¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.
Blog Mejores cuentas
Las mejores cuentas de ahorro, nómina y corrientes del momento

Diferencias entre la fecha de abono y la fecha valor en las transferencias

Cuando realizamos o recibimos una transferencia la fecha de abono puede no coincidir con la fecha valor pero... ¿sabemos la diferencia entre una y otra? Son conceptos bancarios básicos que debemos conocer para evitar problemas.

 

¿Cuál es la diferencia entre la fecha de abono y la fecha valor?

En muchos casos la fecha de abono coincide con la fecha valor, pero hay veces que no ocurre así. La fecha de abono es aquella en la que la entidad financiera registra el movimiento u operación.

La fecha valor es la fecha a partir de la cual el movimiento empieza a generar intereses en la cuenta y podemos disponer del dinero.

 

Si por ejemplo ordenamos una transferencia a la cuenta de un familiar y nos aparece como fecha valor dos días después de realizar la operación, quiere decir que el destinatario no podrá disponer del dinero hasta que hayan pasado esos dos días.

 

¿Quiere decir eso que no llega la operación a su cuenta hasta que pasen dos días?

No. La operación llega al destinatario en la fecha de abono que consta en la operación y que puede ser al día siguiente de haberla realizado.

¿Puedo disponer del dinero en la fecha de abono sin esperar a la fecha valor?

Sí, pero tendremos que hacer frente al descubierto por valoración de nuestra cuenta. Aunque aparentemente no estemos en descubierto porque hemos recibido la transferencia, a efectos contables no podemos disponer del dinero hasta la fecha valor y nos generará intereses por descubierto.

¿Podemos saber la fecha valor que nos van a aplicar?

Sí, tenemos que acudir a la Circular 8/1990 sobre transparencia de las operaciones y protección de la clientela, así como su modificación posterior en la Ley 16/2009 de servicios de pago. Aquí podemos conocer los mínimos que deben aplicar las entidades financieras y que sólo pueden modificar a beneficio del cliente.

¿Cuál es mi cuenta ideal?

Comprueba cuál es la cuenta bancaria que se adapta mejor a tu perfil. En función de unas breves preguntas para saber qué tipo de cuenta necesitas. Te ofreceremos una serie de resultados para que decidas cuál es la cuenta que más te interesa. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar estudio!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.
  1. #1

    Rafamacias

    Este concepto ya lo tuve yo desgraciadamente claro el año 1995 que recibí una indemnización por accidente de tráfico en viernes y (iluso yo por entonces) saqué inmediatamente una parte importante para liquidar una deuda pendiente y mi sorpresa fue que dejé ese fin de semana un descubierto por el que me aplicaron un dinerito "curioso".

    Desde entonces no dejo de contrastar esos 2 datos, abono y valor.

    Muy interesante tu escrito.

  2. #2

    Borja Cañete

    en respuesta a Rafamacias
    Ver mensaje de Rafamacias

    Lo que te pasó a ti es lo que le suele pasar a la mayoría de clientes bancarios. Sé que no es un consuelo...hasta que no vemos que la cuenta está en descubierto y pensábamos que teníamos dinero suficiente, no nos fijamos en la diferencia existente entre fecha valor y fecha abono.

    Haces bien de vigilar las dos fechas en la cuenta, es lo que debe hacer cualquier cliente. "Una y no más Santo Tomas".

    Un saludo.

  3. #3

    Rafamacias

    en respuesta a Borja Cañete
    Ver mensaje de Borja Cañete

    No, si lo "gracioso" es que uno "se fía" y ése es el error porque yo no me percaté hasta que me aplicaron la liquidación mensual de intereses, y hasta ese momento pasaron casi 3 semanas. Bueno, por si acaso ya sabéis: de vuestra entidad nunca os fieis.

  4. #4

    Borja Cañete

    en respuesta a Rafamacias
    Ver mensaje de Rafamacias

    Yo en temas de dinero sólo me fio de mí mismo. Seré mal pensado o egocéntrico, pero después de haber tenido alguna experiencia negativa tanto con entidades financieras como con personas, he tomado esa decisión.

    Por desgracia las personas sólo aprendemos a base de tropezarnos. En mi caso, ya he tropezado bastantes veces como para evitar que me vuelva a pasar lo mismo en el futuro.

    Un saludo.

Autor del blog

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar