Mejores inversores de la historia: Walter Schloss

Mejores inversores de la historia: Walter Schloss

 

BIOGRAFÍA Y TRAYECTORIA PROFESIONAL

 

A pesar de no ser tan conocido como otros inversores, Walter Schloss, se ha ganado la reputación de ser uno de los mejores inversores de la historia. Al igual que Buffett, Schloss fue alumno de Benjamin Graham y es uno de los “Súper Inversores” mencionado por Warren Buffett en su famoso ensayo The Super Investors of Graham-And-Doddsville:

 

“Tenía un extraordinario historial de inversiones, pero, lo que es más importante, dio un ejemplo de integridad en la gestión de inversiones. Walter nunca cobraba a sus inversores a menos que ellos mismos ganaran mucho dinero. No cobró ninguna tarifa fija y simplemente compartió sus ganancias. Su sentido fiduciario era igual al de sus habilidades de inversión “.

 

Walter Schloss nació en agosto de 1916 y falleció en febrero de 2012 a la edad de 95 años. Aunque resulte difícil de creer, Schloss nunca fue a la universidad y, a los 18 años, empezó a trabajar como broker de Wall Street en Carl M. Loeb & Co.

 

Un socio de la compañía, percibió que el joven Schloss tenía potencial y le recomendó que leyera Security Analysis de Graham (publicado el año anterior). Posteriormente, la empresa siguió apostando por él, ampliando su formación y conocimientos, pagándole cursos impartidos por Graham en New York Stock Exchange Institute.

 

Finalmente, Schloss acabó trabajando en Graham-Newton y allí conoció al propio Warren Buffett.

En el año 1955, Schloss lanzó su propio fondo de inversión, dirigiéndolo hasta el año 2000, durante todo este periodo obtuvo un rendimiento anualizado del 15.3%, mientras que el S&P500 consiguió un 10%.

 

Schloss dejó de administrar activamente el dinero de otras personas en 2003, para dedicarse a causas benéficas y convertirse en tesorero de Freedom House, un grupo sin fines de lucro dedicado a promover la democracia y los derechos humanos.

 

ESTRATEGIAS DE INVERSIÓN

 

A continuación, veremos 16 reglas de inversión (basadas en el artículo, Factors needed to make money in the stock marker) que convirtieron a Walter Schloss en una leyenda del value investing.

 

  • El precio es el factor más importante para usar en relación al valor

 

Como fiel inversor de value, lo que más le interesaba era encontrar una empresa de valor al precio correcto, cuanto más pagara por debajo del valor intrínseco mayor margen de seguridad y mejor rendimiento conseguiría para su inversión.

Además de todos los indicadores que se establezcan para analizar una empresa, el precio debe ser determinante, ya que de esa forma nos protegemos de riesgos que no hayamos tenido en cuenta y generamos un mayor beneficio para nuestra inversión.

 

  • Intenta establecer el valor intrínseco de la compañía. Recuerda que una acción representa una parte del negocio y no solo un pedazo de papel.

 

No conviene olvidar nunca que una acción no es un simple papel, es una porción del negocio.

Por ese motivo se calcula cual es el ratio de ganancias por acción, para tener una idea de lo que obtenemos como propietarios y teniendo en cuenta que si es bien reinvertido nos recompensará con un incremento del valor.

 

  • Usa el valor contable como punto de partida para establecer el valor de la empresa. Asegúrate que la deuda no sea igual al 100% del activo.

 

Compraba lo que Warren Buffett suele denominar Cigar-butt, empresas que tienen una corta vida pero que a un precio acorde pueden proporcionar suculentos beneficios. Se centraba en encontrar aquellas que tuviesen un valor contable muy por debajo de su cotización, de esta forma cuando el mercado lo acababa reconociendo obtenía su ganancia.

Le interesaban algunos aspectos como: una administración honesta y que no tuviera una deuda demasiado grande que a la larga pudiera ser un problema para que el precio y el valor convergieran a su favor.

 

  • Tener paciencia. Las acciones no suben inmediatamente.

 

La paciencia es una cualidad imprescindible para todo aquel que quiera invertir con un horizonte a largo plazo, es en donde más se debe trabajar, y es que si se tienen las cosas claras solo resta esperar a que el mercado termine dándole la razón al inversor inteligente.

 

  • No compres por consejos o buscando un beneficio rápido. Deja que lo hagan los profesionales, si es que pueden. No vendas por una mala noticia.

 

Los rumores suelen ser malos consejeros. Lo que realmente importa al final es lo que sabemos y no lo que puede o no llegar a pasar, si no ha demostrado su valía antes nada nos asegura que lo vaya a hacer.

No solamente a la hora de comprar, también para vender es importante hacer un buen estudio de la situación, es recomendable desinvertir cuando las condiciones han cambiado y no por una noticia que puede no significar nada al largo plazo.

 

  • No tengas miedo de ser un solitario, pero asegúrate de que tu criterio es correcto. Nunca podrás estarlo al 100% pero trata de buscar debilidades en tu pensamiento.

 

Hay que tener confianza y fuerza para resistir e ir contra corriente en una posición. Si hemos evaluado correctamente los riesgos y la valoración de la empresa, muchas de las veces vamos a estar ante un pequeño traspiés que al solucionarse nos dará la razón.

 

  • Ten coraje en tus convicciones una vez que has tomado la decisión.

 

Una vez tomada la decisión y después de haber realizado un examen exhaustivo de la empresa, debemos confiar en nuestro juicio. Por eso es importante cerciorarnos de hacer un análisis minucioso, ya que ante la mínima duda que se nos presente podremos justificar nuestra reacción.

 

  • Ten una filosofía de inversión y trata de seguirla.

 

Alguien que cambia de parecer todos los días no resulta muy creíble ni genera confianza, y tampoco lo será un inversor que sigue las modas. Cuando hablamos de inversiones a largo plazo necesitamos seguir un plan y tener paciencia para poder determinar si la estrategia funciona o no.

 

  • No te apures a vender. Si la acción alcanza un precio que piensas que es el justo entonces puedes vender. A menudo las personas venden porque la acción subió un 50%, lo que acorta sus ganancias. Antes de vender revalúa la compañía y mira a qué precio se vende en comparación con su valor contable. Se consciente del nivel del mercado. ¿Tiene un rendimiento bajo y el P/E alto? ¿Está la gente demasiado optimista?

 

No se puede ser muy ser ansioso a la hora de vender solo porque la acción cotiza un porcentaje por encima de lo que compramos. Tenemos que hacer un análisis concienzudo al igual que hicimos a la hora de comprar para verificar que lo que nos llevó a hacerlo en un primer instante ha cambiado. De no ser así no hay razón para vender, lo cual nos daría un menor retorno del que podríamos esperar.

 

  • Cuando compro acciones encuentro provechoso comprar cerca de los mínimos de los últimos años. Una acción puede subir hasta 125U$ y luego caer a 60$ y pensar que es atractiva. Tres años antes la acción se vendía a 20$ lo que denotaba alguna vulnerabilidad en ella.

 

Lo realmente importante, tal y como ya se ha comentado anteriormente, es tener un buen margen de seguridad y analizar los datos históricos de la empresa antes de ejecutar la compra.

 

  • Trata de comprar activos con descuento y no comprar beneficios. Los beneficios pueden cambiar dramáticamente en un corto periodo de tiempo. Normalmente los activos cambian lentamente. Uno debe conocer mucho mejor a la compañía si quiere comprar beneficios.

 

Si no podemos conocer todas las facetas de un negocio lo mejor es tener algún tipo de seguridad que nos proteja contra posibles eventualidades. Aunque siempre hay que tener en cuenta que tipo de activos son los que estamos valorando y a qué precio, es decir busca el porqué de estos y si se podrán mantener en el tiempo.

 

  • Escucha las recomendaciones de gente que respetes. Esto no quiere decir que debas aceptarlas. Recuerda que se trata de tu dinero y generalmente es más difícil mantenerlo que ganarlo.

 

Es una buena práctica que se ponga en duda lo que uno lea o escuche. De esta manera, si seguimos convencidos de que es lo mejor, tendremos una mayor evidencia y lo habremos interiorizado, en caso contrario no aprenderíamos algo que nos puede ser perjudicial.

 

  • Trata que tus emociones no afecten a tu juicio. El miedo y la avaricia son probablemente las peores emociones a la hora de comprar y vender acciones.

 

Lo mejor es comprar pensando, como dice Buffett, como si el mercado fuera a cerrar durante 5 años. De esta forma no nos preocuparíamos por el precio y por todas las posibles amenazas que se hayan podido elucubrar.

La codicia, es otra mala consejera si queremos batir al mercado, quizás sea por este motivo que solo el 5% consigue batirlo.

 

  • Recuerda hacer trabajar a tu favor el interés compuesto. Por ejemplo, si ganas un 12% al año y reinviertes todo duplicarás el capital en 6 años (sin contar impuestos). Recuerda la regla del 72, divide tu rentabilidad entre 72 y verás el número de años que necesitarás para doblar tu dinero.

 

La regla del 72 nos dice que, obteniendo un 12% anual necesitaríamos de 6 años para duplicar nuestro capital (72 / 12 = 6).

Por ese motivo es tan importante asignar correctamente nuestros recursos, puesto que así no tendríamos que pagar impuestos cuando cobramos nuestros beneficios.

 

  • Las acciones preferentes antes que los bonos. Los bonos limitan tu ganancia y la inflación reduce tu poder de compra.

 

Los bonos se entienden como más seguros en la estructura de capital, pero contra lo que no están protegidos es la inflación, ya que al ser más seguros tienen un retorno menor que puede no superar al de la pérdida del poder adquisitivo.

En cambio, si la empresa nos parece sólida (finanzas y fundamentales) y compramos a un valor mucho menor que el intrínseco, conseguimos un cierto grado de seguridad.

La diferencia está dada porque la acción se revaloriza, no limitando su retorno a una renta fija.

 

  • Ten cuidado con el apalancamiento, puede ir en tu contra.

 

Una persona que toma prestado para poder invertir en una empresa, corre el riesgo de que el mercado note lo buena que es esa empresa antes de que se vea obligado de hacerse cargo de sus obligaciones, teniendo que desinvertir para hacerle frente, perdiendo dinero en el proceso además de la potencial subida.

 

LIBROS PUBLICADOS

 

Walter Schloss no escribió ningún libro, pero como fiel discípulo de Graham y compañero de Buffett creemos que cualquiera de los libros que hemos comentado de estos dos genios reflejarían perfectamente sus ideales.

 

     

 

Los ensayos de Warren Buffet: Lecciones para el mundo empresarial – Recopilación de las cartas de Buffett a los accionistas de Berkshire Hathaway. Opción inmejorable para meterse “dentro de la cabeza” de este genial inversor.

 

 

Buffettologia: las técnicas jamás contadas que han hecho de Warren Buffett el inversor más famoso del mundo – Detallado análisis de las distintas metodologías y aplicación de sus técnicas a partir de ejemplos reales.

 

 

El tao de Warren Buffett: la sabiduría de un genio – Recopilación de las frases más conocidas del inversor profundizando en su análisis.

 

 

Warren Buffett: Como invertir para generar riqueza – Repaso a los inicios de su carrera y los pilares sentaron las bases de su imperio.

 

 

FRASES CÉLEBRES

 

Cuando se trata de invertir, antes de nada, mi sugerencia es comprender tus puntos fuertes y tus debilidades y a partir de ahí desarrollar una estrategia simple para poder dormir por las noches.

 

Uno de los trucos de este negocio es minimizar las perdidas

 

Tienes que tener confianza en lo que estas haciendo

 

Cuando compro una acción tengo algo parecido a una idea de donde la voy a vender

 

Soy un inversor pasivo. Hay gente muy agresiva, ellos tratan de comprar compañías.

 

¡Sé el primero en comentar!

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar