¿Qué es un CFD?

Los contratos por diferencias, CFD por sus siglas en inglés, aterrizaron hace tres años y se han convertido en uno de los derivados financieros más demandados. Su éxito puede atribuirse a la posibilidad de beneficiarse en mercados tanto alcistas como bajistas, al amplio rango de mercados al que dan acceso (acciones, forex, índices, materias primas…) o a que se trata de un producto apalancado y por tanto el desembolso inicial para abrir la operación es sólo un porcentaje de su valor en mercado.

El contrato por diferencias (CFD) es un acuerdo donde se intercambia la diferencia de valor de un activo entre el momento de apertura y cierre del contrato. Con los CFDs, las posiciones pueden abrirse al alza o a la baja, y por tanto permiten al inversor obtener beneficios suban o bajen los mercados; sin necesidad de ser titular del activo subyacente sobre el que opera, y con acceso a todos los mercados desde una única cuenta.

Los CFDs permiten operar sobre cualquier tipo de mercado: índices cotizados 24 horas, divisas principales y exóticas, materias primas como metales o energías, bonos y tipos de interés y, por supuesto, acciones de todo el mundo. Con los CFDs podemos acceder a todas las acciones españolas del Ibex35 y el mercado continuo, así como a un amplísimo abanico de acciones mundiales.

Ante la operativa tradicional, una de las ventajas de operar con CFDs sobre acciones es la posibilidad de abrir posiciones cortas, anticipando un mercado bajista. Además, el apalancamiento de los CFDs permite abrir una posición sin tener que desembolsar el precio total de los títulos: sólo es necesario desembolsar un porcentaje del valor total. En el caso de los CFDs sobre acciones españolas, en IG Markets este porcentaje oscila entre el  5% y el 25%, dependiendo del valor sobre el que se opera.

Este efecto apalancamiento conlleva un riesgo, por lo que el inversor deberá hacer un seguimiento constante de su inversión. Para facilitar esta tarea, existen distintas herramientas de gestión de riesgo: mediante el uso de un Stop loss en nuestra posición estaremos limitando las posibles pérdidas. Para asegurar el precio de salida de nuestra posición, IG Markets ofrece también “Stop Loss Garantizados” opcionales, con el que nuestra posición se cerrará al nivel seleccionado pase lo que pase en el mercado.

Calcular el coste de la inversión es muy sencillo ya que la liquidación de beneficios es inmediata y las comisiones son fijas: con los CFDs de IG Markets, el 0,1% del nominal. El inversor no tiene que preocuparse de otros costes como cánones de bolsa, custodia o mantenimiento. ¿Quiere ver cómo funcionan los CFDs? 

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar