Caídas generalizadas, pero el escenario se despeja

Caídas generalizadas, pero el escenario se despeja

Caídas generalizadas en las bolsas europeas en la sesión de hoy, que no han encontrado el apoyo de Wall Street para revertirse, y han cerrado cerca de mínimos de la jornada.

Desde primera hora, la influencia negativa de la sesión asiática ha generado números rojos, que llegaron  a moderarse bastante. Las declaraciones del ministro chino de fianzas señalando que el Gobierno no va a introducir medidas dramáticas para relanzar el crecimiento del país han causado cierta decepción. Los bajos datos de inflación, el empeoramiento de los datos macro, y las medidas anunciadas la semana pasada para aumentar la liquidez del sector bancario, apuntaban a que China podría aplicar más medidas para apuntalar un crecimiento del 7,5%. El sector de recursos básicos, y la cotización de las materias primas (muy lastradas en las últimas semanas por varios factores), han vuelto a vivir hoy una jornada de castigo.

Sin embargo, más allá de la jornada de hoy, existen razones para afirmar que el fondo del mercado a corto-medio plazo se está despejando.

La semana pasada tuvo una especial importancia, dados los tres factores de gran relevancia  que se dirimieron: la reunión mensual de la FED, la primera subasta de los TLTRO en Europa y el referéndum sobre la independencia de Escocia.

Y lo cierto es que la resolución de las tres citas ha sido positiva para el mercado, en la medida en la que se han eliminado catalizadores con una fuerte potencialidad negativa.

Los conflictos geopolíticos también están quedando atrás: el alto el fuego entre Rusia y Ucrania perdura, y los mercados van olvidándose del tema.

Así pues, se puede afirmar que el horizonte de despeja para las bolsas.

En las próximas fechas, los mercados contarán con dos nuevos retos: las cuestiones técnicas y los detalles sobre las últimas actuaciones anunciadas por el BCE.

Sobre las primeras, tenemos dos asignaturas pendientes, ambas estrechamente vinculadas: la superación definitiva de los 2.000 puntos en el S&P500, y consecución de nuevos máximos anuales en las bolsas periféricas europeas. El índice americano lleva desde el 19 de agosto cotizando entre 1.980 y 2.010 puntos, en un ejercicio de consolidación impecable.

El ascenso por encima de esta resistencia será uno de los puntales alcistas más notorios para las bolsas mundiales en el cuarto trimestre del año.

Sobre la segunda cuestión, hoy mismo hemos tenido la comparecencia de Mario Draghi, en la que el presidente del BCE no ha dejado grandes titulares. Se ha mostrado tranquilo con la baja demanda de la banca europea en la primera subasta TLTRO (aludiendo a los test de stress y a la nueva subasta que se celebrará), y ha vuelto a repetir mantras de vigilancia de la inflación, débil recuperación y disponibilidad absoluta a nuevas medidas si éstas se precisasen. 

En la próxima reunión del BCE también habrá explicaciones y matizaciones que el mercado seguirá de cerca, sobre los detalles del plan de compra de ABS. En el subconsciente de los inversores continua la posibilidad de que el BCE pueda emprender a medio plazo un programa de relajación cuantitativa.

Así pues, tras los últimos acontecimientos, la normalidad parece cotizar al alza, lo que es sin duda una buena noticia para las bolsas.

Cookies en rankia.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra política de cookies.

Aceptar