Rankia España Rankia Argentina Rankia Argentina Rankia Chile Rankia Chile Rankia Colombia Rankia Colombia Rankia México Rankia México Rankia Perú Rankia Perú Rankia Portugal Rankia Portugal Rankia USA Rankia USA
Acceder
El enigma del redondeo: ¿puedes perder dinero en la compra de un fondo?

El enigma del redondeo: ¿puedes perder dinero en la compra de un fondo?

¿Puedes perder dinero por el redondeo de los decimales de las participaciones asignadas por la gestora en la compra de un fondo?

Si hablamos de la suscripción de un fondo, la respuesta en términos generales es no. Y, excepcionalmente, céntimos de euro, en el peor de los casos.

En la operativa de compra de fondos normalmente no se aplica ningún redondeo. En las suscripciones no se producen estas mínimas perdidas porque a la hora de liquidar la operación, casi ninguna gestora solicita el importe de la orden de suscripción, sino el importe exacto que supone valorar las participaciones asignadas a la orden al valor liquidativo aplicado.

La mayoría de las gestoras calcula las participaciones del fondo de destino con cinco decimales. Por tanto, el cálculo es tan preciso que el importe que hipotéticamente pudiese perder el cliente no es apreciable.

Sin embargo, se pueden producir desajustes en las suscripciones por traspaso, si el fondo de destino permite pocos decimales en las participaciones y el valor liquidativo es relativamente elevado. No es muy común pero hay casos donde es inevitable que se den estas pequeñas diferencias entre el importe reembolsado por traspaso del fondo origen y el que se suscribe en el fondo destino.

En esos casos, aunque se envía la orden de suscripción por traspaso por todo el importe reembolsado, el redondeo puede suponer que la gestora no pueda suscribir ese importe en su integridad. La gestora americana Vanguard, por ejemplo, utiliza dos decimales -frente a los cinco de la mayoría de firmas- y, por tanto, el redondo puede distorsionar el valor de compra.

Ese importe que se queda sin suscribir no se puede abonar a priori en la cuenta del cliente para evitar el impacto fiscal. Una de las condiciones para poder tramitar los traspasos de los fondos sin tributar es precisamente que el importe nunca pase por la cuenta del cliente.

  1. #3
    Andromeda_blog
    Esto me recuerda que tengo que reclamar este redondeo:



    A buen entendedor con pocas palabras le basta.
  2. en respuesta a Tarsicio
    #2
    Tarsicio
    Me he molestado en comprobar lo que me han ido cobrando por redondeos en los últimos 7 traspasos. Como ve, hay dos donde la cosa pasó de 1 EUR.

     0,19 €
     0,06 €
     1,16 €
     1,10 €
     0,13 €
     0,05 €
     0,07 €
    1 recomendaciones
  3. #1
    Tarsicio
    Lo de que solo son unos céntimos, depende... A mí ya me han quitado más de 1 euro, y en repetidas ocasiones, al hacer traspaso de fondos. El redondeo siempre es en contra del cliente curiosamente.

    Por otro lado, esas gestoras que usan sólo 2 decimales, deberían de estar reguladas de manera que, o bien el VL lo dan con más decimales, o bien el número de participaciones lo dan con más decimales. Pero no lo hacen porque esto no es más que otra comisión encubierta, y consentida por la CNMV, quien debería de actuar de oficio.

    Uno ya está harto de que, en algunos comercializadores, cada vez que se traspasa algo, te quitan su parte. Ya les vale... como dicen ahora los jóvenes y jóvenas.

    Otros, sin embargo, te devuelven la diferencia  a la cuenta. Y no, no es correcto lo que dices de que 
    "Ese importe que se queda sin suscribir no se puede abonar a priori en la cuenta del cliente para evitar el impacto fiscal "

    No señor. No se trata de que "reembolses" una parte sin tributar. Se trata de que Uds. "han perdido aceite" por el camino, en el traspaso, se entiende, y deberían de restituirlo.

    Es decir, al cliente, o al "sujeto pasivo" hablando en términos fiscales, (y se llama así porque es al que le dan por todos los sitios, sin que pueda hacer nada, de ahí lo de "pasivo"), le han quitado esa parte que salde del fondo origen y no llega al destino. Entonces ¿quién se la está quedando? Pues seguro que ya lo ha adivinado: el banco. (Por aquello de que la banca siempre gana). Y me da igual si se lo queda la gestora, el intermediario, o Rita la Cantaora. Al final, es el sistema bancario quien se lo queda, y además, no lo declara. ¡TOMA YA! (¿No iba Ud. a hablar de impuestos? Pues aquí tiene la contrapartida).

    Ese dinero es para la banca, algo así como los famosos "fondos de reptiles" de la Administración, que se refiere a los intereses que generaba el dinero de las tasas, matrículas, etc. que se depositaba en las cuentas del estado. Esos intereses, en la época donde se pagaban altos porcentajes, no figuraban en ningún sitio, y los utilizaban para cosas de lo más variopinto.

    Renta 4 sí devuelve esas diferencias en concepto de "diferencia traspaso". Aunque últimamente parece que se les olvida, pero si se lo recuerdas, lo hace.

    Y si a Uds. les parece que el dinero no debe de pasar por la cuenta, pues la solución sería traspasar esa parte que "falta" a un monetario destinado a tal fin, pero lo de "quedarse con ello" y además no declararlo (porque no figura en ningún sitio), resulta muy feo... ¿verdad?


    2 recomendaciones
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar