¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog El búho del mercado

La verdadera diversificación

Diversificar, diversificar y diversificar. Es un mantra que se nos repite constantemente en los mercados y que fielmente aplicamos. Pero, ¿lo hacemos bien?

 

La diversificación es un concepto bastante antiguo en los mercados y básicamente significa “no pongas todos los huevos en la misma cesta, no sea que te tropieces”. Es algo bastante lógico, evitar la concentración y buscar varias alternativas por si te equivocas en alguna.

Existe mucha literatura financiera en torno a este concepto, el cual se convirtió en la base para el desarrollo de carteras, así como la gestión del riesgo de las mismas. Su importancia reside en que si seleccionamos una cartera compuesta por activos que no sean iguales, la volatilidad de la cartera será inferior a la suma de las volatilidades ponderadas de dichos activos. ¿Por qué sucede esto?, por el efecto de la correlación, que es la base de dicha teoría.

El coeficiente de correlación es el gran desconocido dentro de la diversificación, pero es el factor más importante para su funcionamiento dentro de la misma. La reducción del riesgo del que hemos hablado depende de la correlación de los productos de la cartera entre sí, por lo que una cartera con productos con correlación 1 (lo máximo) o muy próximas a 1, no se verá beneficiada de dicha reducción de la volatilidad, dado que todos los productos se comportan igual en la práctica. En cambio, a más diferente sea de uno más efectiva es la diversificación y mayor la reducción del riesgo soportado.

Voy a poner un ejemplo que uso frecuentemente cuando tengo que explicar este concepto y sus virtudes a personas sin conocimientos financieros:

Tenemos que elegir entre invertir en dos familias diferentes, A y B, ambas compuestas por 5 miembros cada una y con unos ingresos medios por miembro de 1500€ mensuales durante los últimos 5 años.

En la familia A, todos los miembros trabajan en Cáceres en el bar que fundó el miembro más viejo de la misma, en la misma calle donde nació, por lo que todos los miembros tienen la misma fuente de ingresos, el negocio familiar.

En la familia B, los miembros tuvieron que diseminarse por España por sus diferentes intereses personales, siendo las profesiones y lugares de residencia de sus miembros las siguientes: Un carpintero en Madrid, una artista que da giras por España, una profesora de infantil en Valencia, una panadera en Sevilla y un dueño de un concesionario en Vigo.

¿En cuál invertiríais?

A final de año su rentabilidad media es la misma, pero, ¿qué pasa con el riesgo? Es cierto que en la familia B puede fallar alguno, pero tenemos bastantes certezas de que si a un panadero de Sevilla le va mal, no afectará a un artista que da giras por diferentes ciudades, ni tampoco a un carpintero afincado en Vigo, por lo que los ingresos medios serán bastante estables en el conjunto, y esto sucede porque sus ingresos tienen una correlación próxima a 0, están descorrelacionados. En cambio, ¿qué pasará si a un solo miembro de la familia A le va mal? Muy probablemente los ingresos del resto de los miembros se habrán resentido también, y si no, poco les queda. Todos presentarán resultados positivos o negativos al mismo tiempo, dado que la fuente de los ingresos es la misma para todos, siendo su correlación 1 o próxima a uno. Por tanto, pese a que a medio o largo plazo la rentabilidad pueda ser la misma en ambas familias, la familia B es mucho más estable en el tiempo por su menor riesgo al tener 5 fuentes de ingresos diferentes, y en igualdad de condiciones, siempre hay que escoger la menos arriesgada.

Una vez ya tenemos claro que esto de la correlación tiene su sentido, viene lo difícil, que es aplicarlo. Esto lo digo porque en la práctica todo hijo de vecino dice que esta diversificado y luego ves las carteras y son todo lo mismo. Por ejemplo, un día vi la cartera de un compañero que estaba, desgraciadamente, toda en rojo, y le dije que eso le había sucedido porque su cartera (fondos y acciones) no estaba diversificada. Mi compañero entró en cólera, diciendo que sí que estaba diversificada dado que se había asegurado de componerla por acciones de diferentes sectores y países, así como varios fondos. Vamos, que lo hizo a ojo. Pacientemente nos sentamos y lo calculamos, saliendo una correlación entre sus fondos del 94% y entre sus acciones del 88%.  Básicamente tenía a la familia A del ejemplo anterior en su cartera.

A donde quiero llegar es a que si calculamos las correlaciones entre los productos de nuestras carteras nos llevaremos grandes sorpresas en la mayoría de los casos, dado que aunque no lo sepamos, las fuentes de rentabilidad de las acciones o fondos pueden ser exactamente las mismas, así que o todo en verde o todo en rojo, que es justo lo que trata de evitar la diversificación. He hecho muchos cálculos entre diferentes acciones y fondos (sobre todo en fondos) y te llevas muchas sorpresas, de verdad.

Sé que hay muchos detractores de la correlación, por aquello de que no es un dato fijo y que varía en el tiempo (como todos los datos por otra parte), pero las correlaciones entre, por ejemplo, renta fija y renta variable, o RF de alto rendimiento, materias primas etc, siempre mantienen unos márgenes de diferencia entre ellos suficientemente grandes como para poder beneficiarnos de la reducción del riesgo que suponen, por lo que siempre será útil usarla. También tenemos el problema de que en los entornos de alta volatilidad los activos tienden a correlacionarse, pero eso no sucede siempre y no afecta a todos los activos, de ahí que cuando todo cae hay activos refugio a los que no les afecta.

Como resumen, la diversificación puede ser nuestra gran aliada, pero para que funcione hay que sentarse, calcularla y recalcularla cada cierto tiempo para así poder beneficiarnos totalmente de la reducción del riesgo que aporta.

Por cierto, en el ejemplo de las familias, aunque B tuviera unos ingresos inferiores a A, yo seguiría escogiéndola.


 

  1. #1

    José Manuel Durbá

    Es curioso esto de diversificar para cubrirte del riesgo. El riesgo siempre existe, el problema es como lo controlamos, pero ¿como controlamos mejor el riesgo, invirtiendo en lo que conocemos bien o invirtiendo en varias cosas que conoces menos?

    Siguiendo el ejemplo que has puesto. Has pensado que la familia A vive muchos años del bar, dado que dices que lo fundo el abuelo, y que los años que tiene acumulados de experiencia en el bar les proporciona un conocimiento del negocio que tal vez les permite conocer y controlar bien el riesgo.

    La familia B está diversificada y dices que tiene menos riesgo, solo porque tiene varias actividades distintas y descorrelacionadas, pero das por supuesto que son buenos en cada una de las actividades que han emprendido. Si lo vemos como opción de la familia A, es decir, una familia que ha vivido siempre del bar, se diversifican y se van por ahí haciendo todas esas cosas que dices.
    Dado su escaso o menor conocimiento de lo que están haciendo cada uno ahora ¿la ves como mejor opción, solo porque hagan cosas distintas cada uno?

  2. #2

    Neutral Investor

    en respuesta a José Manuel Durbá
    Ver mensaje de José Manuel Durbá

    Hola Nel.lo

    Has tocado el principal punto que destruye el efecto positivo de la diversificación, que es añadir productos no tan buenos o que directamente no conozcamos "solo por diversificar". Eso siempre es una mala idea, porque añadimos cantidad de riesgos nuevos que controlamos menos que los anteriores, como tu bien has dicho.

    Cuando sí es efectiva es cuando encuentras opciones que te satisfacen de forma similar a tu primera opción (en su relación rentabilidad-riesgo), y que ademas no comparten su "fuente de crecimiento" con la anterior. Muchas veces se usa la frase de "es mejor poner todos los huevos en la misma cesta y vigilarla bien", pero yo detesto la concentración de las inversiones, dado que por muy seguros que estemos, siempre podemos equivocarnos o las cosas se pueden torcer por algún motivo ajeno a nosotros.

    Si nos equivocamos habiendo concentrado todo en 1 cosa, estamos muertos, pero si fallamos en 1 pero tenemos 4 opciones más generando rentabilidad, es más posible que salvemos el año.

    En cuanto a tu pregunta final, la respuesta depende y hay que ponerlo en una balanza. Estas planteando que tienen escaso o menor conocimiento de sus profesiones que del bar, y en ese escenario puede ser que sea peor opción la familia B , pero ¿Y si cada uno en su campo sabe tanto o incluso más que la familia propietaria del bar?

    Saludos!

  3. #3

    Gonzalo Loayza

    Muchas gracias Neutral Investor por tu interesante post. Quisiera contribuir en el tema con dos conceptos que me parecen importantes. Primero, creo que es bueno saber que durante las épocas realmente malas del mercado, las correlaciones entre los diferentes activos tienden a volverse similares. En consecuencia, en épocas de crisis, tener un portafolio con activos con baja correlación entre ellos, muy probablemente no nos solucionará el problema del "susto".

    Segundo, me gustaría hacer referencia a los Fondos "ultra diversificados" que se pusieron de moda hace algunas décadas y hasta ahora subsisten muchos de ellos. En estos casos y siempre que no sea un período de crisis, estos Fondos siempre jugarán al empate. Es decir, nunca pierden mucho... pero tampoco ganan mucho. La consecuencia lógica de esto, es que la inflación se irá "comiendo" la capacidad de compra de mi dinero.

    Lamentablemente, el concepto "diversificación" se ha convertido en un elemento de marketing más que utilizan muchos asset managers y fondos para "vender" la idea que su inversión está segura. Primero habrá que definir lo que es "inversión". Saludos

  4. #4

    José Manuel Durbá

    en respuesta a Neutral Investor
    Ver mensaje de Neutral Investor

    jajaja si cada uno sabe tanto o más que los del bar es igual o mejor opción la B, pero no porque sean muchos, sino porque son buenos.

    La diversificación juega en ambos sentidos, frena perdidas, pero frena beneficios.

    Ya te habrás dado cuenta que yo soy de los que concentran, pero no digo que valga para todos, creo que cada uno debe hacer aquello que mejor se le de, y creo que la diversificación no es algo bueno, ni siempre, ni por sí mismo.

    Invertir en una sola opción es exagerado, pero "desperdigar" sin más, no es bueno. En realidad creo que es esto último lo que dices en el artículo; o lo que yo interpreto vaya.

    El penúltimo párrafo se podría reescribir, si acertamos en una (yo diría en unas pocas y no diría "acertar", sino que diría "invertimos en unas pocas que conocemos bien") la rentabilidad es enorme (bueno vale, dejemoslo en muy buena o solo buena), pero si tenemos dos buenas y dos malas, unas nos compensan a las otras, tanto en perdidas como en beneficios.

    Si estan correlacionadas, cuando unas suban subiran las otras y cuando unas bajen bajaran las otras, entonces la diversificación no sirve. Si estan descorrelacionadas, cuando unas suban bajaran las otras y al reves, entonces nos quedamos igual y por lo tanto tampoco sirve.

    Yo invierto para ganar dinero. No soy ahorrador, soy inversor. La diversificación creo que es buena para un ahorrador, pero no para un inversor. Pero, como dije antes, es buena para aquel que de esa forma esté más tranquilo ;)

    saludos

  5. #5

    Neutral Investor

    en respuesta a José Manuel Durbá
    Ver mensaje de José Manuel Durbá

    Efectivamente es un arma de doble filo, diversificar mucho hace que te indexes, incluso es peor, porque incurres en muchos gastos para adquirir tantos productos y eliminas todo factor habilidad que tengas, vamos un despropósito. Como bien dices depende de tu visión sobre la dualidad entre concentrar o dispersar... como dice Warren Buffet, la diversificación es la protección contra la ignorancia. Yo duermo más tranquilo estando diversificado jaja.

    Un apunte, la descorrelación no significa que cuando unas suban otras bajen, eso es la correlación negativa. Descorrelación es que tienda a 0, por lo que no existe relación, pueden subir todos a la vez, bajar o hacer tirabuzones si quieren, pero a medio/largo plazo no existe relación entre ellas, ahí esta la gracia del asunto. Parece que no, pero es un detalle muy importante.

    Saludos!

  6. #6

    Neutral Investor

    en respuesta a Gonzalo Loayza
    Ver mensaje de Gonzalo Loayza

    Hola Gonzalo,

    El problema de estos fondos ultradiversificados es que matan el efecto positivo de la diversificación y de la gestión activa. Vamos que se pasan de rosca y lo estropean todo. Para que te hagas una idea, yo recomiendo entre 5 o 8 activos máximo en cartera, y no por ser pocos no están diversificados. El problema está cuando ves carteras con 50 o 100 activos... ahí no hay gestión activa que pueda crear valor!

    Respecto a lo de que en épocas de crisis todo se correlaciona no es cierto. Los productos de las mismas categorías sí que se correlacionan muchísimo, por ejemplo RV EEUU con RV Europa o Japón, pero no categorías diferentes como RV con RF, o RF High Yield, commodities, etc. Ademas ese problema se resuelve fácilmente, dado que los gestores tramposos te dan la media de la correlación... y eso no funciona. Yo miro la correlación media, y ademas separo las épocas de "estrés" de mercado, para verificar si en los entornos difíciles (que es lo que nos interesa) también mantiene esa diferencia en la evolución, o si como dices tu, cae todo a la vez. Todo depende de lo superficial que sea el análisis, que con lo de la diversificación, si rascas hay mucha chicha.

    Saludos!

  7. #7

    agmageton

    Fantástico articulo, felicidades...

    Para mí la mayor bondad (entre muchas) de la diversificación es que si tienes un verdadero edge, la estadística se hace más cierta, dicho de otro modo, mayor número de oportunidades en una ineficiencia explotable acercará más a la realidad tu estadística en relación con tu juego.

    El resto de bondades desde el punto de vista de la descorrelación entre activos, galvaniza diferentes timings, sobre tu portfolio, cosa sustancialmente útil. y a partir de ahí, lo que se desee dentro del ámbito de la correcta diversificación.

    saludos.

    PD: hay momento en donde no se puede hacer descorrelación, y esto viene desde el fundamento de mercados fuertemente bajistas, o fuertemente alcistas, que desde el punto de vista de una correcta diversificación por la clemencia de sesgo empático se hace muy difícil de conseguir activos que cumplan los requisitos, por lo que hay que valorar estos fenómenos y ser creativos en la protección de cartera desde otros conceptos, como opciones o spreads o neutral market.

Autor del blog

  • Neutral Investor

    Aprendiendo y disfrutando, que lo bonito no es la meta sino el camino.

Envía tu consulta

¿Quieres conocer tu perfil de riesgo?

Rellena nuestro test y descubre cuál es tu perfil de riesgo.

Descubrir mi perfil


Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar