordad, el índice está ponderado por capitalización, no por calidad ni valuación.
  • Centrarse en las diferentes estructuras de índices que siguen un mismo nicho. Por ejemplo el Russell 2000 y el SP Small Cap 600. A veces es bueno investigar aquellas empresas que sólo aparecen en uno de ellos.
  • No buscar por filtros cuantitativos, sino por industrias que posean en sí mismas ventajas competitivas.
  • Buscar entre los proveedores de grandes empresas.
  • Buscar al pequeño ganador que tenga los costes más bajos después de una recesión y con márgenes tan reducidos que por el momento no atraigan competencia, pero que tengan el potencial de crecer en el futuro.

 

Aunque el libro tiene cosas interesantes acerca de las Small Caps, la verdad es que IMHO está dirigido principalmente a quienes quieren dedicarse a la gestión profesional, porque no sólo habla del camino que deben tomar y consejos a seguir en el aspecto administrativo y regulatorio sino también recomendaciones para una vez llegado.

 

 

Las siguientes son algunas de las frases que me parecieron más interesantes:

By formalizing a process, the manager projects assurance to institutional clients that the siren songs of bias and emotion are kept in check and that the process is repeatable.

 

The key determinants for predicting the future earnings power of a company are actually qualitative. Factors like competitive positioning, industry growth, and the capital allocation ability of management are not adequately captured by simple ratios.

 

Too often financial analysts are given a discounted cash flow template in school or in a work environment that is used to blindly generate appraisals based on a few inputs. Without building the model from scratch, they miss out on the critical thinking behind each assumption.

 

There are unique circumstances affecting each company that may necessitate different capital allocation decisions. For example, a rapidly expanding chain store may require significant internal capital investment, and free cash flow may be minimal (or negative), but returns on invested capital may be high for the foreseeable future. Fundamental investors have a tendency to incorrectly mistake a poor free cash flow situation with a poor investment. This is part of the artificial division in the industry between value and growth. Growth is simply part of the value equation.

 

Clients have a high risk tolerance until they start to lose money. An individual may have articulated an aggressive suitability profile where a portion of assets was directed to small-cap stocks, but when the market drops, the same client may magically turn ultraconservative. These psychological issues can subject the manager to whimsical withdrawals of client capital. They can force the manager to spend an inordinate amount of time on capital retention and client service.

 

Ideally, a manager would have a track record of managing significant capital. But it is difficult to garner assets without already having a significant asset base. A track record of managing smaller amounts, say, a few hundred thousand dollars, is not comforting for potential institutional investors. This chicken-and-egg problem is most easily overcome by those small-cap managers lucky enough to break away from a larger firm. Many bring with them a portable track record and initial assets from their former manager. This is a running start and the most likely avenue for success for a new small-cap firm. Other aspiring managers starting from scratch need to use brute force to seek an audience with all prospects who will listen. Increasing the probability of success comes from meeting with potential investors of all stripes in the hopes of finding one category with a philosophical fit. Fortuitous timing has a lot to do with successful fund-raising... [1]

 

 

Cuelgo la entrevista con el autor hecha por The Manual of Ideas.

 

 

NOTAS:

[1]The Small-Cap Advantage: How Top Endowments and Foundations Turn Small Stocks into Big Returns

 

 

 

 

  1. #8
    Jose Alberni

    Que pena no saber el suficiente Ingles como para leerse un libro tan potente.

  2. #7
    nuriaparrado

    Es la meta de todos: trabajar en lo que realmente nos gusta y apasiona. !!!!

  3. en respuesta a Gaspar
    #6
    José Manuel Durbá

    Gracias por la información, he tomado nota, ya miraré mas despacio lo de InteractiveBrokers, el registro no es problema, el problema es la forma en que se pueda operar con esas cuentas y la fiscalidad.
    Un abrazo

    1 recomendaciones
  4. en respuesta a José Manuel Durbá
    #5
    Gaspar

    Sí, lo mas difícil es el fundraising, pero el resto no es tan sencillo como parece, no sólo porque debes estructurarlo bien desde el principio, sino porque a veces recibir los servicios del depositario puede provocar un conflicto de intereses o que tu te tengas que ajustar a lo que él quiere vender o su forma de operar. Este tema es la segunda vez que lo leo, la primera fue en el libro de Guy Spier que de pasada habla sobre como los abogados le recomendaron algo que el no necesitaba y al final le complico las cosas. Como bien dices siempre es bueno conocerlo de antemano sobre todo para quienes no forman parte de ese mundillo porque seguro habrá varios que quieran tomar ventaja de nosotros.

    Sí, sí. De hecho varias de esas cuestiones que escribes el autor las plantea. Bares se decidió por cuentas separadas, pero donde puede meter las operaciones por bloque. Creo que InteractiveBrokers da esta posibilidad de gestionar hasta 12 cuentas. De ahí en adelante te solicitaran que te registres como Investment Advisor.

    Saludos y un abrazo!!!

    1 recomendaciones
  5. en respuesta a Marco Porcio Catón
    #4
    Gaspar

    Jeje de todo hay. Buffett comenzó con las acciones por afición desde la oficina de su padre, pero después se convirtió en su trabajo que al mismo tiempo seguía siendo su afición, aunque también tuvo que buscarse otra como el bridge.

    Saludos

    2 recomendaciones
  6. #3
    José Manuel Durbá

    Para empezar con la gestión, se supone que lo mas difícil es conseguir fondos, el resto (aspectos legales, custodia, auditorias. etc...) seguro que el mismo depositario te lo proporciona por una módica cantidad. Aunque siempre es bueno conocerlo de antemano y si este libro te lo dice mejor que mejor.

    Por otra parte, siempre puede haber problemas incluso teniendo el dinero, pues igual consigues el necesario y suficiente, pero luego uno dice que quiere asegurar el capital aunque la rentabilidad sea mínima, otro que quiere asumir mas riesgo y obtener mayor rentabilidad y otros asumen cualquier posición intermedia o combinada. Al final todo es un bote en el que todos asumen el mismo riesgo y obtienen la misma rentabilidad, eso dificulta al que quiere empezar en la gestión. Una entidad fuerte esto lo soluciona con varios fondos adaptados a cada tipo de inversor.
    Tal vez sería mas fácil entrar en la gestión por medio de SICAVs que hacerlo a través de fondos de inversión, siempre que los compartimentos fueran mas asequibles, por menos cantidad mínima por departamento e independientes entre sí, tanto en el riesgo como en el rendimiento y tributación.
    También se podría hacer de una forma muy parecida a las cuentas gestionadas (algo parecido a las cuentas Ómnibus) que al parecer en España no están reguladas (al menos que yo sepa).
    Claro, todo esto sería facilitar a los pequeños (o no tan pequeños, pero que ahora no están dentro) el entrar en la gestión y por ahí no van los tiros, los que están dentro se protegen presionando a los legisladores para que no entre competencia. Se correría el riesgo de beneficiar y espabilar al cliente-inversor ofreciéndole posibilidades mas próximas y mas participativas en la propia gestión por parte del cliente-inversor y siempre distintas a las "oficiales".
    Hay muchas posibilidades de gestionar fondos y de invertir en fondos que no son las "oficiales", pero que la ley excluye o dificulta y se posiciona claramente en su contra.
    Bueno creo que me voy por los cerros de Úbeda, pero el artículo va por ahí ¿no? ;)
    Venga, un abrazo

    1 recomendaciones
  7. #2
    Marco Porcio Catón

    Yo no convertiría una afición en un trabajo. Perdería todo su encanto y al final tendría que buscarme otra afición.

    1 recomendaciones
  8. #1
    Vincent Loup

    Excelente artículo y me lo guardo para comprarme el libro. Siempre es bueno aprender un poco más.

    Coincido plenamente en el siguiente párrafo:

    "Precisamente por su tamaño, las small caps no tienen el riesgo de saturación de mercado que las Large cap enfrentan. Además una Small cap que pasa al siguiente nivel y comienza a ser Mid cap no necesariamente debe de venderse porque aún pude quedarle mucho potencial. Por el otro lado está la mayor volatilidad (aunque ésta también puede ser una ventaja para quien sabe la diferencia entre precio y valor), poca liquidez y los clásicos pufos, por eso invertir en Small caps no es para todos, sólo para aquellos dispuestos a tomarse el tiempo suficiente para investigar y hacer el due diligence necesario."

    Más de uno en el MAB debería pasar por este post.

    Un saludo Gfierro y gracias por la recomendación.

    1 recomendaciones
Creative Commons License
Este Blog esta bajo la licencia de Creative Commons.
16 recomendaciones
Escribe aquí tu comentario...
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar