Power balance: mitad fe y mitad ignorancia

8


Las grandes crisis son un buen caldo de cultivo para las supersticiones y la brujería. El humano necesita tener fe en algo y siempre lo ha hecho desde los orígenes de la civilización: el Sol, la Luna, las piedras, el fuego, Dios, Mahoma, Buda, la homeopatía, los alargadores de pene, los extraterrestres... Siempre hemos tenido que creer en algo no comprobado y siempre existirá gente que se quiera aprovechar de ello.

Lo que no todo el mundo sabe de la Power Balance es que el representante de esta empresa en España es el actual novio de Mayte Zaldívar. Para la presentación del producto, montó una fiesta con la presencia de destacados intelectuales como Jose Manuel Parada, la propia Mayte Zaldívar y exmisses españas. Por supuesto, a ellos la pulsera les funciona. A esto hay que añadirle la gran publicidad que importantes deportistas (sobre todo surferos) le están dando al cacharro. En Tarifa te las venden hasta los moros del top manta.

Y es que la popularidad de esta pulsera atraviesa fronteras. No hay más que ver que hasta en Facebook le han dedicado el grupo "Power Balance: cómodo sistema de identificación de retrasados". Pero no te preocupes que si tu delicada situación económica no te permite comprar una como buen progre aquí te enseñan a fabricarla con tus propias manos.

Dejemos de pagar impuestos a la ignorancia, por favor. Las únicas pulseras de este tipo que verdaderamente funcionan son los anillos vibradores.

  1. #1
    Anonimo
    23/04/10 17:44

    Ya, claro. Si la propia empresa lo demuestra y Barrichelo y Beckham la anuncian no puede ser mentira.

    Por cierto, mira lo que le ha pasado a su prima hermana.

  2. #2
    Anonimo
    23/04/10 15:36

    Existen multitud de vídeos demostrativos de power balance efectuados en personas que han medido su equilibro, su fuerza y su estabilidad antes y después de probarlo. Hay muchos deportistas de elite que lo llevan y han dado testimonio de ello.

  3. #3
    Anonimo
    12/04/10 01:56

    Power Balance es un geolocalizador de progres gilipollas que no saben que hacer, decir o llevar para creerse diferentes

  4. #4
    Anonimo
    12/04/10 00:50

    Eres un cabroncete Alberto, ¿por qué no nos cuentas como desde que tienes la Power Balance eres capaz de dar portazos con las puertas giratorias?

  5. #5
    Anonimo
    11/04/10 22:34

    Hablais sin tener ni puta idea. Yo sigo este blog casi desde que nació cuando entonces era una herramienta académica pero empecé a discrepar cuando al autor le salía la vena racista y xenófoba en contra de la inmigración. Desde entonces hay cosas que me parecen bien y otras mal.Lo que no voy a hacer es chuparle el culo escriba lo que escriba como vostros. Díselo tu a.jimenez, quien te leia cuando te denunciaron por tener la lengua mas larga de la cuenta? je je je La verdad es que el artículo merecía la pena como el que mas. Una pena que desapareciera de la blogosfera, incluso de menéame!! Si lo vuelves a postear me rendire a tus pies. Mientras lo haces criticaré lo que me de la gana porque no siempre tienes razón!!!

    Perl

  6. #6
    Anonimo
    11/04/10 20:42

    Jajaja, alberto va a por ti.

    Da igual de que vaya el post: "te equivocas tío!"

    Te ha puesto velas negras, fijo.

  7. #7
    Anonimo
    11/04/10 19:01

    Pues ya nos has dado el motivo por el que eres tan rancio @alberto. No si al final va a ser verdad que la PB tiene efectos secundarios.....

  8. #8
    Anonimo
    11/04/10 17:41

    No estoy de acuerdo contigo. A mí me regalaron una y si me la quito lo noto perfectamente. Que estas pulseras funcionen (tb la EFX) está demostrado científicamente tío.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar