Rankia España
Blog La bolsa al día
Seguimiento diario de los principales índices bursátiles, materias primas y acciones.

¿Cómo detectar y cubrir el riesgo no diversificable mediante técnicas de market timing?

En este artículo analizamos la salud del Ciclo Económico en EEUU mediante el análisis de un universo limitado de indicadores macroeconómicos, donde cobra especial relevancia las distintas métricas del mercado laboral puesto que el 70% del PIB es consumo privado, y no hay nada que pueda erosionar más al consumo de las familias como es en primera instancia una ralentización en la contratación y posteriormente la destrucción de empleo. 

Dichas métricas nos van a permitir identificar en un estadio temprano el cambio de la fase de Expansión a Recesión (o Contracción), que son las dos fases en las que la NBER (National Bureau of Economic Research) divide cada ciclo. De acuerdo con dichos criterios, actualmente nos encontramos en fase de Expansión desde junio 2009, siendo esta la fase de Expansión más larga de la historia desde 1854 que es cuando se tienen datos.

Junto a estos indicadores del mercado de trabajo veremos también como la monitorización de la Curva de Tipos del Tesoro norteamericano, en especial el diferencial 10-2 años nos va a servir en este mismo propósito junto al diferencial entre PIB Interanual real y los tipos de interés oficiales reales en EEUU. 

Y finalmente necesitamos una técnica de market timing basada en el suavizado, allanado o alisado de una serie histórica de frecuencia mensual aplicada sobre el mercado de renta variable, concretamente sobre el índice S&P 500, que nos alertará del momento en que ese cambio de la fase de Expansión a Recesión se traslada a la renta variable basada en el indicador de seguimiento de tendencia Volatility System (Wilder, 1978).

 

 

Nuestro objetivo

El objetivo de este artículo es describir aquellas señales que se van a ir generando en tres frentes y en este orden para poder arbitrar un protocolo completo de actuación que nos permita finalmente llegar a cubrir nuestra cartera de equity: 

Ramón Climent

  • Curva de tipos Tesoro norteamericana
  • Macroeconómico,
  • Market Timing: basada en un método de alisado de series históricas de precio mensuales del índice S&P 500 teniendo en cuenta apertura, máximo, mínimo y cierre, utilizando un gráfico de candles (velas) para una mejor visualización de los datos históricos disponibles, en este caso desde enero de 1928. Dicha señal se generará sólo en un cierre mensual. Podremos observar una señal de venta (compra) cuando el precio registre un nivel al cierre mensual inferior (superior) al valor de dicho indicador basado en una técnica de alisado de series históricas llamada Volatility System creada por Welles Wilder en 1978 (véase gráfico 7).

El primer y segundo grupo de señales que podrían ir generándose paulinamente y en ese orden en los próximos meses o incluso a lo largo de los próximos dos años a contar desde el pasado 28 de agosto 2019, según lo observado a lo largo de la historia desde enero 1977 que es desde donde disponemos de datos de todas las series históricas utilizadas, nos van a permitir en primera instancia la detección temprana de aquella sintomatología que en el pasado también nos alertó de la inminencia o al menos cercanía de un cambio en el Ciclo Económico. 

De esta manera hemos conseguido destilar un universo limitado de indicadores observados en la curva de tipos y macroeconómicos que nos van a permitir identificar de manera temprana del riesgo de que todo el mercado de renta variable en su conjunto caiga, como ocurriera entre 2007 y 2009. 

Es decir, el paso de la fase de Expansión a Recesión o Contracción de acuerdo con la terminología utilizada por la NBER (National Bureau of Economic Research) que es la Oficina Nacional de Investigación Económica de EEUU y arbitro de los Ciclos Económicos (Business Cycle) en dicho país y de la correspondiente traslación de esta Recesión, en función de su gravedad o profundidad, a la renta variable utilizando en este artículo como proxy el índice S&P 500. 

Con la aparición de dichos síntomas, nuestra pretensión última es tratar de monitorizar el riesgo de mercado de nuestra cartera de renta variable, también llamado riesgo no diversificable o riesgo sistemático con la intención de cubrirlo mediante instrumentos derivados, ya sea con la venta de futuros o con la compra de puts. 

curva tipos

Recordemos que este riesgo es aquel que no se puede eliminar mediante la diversificación, es decir que todo el mercado en su conjunto cae. Este riesgo es distinto del riesgo específico, único o idiosincrático del valor, es decir aquel riesgo que se puede mitigar mediante la diversificación siempre que tengamos en cartera un número de valores (stocks or shares) superior a 14 e igualmente ponderados (equally weighted: es decir a cada valor le damos el mismo peso dentro de nuestra cartera) aunque esta cifra puede variar dependiendo de qué autor consideremos.

Por tanto, para tratar de eliminar -o al menos mitigar- el riesgo de mercado también llamado riesgo sistemático o no diversificable, que genera acusados drawdowns en nuestras carteras y en fondos de inversión de renta variable generadas por los periodos de recesión económica en EEUU, los cuales también se trasladan a Europa, vamos a implementar un protocolo basado en primer lugar en la observación de la curva de tipos de interés del Tesoro norteamericano junto al PIB interanual real (i.e., ajustado por la inflación) y el tipo de interés oficial real de la Fed (i.e., ajustado por la inflación utilizando el deflactor del gasto en consumo personal que es la métrica de inflación preferida por la Reserva Federal -Personal Consumption Expenditure Deflator).

 

Es necesario instaurar un minucioso protocolo de actuacion para detectar un cambio en el ciclo económico de EEUU

Dicho protocolo estará basado en la generación simultánea de dos señales que son core o centrales: 

1ª) poder observar curva invertida en los plazos 10 y 2 años del Tesoro norteamericano a partir de un cierre diario inferior al nivel cero, y no sólo mediante una lectura intradía, evento que hemos tenido por primera vez desde el 2007 en la sesión del pasado 28 de agosto 2019 llegando a alcanzar un nivel negativo en un cierre diario de -7 puntos básicos (basis points) -véase gráfico 1- y;

2ª) que el diferencial entre el tipo de interés oficial de la Reserva Federal real supere a la variación interanual del PIB real y tengamos también una lectura negativa. Actualmente este spread o diferencial se encuentra en el +1,88% y por tanto en valores positivos (véase gráfico 1) y por tanto a fecha de hoy no tenemos una señal de recesión en dicho diferencial.

Únicamente cuando podamos observar ambas señales simultáneamente consideraremos que existe riesgo de recesión. El gráfico 2 muestra la señal anterior sólo que en un histograma de color verde cuando el diferencial es positivo, que es donde nos encontramos en el momento actual -septiembre 2019- y rojo cuando es negativo.

Spread Curva Tipos

deglose Pib USA

Para una mejor comprensión de este spread veamos cual es su significado: los tipos de interés oficiales norteamericanos siguen estando en niveles acomodaticios, es decir que niveles que favorecen el crecimiento económico por su reducido nivel (actualmente en el 2% tras la rebaja de un ¼ de punto del 18 de septiembre 2019), es decir niveles situados por debajo del tipo de interés neutral, que es aquel nivel de tipos teórico que no provoca ni crecimiento económico ni ralentización.

El coste de financiación en relación con el ritmo de crecimiento del PIB es un determinante crítico del crecimiento futuro. 

 

Cuando los tipos de interés reales superan el crecimiento del PIB generalmente esto conduce a una recesión como hemos visto desde 1969 anticipando seis cambios de ciclo. Los tipos de interés oficiales ajustados por la inflación se encuentra en territorio positivo en un 0,44% pero permanecen claramente por debajo del nivel que resultaría restrictivo para el crecimiento, actualmente en el 2,33% (véase el histograma en verde en gráfico 2), aunque es necesario subrayar tal como se puede apreciar en el gráfico 2, que no todas las ocasiones en las que este este spread ha registrado lecturas negativas se ha desencadenado una recesión por lo que es necesario utilizarlo combinándolo con un filtro adicional que será la inversión de la curva 10-2, filtro que desde enero 1977 ha sido siempre la primera señal de alerta, la cual, como ya hemos señalado se generó a finales de agosto 2019. Nótese que dicho spread entre PIB YOY real (2,3%) menos tipos de interés oficial real (0,44%) da como resultado el nivel 1,88% tal como se puede apreciar en el histograma del gráfico 2.

Véase en el gráfico 4 como a lo largo de la fase de Expansión marzo 1991- marzo 2001 este último spread en negativo en marzo 1995 sin que se desencadenara una recesión. Lo mismo ocurriría con la fase de Expansión del Ciclo previo comprendido entre noviembre 1982 y julio 1990 y hasta en tres ocasiones.

Para tratar de evitar estas señales falsas es necesario que dicha señal sea concomitante (i.e. que se produce en el mismo momento en el tiempo) con la señal consistente en poder observar curva invertida en el 10-2 Tesoro norteamericano. Desde 1977 sólo ha habido una señal falsa conjunta: junio 1998 aunque al menos alertó del riesgo de una fuerte caída en la renta variable norteamericana y europea desde finales de julio hasta comienzos de octubre 1998 que en el caso del índice alemán Dax fue del 38%.

 

El extraordinario peso del consumo privado en el PIB de EEUU

Antes de continuar es necesario hacer el siguiente inciso para poder comprender la importancia que tienen las métricas relativas al mercado laboral norteamericano, como germen del deterioro del consumo, ya que pueden llegar a afectar dramáticamente al PIB norteamericano por la composición de este. Véase en la siguiente Tabla 1 (Fuente: Bloomberg) como el 70% del PIB es consumo privado (gastos en consumo personal en bienes -duraderos y no duraderos- y servicios), es decir: 3317,7/4757,5 = 70%, correspondientes al segundo trimestre del 2019.

Siendo conscientes de este dato de Tabla 1, ¿en qué métricas -entre todo el elenco de datos macro disponibles en EEUU- deberíamos focalizar nuestra atención para tratar de detectar cualquier evidencia de deterioro del consumo privado? ¿Qué datos macro podría hacernos poder observar un deterioro del consumo privado? Pensemos: ¿Qué evento podría hacer que redujéramos sustancialmente si fuésemos ciudadanos norteamericanos nuestro consumo personal? Pues perder nuestro trabajo y encontrarnos en situación de desempleo y cuanto más se dilate en el tiempo esta situación de falta de ingresos, mayor reducción experimentará nuestro consumo. 

 

Debido a que el dato del PIB es de frecuencia trimestral y tres meses es mucho tiempo para los mercados, necesitamos una serie de datos de mayor frecuencia, granularidad o periodicidad como es mensual y semanal que nos ayuden a poder identificar de manera paralela y temprana cualquier indicio de debilidad en el consumo privado y esto lo vamos a lograr a través de las métricas del mercado de trabajo.

Una menor contratación y finalmente la destrucción de empleo es lo que puede llegar a hundir el consumo

Por tanto, podemos establecer un nexo causal entre el consumo privado y la creación neta de empleo no agrícola (i.e. contrataciones menos despidos en la ventana temporal de un mes), relación que puede verificarse en el siguiente gráfico entre la variación interanual del PIB y de la creación neta de empleo no agrícola YOY (Year Over Year) del sector privado más la del gobierno norteamericano en sus tres niveles: federal, estatal y local. Véase la correlación positiva existente entre ambas series, la cual tiene sentido pues la mayor o menor creación de empleo la que permite un mayor o menor consumo de las familias.

Correlación Magnitudes PIB

Métricas del mercado laboral para valorar su fortaleza

Ahora cabe preguntarse, una vez verificada dicha relación, qué métricas del mercado laboral vamos a utilizar para poder monitorizar los primeros indicios de agotamiento y que serían los siguientes:

1) Creación Neta de Empleo Mensual no Agrícola dentro del Sector Privado (Change In Private NonFarm Payrolls), la cual nos va a informar de la cantidad neta de empleo que se crea mensualmente dentro de la empresa privada norteamericana. Cuando dicha variación mensual es positiva, es decir cuando las contrataciones dentro del mes superan a los despidos, entonces tenemos el histograma en color verde, es decir exhibe lecturas positivas, pero cuando se interna en territorio negativo se torna en color rojo y es entonces cuando tenemos destrucción de empleo, es decir los despidos superan a las contrataciones. 

correlación non farm payrolls

Nótese como en el 2009 se llegaron a destruir más 811.000 puestos de trabajo en un solo mes (abril). Véase el gráfico 4 donde junto a la variación mensual de esta métrica podemos ver el comportamiento del índice S&P 500 (serie mensual en color morado) junto a las zonas de Expansión y Recesión de acuerdo con los criterios de la NBER.

2) La segunda métrica que también nos va a alertar de manera temprana va a ser el número de peticiones acumuladas de subsidio desempleo semanales (continuing or outstanding claims or registered unemployment) que han mantenido una tendencia decreciente ininterrumpida desde mayo del 2009 donde alcanzaba un máximo en 6.635k, situándose ahora el número de personas que están recibiendo subsidio desempleo en 1.661k, dato que se publica cada jueves a las 14:30 pm, hora española. 

Si en las próximas semanas/meses comenzara a mostrar incrementos de manera persistente hasta alcanzar y superar el nivel 1773 k (máximo local alcanzado en febrero 2019) esto constituiría una señal adicional de debilidad del mercado laboral que nos alertaría del riesgo de asistir a una persistencia en la tendencia alcista. Estas dos señales vendrían a corroborar las dos primeras señales principales previamente descritas en los gráficos 1 y 2 y serían señales de confirmación de las dos primeras (véase gráfico 5). 

correlación negativa o inversa

Nótese en el gráfico 5 la correlación negativa o inversa entre el índice S&P 500 (en color morado) y la serie semanal de las peticiones acumuladas de subsidio de desempleo (en color verde). La frecuencia semanal de este dato supone una ventaja frente al resto de las métricas del mercado laboral que son de granularidad mensual, por lo que semana a semana tenemos un input que nos informa de su salud. La interpretación de esta correlación negativa tiene una fácil explicación: el hecho de que aumente el número de personas que están recibiendo subsidio de desempleo es porque están creciendo los despidos y este hecho es sin duda un elemento muy negativo para el consumo de las familias, algo que todavía no está ocurriendo.

3) La tercera métrica del mercado laboral que vamos a considerar es el empleo temporal suministrado desde las empresas de trabajo temporal (temporary help employment) que se encuentra en zona de máximos de toda la serie (3036k) y aún no presenta evidencias sólidas de estar describiendo un punto de giro. Este será uno de los indicadores que mostrará los primeros síntomas de debilitamiento del mercado laboral tal como ocurriera en los dos últimos cambios de ciclo anteriores (2000-2007) junto con las peticiones de subsidio de desempleo semanales. Lo publica: Bureau of Labor Statistics (Oficina de Estadística del Mercado Laboral).

Los trabajadores suministrados por empresas de trabajo temporal son los primeros de los que se van a deshacer las compañías en caso de un decremento de la demanda de bienes o servicios por su facilidad para extinguir la relación laboral con ellos y también son los primeros que van a contratar una compañía en caso de una situación de mejora de la economía. Véase en el gráfico 6 como en el último cambio de ciclo actuó como indicador adelantado. 

empleo temporal USA

Otras métricas relevantes del mercado laboral a tener en cuenta

4) Adicionalmente a las tres antes descritas, hay otras métricas adicionales del mercado laboral que también debemos monitorizar: 

A.    La Tasa de Desempleo la cual se encuentra situada en el 3,7% que elabora la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics)

B.    La Creación Neta de Empleo Mensual No Agrícola dentro del sector privado medido por la empresa ADP (Automatic Data Processing Research Institute). La media móvil simple de los últimos 12 meses correspondiente a la creación neta de empleo no agrícola dentro del sector privado medido por ADP se sitúa en +184k puestos de trabajo. El último dato ha registrado una lectura de +195K y utiliza como criterio el estar en nómina a diferencia de la Oficina de Estadísticas Laborales (Bureau of Labor Statistics) para el dato de payrolls que se publica el primer viernes de cada mes que es estar recibiendo un cheque.

C.    Los Jobs Plentiful (trabajos que abundan) & Jobs Hard to Get (trabajos difíciles de obtener) son datos de confianza relativos al mercado laboral que elabora la Conference Board y que nos ayudan a detectar de manera temprana un cambio en el ciclo económico. Podemos utilizar el ROC (i.e. Rate of Change –tasa de variación–) para una ventana temporal de 12 observaciones. Dos lecturas consecutivas negativas simultáneas en ambos ROC supondrían una primera señal de debilidad relevante, señal que todavía no tenemos.

D.    Jobs Leavers % of Unemployed (% de desempleados por dejar el trabajo el voluntariamente): tres lecturas negativas de un ROC de 24 observaciones, nos alertaría de un deterioro en el mercado laboral.

E.    JOLTS (Jobs Openings & Labor Turnover Survey: Ofertas de Empleo y Encuesta de Rotación del Mercado Laboral) aún no exhiben ninguna señal de debilidad en ninguno de sus componentes: ni en ofertas de empleo (job openings) que se encuentra en la zona de máximos de los últimos dos ciclos económicos y el resto de los componentes, contrataciones (hires) y bajas voluntarias (quits) todavía no muestran evidencias de inflexión en su tendencia alcista. Lo publica: Bureau of Labor Statistics.

F.    Indicador de la situación del Mercado Laboral elaborado por la Reserva Federal de Kansas City. Este indicador está construido con 24 variables del mercado laboral ponderadas con diferentes pesos y aún no muestra ningún indicio de agotamiento como los que mostrara en el 2000 o 2007 y se sitúa por encima de los máximos del 2006-2007 y por encima de su media móvil de 12 meses.

G.    Índice de Tendencias del Empleo elaborado por la Conference Board. Es una encuesta sobre el mercado laboral que aún no exhibe ninguna señal de debilidad, situándose por encima de los máximos del 2000 y 2007.

H.    Los planes de contratación (hiring plans) de las pequeñas empresas (National Federation of Independents Business: Federación Nacional de negocios independientes) tras situarse en agosto 2018 por encima de los máximos del año 2000 alcanzando lecturas del 26% ha descendido hasta niveles del 20%. Este indicador significa que el 20% de las pequeñas empresas están dispuestas a continuar contratando. El tamaño de la muestra estudiada en esta encuesta es de 800 empresas.

I.    Índice de 10 Indicadores Adelantados elaborado por la Conference Board. Está construido con 10 indicadores que suelen adelantarse al punto de inflexión del Ciclo Económico. Aún no muestra ninguna evidencia o indicio de agotamiento o debilidad, situándose por encima de los máximos del 2000 y 2006.

 

Otras métricas macroeconómicas menos relevantes 

Junto a las métricas del mercado laboral tenemos otros indicadores de menor relevancia y son: 

ISM Manufacturero (encuesta realizada a 300 profesionales) realizada por el Institute for Supply Management (Instituto para la Gestión de la Oferta) que está evidenciando que la guerra comercial EEUU-China está afectando al sector industrial. Observamos una correlación positiva entre el ISM Manufacturero, la Producción Industrial YOY y el % de Utilización de la Capacidad Productiva. El sector manufacturero se encuentra en recesión, pero debido al reducido peso que tiene el sector industrial (11% de la economía) no tiene la suficiente entidad para arrastrar al resto de la economía aunque sí le afecta. 

ISM No Manufacturero (encuesta realizada a 300 profesionales) que mide la fortaleza para la economía norteamericana dentro del sector servicios, aún se mantiene en niveles expansivos 56,4 (i.e. por encima de valores de 50). Niveles inferiores a 50 significaría riesgo de contracción para la economía.

 

Conclusión: la observación de las dos señales core o principales (inversión de la curva 10-2 y diferencial negativo entre PIB Real YOY menos los tipos de interés oficiales reales en EEUU) de manera simultánea nos advertirá del riesgo sistemático o riesgo de mercado para la renta variable que emerge a través de un cambio de fase de Expansión a Recesión dentro de un Ciclo Económico, pero ahora se hace necesario resolver un segundo problema de timing de mercado, pues entre la observación simultánea de ambas señales y su posterior traslación al mercado de renta variable hay un desajuste temporal. Es decir que la caída del mercado en su conjunto motivada por la Recesión no se produce de manera automática e inminente tras la generación de ambas señales, sino que en algunos casos observados en la historia llega a demorarse hasta un año y medio. 

Y por otro lado se hace necesario subrayar que no todas las recesiones registradas de acuerdo con los criterios de la NBER, arbitro de los ciclos económicos en EEUU, poseen la envergadura como para generar una caída en el mercado de la profundidad suficiente que haga necesario cubrir este riesgo, puesto que existen recesiones suaves como la iniciada en enero 1980 y en julio 1990 que tuvieron un impacto moderado tanto en profundidad como en la persistencia en el tiempo de la caída del mercado.

Precisar que la segunda señal macro, es decir que el tipo de interés oficial real de la Fed rebase o supere a la variación interanual del PIB real de EEUU hasta alcanzar una lectura negativa, estaría poniendo de manifiesto el impacto negativo que tendría una subida de los tipos de interés oficiales sobre el crecimiento económico y especialmente sobre el consumo privado el cual representa actualmente, como ya hemos señalado, el 70% del PIB norteamericano y que en 1977, fecha desde la que arrancamos para las señales macro por disponibilidad de los datos, este porcentaje era ya del 64%.

 

Market timing: nos va dar la señal de cuando cubrir la cartera

Como señalábamos previamente, junto a esta doble señal y dado que este tipo de señales generan una nueva necesidad que es conocer el timing de la recesión y el de su posterior traslación al mercado (o no), puesto que a veces entre esta doble señal y el comienzo de la recesión (y de la consiguiente caída del mercado) puede transcurrir desde unos meses hasta un año y medio de desfase (e.g., diciembre 1988 –  julio 1990), se hace necesario arbitrar una tercera señal posterior practicada sobre el propio mercado de renta variable mediante la aplicación de una técnica de market timing, y para ello sobre la serie temporal mensual del índice S&P 500 utilizando open high low y close (i.e. apertura, máximo, mínimo y cierre) aplicamos un método de suavizado o alisado (smoother) que funcione como generador de señales de compra y de venta, el cual está basado en la volatilidad del propio precio (Wilder, 1978) y que sea capaz de discernir entre el componente de ruido que describe la propia serie (i.e. componente aleatorio de la serie) de lo que supone un verdadero punto de giro (turning point) en el componente tendencial de la serie temporal (i.e. drift o deriva de la serie).

Es importante recordar que las recesiones suaves iniciadas en enero 1980 y julio 1990 no llegaron a generar venta sobre el índice S&P 500 si aplicamos el indicador creado por Welles Wilder en 1978, lo que evidencia que la utilización de esta técnica de allanado de series históricas introduce una ventaja adicional pues no sólo permite identificar el riesgo de mercado sino también su intensidad, la cual vendrá dada en función de la profundidad de la recesión. 

Las señales de venta generada por el indicador Volatility System al cierre mensual de junio 2001 y marzo 2008 en la ventana temporal observada desde enero 1990, descrita en el gráfico 7, nos servirá para o bien deshacer la cartera de contado o cubrirla mediante venta de futuros o compra de puts, señalando además el nivel de precio y tiempo de salida de la cobertura donde además podremos reentrar largos en contado o incrementar la cartera, que para las anteriores señales de venta citadas se corresponden respectivamente con julio 2003 y junio 2009, lo que nos va a permitir mejorar muy notablemente la performance de nuestras carteras.

Los parámetros utilizados han sido optimizados por el método de fuerza bruta empleando como criterio de optimización el profit factor (i.e. un profit factor de 3 significaría que por cada punto de índice que pierdo aplicando este indicador gano 3 puntos) de todas las operaciones (largas y cortas) para una serie que da comienzo en enero de 1928 y que ha generado desde entonces 45 trades que podemos ver en la tabla 2 y gráfico del P&L.

Resultados estrategia

Los valores de los dos parámetros optimizados son dos: K=2,8 (constante que provoca un acercamiento o distanciamiento del indicador respecto del precio del índice S&P 500 en función de que dicha constante sea menor o mayor respectivamente) y L=1 (length: número de observaciones que en nuestro caso es el número de meses). 

Véase en el gráfico 7 como el indicador Volatility System se mantiene a fecha de hoy (22 de septiembre 2019) comprado desde junio 2009 desde 919,32 al superar el precio al cierre del mes de junio al valor del indicador (914,49 puntos) lo que supone a fecha del viernes 21 de septiembre 2019 una excursión favorable desde el 30 de junio 2009 de 2077,58 puntos, pues el cierre del viernes fue en 2992,07 puntos. Si a esto le sumamos el beneficio realizado de 2163 puntos tenemos un total de 5969,65 puntos de índice.

indice sp500

Como conclusión

Para concluir vemos que a fecha de hoy del protocolo establecido para detectar un riesgo de cambio en el Ciclo Económico de EEUU sólo tenemos una señal que es la Curva Invertida en el 10-2 y que ninguna de las métricas del mercado laboral evidencia síntomas de debilidad concluyentes, aunque si hemos observado como la guerra comercial China- EEUU ha provocado no solamente a una caída del CAPEX (Capital Expenditure or Capital Spending) -i.e. la inversión en activos fijos para producir bienes y servicios- sino que ha afectado a la contratación como se evidencia en el descenso registrado por la creación neta de empleo no agrícola del sector privado, pasando su media móvil mensual de los últimos 12 meses desde lecturas positivas de +224k a +164k. 

Estos decrementos requieren de una minuciosa monitorización por nuestra parte en los próximos meses, ya que un encarnizamiento de la guerra comercial podría continuar mermando la contratación hasta el extremo de llegar a una destrucción de empleo. Es de esperar que Donal Trump y su equipo de asesores eviten llegar a noviembre de 2020 destruyendo empleo en la empresa privada pues ello disminuiría radicalmente las posibilidades de obtener un segundo mandato, que es el principal objetivo de Trump por no decir el único. 

Los otros tres conflictos que también debemos vigilar (y que también pueden afectar al ritmo de contratación) son la evolución del Brexit, las protestas en Hong Kong ante el riesgo de que desemboque en una intervención militar por parte de China y el enfrentamiento entre Irán-EEUU.

 

Este artículo ha sido extraído de la revista TRADERS' by Rankia, si estás interesado en leer más artículos relacionados con el Trading, puedes suscribirte de forma gratuita a continuación.

 Suscríbete Gratis >>> ¡Recibirás todos los meses el nuevo número de la revista TRADERS' by Rankia! Cada mes, nuevos artículos, entrevistas y noticias relacionados con el mundo del Trading. 

 

 

¿Qué Bróker se adapta mejor a tu perfil?

¿Quieres dar tus primeros pasos en bolsa o cambiar a un bróker que se adapte mejor a tus necesidades? Te ayudamos a encontrar el mejor bróker de acciones y derivados que mejor se adapta a ti en menos de 2 minutos. El estudio es gratuito y sin compromiso.


¡Comenzar búsqueda!
Herramienta gestionada por Rankia S.L.
¡Sé el primero en comentar!
Autor del blog
  • Rankia

    Portavoz oficial de la empresa editora de este sitio web Rankia

Envía tu consulta

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar