¿Nos visitas desde USA? Entra a tu página Rankia.us.

Información de Guía Derivados

  • Portada
  • Descripción

Derivados para dummies, ¿qué son, cómo funcionan y qué tipos existen?

La regla número en temas de dinero debería ser: nunca comprar productos que no entendemos. No importa quétan amable sea la chica del banco, eseyoutuberjoven que te habla de CFDso tu asesor financiero al venderte fondos y certificados.

Losderivadosfinancieroso instrumentos derivadoscomprenden varios de esos productos que deberíamos entender antes de comprar.En realidad su funcionamiento es mucho más sencillodeloquesecree.

Su nombre ya nos da un indicio: se trata de productos financieros cuyo valor "deriva" del precio de otro activo (denominado activo subyacente). Por ejemplo, un futuro del orodepende, obviamente,del precio del oro. Prácticamente pueden crearse instrumentos derivadospara cualquier tipo de activo subyacente. Los hay para...

Conceptos básicos de derivados:

 

Tipos de derivados

 

Futuros, Opciones, Warrants, Turbowarrants, CFD (Contratos por Diferencias). Se trata, básicamente, de apuestas apalancadas sobre la evolución de un subyacente al alza o a la baja.
 

Pseudo-derivados

Fondos garantizados, Compraventas a crédito, ETFs inversos. No son derivados puros, pero comparten algunas de sus características.
 

Subyacentes

Divisas (euro/dólar, dolar/yen), acciones (Santander, Repsol), materias primas (petróleo, oro), índices (Ibex 35, Eurostoxx 50), bonos (bund, bobl). Son los productos financieros cuya cotización se toma como base para los derivados.
 

Valor nominal, apalancamiento y Garantías

Los derivados son contratos en los que con frecuencia se toma una posición muy grande en el subyacente, que es el valor nominal del contrato, poniendo una pequeña cantidad en depósito como garantía de pago en caso de que perdamos. Al coeficiente entre el valor nominal y las garantías exigidas se le denomina apalancamiento.
 

Estar corto o estar largo

En terminología de derivados, se dice que está corto quien apuesta por caídas del subyacente, y largo quien apuesta por subidas
 

Riesgo de los derivados

El hecho de poner una pequeña cantidad como garantías nos puede hacer perder de vista que realmente estamos manejando una cantidad mucho mayor: el valor nominal. De ahí que un movimiento relativamente pequeño en el subyacente pueda traducirse en pérdidas abultadas, debido al apalancamiento. Y un movimiento del subyacente contrario a nuestra posición puede hacer que nos quedemos sin dinero suficiente para las garantías, lo que provocaría que nos cierren la posición y quedemos arruinados fuera del mercado, con lo que incluso una posterior recuperación del subyacente ya no nos serviría de nada.
 

Derivados "lineales": Futuros, CFDs, Compraventas a crédito

Se trata de productos que tienen un factor de apalancamiento más o menos fijo, y cuya evolución depende directamente de la evolución del subyacente. A la hora de elegir, habrá que tener en cuenta factores como las comisiones de compraventa, la horquilla aplicada y el coste de financiación, y también su liquidez y si tienen o no vencimiento.
 

Futuros

Su principal ventaja son las bajísimas comisiones de compraventa que suelen llevar, que en ocasiones pueden rondar el 0,01%. Y también es muy bueno el coste de financiación, ya que al estar implícito en el precio resulta lo que cobra el que está corto igual a lo que paga el que está largo. Como inconvenientes, está el hecho de que hay vencimientos periódicos y hay que ir "rolando" al siguiente vencimiento, y sobre todo la liquidación diaria de ganancias y pérdidas, que nos puede sacar del mercado en un mal momento si vamos algo justos de garantías. Y respecto a su liquidez y la horquilla, va a depender mucho del subyacente elegido.
 

CFDs

Son muy similares a los futuros, solo que no tienen vencimiento... y que las comisiones y el coste de financiación son bastante mayores.
 

Compraventas a crédito

Suelen tener muchas limitaciones, coste de financiación elevado y no deducible fiscalmente, y sólo permiten un apalancamiento moderado. Como puede verse en esta comparativa, son un producto claramente peor que los futuros.
 

Derivados "de prima": Warrants, Turbowarrants y opciones.

Se trata de contratos en los que una parte paga a la otra parte una prima a cambio del derecho (pero no la obligación) de poder comprar (CALL) o vender (PUT) el correspondiente subyacente en una fecha (vencimiento) y a un precio (strike) fijados de antemano. Lógicamente, el comprador sólo ejercerá su derecho en la fecha señalada si ello le supone un beneficio porque el precio de mercado es más alto (si es un derecho de compra) o más bajo (si es un derecho de venta) que el fijado previamente. En todo caso, el comprador del contrato tendrá que pagar la prima, y esta será su pérdida máxima, mientras que el vendedor del contrato cobrará la prima y a cambio tendrá que pagar la diferencia entre el precio de mercado y el strike, en caso de que sea favorable al comprador, siendo su pérdida máxima ilimitada. Warrants, turbowarrants y opciones tienen muchas similitudes entre ellos.
 

Opciones

Permiten a cualquiera ser tanto comprador como vendedor, por lo que el precio es siempre justo. El inconveniente que tienen es que en muchos subyacentes la liquidez es escasa y la horquilla, excesiva.
 

Warrants

Se caracterizan porque hay un emisor que es el único que puede vender, y el resto sólo pueden comprar (o vender las que hayan comprado previamente, pero no estar en posición vendido). La ventaja es que el emisor "teóricamente" garantiza su liquidez, y el inconveniente es que el emisor tiene capacidad de manipular los precios... y suele hacerlo a su conveniencia. Aquí puede verse un amplio estudio de las diferencias entre warrants y opciones.
 

Turbowarrants

Son como los warrants, pero el comprador pierde todos sus derechos si durante la vida del contrato la cotización alcanza el nivel de strike. La ventaja de hacerlo así es que el contrato sale bastante más barato que el warrant equivalente, y que la cotización de los turbowarrants se hace mucho menos dependiente de la volatilidad del subyacente, lo que lo convierte en menos manipulable por el emisor. Los inconvenientes son el riesgo mucho mayor de perder la prima y no ganar nada, y que el emisor puede manipular el subyacente para hacer saltar el strike en momentos de bajo volumen de negociación. Aquí puede verse una comparativa entre warrants y turbowarrants.

2 comentarios

  1. #1

    Efectoyunque

    Me gustaria algo de informacion en exoticas. Llevo poco tiempo operandolas y necesitaría informacion. Gracias.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar