Rankia España
Blog El Club de Gekko
Apuntes de Trading de saladeinversion.com

Compre cobre ¡Ahora!

 

 

 

 

Compre cobre. ¡Ahora! Esto es lo que algunos analistas avisan. Un momento ¿podemos fiarnos de sus opiniones? Eso lo dejo a su criterio. Pero veamos algo que podría hacer que esta vez “fuera diferente”. 

 

Compre cobre. ¡Ahora! Esto es lo que algunos 
analistas avisan.

 

El futuro es imparable. Esto es una realidad y parece que respecto a las energías renovables esto es un hecho. Nada puede cambiar la tendencia que se ha puesto en marcha. Las energías limpias van ganando terreno a las tradicionales y parece que poco a poco van a ir posicionándose hasta que desbanquen a las primeras. La buena noticia, para el cobre, es que este se necesita en mayor medida para la instalación de energías limpias,  que para el funcionamiento de las energías tradicionales. Así la demanda de la energía eólica y solar alimentará la demanda de este metal, no tan noble. Por ejemplo, una sola instalación de energía eólica puede requerir toneladas de este metal. 

 

El futuro es imparable. Esto es una realidad y 
parece que respecto a las energías renovables
esto es un hecho.

 

El futuro está aquí. No tenemos que esperar mucho más para que la tendencia de las renovables se ponga en marcha. Una muestra en forma de botón. Entre los trabajos de más rápido crecimiento en Estados Unidos tenemos el de técnico de instalación de paneles solares. ¿No le parece suficiente? Las compras corporativas de energías renovables se han duplicado en el 2018 respecto al 2017. Tanto es así que se espera que para el 2050 más de la mitad de la energía producida sea debido a la energía eólica y solar. Por no hablar del crecimiento en la demanda de coches eléctricos en China. Shangai y Shenzhen en el 2018 tuvieron mayor demanda de vehículos eléctricos que Noruega y Alemania juntas. Y el cobre es un componente principal para este tipo de vehículos. No es de extrañar que la importación de cobre en China, el mes pasado, fuera la segunda más alta de la historia. 

 

Las compras corporativas de energías renovables 
se han duplicado en el 2018 respecto al 2017. 
Tanto es así que se espera que para el 2050 más 
de la mitad de la energía producida sea debido 
a la energía eólica y solar

 

¿Dónde nos lleva todo esto? Según DBS Bank, con sede en Singapur podríamos ver progresivamente como la brecha entre oferta y demanda en cobre se va a ampliando, por lo menos hasta el 2022. Demasiada demanda para tan poca oferta. Muchos compradores y , por el momento, pocos vendedores. ¿Oportunidad de compra o datos sin ningún valor como tantos otros? El futuro, que no el presente, lo aclarará.

Lee este artículo y muchos más en www.saladeinversion.com

¡Sé el primero en comentar!
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar